Ir a la PortadaUbicación y Contactos
Salir de Casa
¿Quiénes Somos?Destinos VisitadosNuestras Tierras IndígenasExplorar con Deportes la Naturaleza
Destinos Visitados
7mo Aniversario


Los invitamos a leer los títulos que hemos publicado desde el año 2001.
 

Más de 300 reportajes que cubren, destino a destino, la contrastante gama de paisajes y de entornos que hacen el país: Distrito Capital, Llanos, Caribe, Andes, Selva y Orinoco.
 
Trabajos que no hubiesen podido ser escritos sin el invaluable testimonio de pobladores, posaderos, artesanos, visitantes. Textos que buscan reflejar la expresión y el sentir de la gente, sus costumbres y formas de vida.

Todo esto con una noción, también, de periodismo de servicio, que ofrece datos de contacto, que certifica los recorridos y comparte la particularidad de cada locación, y que se esmera además en transmitir la vivencia personal e íntima de un nutrido inventario de turismo alternativo con énfasis en los espacios naturales y en la practica de deportes para explorar y disfrutar.

 


    Esta semana..! 

25 abril 2010   

PERÚ DECLARADA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR UNESCO EN 1983

Cusco: riqueza cultural en la capital del Imperio Inca

En conjunción de historia y actualidad tiene una vida muy activa
 

por José Antonio Naranjo

Cusco está al sureste de la capital peruana, Lima; llegar por carretera puede tomar unas 20 horas, y cerca de 1 hora por avión. La ventaja de hacer el viaje por tierra es que probablemente el proceso de adaptación a los 4000 metros sobre el nivel del mar a los que se eleva esta ciudad sea más exitoso. Si la opción tomada es la aérea, es recomendable al bajar del avión en el aeropuerto cusqueño Velasco Astete bajar el ritmo y caminar pausadamente a fin de minimizar la posibilidad de sufrir de los efectos del "mal de altura".


El mal de altura, conocido localmente como "soroche", no debe ser tomado a la ligera
 
Fotografía: © José Naranjo

Capital del Departamento del mismo nombre, Cusco fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Deslumbra por la riqueza arquitectónica y en general por su inmensa herencia arqueológica, que se aprecia en el centro donde predomina la huella del imperio español, pero también en las afueras, en donde la memoria del imperio incaica lucha por permanecer, contra el tiempo y la modernidad que siempre está al acecho.

Son diversas las opciones para disfrutar este destino, aún cuando Cusco es comúnmente lugar de tránsito para ir a Machu Picchu, como ciudad reúne suficientes elementos para enfocarnos en ella y dedicarle algunos días para recorrer sus calles, respirar su aire y aprender de la rica cultura del lugar. También hay alternativas menos convencionales pero auténticas y diversas.

José Villanueva, operador turístico limeño comenta: "es altamente recomendable el camino del Inca que es una caminata de 4 dias para llegar a Machupicchu que parte del kilometro 82." También menciona se puede hacer canotaje por el rio Urubamba, así como tours en bicicleta montañera por el Valle Sagrado de los Incas.

"Definitivamente Machu Picchu es el atractivo principal de Cusco", dice, refiriéndose al "Santuario histórico" ubicado a unas cuatro horas por tierra. "Pero hay otras ruinas importantes como Ollantaytambo, y también las ruinas aledañas, que son cuatro, Kenko, Puca pucara, Sacsayhuamán y Tambomachay", dice Villanueva, reconociendo que por lo general lo primero que viene a la mente al pensar en Cusco es Machu Picchu.

Conjugándose la historia con la actualidad, la vida de Cusco es muy activa, hay un buen número locales nocturnos, bares y discotecas abiertos hasta tarde, incluso los domingos pueden encontrarse desde restaurantes típicos que brindan shows en vivo, hasta restaurantes de comida de toda parte del mundo.


TOME DATOS

El mal de altura, conocido localmente como "soroche", no debe ser tomado a la ligera y aún cuando usted considere estar en buenas condiciones físicas, se recomienda moverse sin prisa y fijarse en la reacción del organismo.

José Villanueva puede dar información de utilidad en cuanto a opciones para viajar al perú. Para contactarle email: jvillanueva@vacacionesonlineperu.com y telf. 00511-4470309

Recorra la Avenida del Sol y hasta la Plaza de Armas disfrute de su arquitectura, incluyendo el Convento Santo Domingo-Coricancha, la Iglesia de la Compañía de Jesús y la hermosa Catedral.

 






Fotografías: © José Naranjo.

    Esta semana..! 

11 abril 2010   

AMAZONAS EXPEDICIÓN EN AVIÓN ULTRALIVIANO POR EL SEGUNDO ESTADO MÁS EXTENSO DE VENEZUELA DONDE NACE EL RÍO ORINOCO

Aventura por cielo y tierra (I)

Volar la extensión venezolana del inmenso bioma que es la Amazonía es una experiencia única .
 

por Omar Contreras/Irma Naranjo

Esta vez el ultraliviano partió de San Fernando de Apure con destino a Puerto Ayacucho. Un recorrido de unas tres horas. Cuando vuelas sobre Puerto Páez y Puerto Carreño, en la frontera colombo-venezolana te encuentras con la confluencia de los ríos Meta y Orinoco, donde impresiona la magnitud del Orinoco. A partir de allí prácticamente el vuelo fue siguiendo el Río Orinoco en visual. Siempre con el Orinoco abajo, hasta llegar al aeropuerto de Puerto Ayacucho.


Orinoco en vuelo en aeronave ultraliviana hacia Puerto Ayacucho.
 
Fotografía: © Omar Contreras, www.volandoamerica.com.

El caudaloso Orinoco es protagonista en esta expedición. Para ir por tierra desde Apure hay que pasar en dos chalanas. Amazonas es el estado prodigioso donde nace el Río Orinoco. Su cuenca alta está en el Parque Nacional Parima-Tapirapecó, según Inparques es el parque más grande de Venezuela y el quinto en el mundo. Es territorio habitado por casi la totalidad de la población Yanomami, integrada por unas 162 comunidades. Amazonas es el segundo estado con mayor superficie del país, conformado por 7 municipios: Atures, Atabapo, Maroa, Río Negro, Autana, Manapiare, Alto Orinoco.

Vuelo al descubierto. El Cóndor es el avión ultraliviano con el que se hizo el vuelo, una aeronave deportiva sin cabina, ni ventanillas; se va al descubierto. Mirar el espacio geográfico desde el cielo, una vez más da la sensación de que el territorio tiene sólo límites convencionales en los mapas. El avión tiene un ala delta de apenas 10 metros de envergadura, es decir de ancho, que se dirige de modo similar a un Ícaro, pero impulsado por un motor de 80 Hp.

Volar la extensión venezolana del inmenso bioma que es la Amazonía es una experiencia única. Una inmensidad geográfica que alberga la mayor reserva de agua del planeta y representa el bosque tropical más grande del mundo. Una porción del ente vivo que se extiende por unos 8 millones de kilómetros cuadrados y abarca nueve países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Perú, Surinam, Venezuela. Aun con los daños que ha sufrido conserva ecosistemas de riquísima biodiversidad y es clave en el equilibrio climático mundial.

Orinoquia. A unos 20 minutos de Puerto Ayacucho queda el Campamento Orinoquia, construido en 2005. Sorprendente, su ubicación en la ribera del Río Orinoco. Todas las cabañas tienen vista al Río y están rodeadas de un paisaje de antiguas rocas graníticas del macizo guayanés. Un paraje alucinante.

Muy cerca del campamento están los raudales, donde es posible la práctica de kayak de aguas bravas y del rafting. El fenómeno es conocido como macareo, “es un oleaje muy rápido y ruidoso, al remar contracorriente la espuma choca la embarcación y se puede surfear. Hay un reflujo o contracorriente que te trae de regreso” explica Alejandro Buzo, kayaquista especializado en aguas bravas.

El próximo domingo continuaremos por Amazonas para explorar el majestuoso Monumento Natural Cerro Autana, la montaña sagrada.


TOME DATOS

Por carretera se puede llegar en bus desde Caracas, Maracay, Valencia, San Fernando de Apure y Ciudad Bolívar. También vuelos comerciales hasta el aeropuerto de Puerto Ayacucho. Siempre lo aconsejable es contratar a operadores que ofrezcan logística completa, salvo que se sea un experto excursionista.

Ecoturismvenezuela ofrece salida en navegación a la Serranía Cuao, en plan de 2 noches / 3 días. Incluyen vuelo con Conviasa hasta Puerto Ayacucho, de allí en rústico al Puerto Samariapo, donde remontan el Orinoco, en curiara con techo de palma, con capacidad para 15 personas. Visitan poblados en las riveras donde las etnias aceptan presencia de turistas. Llegan a campamentos con hamacas y mosquiteros, lámparas de gas y solares. Recorren unos 250 Km, por los Ríos Orinoco, Sipapo, Cuao y Autana. También un plan para el Autana que conoceremos el próximo domingo. Contactos: www.ecotourismvenezuela.com, telf: (0212) 905-3274 / 75

Orinoquia ofrece excursiones por los alrededores del Campamento, a Puerto Ayacucho y entre otros: Tobogán de la Selva; al Monumento Natural Piedra Pintada, con los petroglifos prehispánicos más grandes hallados en Venezuela; a comunidades indígenas y rafting en los raudales de Atures (los rápidos más anchos del mundo). Expediciones al Sur, como Tepuy Autana, la Serranía del Cuao-Sipapo, Río Ventuari, Alto Orinoco, Ruta de Humboldt, Brazo Casiquiare, Monumento Nacional Piedra del Cocuy y Río Negro. Contactos: www.casatropical.com.ve, telf (0212) 9771234, email: ventas@casatropical.com.ve

 






Fotografías: © Omar Contreras, www.volandoamerica.com.

    Esta semana..! 

21 marzo 2010   

CARACAS UN JARDÍN DENTRO DEL VOLCÁN, UNA ZONA QUE URGE DE PROTECCIÓN COMO ÁREA BAJO RÉGIMEN ESPECIAL POR RECURSOS HÍDRICOS

Topotepuy: disfrute y aprendizaje (y II)

En el sureste de la ciudad, muy cerca del Hatillo queda este mágico espacio.
 

  por Irma Naranjo

Luego de admirar la hectárea natural de bosque nublado que conserva Jardines Ecológicos Topotepuy continuamos la visita guiada, por sus áreas didácticas y recreativas. “Son 3 hectáreas con sistemas hidropónicos, acuaponia –remolinos que recolectan heces de peces y nutren la hidroponía- y composteros, también invernaderos y colecciones de orquídeas, heliconias, anthurios, bromelias, entre otras”, cuenta Marian Nordelo quien es bióloga y gerente de mercadeo de Topotepuy.


Dictan talleres de paisajismo, manejo de orquídeas, bromelias. Organizan bodas ecológicas y cumpleaños, alquilan espacios que son inspiradores para reuniones de trabajo, entre otras actividades respetuosas con la fragilidad del lugar.
 
Fotografía: Irma Naranjo.

“Acá tenemos un laboratorio para las semillas. Y los jardines de hierbas aromáticas, medicinales, de sombra, de rosas y el acuático. Cada cual con ecosistemas y características propias”, agrega Nordelo quien tiene como oficina estos jardines, abiertos al público desde hace un año en la zona de El Volcán, al sureste de Caracas, muy cerca del Hatillo.

Nacientes de aguas. “Desde 1980 El Volcán es un Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) como recurso hídrico. Yacen unos 150 riachuelos, que desembocan en el municipio”, según Marien Herrera, guía de Topotepuy y gerente de operaciones, quien comenta que no aplican un plan de manejo. “Además está creciendo muchísimo el urbanismo aquí y hay que tratar de proteger el cerro el Volcán, para que sirva de zona verde aprovechable para las necesidades de los municipios adyacentes.”

Procuran aportar en la conservación de El Volcán, pues están llenándose de casas por todos lados y queda en duda la figura de ABRAE. “Cada vez estamos más amenazados por la vorágine de desarrollos urbanísticos”, agrega Nordelo, “así en esta hectárea de bosque que es la menos intervenida por el hombre promovemos en visitantes, escuelas y niños la importancia de proteger áreas verdes, sobretodo nuestros bosques. Para no seguir perdiendo calidad de vida, de respiración y evitar que la zona se vaya desertificando. “

Balcones verdes. “Por muy pequeña que sea una ventana si le entra luz, puedes sembrar algo, como lo aprendemos aquí en las clases de paisajismo,” expone Nordelo, “es mucho lo que se puede hacer, por ejemplo preparar lo que llamamos el te de tierra. Los desechos orgánicos de la cocina los metes en agua con una malla y luego la usas para regar, es rica en nutrientes.”

Herrera, nuestra guía recuerda la aplicación de una señora luego del taller de paisajismo. “En el balcón de su apartamento tiene 3 columnas, un sistema vertical con hidroponia y produce hierbabuena, perejil, cilantro, etc. En vez de tuberías, riega con jarritas y lleva tubos perforados internamente. Se utiliza perlita que venden en cualquier vivero o arcilla expandida. Cada mañana prepara el riego con nutrientes y aplicó los conocimientos adquiridos en el taller.”

“En Topotepuy buscamos que la persona se sienta dentro de la naturaleza. No la visión separada: naturaleza y hombre. Sino que perteneces a la naturaleza y tienes que aprender a convivir con ella” agrega Nordelo, quien como bióloga, insiste en un vivencia integradora. “Cuando entras aquí dejas el stress detrás de los portones.”


TOME DATOS

A partir de este abril comenzarán con bodas ecológicas. “Los eventos tienen restricciones, para cuidar el jardín pero también beneficios como un carrito para pasear a los abuelos, los guías entretienen a los niños. Conceptualizamos eventos corporativos y sociales. Hasta ahora el público se ha adaptado y disfrutan muchísimo,” explica Herrera. “Los cumpleaños ecológicos incluyen de obsequio una plantita”.

Dictan talleres de paisajismo, manejo de orquídeas, bromelias. Alquilan espacios que son inspiradores para reuniones de trabajo. Un sábado al mes hay clases de yoga. Además de las visitas guiadas básicas o especializadas. Más información: telfs (0424) 207.27.88, (0212) 963.12.42, 935.77.55, www.topotepuy.com , info@topotepuy.com.


HABLA LA GENTE

Marian Nordelo. Bióloga. “Muchos se asombran al ver esto en Caracas. Pero es que Caracas era así. Todavía gracias a Dios quedan aéreas verdes. Buscamos crear consciencia, para que la gente vuelva a sentir la naturaleza cerca de ella.”

José María. Turista. “La visita da muy buenos datos y te conciencia para conservar estos sitios. Es importante concientizar que las urbanizaciones están destruyendo la naturaleza de la zona y es importante que la gente lo sepa.”
 

 







Fotografías: Irma Naranjo.

    Esta semana..! 

14 marzo 2010   

CARACAS DESDE HACE UN AÑO EN EL SURESTE DE LA CIUDAD ES UNA MÁGICA OPCIÓN PARA LA CONTEMPLACIÓN E INTERPRETACIÓN AMBIENTAL

Topotepuy para comprender naturaleza

Una visita guiada para internarse en una hectárea de bosque nublado y sorprenderse por la curiosa vida de sus seres.
 

  por Irma Naranjo

“Veamos esto como un llamado de atención. Ya por efecto del cambio climático se han perdido muchas especies de fauna y flora y otras tantas están tratando de adaptarse y reproducirse para sobrevivir”, comenta Marien Herrera, guía de Jardines Topotepuy -ubicado en El Volcán, al sureste de Caracas- como parte de la visita de tres horas, que ofrecen al público y que inician por el bosque nublado.

“Este helecho está deshidratado, por eso sus hojas están hacia abajo.” Explica Marien, mientras vemos plantas con las hojas dobladas, como un modo de exponerse menos al sol y soportar la sequía que vivimos. Lo común es que los helechos se reproducen a través de esporas, que son las manchitas que se ven al reverso de las hojas, pero curiosamente estos ya no las tienen. Están lisos porque están sufriendo una adaptación y es en los ápices de las hojas que están teniendo sus hijitos.


Especies de helechos están presentando adaptaciones para sobrevivir a los cambios de clima.
 
Fotografía: Irma Naranjo.

“Un investigador del Jardín Botánico y dice que varias especies de helechos presentan este cambio. Y así otras plantas también están buscando modos de sobrevivir al cambio climático. En Australia por ejemplo los koalas están perdiendo miedo o pena de acercarse a los humanos para buscar agua. Se está produciendo un cambio radical a nivel global”, expresa Marien mientras recuerda la necesidad de cambiar hábitos, dejar de contaminar con basura, cuidar las aguas, no talar más árboles…

“Miren es un indicador de conservación del ecosistema, la presencia de hongos y líquenes en la corteza de los árboles. No quiere decir que el árbol es enfermo, sino al contrario que el aire que respiramos aquí es casi 100% puro, en los árboles de ciudad es muy difícil ver ese efecto.” Nos explica mientras vemos capas de blanco y de tonos de verde que recubren los troncos.

Aprovechamos con sistemas rudimentarios la colecta de agua, sin entorpecer al bosque, se recicla el agua de lluvias y de la neblina en la noche, se lleva a tanques australianos. No se genera mucha pero ayuda para regar. El agua de riego cae en surtideros y va por bomba subterránea y otra vez va al tanque australiano se filtra y se reusa.

Colibríes por doquier. No por casualidad es un colibrí el emblema de este jardín abierto al publico desde hace un año, pues revolotean por todos lados las 7 especies de la zona. Mantienen bebederos de agua azucarada, además de flores que los atraen. “El huevito del colibrí es del tamaño de una lenteja, por lo general tienen dos y sobrevive uno. Anidan en el bosque, el nido mide 1,5 cm, pero cada vez construyen como una habitación para la cría nueva y va sumando longitud que puede llegar a un metro.”

Continua la guía su interesantísima interpretación, sin sus explicaciones se perdería la comprensión del lugar mágico que caminamos. Los colibríes son tan activos que por su veloz aleteo consumen 12500 calorías diarias pero después de las 6 pm entran como en un letargo, casi en hibernación como los osos y levitan toda la noche.

“El cerro el Volcán en general a raíz del deslave del PN EL Ávila se ha convertido en un refugio natural de aves. Se pueden observar hasta unas 180 aves diferentes. También coincide que la gente de las zonas rurales de Baruta y El Hatillo tienen conucos, con frutales, verduras y está muy identificada con la naturaleza y con las aves.”

Marien quien hace su proyecto de maestría en arquitectura, nos comentan durante el recorrido experiencias de otras latitudes. “El Proyecto Edén en Gran Bretaña era una mina que socavó toda una montaña y llamaron a un arquitecto ecologista quien creó una cúpula, la estructura tridimensional más grande construida hasta la fecha. Cubierta por laminas que generan humedad, tiene más de 3 mil metros cuadrados y recoge especies vegetales del mundo.”

La próxima semana visitaremos los hermosos viveros de orquídeas y bromelias, también sistemas de cultivos verticales para apartamentos y más de El Volcán como clave de zona de nacientes de aguas.


TOME DATOS

Queda en la zona conocida como "El Volcán" en Los Guayabitos, muy cerca de El Hatillo. Las visitas y recorridos son únicamente para grupos y por cita previa. Y para institutos educativos tienen tarifas excepcionales. Son jardines dedicados a la conservación, disfrute y fomento de conciencia ecológica.
Más información: telfs (0424) 207.27.88, (0212) 963.12.42, 935.77.55, www.topotepuy.com, info@topotepuy.com.


HABLA LA GENTE

Ivone García. Turista. “Esto es maravilloso, antes estuve en un zoológico en Caricuao y casi lloré. Creo que allá es posible que hagan lo que aquí. Los animales están abandonados ojalá y lo puedan recuperar, quizá con voluntariado.”

Marien Herrera. Guía de naturaleza. “El proyecto Edén puede ser un modelo, fue hecho con puro trabajo voluntario, así que por qué no podemos nosotros en el país también tener iniciativas. Creo hay que mirar referencias…”
 

 





Fotografías: Irma Naranjo.

    Esta semana..! 

07 marzo 2010   

SUDAFRICA CONTINUAMOS EL RECORRIDO POR CAMPAMENTOS DE LOS PARQUES NACIONALES DEL PAÍS MULTICOLOR

Aventura entre vida silvestre protegida de Sudáfrica (y III)

Entender parte del orden de la naturaleza y valorar vida animal silvestre en este viaje es abrirse a otra dimensión.
 

  por María Teresa Urbina

Satara, uno de los campamentos del Parque Nacional Kruger, es lugar perfecto para ver a los leones hambrientos cazando en grupo a una jirafa o a un búfalo. Y ver el orden propio de la naturaleza. Luego de que han atrapado el animal perseguido, es posible ver la sucesión de animales que se alimenta de la presa, durante varios días. El primer día, los leones machos pelean entre sí por la mejor parte de la carne, mientras las leonas esperan su turno. Dos días más tarde, cuando los leones machos y las hembras se han saciado, es el turno de las hienas, y luego de los buitres. En este campamento es posible ir en una excursión a pie para ver los leones de cerca, el grupo de 10-12 turistas va acompañado por dos guardaparques armados para protegerlos en caso de que suceda algún ataque.

.

Un destino sin igual para explorar de cerca el comportamiento de la vida animal. La recomendación de siempre es respetar las normas de los campamentos, para no correr riesgos sin necesidad.
 
Fotografía cortesía: © Eva Buijs, www.evabuijs.nl.

En las noches, hay excursiones guiadas por los guardaparques en vehículos de doble tracción, abiertos, para ver a los animales nocturnos en la naturaleza en plena acción.

Dentro del parque, se vive la realidad de la naturaleza africana, hay depredadores peligrosos y hay accidentes con frecuencia, cuando las personas no siguen las instrucciones y se bajan de sus vehículos para tomar fotos y terminan siendo comidos por leopardos y leones, o atacados por hipopótamos. En las afueras de los parques, los depredadores han sido exterminados y los accidentes son menos frecuentes, pero a veces suceden ataques de leopardos, que son arbóreos y pueden vivir fuera de las cercas de los parques.

Para continuar recorriendo el país, podemos regresar vía Durban, hacia el parque nacional Addo Elephant donde de once elefantes que existían en el área en 1931, cuando se estableció como santuario, ahora hay más de 450 elefantes búfalos, rinocerontes negros, antílopes de varias especies. Un habitante muy apreciado por su contribución al equilibrio ecológico es el único escarabajo que no vuela: el ruedapelotas de elefantes. Existen planes para extender el parque de 164 000 a 360 000 y para incluir otros 296 500 acres de una reserva marina con islas habitadas por pingüinos africanos.

Luego podemos seguir hacia el parque nacional Garden Route (Tsitsikamma, Knysna, Wilderness) que es un mosaico de ecosistemas, donde los bosques nativos bajan de las montañas a su encuentro con los azules intensos del Mar Indigo.

De aquí nos podemos desviar un poco para visitar el Parque Nacional Karoo, donde se pueden observar pequeños mamíferos raros como el honey badger, el ardvaark y el pangolín. De vuelta a la costa, se encuentra parque nacional Agulhas, que tiene una flora muy diversa con especies endémicas como las del fynbos. La mayor parte de las plantas florece de mayo a septiembre, pero hay flores todo el año.

Otra de las atracciones de este parque son los naufragios. En el Museo Bredasdorp se pueden ver piezas de los muchos barcos que naufragaron en las costas de este parque: Zoetendal, Birkenhead y Armiston. Si estamos viajando entre Mayo y Octubre, podemos detenernos a observar de cerca las balllenas francas en Hermanus, donde vienen a aparearse y a parir, y se acercan a curiosear a los humanos, a una distancia que casi se pueden tocar. De aquí a Ciudad del Cabo sólo hay tres horas, donde tomaremos el avión de regreso con los recuerdos sobre la fauna, la flora, la gente, los contrastes, los colores, la diversidad, la música y la paz de Sudáfrica: la nación del arcoiris.


TOMA DATOS

Parques nacionales. En el sitio web oficial del sistema de nacional de parques en Sudáfrica ofrecen información completa y detallada de cada uno de los 19 parques y de los servicios que se pueden contactar. Como siempre es importante respetar y seguir todas las recomendaciones. www.sanparks.org.

Mundial 2010. Desde el 11 de junio y durante un mes África será sede por primera vez de la Copa Mundial de Futbol y Sudáfrica el país anfitrión, un momento especial para conocer y explorar este biodiverso y multicultural país. Sudáfrica 2010 celebra en cuenta regresiva los 94 días faltantes luego de fuertes trabajos para cumplir con estándares de la Fifa, en el sitio web ofrecen también información y orientación turística: http://es.fifa.com

Mejores tarifas. Viajar de Caracas a Sudáfrica puede ser mucho más corto y accesible de lo que se piensa, en temporadas bajas. La recomendación es llegar primero hasta Buenos Aires, las tarifas más económicas en avión se consiguen a través de TAM, la aerolínea Brasilera, que ofrece servicios aceptables aunque con demoras y aviones medianamente cómodos (www.tam.com.br). De Buenos Aires se puede tomar un vuelo a Ciudad del Cabo con South African Airways (www.flysaa.com) que está por los 1.350 dólares.
 

 













Fotografías cortesía:
© Eva Buijs, www.evabuijs.nl.

    Esta semana..! 

14 febrero 2010   

ÁFRICA EN EL PRODIGIOSO PARQUE NACIONAL KRUGER SE PUEDEN LLEGAR A VER EN UN SOLO
DÍA LOS MAMÍFEROS MAYORES: ELEFANTE, LEÓN, LEOPARDO, BÚFALO Y RINOCERONTE


Los cinco grandes de Sudáfrica

Continuamos en safaris organizados para explorar y asombrarnos con la naturaleza protegida de la nación del arcoíris.
 

  por María Teresa Urbina

“Los cinco grandes de Sudáfrica” es una frase originalmente usada por cazadores para referirse a sus animales más codiciados. Hoy día, los safaris son para tomar fotos, cada vez son más las personas conscientes de no matar animales por placer. Si embargo es una expresión emblemática que resguarda excitación por los poderosos de la selva.

La excelente infraestructura turística de los parques nacionales en Sudáfrica invita a explorar a fondo el país. Existen 19 parques nacionales y se puede alquilar un carro doble tracción para recorrerlos, viajando por las bien mantenidas carreteras del país. El sistema de parques cuenta con cabañas equipadas con cocinas y parrilleras (cuestan unos 70-90 dólares con capacidad para tres personas y la opción de acampada unos 15 $ diarios). Es muy completa la información de servicios que tiene el sitio oficial www.sanparks.org. Tienen restaurantes temáticos -ambientados con estampados que simulan pieles de animales- donde sirven comidas preparadas con antílopes, que son cazados sólo para mantener el equilibrio ecológico.

Son muchas las escenas exóticas, se vida animal libre y naturaleza excelsa que se encuentra de desde las 6 am en los parques nacionales, desde leones descansando de su faena nocturna, hienas regresando a sus madrigueras, cebras apareándose hasta hipopótamos caminando fuera del agua.
 
Fotografía: María Teresa Urbina.

La semana pasada hablamos de los parques nacionales de Cape Península, Table Mountain, West Coast y Namaqua. Ahora recorreremos el norte pasando por el Cataratas Augrabies (significa “Lugar de gran ruido” en lengua Khoi). El nombre se debe a 56 estrepitosas caídas de agua que están a lo largo de los 18km del cañón del Orange River. En sus paredes rocosas se puede observar el Klipspringer, un antílope muy raro que se alimenta de plantas suculentas. Un lugar de temperaturas extremas en invierno y verano, lluvias repentinas y tormentas de arena frecuentes.


Seguimos hacia Kgalagadi que es un parque transfronterizo en el desierto del Kalahari, uno de los más secos del planeta. Donde sólo llueve 200 mm al año y hay temperaturas de 40 ºC en verano y bajo cero en las noches de invierno. En las afueras del parque vemos sudafricanos del grupo étnico San, conduciendo carretas. Al entrar al parque aparecen inmensos rebaños de antílopes como gemsbok, springbok, eland blue y wildebest, las familias de suricatas, los leopardos solitarios y muchas aves raptoras. Al caer la tarde sobre las dunas de arena roja se crean paisajes de sombras espectaculares.


Con los cinco grandes. Seguimos vía Johannesburgo hasta el Kruger, el parque más visitado. Allí en un solo día se ven de cerca los cinco grandes mamíferos de África: león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte. Además hay hienas, perros salvajes, cocodrilos. Como algunos son conocidos depredadores del hombre, está prohibido a los visitantes bajarse de los vehículos y deben registrar sus entradas y salidas de los campamentos, que están protegidos por cercas eléctricas.


En las afueras hay lagunas artificiales para atraer a los animales sedientos, así los visitantes pueden verlos tras las cercas eléctricas. Generalmente, llegan primero los leones a beber agua y una vez que se ha marchado el “rey” el resto de los animales.


A las 6 am se abren las puertas de los campamentos para que los amantes de la naturaleza puedan explorar en carro los caminos. Para encontrarse con leones descansando de su faena nocturna, hienas regresando a sus madrigueras, cebras apareándose, hipopótamos caminando fuera del agua, y muchas otras exóticas escenas.


De día, se ven las jirafas comiendo hojas de los árboles mientras las aves picabueys hurgan sus heridas, los elefantes alimentándose de las flores y las frutas fermentadas del árbol de Amarula, los zorros haciendo mil intentos para cazar una paloma, los rinocerontes y las monas babuinas amamantando a sus crías. Hay que estar de vuelta en los campamentos antes de que cierren las puertas a las 6 pm.

Se necesitan días para ir por todo el parque, de campamento en campamento. Kruger es uno de esos destinos que no se pueden dejar de visitar en la vida. Es la experiencia de estar en la verdadera África.

(Extracto del diario Ultimas Noticias, 28 febrero de 2010)


 

 




Fotografías:
María Teresa Urbina

    Esta semana..! 

14 febrero 2010   

ÁFRICA LA RUTA CARACAS-BUENOS AIRES-CIUDAD DEL CABO NOS ACERCA
A ESTE CONTINENTE TAN AFÍN


Sudáfrica la nación del arcoiris

Un destino poco frecuentado por venezolanos, es más cerca y menos caro de lo que se pueda imaginar, acompáñenos en 3 reportajes de este país.
 

  por María Teresa Urbina e Irma Naranjo   

Sudáfrica es la nación del arcoiris, de la diversidad, de las opciones, de las oportunidades… Existen mil razones para elegir visitar Sudáfrica, que nacen en su historia, su riqueza cultural, sus vinos, su inmensa diversidad biológica y paisajes naturales.

Es el país de Nelson Mandela, luchador incansable quien estuvo treinta años preso por ir contra el horror del apartheid. Por convencer a sus gobernantes que el 80% de los habitantes de Sudáfrica de piel negra, tenían los mismos derechos humanos que los blancos. Una vez elegido presidente, reconcilió y desarrolló el país. En corto tiempo aumentó la esperanza de vida, la escolarización y además convirtió a Sudáfrica en un destacado exportador de vinos y un codiciado destino turístico.

  Ciudad del Cabo es punto de llegada y epicentro para conocer Sudáfrica, la ciudad más poblada de esta nación. Sorprende por tener en el centro una especie de tepui, es el parque nacional Table Mountain, que se puede visitar en teleférico.
 
Fotografía cortesía: © Eva Buijs, www.evabuijs.nl.

Es el mejor país de África para visitar, por contar con infraestructura, buena vialidad y servicios organizados, además de la hospitalidad y diversidad cultural de su gente. Existe gran cantidad de grupos étnicos que hablan lenguas bantúes, de las cuales nueve son reconocidas como idiomas oficiales. Siendo la más hablada el zulú, mientras que el inglés es el quinto y es utilizado por el gobierno y el comercio. Cuenta con comunidades descendientes de holandeses, ingleses, hindúes y de países musulmanes.

La grandiosa riqueza cultural se expresa en su gastronomía, con base en carnes y mariscos. Las más auténticas africanas con carne de avestruz, búfalo, kudu, impala y cocodrilo y verduras condimentadas. Otras comidas afrikáners (de origen holandés) son: langostas, potjiekos o puchero, brochetes glaceados, braai (carne a la parrilla), boerewors o salchichas y el pollo peri-peri. También platos de influencia hindú con curry y jengibre.


Entre sus mejores vinos destacan sauvignons blanc (Paul Clüver 2001, Brampton 2001), chardonays, shiraz, pinots noir (Hamilton Russell Pinot Noir 2001), y pinotages (Graham Beck "Old Road" Pinotage 1999). Además de vinos dulces y espumantes.

Contraste natural. Los amantes de la naturaleza en un sólo día pueden ver de cerca los cinco grandes mamíferos de África: león, búfalo, elefante, rinoceronte e hipopótamo. Encontrar extraños mamíferos como el aardvark y el pangolín. Y por si fuera poco, observar pingüinos, ballenas y tiburones blancos, en sus costas bañadas por los océanos Atlántico e Indico.

La vía más económica de viajar desde Caracas es llegar a Buenos Aires y de allí volar a Ciudad del Cabo. Ciudad del Cabo es única, con una montaña en el centro, en forma de tepui (Parque Nacional Table mountain). Hasta su cima sube un teleférico y allí arriba, es posible observar el Dasi, un curioso mamífero, que parece un roedor pero es genéticamente emparentado con los elefantes. En los antiguos muelles del Waterfront funciona un centro comercial con lujosas tiendas rodeadas de hoteles.

Hacia el sur de la ciudad se encuentra el Cabo de Buena Esperanza, punto de encuentro de los océanos Atlántico e Indico. Uno de los seis reinos botánicos del mundo: 2.285 especies de plantas, de las cuales 90 son endémicas, es decir no existen en otro lugar del planeta. En Boulders, hacia el sur se pueden visitar los Pingüinos Africanos. De dos pares de pingüinos que llegaron en 1982, para reproducirse, ahora hay 3.000 pingüinos, en este paraíso de aguas turquesas y arenas blancas, protegido de depredadores por rocas de granito que tienen 540 millones de años.

Hacia el norte de la ciudad está la ruta de las flores: Namaqualand. Es un área desértica de arena y granito, bañada por el sol, pero apenas cae la primera lluvia se transforma en un caleidoscopio de flores de primavera, de brillantes colores: margaritas, lilas, aloes y otras 4.000 especies más. Allí el clima, la botánica, la geografía, la geología y la topografía se combinaron durante milenios para permitir la propagación y distribución de especies. Las semillas permanecen en período de latencia por varias estaciones hasta que se dan condiciones óptimas para desarrollarse, algunas pueden tener cientos de años.

En la próxima entrega nos internaremos en los parques nacionales y admiraremos más de la vida silvestre de Sudáfrica.




TOMA DATOS

Oficina Regional de Turismo en Namaqualand, para obtener información sobre temporadas de floración, telf. +27 (0251) 22011.

África Café, comida de toda África servida por mesoneros en trajes típicos. 108 Shortmarket St, Ciudad del Cabo, telf. +27 (0) 21 4220221, www.africacafe.co.za.

Pan African Market, artesanías de toda África. 76 Long St, Ciudad del Cabo, telf. +27 (0) 21 4264478, email: panafricano1@hotmail.com.

Breakwater Lodge, en Ciudad del Cabo, es un hotel operado por la cadena sudafricana Protea Hotels. Relación costo-beneficio y ubicación insuperables, telf. +27 (0) 21 430 5000, www.proteahotels.com/breakwaterlodge.

Teleférico al Parque Nacional Table Mountain, en Ciudad del Cabo, el sitio oficial de parques nacionales de Sudáfrica, es muy completo, www.cpnp.co.za. Y sobre la época de anidación de pingüinos telf. +27 (0) 21 86 5787, boulders@sparks-sa.co.za.

Ruta de vinos de Stellenbosch, telf +27 (0) 21 886 4310, www.wineroute.co.za. Paseo en globo por viñedos +27 21 863 3192, www.kapinfo.com.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 14 febrero de 2010)


 

 





Fotografías:
María Teresa Urbina

    Esta semana..! 

07 febrero 2010   

MÉRIDA CONTINUAMOS CONOCIENDO SOBRE LOS HUMEDALES DE ENTRE LOS
3.000 Y 4.000 M.S.N.M., Y SU CARÁCTER SAGRADO

Lagunas alto andinas: encanto y rescate

Plenas de magia… las lagunas menores del sistema Santo Cristo y de toda la Cordillera de Mérida.
Es posible contactar a Ligia Parra y conocer su misión con las comunidades del páramo.
 

  por Irma Naranjo   

“Aquí hay mucho cuento de duendes… de mujeres que se aparecen cerca de las lagunas y atrapan a los hombres”, dice Alfredo, nuestro baquiano. Relatos, palabras más, palabras menos, del páramo y su misterio. Leyendas de gente que se desorienta en el tiempo y el espacio, parecen ser común no sólo en este páramo merideño, sino que son testimoniadas, por ejemplo, en poblaciones andinas de Colombia, según recopiló Hugo Portela, en el Congreso Mundial de Páramos de 2002.

Que donde surge el agua surgen seres espirituales; que los duendes son los dueños de las aguas; y que los páramos son moradas de seres míticos dueños de la naturaleza, es parte de lo que se lee en la investigación de Portela. Textos que cobran todo sentido cuando se acampa frente a una laguna alto andina. Cuando se anda por los 3.900 m.s.n.m. y se asoma la magia de las aguas transparentes de Laguna Terremoto, con su miríada de verdes, azules, ocres, rodeada de musgos. Parajes que parecen cercanos a lo sagrado.

  En la imagen la Laguna Terremoto a 3.900 (m.s.n.m.) Como parte del sistema de humedales Santo Cristo también se van encontrando en la ruta las lagunas: El Arco, El Sartén, Ramilloncito,.Las Apersogadas, hasta la Santo Cristo (3700 m.s.n.m.)
 
Fotografía: Irma Naranjo.

Rescatan nacientes. “Cuentan los viejitos que aquí ellos subían a venerar lagunas, a sus dioses, que daban protección a la comunidad. Llevaban ofrendas para dar gracias por la unión familiar, la salud, porque tenían comida, esas eran cosas divinas”, cuenta Ligia Parra, quien como líder de la Asociación de Coordinadores de Ambiente del Municipio Rangel (Acar), se ha recorrido cuanta laguna hay en la cuenca alta del río Chama. Ella dio con una práctica para rescatar nacientes y aumentar el volumen de las aguas.

“Con Ligia ponemos cercas de púas en las fuentes de las lagunas para que el ganado, ni la gente las dañen. Hay rescatarlas, porque se están secando las aguas debido a la contaminación. Hacemos cayapas de hasta 30 personas a caballos, sembramos plantas de la zona, se comparte y se aprende, muy bonito”, cuenta Alfredo nuestro baquiano, quien es presidente del Comité de Riego Las Mazorcas.


Martín Balza como guardaparques de la Laguna de Mucubají -la de mayor flujo de turistas, pues está en plena carretera trasandina- recuerda a los visitantes que se informen sobre lo frágil de los lugares, respeten las áreas en recuperación y que no dejen basura regada. Conmemora este 13 de febrero el día del guardaparques, una figura que lamentablemente escasea en los 43 parques nacionales del país.

Memoria hablada. Para el rescate de cuentos Acar ha recibido apoyo de la Fundación Centro Nacional desarrollo e investigación en tecnologías libres (Cenditel). Entre las cientos de historias comparte ésta… Ubaldito, un viejito chiquitico de La Asomada, cuenta cómo le agarró miedo a la Laguna Verde... Cuando niño cuidando bueyes, le salió una joven muy linda, que lo llevó a la mitad de la laguna y “cuando acordé se convirtió en una mata de chiruque (frailejón) y me cayó a coñazos pa’ ahogarme. Me caí, me desmayé y me inyectó mocos de duende y por eso me quedé así de chiquitico”.

Son tan curiosas las lagunas glaciares, que se dice mantienen en estado líquido el hielo que quedó detenido desde las últimas glaciaciones hace unos dos millones de años. Ahora que afinca el Cambio Climático estos ecosistemas revisten importancia pues los páramos contribuyen en la fijación de carbono, gracias a la lenta descomposición de la materia orgánica.

“El 27 de febrero los invito al rescate, resguardo y reforestación de la Laguna la Tapara, que se secó y daba agua a 7 comunidades de Apartaderos. También se va a hacer una veneración porque estoy rescatando idiosincrasia del hombre paramero. Llevaremos a niños de las comunidades con ofrendas de amor, miel y cantos. Debemos saber que la montaña es sitio sagrado, hay que pedir permisos como hacían nuestros ancestros”, dice Ligia.

2 pm., llegada Laguna de Santo Cristo. Con cansancio, pero agradecidos por la belleza del camino llegamos a la laguna más grande de los Andes venezolanos. Según el calendario ambiental este 2 de febrero se celebra el Día Internacional de los Humedales, una coincidencia de nuestra visita y una invitación a honrar la existencia de estos espacios vitales.

El próximo domingo conoceremos otras lagunas y esfuerzos comunitarios en la conservación de cuencas, además del carácter sagrado de los humedales en la cosmovisión andina.




TESTIMONIOS PARAMEROS

Ligia Parra. Coordinadora de Acar. “Trabajo con 42 comités de riego, en total 3 mil agricultores. Hemos rescatado 161 nacientes de aguas. Sin adherencias partidistas, religiosas, ni institucionales. Lo hacemos con amor, ganas y sin cobres.”

Martín Balza. Guardaparques del Páramo. “En la Laguna de Mucubají he visto como se han repoblado los venados, como en un 20 por cierto. Es posible ver mejoras del ambiente con vigilancia y conciencia de la gente.”

Rómulo Rangel. Mucuposada Michicabá. “Hay circuitos cortos hasta lagunas cercanas. Venir de lugares calientes, aquí a los 3mil y de una vez subirse a 4mil metros es peligroso. Invito a venir unos 2 ó 3 días, para comenzar, siempre despacio”.




TOMA DATOS

En Misintá. Finca agroecológica diversificada orgánica demostrativa “tengo huerta y plantas medicinales. Está aquí para quien quiera venir. Con la cooperativa Mucurativas producimos plantas medicinales. Aquí se aprende a manejar cultivos sin químicos. Humildemente, estamos con brazos abiertos para enseñar amor y respeto a la madre naturaleza” dice Ligia, quien decidió entregarse a esta ardua tarea cuando regresó al páramo natal, luego de ser educadora durante 30 años. Aun no sale del asombro por tanta indiferencia ante el daño ambiental. Su cabaña de la paz, queda de Mucuchíes para arriba, telfs. (0274) 6585685, (0414) 7469543.

En Gavidia.
La Mucuposada Michicabá puede ser punto de partida para visitas por el sistema Lagunar Santo Cristo. Tiene capacidad para 16 personas y es atendida por la familia paramera de Rosalía y Rómulo Rangel. Hay que ir preparados para mucho frío y pedir botellas con agua caliente, son efectivas para calentar las camas. Ellos contactan baquianos, telfs. (0274) 511.87.01, (0416) 577.16.06.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 07 febrero de 2010)


 

 






Fotografías:
Irma Naranjo

    Esta semana..! 

31 enero 2010   

MÉRIDA SI BIEN ES UNA RUTA FRECUENTADA, SE CORREN RIESGOS DE SALUD
POR LA ALTITUD, SE RECOMIENDA PARA EXCURSIONISTAS EXPERIMENTADOS

Travesía hasta Laguna de Santo Cristo

Un trayecto para tomar conciencia del valor ambiental de los
páramos y sus peculiares y frágiles seres vivientes.
 

  por Irma Naranjo   

7.50 am., Gavidia. “Apúrese que me estoy emparamando” es el grito que suelta un niño a su compañerito mientras caminan a la escuela. Gavidia es una aldea de 600 habitantes –contando caseríos vecinos- ubicada a 3090 metros de altitud sobre el nivel del mar (m.s.n.m.), dentro del Parque Nacional Sierra Nevada. El sol alumbra pero aun no logra dar calor, luego de los 0º C que tuvimos en la madrugada.

  Alfredo Pérez es baquiano y presidente del Comité de Riego de Las Mazorcas. La laguna
  más grande del páramo venezolano impresiona con su entorno de rocas anfiteátricas.
 
Fotografía: Irma Naranjo.

8.10 am., salida desde la Mucuposada. Partimos a Laguna de Santo Cristo junto a Alfredo Pérez, nuestro baquiano. Nos esperan 13 kilómetros y pico, entre caminata y cabalgata. El frío traspasa mis tantas capas de ropa. “Hace mucho que no teníamos un verano tan seco como ahorita y con tanta helada en las madrugadas”, comenta un poblador.

10.26 am., laguna El Arco. Se asoma una de las primeras lagunas. Comienza la magia y admiración por los humedales altoandinos (ubicados entre los 3000 y 4000 m.s.n.m) y sus parajes esenciales. Los humedales son las propias fábricas naturales de agua y en esta ruta aparecen varias del Sistema lagunar de Santo Cristo. Además de la hermosura paisajística estas lagunas son reservas de biodiversidad, almacenan y regulan caudales, capturan carbono y son patrimonio cultural con significación espiritual y religiosa.


11.19 am.
Alto de Santo Cristo. Estamos a 4100 m.s.n.m., en el punto más alto de la ruta. La gran sorpresa aquí fue voltear a la derecha y, ahí mismito, tener el glaciar blanquísimo del Pico Humboldt. Da la impresión de estar muy cerca, pues en altitud difieren por sólo 842 metros. El cielo azul radiante y la pureza de su nieve, da hasta para conectarse con el espíritu naturalista del propio Alexander Von Humboldt.

Ir de la mano de Humboldt es viajar con asombro y maravillarse con cuanta planta de flores minúsculas, cuanto musgo, cuanta variedad de vida de páramo aparece con estoicismo en las cimas de la cordillera más larga del planeta: los Andes.

Son tan curiosas las lagunas glaciares, que se dice mantienen en estado líquido el hielo que quedó detenido desde las últimas glaciaciones hace unos dos millones de años. Ahora que afinca el Cambio Climático estos ecosistemas revisten importancia pues los páramos contribuyen en la fijación de carbono, gracias a la lenta descomposición de la materia orgánica.

Trechos de camino con todo tipo de frailejón, luego pura roca en derrumbe, relieve empinadísimo que sube y baja. Silencio y quietud que llevan a reflexiones “un parque nacional es un espacio donde apostamos a proyectarnos hacia el futuro y suspendemos la urgencia del consumismo…” (“Parques Nacionales de Venezuela”, Alejandro Reig). Horas para contemplar parajes de rara e imponente belleza.

2 pm., llegada Laguna de Santo Cristo. Con cansancio, pero agradecidos por la belleza del camino llegamos a la laguna más grande de los Andes venezolanos. Según el calendario ambiental este 2 de febrero se celebra el Día Internacional de los Humedales, una coincidencia de nuestra visita y una invitación a honrar la existencia de estos espacios vitales.

El próximo domingo conoceremos otras lagunas y esfuerzos comunitarios en la conservación de cuencas, además del carácter sagrado de los humedales en la cosmovisión andina.




TOMA DATOS

Precauciones. Es indispensable llegar al páramo un día de antes, para adaptar el organismo al frío y al cambio de presión atmosférica. Aunque siempre se corre el riesgo de sufrir el síndrome de alta montaña. Los ascensos por sobre los 3500 m.s.n.m. en el páramo no son recomendados para excursionistas con poca experiencia. Una travesía recomendable para dos días, con acampada y equipo apto para temperaturas inferiores a 0º C.

Contrate guías
. Nuestra recomendación es contratar acompañamiento en la ruta, varias operadoras de turismo locales y nacionales la ofrecen. La opción que utilizamos fue la Mucuposada Michicabá en Gavidia, que sigue un concepto de turismo de base comunitaria y se encargan de contactar a un baquiano. Rosalía y Rómulo Rangel son los dueños, telf. (0274) 511.87.01, (0416) 577.16.06.




INSTANCIAS DE CONSERVACIÓN

El Comité de Humedales del estado Mérida elevó al Ministerio del Ambiente una propuesta para declaratoria como Humedal Ramsar -con consulta en las comunidades del páramo- como un modo de sumarse a criterios internacionales de conservación y para obtención de recursos. Una propuesta apoyada en el acuerdo para dedicar especial atención a los humedales alto andinos, que en 2002 firmaron Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina y Costa Rica (aunque no es un país andino, posee áreas de páramo).




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 31 enero de 2010)


 

 





Fotografías:
Irma Naranjo

    

24 enero 2010   

ARAGUA UNA OPCIÓN PARA ESTE CARNAVAL, PARA QUIENES ESTÁN
EN CONDICIONES FÍSICAS DE CAMINAR UNAS 8 HORAS AL DÍA

Aventura en senderismo de Turmero a Chuao

Una salida para disfrutarse en camino, con noches de acampada
y ratos libres para bañarse en la playita de la costa aragüeña.
 

  por Irma Naranjo   

“Lo más interesante en esta ruta es la vegetación, atraviesas un bosque frondoso, luego se notan los cambios de pisos ecológicos hasta que se llega a la playa. Entre aridez y vegetación herbácea,” explica Daniel Macedo, guía escalador y director de Climbing Venezuela. Mientras describe la ruta de Turmero a Chuao, que ofrecen para este próximo carnaval.

Cada fin de semana el equipo conformado por ocho deportistas dedicados al aire libre, planifica salidas con diversidad de niveles de exigencia física. Una vez que la gente se inscribe y arman los grupos se dedican a explorar rocas, cascadas, cuevas y senderos por buena parte del país, desde hace 5 años. Para este carnaval hay que anotarse con anticipación y prepararse para una larga, pero hermosa caminata.

     El segundo día tiene la emoción de acercarse al bosque y también de saber que
     está cerca el merecido descanso en la playita de Chuao.
    
Fotografía: cortesía www.climbingvenezuela.com.

La salida será el sábado 13, desde Turmero. Ese primer día se hace un trayecto de 10 kilómetros de caminata hasta el Campamento Ecológico "Simón Machado" (el puesto de Inparques). Allí los guías instalan las tiendas de campaña y se encargan de las comidas, cada viajero lleva su aislante y su saco de dormir. Generalmente tienen salidas con grupos que van de entre 3 y 12 personas, con un guía por cada cuatro viajeros.

“La caminata no es difícil, el 90 por ciento es bajando. Es larga pero sencilla, no hay pasos técnicos”, agrega Daniel. Luego en la mañana del domingo es el recorrido de casi 30 kilómetros, por entre vegetación exuberante. Con la motivación de “coronar” en la playita, en Chuao.

El segundo día son entre 8 y 9 horas de caminata, unos 27 kilómetros. Es justamente el disfrute de paisajes desde los alrededores del Parque Nacional Henri Pittier lo que atrae a los turistas extranjeros y nacionales, sensibles por la naturaleza.

 “Cuando llegas a un valle cerrado, antes del pueblo, aparece un bosque frondoso de árboles gigantescos y parte de las plantaciones de cacao. Cruzamos el río y entramos al pueblo, llegamos a la plaza y allí tomamos bus hasta la playa”. Mientras los guías montan el campamento hay tiempo para el merecido baño en la playa de Chuao, que gracias a no tener acceso por carretera aun se conserva menos impactada que Choroní.

En la plaza se pueden comprar barras del cacao que ha hecho famosa a esta localidad en el mercado chocolatero internacional. Los primeros en lograr una denominación de origen en Venezuela, en el año 2000. Según explica una publicación de la Universidad de los Andes este cacao “… es un patrimonio histórico y cultural del país, pues fue uno de los primeros productos que se exportaron en Venezuela, a partir de 1649, desde una hacienda cacaotera que aún se conserva.

Las matas de cacao se siembran en un valle del Parque Nacional “Henri Pittier”, cuyas características ambientales han permitido que ese cacao conserve, en su genética, características muy particulares, especialmente su aroma y sabor, que lo hacen reconocido mundialmente entre los mejores del mundo”.

Ya el lunes 15 de febrero cerca del mediodía, luego del último disfrute de la playa, otra vez mochila al hombro, se toma una lancha hasta Choroní. De allí se puede elegir el regreso con el transporte de Climbing Venezuela o seguir en cuenta propia hasta Maracay o Caracas.

Los chamos de Climbing son universitarios, con años de experiencia y amantes del turismo en ambientes al aire libre, muchos han hecho expediciones por los Andes venezolanos, colombianos y ecuatorianos. Están capacitados en primeros auxilios, escalada, montañismo, senderismo, alta montaña, descenso por cascadas, cuevas, rescate en áreas verticales y aguas bravas. Como siempre recomendamos evaluar la confiabilidad y seguridad que brindan. Y luego entregarse a las aventuras para cargarse de energías en medio de la naturaleza.




TOMA DATOS

Este equipo se dedica al excursionismo con énfasis en senderismo, escalada, exploración de cuevas y canyoning. Las próximas salidas que tienen en agenda: el sábado 30 enero un curso nivel medio de escalada en roca en La Guairita, Caracas; paseo a las cuevas Walter Dupouy, por Higuerote; un día completo de escalada en el Paurario. El domingo 31 Canyoning en Petaquirito y una salida de senderismo a Pico Occidental en el Ávila. El sábado 6 de febrero senderismo al Faro del Morro Mayor, en San Juan; taller de escalada tradicional; taller de maniobras con cuerdas.

Para más información consulte: www.climbingvenezuela.com; Telfs. (0212) 9143633, (0414) 1963208.
E-mail: info@climbingvenezuela.com.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 24 enero de 2010)


 

 








Fotografías:
cortesía de climbingvenezuela.com
 

    

17 enero 2010   

ANZOÁTEGUI ES UNA OPCIÓN PARA ESTE CARNAVAL, QUEDA ENTRE
BOCA DE UCHIRE Y EL HATILLO, A SÓLO 3 HORAS DE CARACAS

Itsmo Caribe para escapar de la ciudad

Buenas posadas, anfitriones muy amables. Un espacio que merece una visita
y también respeto por la vida silvestre.
 

  por Irma Naranjo   

El paisaje lagunar contrasta con el del mar. Ambos se aprecian a cada lado de la carretera cuando se recorre Istmo Caribe, entre Boca de Uchire y el Hatillo. Queda a tan sólo 3 horas desde Caracas y pertenece al estado Anzoátegui.

Aunque la laguna sufre las consecuencias de la sequía de estos tiempos, en Itsmo Caribe es posible relajarse y disfrutar deteniéndose en lo sutil de la naturaleza. Es un destino de playa que recomendamos aun en temporadas altas, como la próxima de Carnaval, pues sus 20 kilómetros de extensión nunca están saturados de gente.

   Nuestra recomendación una vez más a los visitantes es: por piedad, no dejar desechos.
   Y a los pobladores locales y operadores de turismo mantener esta extensa costa libre
   de basura.
Fotografía: Irma Naranjo.

“Siempre me pregunto por qué los caraqueños sabiendo que esto queda tan cerca de Caracas no lo disfrutan más. Es un lugar que merece el honor de admirar la naturaleza.” Comenta Rosa Elena Albornoz, bióloga, presidenta de la fundación Ecoturave.

Albornoz desarrolló capacitación de guías para avistamiento de avifauna en el lugar. Sin embargo su invitación va más allá del rigor científico:“Es un lugar para escapar de la ciudad, bañarse en la playa, disfrutar las propuestas gastronómicas y alojarse en las posadas que con mucho tesón mantienen en la zona”.

“Las playas son marrones pero eso se debe a que le descarga el río Unare que trae limo y también a que la brisa levanta los sedimentos en la playa. Es marrón, pero no sucia, ni contaminada,” explica Albornoz.

“Llevo a la Cerca a mis turistas para tomar paseos por el río Unare”, dice Héctor Acevedo con la sonrisa radiante, que le confiere amanecer cada día frente al mar. “Recomiendo la salida a las 4 pm, cuando las corocoras están llegando para dormir. Es bellísimo. Vamos río arriba y llegamos hasta Clarines”.

“Llegan turistas de todo el país, de Puerto Ordaz, Punta de Mata, Barquisimeto, Caracas, Maracaibo, Cumaná, etc. También es punto intermedio de alojamiento para quienes viajan entre oriente y occidente”, agrega Héctor, quien es dueño de la Posada de Mary.

“Es una reserva de aves locales, residentes y llegan migratorias entre octubre y diciembre. Y en abril llegan otras, de Argentina suben por ejemplo los atrapamoscas tijeretas.. Explica Rosa Elena cuando indagamos sobre la relevancia de este paso clave de migratorias en el continente americano. “Igual todo el tiempo vas a ver aves y puedes disfrutar de todas, hasta las más comunes, zamuros, garzas, patos, garrapateros,... Esto es para capturar el ambiente, relajarte, dejar ir la mirada. Admirar la naturaleza en la simplicidad y a las aves, tal cual son”.





TOMA DATOS

Posadas abundan, hay al menos unas 20, para cada gusto y presupuesto. Además de casas vacacionales y habitaciones que alquilan en viviendas locales. En lugares como estos sugerimos siempre a los prestadores de servicios que se unan y exhiban sus datos en un cartel común visible en el pueblo, como existen en países donde el turismo está organizado. Para así orientar al visitante de modo plural. De momento queda consultar guías comerciales de posadas y pedir datos de boca en boca.

En este viaje visitamos Posada de Mary, ubicada frente al mar, de construcción muy original y abierta al paisaje, con capacidad para 16 personas, incluyen comidas. Héctor Acevedo también es promotor de otros servicios en la zona. Telfs. (0424) 8506909, (0281) 5351130, (0416) 9147761.

Otras posadas y sus teléfonos: “Entre dos aguas” de Isabel y Samuel (0424) 8403875. “Los Lirios” de Tita (0416) 7040398. “Sonho Meu” de Marianela (0426) 8198018, (0414) 2102255 de Marianela. “Rodeluz” de Ethel y Carlos, (0416) 8267684. “Coco de Agua” de Máximo (0414) 3061234.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 17 enero de 2010)


 

 




Fotografías:
Irma Naranjo
 

    

10 enero 2010   

MIRANDA UNA CLÍNICA IDEAL PARA NOVATOS QUE DESEEN ADQUIRIR
SEGURIDAD Y CONOCIMIENTO BÁSICO EN ESTE DEPORTE

Aprender kayak en Higuerote

Un modo de aprender divirtiéndose y disfrutando al aire libre, apto para todo público.
 

  por Irma Naranjo   

El encuentro es de mañanita en Caracas. Comienza la buena onda en grupo. La emoción común por un día atípico, fuera de la ciudad.

“Es un paseo para disfrutar en el mar, con el adicional de que es una clínica de kayak. Damos una inducción sobre el deporte y hacemos las prácticas en el agua. Comemos en el lugar y quedan dos tiempos de relax de unos 40 minutos cada uno. Es una salida para disfrutar y aprender, pero nada rígido.” Explica Pedro Luis Pérez, quien es guía, con 6 años de experiencia en la operadora de turismo Biotrek.

   Tener equilibrio -lejos de lo que se cree- no significa esfuerzo, ni dificultad, es tener
   confianza y listo. Es un curso con 90 por cierto de práctica.
Fotografía: Irma Naranjo.

El trayecto se hace divertido, la emoción es inocultable en las conversas que van y vienen en las camionetas repletas de kayaks. Al llegar, unas empanaditas en Higuerote y de allí a Playa Linda. Es una ensenada en una zona de manglares, de aguas tranquilas que le quita el posible estrés a la primera navegación y de allí en unos 30 minutos estamos en Buchito, otra bahía tranquilita.


Aramis Mateo dueño de la operadora, quien acompaña, supervisa y es el alma de todos los viajes, comienza a mostrar las partes del bote, los implementos, el uso de la bomba de achique, cuerdas de rescate, cuerdas de remolque, etc. Una vez que nos asignan los botes de acuerdo a las dimensiones, aclaradas todas las dudas y adelantada buena parte de la teoría: ¡Vamos al agua!


Encontrar posición cómoda es lo más importante. Tener equilibrio -lejos de lo que se cree- no significa esfuerzo, ni dificultad, es tener confianza y listo, el bote no se bambolea. Es un curso con 90 por cierto de práctica. Corregimos el agarre de la pala, practicamos remar hacia adelante, atrás, desplazamiento lateral, a girar sin timón y normas de seguridad. Cada cual sigue en su práctica, hasta que dos pitazos nos avisan: hay que agruparse.


El reingreso con y sin asistencia es superdivertido. Estamos en grupos pequeños con cada guía. Hay tres métodos básicos. Impulsarse con las dos manos, para subir y caer sobre el bote, luego girar y desplazarse hasta el centro para sentarse parece fácil, cuando lo hace Pedro Luis, nuestro guía. Soy la primera en intentarlo, pero voy directo al agua, jajaja. Así cada cual tiene su turno y su propio reto.


Al rato fue placer compartido lograr subir solos al bote. Al igual que varios compañeros había hecho varios viajes previos en kayak, pero por primera vez logré incorporarme sola al bote. Una lección de paciencia y técnica que hará posible disfrutar con más seguridad los nuevos viajes.


Pedro Luis quien es un convencido de esta filosofía de viajes, agrega: “además de aprender lo básico del kayak es un paseo para apreciar el paisaje. En Buchito tenemos distancias para remar, disfrutar los canales y la sensación única de hacer turismo sin motor, ver las aves sin asustarlas, ir a tu propio ritmo…”





PREPARA TU VIAJE


Próxima salida:
para Higuerote en el curso básico de kayak es este sábado 23 de enero. El punto de encuentro es en La Castellana, frente a San Ignacio, o en el mismo Higuerote.


A peticiones de clientes:
Biotrek también organiza este curso en otras localidades del país, para grupos de 5 personas en adelante y están abiertos a incorporar y explorar rutas que sugieran los clientes.


Más información y precios:
telfs. (0212) 3476475, (0424) 1649125 y www.biotrek.com.ve. Consúltelos ya tienen lista la planificación de viajes para salir a remarse los ríos, embalses, mares y lagos en todo el país, en este 2010.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 10 enero de 2010)


 

 




Fotografías:
Irma Naranjo y cortesía Aramis Mateo (Biotrek).
 

    

3 enero 2010   

MÉRIDA FORMA PARTE DEL PLAN DE DESARROLLO
DE CIUDADES PATRIMONIALES SUSTENTABLES

Caminata hasta el antiguo Acequias

Simplicidad de parajes, belleza paisajística y gente amable son sus mayores atractivos.
 

  por Irma Naranjo   

Continuamos en Acequias, en Pueblos del Sur de Mérida para visitar “pueblo viejo” o las también llamadas Ruinas de Mucuño. “ Caminando en una hora está ahí”, animan muchos la caminata. Aunque no existen guías formales, hay pobladores que con anticipación se pueden contactar para acompañar este recorrido. Se hace por una carretera de tierra, sin mayor dificultad, en realidad puede demorar de 2 a 3 horas, en bajada.

  Las ruinas corresponden a un pueblo de doctrina fundado en 1620. Se estima que tuvo
  una población total de 745 indígenas.
Fotografía: Irma Naranjo.

El sol radiante decembrino nos acompañó en la caminata desde Acequias a las ruinas de Mucuño. Las vistas que se tienen desde la carretera son parte del disfrute. “Allá ves al frente, el pico El Toro, comenta Ángel Dugarte, nuestro acompañante. Aunque se dan muchas vueltas desde la ciudad de Mérida, el recorrido vuelve a llevar a un mirador que permite ver el comienzo del Parque Nacional Sierra Nevada. “Debajo de aquella cuesta quedan Los Nevados y ya en pocas curvas comenzará a ver El Morro y luego al frente de las ruinas tenemos a Aricagua”. Son poblaciones enclavadas en las montañas. Desde este paseo es más fácil comprender la distribución que los mapas no logran.

Ángel Dugarte es buen conocedor y caminador de esta zona de los Pueblos del Sur de Mérida. Desde hace 6 años es acólito de la Parroquia de El Morro y lleva la santa comunión a los enfermos de las aldeas. “ Yo digo que una cosa es la pobreza y el dejo es otra. Yo tengo mi casita sencilla de zinc, allí todo es aseadito. He tenido una vida dura de trabajo en el campo y tengo 7 hijos, soy muy feliz en el campo”.

Habitantes privilegiados.
“Me gusta cuando está claritico, hasta por gusto me siento a comer aquí en mi patio, con esta vista” expresa Maximina Rojas, quien tiene su casa de bahareque justo encima de Acequias, con una visual privilegiada. “No es porque yo sea de aquí, pero pienso que este pueblo es muy fotogénico” comenta Agustín Rojas, quien mantiene los jardines de la plaza y a sus 21 años después de terminar el bachillerato, es de los pocos que regresó a Acequias, según explica: “no me acostumbraba al bullicio, aquí dormimos tranquilos y no hay robos”.

Valor patrimonial.
Las ruinas corresponden a un pueblo de doctrina fundado en 1620. Se estima que tuvo una población de 231 indios varones y 514 entre mujeres y niños para un total de 745 indígenas. Las Ruinas de Mucuño (o el Pueblo Viejo), conserva muchos paredones de tapia, está en una zona árida, con cactus y es el origen del actual pueblo Acequias. Se dice que fue abandonado en 1692 a causa de varios terremotos que provocaron hundimientos.

Fueron declaradas en 1991 Patrimonio Histórico de la Nación. Según explica Genrry Flores, del Instituto de Patrimonio Cultural en Mérida, tanto el poblado de Acequias, como la Laguna de Las Lajas, San Pedro y las Ruinas de Mucuño forman parte de la perimetral protegida y están trabajando en planes de manejo para la conservación del paisaje cultural, que incluye patrimonio natural y cultural. Desde 2007 Acequias forma parte del Plan de Desarrollo de Ciudades Patrimoniales Sustentables, del Ministerio de Cultura.




PLANIFICA TU VIAJE


Cómo llegar.
La recomendación para llegar a este paraje recóndito son los vehículos rústicos que salen a las 8.30 am, a una cuadra de la Plaza Bolívar de Ejido, al sur de la ciudad de Mérida. Los rústicos cobran Bs.15. La carretera es muy estrecha y muy poco transitada. Subir implica tener confianza en los conductores con años de experiencia en esta vía y no sufrir de miedo por los precipicios.

Paseos y celebraciones.
Desde este 4 al 10 enero tienen 6 días corridos de festividades, cada día celebran una. Así el Acequias de apenas unos 80 habitantes se congestiona y colma de visitantes. Celebran: la Sagrada Familia, Los Reyes, San Benito, Virgen de Coromoto, Inmaculada y Perpetuo Socorro y San José. Para información sobre paseos a las Ruinas de Mucuño y Laguna de las Lajas, así como alojamiento y comidas contactar a Lesbia Rojas Telfs. (0274) 416.85.43 (0426) 778.59.53.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 3 enero de 2010)


 

 




Fotografías:
Irma Naranjo
 

    

27 diciembre 2009   

MÉRIDA ES UNO DE LOS RECÓNDITOS Y ENCANTADORES PUEBLOS DEL SUR
Acequias: un mirador infinito

Para visitarlos hay que transitar carreteras estrechas
y entre precipicios, que tienen paisajes espectaculares.
 

  por Irma Naranjo   

“Es difícil que lleguen turistas hasta aquí, no hay carteles de señalización, no aparecemos en las carreteras. Nos confunden con San José de Acequias, con Pueblo Nuevo del Sur” comenta Lesbia Rojas, nativa de Acequias quien es encargada de la Posada Mana Emilia.

Acequias sorprende. Tiene una ubicación que lo convierte en una especie de pueblo mirador. Las panorámicas desde los mismos banquitos públicos son impactantes. La vista es infinita en los 180 grados.

  Hay que subir muy bien abrigado en este diciembre, el poblado está a una altitud de
  2460 metros. Las cadenas montañosas de la cuenca de Nuestra Señora son parte
  del entorno inmediato en este poblado apacible.
Fotografía: Irma Naranjo.

Con sólo andar en sus poquitas calles, sin tener que rodar en carro a algún punto especial de la carretera, con apenas salir de las casas y hasta asomarse en ventanas se tienen los azules radiantes del cielo, en jugueteo con las nubes y las imponentes cadenas montañosas de curiosa y rojiza aridez. Paisajes magnánimos, ideales para relajarse y propicios para la meditación…

El cielo pleno de estrellas es un privilegio en Acequias. Y a toda hora el silencio completa el privilegio.

Invitan a la navidad.


Este miércoles 16 de diciembre estuvo listo el pesebre en la Plaza Bolívar, que lo hace tradicionalmente la Junta de Conductores de la Parroquia. Martín lleva 20 años haciendo el pesebre, este año compartió trabajo con Agustín, Florencio, Daniel y Jonatan, todos de apellido Rojas -el más común y casi único en Acequias-. Con tierra rojiza, un par de cactus y también verdor de fondo recrean el entorno de Acequias, que se muestra como un microclima con relativa humedad, árboles y arbustos, rodeado de aridez.

También este miércoles 16 de diciembre a las 8 de la mañana acompañamos el inicio de las celebraciones de navidad. Con el frío colándose por los abrigos dieron la primera misa de aguinaldo. Desde entonces y hasta el 25 de diciembre se podrá disfrutar de esta tradición en las mañanas y el 24 la misa de nochebuena a las 8 de la noche. Con esmero cantan y tocan los pequeñitos de la escuela, organizados por Zulima Rojas. La escuela actualmente funciona hasta 6º grado, con unos 23 niños de matricula.

Acequias tiene unos cien habitantes en su casco poblado repartidos en casas que logran conservar arquitectura tradicional de tapia, que forman hileras por sus escasas calles y tienen como distintivo estar armónicamente pintadas de blanco, con sus techos de tejas. Unos 10 carros rústicos cuando mucho transitan por sus calles cada día. Los niños juegan libremente por calles y plazas.

“En las afueras hay lugares hermosos, la laguna de las lajas, el pueblo viejo de Mucuñó”, comentan varios de los pobladores, con mucho orgullo por sus parajes. La semana próxima continuaremos el recorrido para conocer las ruinas del primer asentamiento de Acequias, que tiene decreto de Patrimonio Histórico Nacional. Acompáñenos…




PLANIFICA TU VIAJE


Cómo llegar. La recomendación para llegar a este paraje recóndito son los vehículos rústicos que salen todos los días a las 8.30 am, a una cuadra de la Plaza Bolívar de Ejido. Y hasta allí se llega en transporte público que desde el viaducto Campo Elías con avenida Tulio Febres en la ciudad de Mérida.

Los rústicos cobran Bs. 15 y hay que compartir espacio con alguna carga de alimentos que con frecuencia suben o bajan. Son unas dos horas de carretera de tierra, que comienza un poco más adelante de Tierra Negra, lugar frecuentado por parapentistas. La carretera es muy estrecha aunque muy poco transitada. Subir implica tener confianza en los conductores con años de experiencia en esta vía y no sufrir de miedo por los precipicios.

Dónde alojarse. Hasta el 31 de diciembre es posible conseguir cupo en las tres posadas de Acequias. En junio por fiestas patronales y entre el 4 y 10 de enero son las únicas fechas que se colma el pueblo de visitantes. De resto llegan sobretodo grupos de turistas extranjeros atraídos por Los Andes y la vida apacible. Recomendamos Posada Mana Emilia, que existe desde hace 17 años, tiene 9 habitaciones y espaciosos corredores, incluyen comidas y tiene agua caliente, una casona hermosa. Telf. (0274) 416.85.43 (0426) 778.59.53. Para información sobre paseos y comidas adicionales contactar a Lesbia Rojas por los mismos teléfonos.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 27 diciembre de 2009)


 

 






Fotografías:
Irma Naranjo
 

    

13 diciembre 2009   

MÉRIDA EN LA MUCUY, A APENAS 10 MINUTOS DE TABAY, QUEDA ESTE
RECINTO QUE ES RESGUARDO Y PASIÓN POR LAS EXPRESIONES CULTURALES

Invitaciones al San Benito desde la Casa de la Diversidad

Un lugar orientador e inspirador para viajeros que disfrutan conocer culturas auténticas.
 

  por Irma Naranjo   

“El San Benito en Palmarito es el 27 de diciembre. Ya en ese momento han comenzado las gaitas de tambora al niño Jesús y al San Benito. Ese día las mujeres que no tenían como adorar al Santo se roban la tambora. Y comienza una lucha entre el chimbanguel (masculino) y la gaita de tambora (femenino y masculino a la vez). Recorren el pueblo y se crea una disputa por el Santo, hasta que se unen y lo llevan a la iglesia. Es una tradición con fuertes lazos africanos, tienen mucha energía y son muy serios con sus celebraciones.” explica Jenny Márquez, quien dirige la Casa de la Diversidad Cultural en Mérida.


“…Y así hasta el 1º de enero, que lo bailan toda la noche, es una celebración súper poderosa. Hay un forcejeo, por entrar y salir de la iglesia… Se escucha el canto ajé, con energía poderosa. Voz y baile en un solo punto hasta que por fin entra el santo. ¡Es algo eufórico, de alegría, de tristeza. Algo hermoso, muy poderoso!”, continua narrando Márquez, con pasión por mostrar manifestaciones, que para sorpresa de muchos están vivas en el estado Mérida.
  

  Cada localidad tiene su propia manifestación para celebrar al santo negro. En San Rafael
  del Páramo los celebran entre el 9 y 10 de enero.
Fotografía: Álvaro Hernández Angola.

Algunas vallas con llamativas fotografías en la vía de Mérida al páramo anuncian la Casa de la Diversidad Cultural -que existe desde hace unos 3 años en la Mucuy- ubicada a menos de 10 minutos de Tabay. Un espacio que recomendamos para orientar visitas con atractivos culturales auténticos. Dista de ser un centro de información turística comercial, mantienen exposiciones fotográficas, dan visitas guiadas, proyectan videos de producciones propias a los visitantes. Y hasta la misma Jenny Márquez se convierten en excelente guía para difundir a la Mérida que existe más allá de las consabidas ventas de souvenirs, parques temáticos y hoteles del páramo.


Es una casona, de hermoso muro de tapia, que muestra con excelente señalética expresiones culturales de Mérida y del resto del país. Como ésta existen otras nueve Casas de la Diversidad que seguiremos visitando y documentando en el próximo 2010, en los estados Aragua, Bolívar, Falcón, Lara, Nueva Esparta, Táchira, Trujillo, Sucre y Zulia.

Un mapa con fotos y datos despierta atención y da una idea clara y menos desdibujada que la promoción turística convencional. Donde convergen en el mapa de Mérida: una población wayú; Natividad Niño, una de las loceras más importantes del estado y la cultura afro en Mérida, que casi nadie conoce.

“La zona Sur del Lago es increíble, ha sido muy valioso para nosotros trabajar allí. Cuando te metes en los pueblos –de afrodescendientes- es genial, por la riqueza que tienen. Hicimos una degustación y sólo en Palmarito, encontramos 30 platos, fue una belleza. Hasta la propia lista de los nombres era hermosa.” Cuenta Márquez como un dato interesante culturalmente. Para viajeros apasionados por este tipo de destinos se recomienda siempre tomar previsiones y acompañamiento con pobladores locales.

“Están las locainas del niño Jesús, de Pueblo Llano, estoy fascinada con eso, comienzan el 24 de diciembre y terminan el 1ero de enero. El 24 de diciembre se vuelven locos, hablan al revés con un vocabulario propio... El 1ero de enero le echan una paliza al cura y después el cura a ellos. Tienen como ícono a un defensor de los indígenas” .

Infaltable el 28 de diciembre los trabucos de San Benito en Mucuchíes, donde los andinos se embetunan en honor al santo benefactor de los esclavos y destacado como bebedor, parrandero y enamorado. Luego entre 9 y 10 de enero son los giros de San Rafael del Páramo. “También en Timotes hay uno bello y grandioso, con un baile impresionante, que se llama la araña y van tejiendo una gran malla”, explica Jenny con entusiasmo contagiante que anima a elegir a Mérida este fin de año, para vibrar con sus manifestaciones vivas.

Jenny Márquez.
“Esperamos tener aquí un espacio de degustación constante. Como las noches de los viernes dedicadas a platos de comida afromerideña, proveniente de los pueblos del Sur del Lago”.


TOME DATOS

En la agenda de febrero están las celebraciones de la Candelaria, en El Valle y en Mesa Bolívar, que forman parte de una investigación de acción-participación con la comunidad que levanta esta institución, sobre manifestaciones etnográficas de Mérida.

Márquez comenta sobre las potencialidades y personajes de la misma comunidad de la Mucuy, entre ellos: Mariano Rangel (tallista), Miguel Carvallo (juguetero), los dulces de la hermana de Mariano, Estefanía (tejedora), María Luisa (orfebre). En la visita coincidimos con Natalia Villafania, una entusiasta titiritera que lleva sus animaciones por escuelas rurales y proviene de una familia de creadores de arte.

Conserva salas propias de las Casas de Diversidad Cultural, en el caso de Mérida una cocina ideal para clases y degustaciones, además de salas pequeñas, tal como las habitaciones de las casas andinas. Por estos días mantienen la exposición de fotografía de San Isidro Labrador en la zona agrícola de La Mucuy, con imágenes de Álvaro Hernández Angola, Nelson Garrido, y Rafael Lacau.

Más información: telf. (0274) 415.64.72 (0416) 473.52.04.
E-mail: diversidadcultura@gmail.com
Web: www.diversidadcultural.gob.ve 



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 13 diciembre de 2009)


 

 







Fotografías:
Álvaro Hernández Angola e Irma Naranjo
 

    

6 diciembre 2009   

MÉRIDA EN MUCUCHÍES ESTÁ UN VIBRANTE NÚCLEO
DEL SISTEMA NACIONAL DE ORQUESTAS

Un páramo sinfónico en esta Navidad

Como siguen el calendario escolar es posible verlos ensayar
y en conciertos en temporadas de clases.
 

  por Irma Naranjo   

“Aquí en el páramo todos los días, vive el espíritu del maestro José Antonio Abreu, su espíritu expresado a través de nuestro trabajo, es algo que los turistas pueden venir a disfrutar”, es frase emotiva que suelta Roraima Carreño, directora de la Orquesta Infantil del Páramo, mientras coordina ensayos para los conciertos de esta navidad.

Chirstmas Fugue, de Robert Brown, es la partitura que José Sánchez tiene en su atril, un domingo en la mañana, en el frío y soleado Mucuchíes, preparándose para el próximo concierto. Cuenta que se inició en el coro, estudia en el liceo nocturno y vive en sector La Toma. “Lunes, miércoles y jueves es ensayo general, viernes teoría y solfeo y el fin de semana vengo a estudiar solo y a clase particular. Comencé hace año y medio con el cello, me gustó, suena muy intenso, cuando vi una suite de piano y cello, supe que esto era lo mío”.
  

  El frío y soleado Mucuchíes es escenario de prodigiosos talentos infantiles. Queda a unos
  40 kms. de la ciudad de Mérida y es un poblado emblemático donde convergen servicios
  turísticos.
Fotografía: Francisco Itriago.

Esa mañana varios jóvenes de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Mérida dan clases particulares a sus pupilos en los núcleos del sistema orquestal. Aunque la Casa de la Cultura se ha quedado pequeña, es un espacio que resguarda la magia de ser frecuentada por chiquillos animados, estudiosos y prodigiosos interpretes. Tiene el encanto de la construcción de tapia, con vistas a la imponente Sierra Nevada, a través de antiguos techos de tejas.

“Interpretaremos una fuga navideña, que será un estreno en este lugar y con esta orquesta. La Aleluya de Hendel, otras populares como: Noche de paz, Navidad…” comenta Roraima, con vibrante entusiasmo y agrega: “Este es un trabajo muy duro, muy absorbente, tiene que haber constancia, disciplina, sin eso no logramos nada. En tres meses no tuvimos un día libre, pero los resultados son reconfortantes”.

Esta Orquesta que está activa desde hace año y medio -cuando recibió los primeros instrumentos- ya ha sobrepasado los 500 niños, provenientes de la zona del páramo merideño: Mucurubá, Gavidia, Apartaderos, Escagüey, Misintá, Misteque, Mucumpate y Mocao. Todos son poblados agrícolas aledaños a Mucuchíes.

Es uno de los núcleos más completos del estado Mérida, ya tienen 4 cátedras de violín, viola, violoncello, contrabajo, flauta transversa, oboe, clarinete, fagot, corno, trompeta, trombón, tuba, percusión, kinder musical, lenguaje musical, flauta dulce y piano.

“Vino una delegación de Escocia hace poco, querían ver una orquesta en una zona rural y no entendían, preguntaban cuál era la magia que teníamos,” comenta Pedro Castillo. Se impresionaron al ver tanto, en tan poco tiempo. Ellos tienen desde hace año y medio un núcleo en su país, siguen el modelo venezolano y apenas tienen cuerdas. “Y aquí en año y medio tenemos coro, ensamble de flautas dulces, kinder musical y la orquesta”, agrega Roraima.

“Hacer labor social a través de la música es un asunto de misión, de religión. Yo digo que mi dios es el maestro Abreu y uno de sus santos Gustavo Dudamel. Un niño de 15 años en vez de estar tirado en una esquina con una botella desmayado, antes de eso está con nosotros, con un violín y cuando tenga 15 años ya puede ser un profesor de violín.” Concluye Roraima nativa de Trujillo, quien se inició en el sistema a los 9 años con flauta dulce y se especializó en dirección de orquestas entre Europa y Venezuela.

“Nosotros podemos hacer que cualquiera de estos niños sea un Dudamel”, expresa la directora que es alma y motor: “Nacen con este talento, no hacemos audiciones y resultan tremendos músicos. También ves a representantes fajarse en esto, a instituciones, autoridades de cualquier tolda que terminan armonizando con nosotros, hermanándose, porque esto es luz”.



TESTIMONIOS

Roraima Carreño
,
directora. “La más grande inspiración es el maestro Abreu. Es el hombre brillante que ha creado este sistema y le ha dado esta luz al país”.

Pedro Castillo
,
coordinador. “Aquí en los Andes la mayoría de los niños lo primero que conocen es un violín y cuando llegan y los ven se enamoran de ellos”.



TOME DATOS
Hoy domingo 6 de diciembre será el concierto en Mucurubá y los días 11 y 14 de diciembre en Mucuchíes.

La agenda se corresponde con el calendario escolar, de modo que los visitantes que llegan fuera de temporadas vacacionales pueden acercarse a los ensayos o clases de los chiquillos en la Casa de la Cultura o en la Casa de San Benito.

Para el próximo año esperan tener su propia orquesta de cámara que podría dar conciertos durante temporadas en espacios públicos como la iglesia. Para más información: (0274) 8720890, (0416) 9077371.

Cuentan con una Asociación de Amigos de la Orquesta del Páramo, con el fin de recaudar fondos. Contacto: Tita de Itriago. Telfs. (0274) 8720152.

 

(Extracto del diario Ultimas Noticias, 6 diciembre de 2009)


 

 





Fotografías:
Francisco Itriago.


 

    

29 noviembre 2009   

CARABOBO EN LOS VALLES ALTOS EN UN ESPACIO DE CONSTRUCCIÓN
TRADICIONAL VENEZOLANA SE JUNTAN ORIENTACIÓN PROFESIONAL Y HUMANA

Seguimos en La Concepción y el turismo holístico

Se pueden tomar desde un día relajante, consultas externas,
hasta integrales planes de desintoxicación.
 

  por Irma Naranjo   

Continuamos con la experiencia de turismo de salud holística en La Concepción. El centro de sanación ubicado en Aguirre, Carabobo, donde cada cual es ayudado a encontrar y adoptar cambios para mejorar su vida y conservar equilibrio de cuerpo, mente y alma.
  

    La Concepción invita a un proceso de maduración, para la evolución de la conciencia.
    Hoffmann: “El mensaje de todas las religiones es el amor.
Fotografía: Irma Naranjo.

Un día en el spa. 10 am. En una hamaca, en la enfermería me aplican vía intravenosa sueros con nutrientes celulares. 11 am. Luego los 4 elementos: primero entro al sauna, entre madera y calor seco, de allí al vapor entre rocas y muchísima humedad caliente. Alternamos con una ducha fría. Viene la arcilla que se seca al sol y se quita con duchas a presión. Son procedimientos fitoterapeúticos y físicos para ayudar a la desintoxicación. Allí comparto con Manuel, quien para sorpresa de mucho, está en un día laboral, “Si, la empresa donde trabajo manda a todo el personal aquí, tenemos que hacerlo como algo preventivo”.


1.30 pm. Cita con el iridiólogo, reflexología y quiropraxia. 2.30 pm. Vienen las agujitas de la acupuntura con el doctor Mauro Silva, médico holístico, quien explica: “Esto es una sumatoria de terapias de medicinas antiguas y de medicina alopática. Damos un diagnóstico integral y tratamientos: sueroterapia, desintoxicación colónica, medicina china, psicoterapia, porque somos una unidad biopsicosocial (cuerpo, mente y espíritu); masajes terapéuticos que abordan lo psicológico y corporal en articulaciones o músculos, producidos por estrés, desgaste del organismo, toxinas... Aplicamos nutrientes celulares, programas revitalizantes, medicina antienvejecimiento, inmunoestimulante, la parte cardiovascular, la osteoarticular…” y un largo etcetera, atienden también consultas externas.


3.30pm. Masaje psicocorporal. “Uyyy ahí duele demasiado y en ese punto, ahí, duele mucho más, ayy” “Eso es, tienes que soltar, expira y grita si te duele y así se van liberando las tensiones. Tu lado yan está muy tenso, son puntos donde hay cargas de responsabilidad excesiva, frustración, miedos, culpas..” es parte de la rutina de Mery, terapeuta que sus manos tantea los puntos donde se reflejan hábitos y emociones no resueltas.

Juan de Piña, otro compañero de terapias, que es visitante desde hace unos 10 años, comenta: “Aquí te encuentras y convives con la naturaleza, abandonas un poco el ego y la vida citadina. La magia de La Concepción es la oportunidad de estar contigo mismo. Trato de venir al menos una vez al año”.

Turismo holístico.
Hoffmann forma parte del equipo de Recreación del Ser -dedicados al turismo holístico- con quienes comparte lo que llaman travesías místicas. “Se trata de viajes al Patrimonio Espiritual de la Humanidad, considerando que todo lo que significa espiritualidad viene de un mismo Dios. Ahora estamos regresando del Camino de Santiago, dedicado al misticismo cristiano-católico, visitamos lugares donde se manifestó la virgen, en Lourdes y Fátima.”

“Viajar conmigo es cumplir una rutina de vida, levantarse temprano, hacer ejercicios y alimentarnos lo más sano posible. Cada quien va estudiando un tema y lo expone, por ejemplo en India revisamos las religiones originadas allí: hinduismo, budismo, psiquismo y el Islam”, explica Efraín. Van grupos de unos 20 ó 30 turistas, en viajes programados que se abren para ir organizando grupos, el próximo será a Tierra Santa (Egipto, Jordania, Israel) en abril-mayo de 2010.

Para este fin de año Recreación del Ser tiene previstas salidas para: Salto Ángel del 19 al 23 de diciembre y otra del 19 al 25 de diciembre a la Laguna de Santo Cristo, en el páramo del Sierra Nevada en Mérida, con la guía Marina Tirado, monja budista.



TOMA NOTA

Ecología en 2010.
Hoffmann extiende su visión sanadora a colectivos. El 22 de abril de 2010 lanzará el evento “Ecovita, conciencia en acción”, con alternativas ecológicas para comunidades y gobiernos. “La salud es para el hombre lo que el equilibrio ecológico es para el planeta. El consumismo ha sido motor de la economía mundial, pero es causa de contaminación, superproducción de desechos, depredación de los recursos. Comience por revisar hábitos, consumir más frutas, verduras, legumbres, cultivadas sin fertilizantes...” Es uno de los mensajes en la edición de este año: Agenda de la Salud, estilo de vida verde.

Más información: www.hoffmann-spa.com.ve.
Telfs. (0429) 490.64.86-87, 941.51.51, (0416) 647.99.99, (0414) 941.99.99.

Contáctelos.
Para los viajes holísticos:
www.recreaciondelser.com. También en la Fundación Flore-ser el doctor Mauro Silva ofrece tratamientos gratuitos para comunidades y público en general, así como formación de terapeutas holísticos, telf. (0412) 755.31.08.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 29 noviembre de 2009)

 

 









Fotografías:
Irma Naranjo


 

    

22 noviembre 2009   

CARABOBO UN CENTRO DE EXUBERANTE NATURALEZA, DONDE
RESTITUIR EL EQUILIBRIO INTEGRAL DE CUERPO, MENTE Y ALMA

Hacienda La Concepción en los valles de Aguirre

Una experiencia para comprender el real sentido de
la armonía natural del ser y los procesos de sanación.
 

  por Irma Naranjo   

La población de Aguirre comparte las bondades de vida apacible y fertilidad de los valles altos de Carabobo, junto a Montalbán y Canoabo, ubicados a unos 50 minutos de Valencia, vía Bejuma. Aguirre tiene pocas calles y está rodeado de fincas y de montañas ricas en cuarzo. Amanece cubierto de mágica neblina y sutil frescura.

  

    Los jardines, con una colección etnobotánica, son parte de la magia de esta hacienda,
    que brinda opciones de sanación integral.
Fotografía: Irma Naranjo.

Una zona donde han surgido posadas rodeadas de verdor y que es punto focal del turismo de salud en el país, con el desarrollo desde 1989 de la Hacienda La Concepción como Centro de Sanación-Spa-Ecológico. Un lugar que es referencia de medicina holística, fundado y atendido por el doctor Efraín Hoffmann y sus terapeutas -muchos provenientes de la comunidad- formados a lo largo de dos décadas.


“Hemos crecido con el tiempo, comenzamos en un espacio pequeño. Tengo 20 años aquí con el doctor, comencé en la cocina, luego me casé con esto. Me formé como terapeuta, doy masajes reductivos, relajantes, con piedras calientes, corporales sanadores, drenaje linfático…”, cuenta Carmen Hernández.

Aves del paraíso, bastones del emperador, palmeras, un árbol de centella asiática y hasta un pequeño baobab es parte de la colección del jardín etno-botánico, que da magia a las instalaciones. Se trata de la hacienda natal de Hoffmann, donde de alguna manera dio continuidad a la labor iniciada por sus padres, en la prestación de servicios de salud a comunidades vecinas.

“Aquí tratamos todo tipo de problemas, no trato enfermedades, trato seres humanos con sus dolencias. Las enfermedades para mi son síntomas, consecuencias. Trabajo las causas, las interferencias, los problemas emocionales, nutricionales, el estilo de vida y las enfermedades desaparecen... El organismo se encarga de sanar a alguien que tiene artritis, que tiene cáncer. Así como algunos errores fabrican un tumor, los aciertos devuelven las células a la normalidad”, expone certero Hoffmann.

Un día en el spa.
6.30 am., suenan las campanas. A las 7am., listos para la actividad física, que ese día es Tae Bo y la dirige el mismo Hoffmann. “Doctor pero nunca he hecho Tae Bo y no dormí casi nada anoche”, a lo que responde enérgico: “No importa, será la primera y lo de no dormir fue anoche, hoy es otro día.” Arrancan la música y la disciplina diaria en La Concepción. Luego de mucho sudor y endorfinas activas. “Viste, lo hiciste muy bien”. De allí a tomar un jugo, a una hora de meditación y a desayunar.

“Mucha gente no sabe que estas cosas existen, ni que es posible. Sanación es una palabra que no comprendemos. Curar es como mecánico y externo…, te operaron, te inyectaron, te dieron pastillas. Pero la sanación ocurre cuando mi organismo va a activar mis mecanismos auto-sanadores, que están obstruidos o interferidos e impiden que mi sistema se auto-regenere. Sanación es ayudar al organismo a desaparecer lo que impide su sano funcionamiento”, explica Hoffmann mientras vamos descalzos, a la usanza de La Concepción.

“¡Cuando pruebas y ves resultados comienzas a creer! A creer en los procedimientos, esto tiene una base real, científica. No todos los médicos tienen la información y no todos han completado su formación médica, la mayoría está trabajando con un modelo curativo, farmacológico, quirúrgico. Pero el holístico, es de sanación y preventivo.”

Tiene título de medico cirujano en la Universidad de Los Andes (1982), que complementó con estudios de: acupuntura en Sri Lanka, homeopatía en París, laserterapia en España, quiropraxia en Inglaterra y Australia, botánica médica y fitoterapia en México, así como también música y filosofía. Y con inquietud científica ha evaluado y validado los usos de medicinas tradicionales que ha conocido en unos 30 países visitados.

En tono de confesión dice: “Deja la prisa, todo cuanto viniste a hacer en la vida lo harás, ni más, ni menos. Y lo sabes, sólo que no lo recuerdas.“

9.30 am., la campana del desayuno. El comedor es encuentro con cocina creativa y es aprendizaje en nutrición, que da sorpresas tipo gourmet. Xabier Biain, el chef, explica: “Cocinamos vegetariano, con diferentes tendencias. Con base en comida trofológica, que es la correcta combinación química de alimentos. No usamos azúcar, ni margarinas, sólo papelón, aceite de oliva, harinas integrales.”

La próxima semana continuaremos con la vivencia en este Centro de Sanación, sus enseñanzas y viajes holísticos.


TOMA NOTA

Abierto a comensales.
Como novedad La Concepción abre para todo público el restaurante-café La Terraza, viernes y sábados en las noches de 7 a 11pm. Queda en un tercer piso a la altura de la copa de los árboles. Olga Bravo invita a sus menús vegetarianos temáticos: hindú, mediterráneo, thai y criollo. También hace panadería artesanal.

Más información.
Efraín Hoffmann comparte sus conocimientos en talleres y además asoma esta opción “en la Fundación tenemos un proyecto de diplomados en calidad de vida (para público en general) y para la formación de terapeutas y médicos holísticos, que actualmente estamos tramitando con la UPEL.” Contactos: Fundación Hoffmann Salud Integral, www.hoffmann-spa.com.ve. Telfs. (0429) 490.64.86-87, 941.51.51, (0416) 647.99.99, (0414) 941.99.99.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 22 noviembre de 2009)

 

 














Fotografías:
Irma Naranjo


 

    

15 noviembre 2009   

CARACAS UN RECORRIDO ENTRE LOS ÁRBOLES DEL SECTOR LOS VENADOS,
EN EL PARQUE NACIONAL WARAIRA REPANO

Flotar entre árboles en el Ávila

Un paseo para contemplar la naturaleza desde una perspectiva
diferente. Arriba, tu puedes, risas, gritos, es parte del ambiente.
 

  por Libertad Graterol   

El Parque Nacional El Ávila (Waraira Repano) es para Caracas una opción para escapar de la cotidianidad y una excelente forma de relacionarnos con la naturaleza, a través sus diferentes senderos. Uno muy particular es la estructura, que desde febrero de este año funciona el la zona de Los Venados, bajo la tutela de Álvaro Iglesias, de Canopia Senderos Aéreos, y un grupo de estudiantes universitarios.
  

    En este Parque Nacional que enmarca la ciudad capital, se camina muy alto por la copa
    de los árboles, con la adrenalina a millón.
Fotografía: Libertad Graterol.

Madrugamos para subir. Nos comentaron que debíamos llegar muy temprano porque los fines de semana hay muchos queriendo vivir esta experiencia. Con transporte desde Cotiza, llegamos a Los Venados y esperamos al personal de Senderos Aéreos, con ansias. Lo primero que dijo Álvaro fue: “¿Ya se anotaron? porque es por orden de llegada, si no pueden perder la oportunidad por hoy y el que madruga recoge agua clara y Dios lo ayuda”.

“Buscamos seguridad máxima para la gente y la naturaleza, las plataformas están en el tercio inferior de la altura del árbol. Elegimos árboles de mayor fuste para un mejor enraizamiento, igual son seres vivos y deben respetarse y cuidarse”, explica Iglesias, quien es ingeniero forestal.

Entretanto los guías del sendero nos colocaron todos los equipos de seguridad (arnés, mosquetones, guantes, cascos y otros). “No taladramos ni clavamos en el árbol, todo es por presión y sujeto con cojinetes de madera para evitar el contacto directo del metal con la corteza. Así el árbol continúa su proceso natural como ser vivo” agrega Álvaro.

Caminando entramos en el “Sendero de interpretación de la naturaleza” con 14 estaciones educativas sobre el ecosistema, leímos las estaciones e interpretamos lo que apreciábamos a nuestro alrededor y sin darnos cuenta llegamos al comienzo del “Sendero Aéreo Canopia”.

Álvaro explica que el sendero es para niños desde 6 a 99 años y tiene una longitud de 250 mts. Alcanza 30 mts de altura y está conformado por seis plataformas, tres puentes colgantes y dos tirolinas, la primera de 40 metros y la última de 120 metros. El recorrido dura cerca de hora y media y tiene capacidad para 10 personas, más los operadores.

Allá arriba el corazón late rápido y fuerte. Desde los puentes mientras pasas de un árbol a otro ves alrededor con un sentimiento que mezcla asombro y miedo. Te sostienes muy fuerte, tratando de concentrarte en lo que haces con manos y pies, y cuando llegas a la tirolina (una guaya de 9mm de espesor) la adrenalina te hace sentir invencible. El aire choca en tu rostro, mientras vas a velocidad deslizándote y casi flotando entre las copas de los árboles.

Alejandra Rojas, agitada y entre risas, comenta: “Me fue finísimo, es la segunda vez que vengo y lo disfruté incluso más que la primera”,y al final exclama: ¡Sí, por fin tierra! Miguel, su hermano de 19 años, agrega decidido: “Es mi primera vez en el sendero y me pareció chévere, al principio me dio un poquito de vértigo. Quiero volver en un mes para hacerlo cuando reunamos bastante gente.”





PLANIFICA TU VIAJE

Centro Recreativo Los Venados.
Se encuentra a una altura de 1.437 metros sobre el nivel del mar y puedes subir a pie -si las condiciones físicas te lo permiten- o en los transportes rústicos autorizados por Inparques, desde Cotiza.


Canopia Senderos Aéreos en El Ávila.
En temporada alta funcionan todos los días de 09:00 am a 5:00 pm. El resto del año sólo los fines de semana en el mismo horario. Tlfs. (0416) 177.40.17. www.senderosaereos.com.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 15 noviembre de 2009)

 

 



Fotografías:
Libertad Graterol


 

    

8 noviembre 2009   

MÉRIDA RODEADO DE ARIDEZ Y CON TEMPERATURAS CÁLIDAS DURANTE
EL DÍA ESTE POBLADO INVITA A DISFRUTAR DE LA VIDA APACIBLE

Chiguará un poblado con arraigo

Un destino ideal para turistas sensibles con lo auténtico,
que no buscan lujos sino sosiego y calor humano.
 

  por Irma Naranjo   

Viajar atentos al paisaje, desde la ciudad de Mérida hasta el poblado de Chiguará, es impresionarse por los cambios radicales que, en apenas 45 kilómetros, se abren en el valle del Río Chama. Atrás quedan las bucólicas sierras merideñas que amanecen frías y atardecen nubladas, para dar paso a cañones áridos. Una autopista que atraviesa una locación semidesértica de suelos rojizos, entre cactus y cujíes.

La señalización avisa el desvío para Chiguará, a unos 6 km de carretera queda el auténtico centro poblado (a 970 m.s.n.m.). Sus calles en pendiente resguardan casas tradicionales alrededor de la Plaza Bolívar y es flanqueado por montañas con verdor y aires apacibles.
  

   Un casco poblado que aun sin ordenanzas estrictas es modelo de conservación para los
   pueblos andinos.
Fotografía: Irma Naranjo.

El nativo de Chiguará sin duda destaca por el orgullo y amor a su terruño, a su historia. Gente de arraigo que expresa un espíritu ancestral por preservar su esencia, un talante heredado de los chiguaráes, habitantes primigenios de las orillas del Chama, dedicados a la agricultura.

Eunice Molina es una amorosa anfitriona en la calle que sube frente a la plaza (avenida 4), que conmueve por su modestia y tesón. “Estoy en mi ventana de 6am hasta 10pm, encantada de la vida por ofrecer algo a quien llega.” Alterna sus cartelitos de acuerdo a lo que la salud le permite ofrecer cada día: conservas caseras de leche, chicha de arroz, naranjas rellenas y huevos criollos. “Tengo 20 años atendiendo la ventana, a veces los domingos tenemos pastelitos, hallacas o hervido de gallina. A las personas mayores que si me dan confianza, les ofrezco dos habitaciones de mi casa”.


Patrimonio cafetalero
. “Trabajamos los cafetales de los abuelos mejorando con tecnología. Los mantenemos como patrimonio familiar, por nuestro amor y respeto a la familia” suelta con convicción Reinaldo J. Hernández, quien a los 22 años comparte sus estudios en la Escuela de Medios de la ULA con el procesamiento de café en la finca La Colorada, junto a sus hermanos y su padre. “Si no se fortalece nuestra cultura, con el paso de los años lo externo nos va a contaminar y perderemos valores y nuestra historia”.

Chiguará fue exportador cafetalero, como muchos poblados del piedemonte andino, a finales del siglo IX y principios del XX (hasta la crisis de los 30), según relata Aldo Dávila, quien conserva documentación de viajeros comerciantes de la época, provenientes de Norteamérica, Inglaterra y Alemania. La familia Pulido también procesa café en el sector el Peñón. Otro poblador nos recomienda el café que venden en las bodegas sin etiquetas, es criollito chiguarero.

“Es una obligación para nosotros preservar a Chiguará como tierra, como cultura, por su simbolismo natural ante todo. Tiene infraestructura de posadas, aunque aun falta motivar la filosofía del agroturismo. Es recomendado para el turismo de descanso, de aventura” expone Reinaldo con ahínco.

Su abuelo Jesús Dávila Balza, fue un prodigioso fotógrafo, un empírico, inventor y dejó un valioso legado en imágenes del poblado y su gente.

Como comunidad restauraron el casco poblado hace unos 15 años y aún luce con orden urbanístico y arquitectónico, a diferencia de otros poblados que en los Andes crecen en anarquía. Carlos Manuel Fernández otro chiguarero y soñador, se dedicó a promover la albañilería tradicional y construyó unas 22 casas en Chiguará. Ahora Fernández disfruta en su sencilla finca –tiene vista al Sur del Lago de Maracaibo- junto a sus hijos y sobrinos los primeros frutos de una cooperativa de cultivos organopónicos: los tomates manzanos chiguareros.

Explica que no son transgénicos, son híbridos y a diferencia de los hidropónicos sólo usan productos naturales. Un tema que le apasiona y que incentivó en sus hijos desde que nacieron. Carlos Manuel lamenta ver como alrededor tumban cafetales, árboles y envenenan las tierras con puros químicos. Para este diciembre producirán en el mismo invernadero pimentones, que se pueden comprar en el propio sector El Filo o en el Mercado Soto Rosa de Mérida.



PLANIFICA TU VIAJE

Casa de la Cultura
. Frente a la Plaza Bolívar, es lugar de ensayo del Núcleo de Chiguará, del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. José Gregorio Zapata, el director, comenta que pueden acercarse visitantes sigilosos durante los ensayos. Y no se sorprenda si corre con suerte y presencia un concierto de los jóvenes y chiquillos estudiosos y prodigiosos de la música en el propio Chiguará. (www.fesnojiv.gob.ve).

Alojamientos y paseos
. Fanny Dávila ha sido una promotora en cuerpo y alma de Chiguará, organiza planes para bodas, bautizos que incluyen decoración de la iglesia, grupo de violines, tríos y alojamiento. Tiene su propia posada Cantarranas y además recomienda a muchas en el pueblo y en el campo: Las Rurales, La Concha, La Peña, de Juanita Mendez, de Josué. “Las infraestructuras son sencillas, pero las señoras y las panorámicas son tan lindas que usted se olvida del mundo, es para descansar y compartir con mucho calor humano”. Además orienta y organiza visitas a finca de café, finca agroecológica y al Parque Xerófito, del que cuenta con orgullo es el único de Venezuela y ella fue una de sus fundadoras.

Recomendamos:
Si va de visita nocturna al parque temático la Montaña de Los Sueños, que tiene al cine y los medios masivos como motivo. La recomendación es llegar algunas horas antes de la entrada para honrar con una visita al propio Chiguará.

Contáctelos:
Eunice Molina y Carlos Manuel con la producción de cultivos organopónicos, telf. (0274) 268.84.82. Café La Colorada, telf. (0426) 836.11.74. Fanny Dávila orienta sobre posadas y otros servicios turísticos, telf. (0274) 266.01.63.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 8 noviembre de 2009)

 

 








Fotografías:
Irma Naranjo y cortesía
de Yorman Becerra


 

    

1 noviembre 2009   

CHILE BUENA PARTE DE ESTOS PARAJES EXCEPCIONALES ESTÁN
DENTRO DE LA RESERVA NACIONAL LOS FLAMENCOS (Y II)

Atacama: un paraíso natural único

Paisajes como salidos de otro planeta es la oferta del vecino país al sur del continente.
 

  por Alejandra Sampson   

Conocer el desierto más árido del mundo, el desierto de Atacama, requiere de por lo menos cinco días de estadía. Teniendo a San Pedro de Atacama como epicentro, podemos acceder a innumerables y únicas bellezas ubicadas a distancias relativamente cortas. Buena parte de ellas incluidas dentro de la Reserva Nacional Los Flamencos.

Este será un viaje extremo para cada uno de sus sentidos, en donde sus ojos no se casarán de admirar paisajes como de otro planeta y la pasividad del desierto le renovará el espíritu.
  

      Las lagunas altiplánicas, de intenso color azul y orilllas blancas, con los volcanes de
      fondo simulan el propio paraíso.
Fotografía: Alejandra Sampson.

Lagunas altiplánicas

Los volcanes Miscanti y Miñiques, forman dos hermosas lagunas que llevan sus mismos nombres, de intenso color azul y orillas blancas, que asemejan al paraíso. Se ubican a 4200 m.s.n.m., reciben sus aguas de manera subterránea y del deshielo de las altas cumbres. El lugar es refugio del Wari o Tagua cornuda, especie de ave en peligro de extinción, que anida en este lugar en invierno.


Amanecer en Geysers del Tatio

Con los rayos del sol comienza el impresionante espectáculo que forman los geyser al despertar.


Un campo geotérmico formado por 40 geysers, 60 termas y 70 fumarolas se activa con los primeros rayos del sol. Emanan violentos flujos de vapor y agua a más de 85ºC, que alcanzan hasta los 6m. de altura, a través de fisuras en la superficie terrestre. En los alrededores puedes tomar un baño en aguas termales, mientras la temperatura alrededor está bajo cero.


Atardecer en la Cordillera de la Sal


Ubicada a 2 Km al oeste de San Pedro, esta cordillera ha sido modelada por viento y lluvias, que han aflorado la sal, el yeso y otros minerales, convirtiéndola en un abanico inagotable de formas y brillos. Es un espectáculo geológico de gran belleza formado hace 22 millones de años.

Aquí destaca el Valle de Luna, que debe su nombre a lo inhóspito del lugar y a su similitud con el espacio lunar. Allí caminará por una enorme duna desde donde cada atardecer es un espectáculo irrepetible de colores y sensaciones, desde aquí podrá admirar la imponencia del desierto.

El Valle de la Muerte, dentro de la gran Cordillera de la Sal, es otro lugar obligado. Enormes rocas esculpidas por la erosión, de color rojizo, conforman la zona más árida y más salina del entorno, en donde no es posible la vida. No hay que dejar de visitar la formación rocosa llamada los vigilantes o las tres marías, de más de un millón de años y las minas de sal.


Salar de Atacama


Está ubicado a 2.300m.s.n.m. Su superficie está formada por costras de sal producto de la evaporación de aguas salinas subterráneas. En la superficie del salar afloran aguas provenientes de los Andes, que conforman un conjunto de lagunas de baja profundidad, donde abundan las algas que son alimento de los flamencos y del resto de la fauna del lugar.

En el sector oriental, se ubica Soncor, un sistema de lagunas en donde destaca la laguna Chaxa, hermoso paraje donde puedes entrar en contacto con los flamencos, al atardecer los colores del cielo y los volcanes próximos se reflejan en sus aguas, dejándote sin palabras.


PLANIFICA TU VIAJE

Debido a los fuertes cambios de temperatura entre el día y la noche se recomienda llevar ropa fresca para el día (franelas, traje de baño, short y pantalones delgados) y ropa bien abrigada para la noche. No olvide su protector solar, lentes de sol, binoculares y sombrero. Recuerde mantenerse bien hidratado.

En San Pedro comienza la aventura, con inagotables excursiones. Los hoteles ayudan a planificar los paseos y también alrededor de la plaza las agencias de viajes tienen planes para todo presupuesto. En la página oficial de la municipalidad de San Pedro hay buenos datos de viajes, www.sanpedroatacama.com y atienden por el e-mail: contacto@sanpedroatacama.com.

Una agencia que recomendamos es: www.terraextreme.cl,
e
-mail: terraextreme@gmail.com.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 1 noviembre de 2009)

 

 







Fotografías:
Alejandra Sampson


 

    

25 octubre 2009   

CHILE EPICENTRO PARA TOMAR EXCURSIONES POR LA EXUBERANTE RESERVA
NACIONAL LOS FLAMENCOS Y HASTA PARA VIAJAR A BOLIVIA Y ARGENTINA

San Pedro de Atacama: en el desierto más seco del mundo

Un poblado construido con barro, con restaurantes
al calor de fogatas, que cautiva al visitante.
 

  por Alejandra Sampson   

Al norte de Chile y en medio del desierto más árido del mundo, el Atacama, se encuentra San Pedro. Atacama está justo localizado en el Trópico de Capricornio, igual que el desierto del Kalahari en África y el gran desierto australiano y es producto de un efecto climático global en esas latitudes.

Llegar a San Pedro sin duda alguna es trasladarse en el tiempo, no en vano es considerada la ciudad arqueológica de Chile. San Pedro se emplaza en un oasis formado por los ríos San Pedro y Vilama, originados en la Cordillera de los Andes. El pequeño poblado está ubicado a 2400 msnm, con apenas 2500 habitantes, con casas muy particulares, construidas con adobe y cactus, que conservan angostas y empolvadas calles. Desde la colonia española aún guarda la misma organización espacial y arquitectura tradicional.
  
     El Atacama es más accesible y visitable de lo que se pueda imaginar, existe buena
     infraestructura, ofertas y servicios cómodos para el turista.
    
Fotografía: Alejandra Sampson.

Alrededor de San Pedro se encuentran cumbres de las más altas de la Cordillera de Los Andes, impresionantes paisajes y lugares de gran valor natural y arqueológico. Que lo han convertido en el epicentro turístico de la región, con cómoda infraestructura ajustada a variados presupuestos y gustos.


Entre las pocas calles que conforman San Pedro y bajo su cielo azul siempre despejado, existe variedad de restaurantes y cafés, con comida típica e internacional. Espacios con cuidada estética y sencillez, donde predominan el adobe y la madera, en armonía con el entorno. Llaman la atención las fogatas en los establecimientos, para mitigar el frío de las noches. Existen desde hoteles lujosos hasta hostales, cabañas y lugares para acampar. Como muestra del turismo bien concebido, en su mayoría son atendidos por sus propios dueños.



Recorriendo San Pedro

Antes de tomar excursiones para conocer el esplendor de su entorno, es obligado dejarse llevar por la magia del pequeño poblado.

La primera parada es la iglesia, construida en 1744, con gruesos muros de barro. Tiene techos de cactus y barro, que curiosamente son suficiente cobertura, dadas las escasísimas lluvias en estas tierras, las más áridas del mundo.

Luego la visita al Museo Padre Le Paige, diagonal a la plaza, con una enorme colección de unas 380.000 piezas que muestran los 11.000 años de la cultura atacameña. Entre cerámicas, textiles y piezas de oro, destaca una antigua momia (llamada Miss Chile).

En las cercanías está el paseo de artesanos, donde abundan coloridos tejidos de lana de alpaca, tallas en madera de cactus y figuras en liparita, una piedra local.




Salidas a otros poblados


A 8 km. al sur de San Pedro queda Toconao, un centro artesanal ubicado en un curioso oasis de aguas dulces, en medio del implacable desierto. Destaca también por su arquitectura en piedra volcánica blanca y por su Torre Campanario, que data de 1750. Otro lugar interesante es Machuca, ubicado a más de 4000 msnm, es un pueblo casi despoblado, su iglesia doblada por el viento se resiste al olvido y posee un pequeño humedal donde conviven flamencos, patos y gaviotas.

En San Pedro comienza la aventura, con inagotables excursiones. Los hoteles ayudan a planificar los paseos y también alrededor de la plaza las agencias de viajes tienen planes para todo presupuesto. Entre los destinos accesibles la oferta va desde Argentina y Bolivia, hasta las exuberancias vecinas como: los Géiseres del Tatio, El Valle de la Luna, Reserva Nacional Los Flamencos, aldea Tulor, Lagunas altiplanicas, volcanes como el Licancabur (a más de 5000 msnm), Baños de Puritama, entre otros, que conoceremos en nuestra próxima entrega.




PLANIFICA TU VIAJE

Debido a los fuertes cambios de temperatura entre el día y la noche se recomienda llevar ropa fresca para el día (franelas, traje de baño, short y pantalones delgados) y ropa bien abrigada para la noche. No olvide su protector solar, lentes de sol, binoculares y sombrero. Recuerde mantenerse bien hidratado.

En la página oficial de la municipalidad de San Pedro hay buenos datos de viajes, www.sanpedroatacama.com y atienden por e-mail: contacto@sanpedroatacama.com. Una agencia que recomendamos es: www.terraextreme.cl.
E-mail: terraextreme@gmail.com.

Para llegar a San Pedro de Atacama desde Venezuela es necesario tomar un avión a Santiago de Chile, aunque también se puede acceder desde Argentina, Bolivia y Perú. Desde Santiago puedes trasladarte en avión (2 horas 50 minutos) hasta Calama, la ciudad con el aeropuerto más cercano, y de ahí en carretera por 98 km. hasta San Pedro. También se puede ir en confortables autobuses en un viaje de 20 horas con servicio de primera clase, que incluye las comidas y bebidas calientes.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 25 octubre de 2009)

 

 














Fotografías:
Alejandra Sampson


 

    

27 septiembre 2009   

ARGENTINA AL OESTE DEL PAÍS, EN LAS COSTAS PATAGÓNICAS
SE DAN CITA A PARTIR DE MAYO LOS AMISTOSOS MAMÍFEROS

El festín de las ballenas francas es cada año en Valdés

Anímese a visitar este destino que ha surgido
en torno a la observación de fauna silvestre.
 

  por María Teresa Urbina   

Cuando se sale de viaje para observar ballenas, no se puede garantizar verlas. Un problema que no existe si vamos a avistar la Ballena Franca (Eubalena australis), pues ella viene a vernos a nosotros. Así el avistamiento de Ballena Franca está garantizado, entre los meses de mayo a diciembre, en el área natural protegida Península Valdés, en Argentina.

Puntualmente cada fin de mayo comienza en esta costa patagónica un festín en mar y tierra con la llegada de ballenas francas, que vienen a buscar pareja para aparearse y hembras que llegan a parir.

Otras especies de ballenas hay que verlas de lejos, con binoculares, en cambio, la ballena franca se acerca a los botes. Son tan grandes que pareciera pudieran voltear los botes, pero no es posible pues nadan con gran delicadeza.

Varios machos cortejan y copulan con cada hembra en un mismo día. Resulta muy curioso al espectador el juego del cortejo que se da entre machos, que pueden llegar a medir 18 metros de largo y pesar 117 toneladas, y hembras de menor tamaño.
  
      Estos mamíferos marinos tienen una gran cola, que propulsa su desplazamiento,
      con gran flexibilidad.
Fotografía: María Teresa Urbina.

Las hembras, que el año anterior copularon y gestaron su cría por doce meses, vienen a las mismas costas de la Patagonia a dar a luz a sus bebés, para luego amamantar por otro año más. Una hembra sólo puede tener una cría cada tres años. Al nacer, sale primero la cola del bebé, como una adaptación para no ahogarse. Al terminar de salir la madre lo ayuda a nadar a la superficie para que respire. Respiran a través de un par de orificios, situados encima de la cabeza.


En la Península de Valdés, las madres y sus hijos hacen fila para acercarse a los botes. Un comportamiento amistoso de estas ballenas que nos permite ser testigos de sus vidas.

Bajo la piel de la ballena franca, hay una capa de grasa que le permite conservar el calor de su cuerpo en las frías aguas del sur. Esta grasa hizo que fuera cazada hasta estar al borde de la extinción. También sus barbas eran muy cotizadas como resortes de relojes y por vanidad, se utilizaban como armadores en los corsés y los brassieres femeninos (en estas piezas el aro de soporte que ahora es de metal o plástico todavía recibe el nombre de ballena).

Su simpatía y confianza para acercarse a los barcos, lamentablemente facilitó la caza a los balleneros, quienes la llamaban en inglés “right whale”, es decir, “la propia ballena” para ser cazada. Además, es lenta, sólo se desplaza 17 kilómetros en una hora. Se estima que una población de cien mil ballenas, fue diezmada en la década de 1820 y en 1840 hasta tres mil individuos. Los balleneros solían matar primero al cachorro, porque la madre nunca lo abandonaba y luego mataban a la madre.

Aunque aun enfrentan peligros por la intervención humana (como los derrames de petróleo), afortunadamente ahora están protegidas. Lo que permite el privilegio de poder verlas en persona y no sólo en fotos o en televisión.


Otros atractivos.
En las cercanías de Puerto Madryn se puede disfrutar de contacto con otras especies silvestres sobre las escribiremos en otras entregas, como los harenes de elefantes marinos, una colonia de 500.000 pingüinos (en Punta Tombo), y las loberías o colonias de lobos marinos, donde también se pueden ver orcas, que vienen a depredarlos. Por si fuera poco, a 60 km de Puerto Madryn también se encuentra el Museo Paleontológico de Trelew, donde se puede observar el esqueleto del vertebrado más grande del mundo: el dinosaurio Argentinosaurus.

Todas estas maravillas, que están a pocos kilómetros de Puerto Madryn, han hecho que la Península Valdés haya sido declarada como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.




PLANIFICA TU VIAJE

Cómo llegar.
Desde Buenos Aires se puede tomar un avión hasta Puerto Madryn, punto de partida y de servicios turísticos más común para visitar el Área Protegida Península Valdés y su comarca. También hay trasporte terrestre de larga distancia que comunica a Puerto Madryn con el resto del país, está retirado 1400 km de Buenos Aires. Otro modo de llegar es en cruceros.

Algunas recomendaciones.
El operador turístico de más tradición y antigüedad es Peke Sosa Avistajes (www.pekesosa.com.ar). Un hostal con tarifas para mochileros es El Gualicho (www.elgualicho.com.ar). La oferta turística asociada con avistamiento de fauna silvestre es muy variada en esta costa patagónica, para más información visitar:
www.madryn.gov.ar

La reserva de vida silvestre San Pablo de Valdés, cuenta con una estación biológica de campo dotada de 2 habitaciones que ofrecen los servicios mínimos necesarios, a cambio de un modesto arancel el cual es reinvertido en su propio mantenimiento, para más información visitar:
www.vidasilvestre.org.ar



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 27 septiembre de 2009)

 

 








Fotografías:
María Teresa Urbina
y cortesía de
Andrés Bonetti


 

    

20 septiembre 2009   

ESPAÑA UNA APACIBLE CIUDAD MEDIEVAL,
EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE EXTREMADURA

Trujillo entre muros medievales y calles empedradas

A tan sólo dos horas en bus desde la capital, brinda un encuentro con el pasado.
 

  por Yorman Becerra   

Situada entre dos grandes ríos de la región Extremeña, el Tajo y el Guadiana, se eleva la hermosa y apacible ciudad medieval de Trujillo. Ubicada en la provincia de Cáceres, al suroeste de España, se le llega por autopista desde Madrid, en un recorrido de unos 250 km.

Sus torres, palacios, iglesias y casas solariegas, crean un espacio que sorprende e invita a su recorrido a pie. Sus empinadas y serpenteantes calles, que transcurren entre muros medievales, sólo pueden apreciarse en su esplendor por el viajero de zapato, sombrero y mochila.
  
   La Plaza Mayor, centro vital de la ciudad donde se ubica la iglesia de San Martín y el
   Palacio de Los Marqueses de la Conquista entre otros edificios históricos.
  
Fotografía: Yorman Becerra.

Para conocer su casco histórico, se ingresa por alguna de sus dos puertas, la de Santiago o la de San Andrés. De allí se emprende camino por una inclinada calle que permite a la imaginación una visita al pasado. Transitar por sus calles, es entrar en un recinto amurallado, en el que las horas parecieran detenerse.

Una visita a Trujillo, es entrar a la iglesia de Santa María la Mayor, que data del siglo XIII, y extasiarse en el retablo que corona el altar. Luego, tomar aliento para subir por unos angostos escalones que llevan al campanario, y tener como recompensa una panorámica de la extensa llanura donde está enclavada la ciudad.


Recorrer la calle de Palomas, es caminar por un empedrado entre antiguas casas y palacios. Algunos pertenecieron a personajes que forjaron su historia como Francisco de Orellana, conquistador también conocido como el “Quijote de los Andes”.

El Castillo, construido sobre una antigua fortaleza árabe, alberga una capilla de la patrona, Nuestra Señora de la Virgen de la Victoria, cuya imagen observa a la ciudad como protegiéndola.

Como curiosidad, desde las altas murallas del Castillo, es posible contemplar cigüeñas blancas, coronando edificios representativos con sus enormes nidos. Estas aves cuya envergadura sorprende, (pueden alcanzar 1.5 metros de altura), rompen el silencio del apacible lugar con el chasqueo de sus largos picos.

Como en todos los pueblos españoles, los caminos trujillanos confluyen en su Plaza Mayor, donde se exhibe la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, conquistador de Perú. Es el centro vital de la ciudad y se encuentra rodeada de cafés, restaurantes, bares y otros edificios de interés, como la iglesia de San Martín y el Palacio de Los Marqueses de la Conquista.

Entorno rural.
Otra semblanza de Trujillo está en sus alrededores. Extensas llanuras y campos plenos de olivares, encinos, laureles y alcornocales albergan rica vida silvestre. Una visita imprescindible es el Parque Nacional Monfragüe, patrimonio natural de Extremadura, que conserva intacto el bosque mediterráneo.

Campos con un estilo de vida que aún resguardan las más puras y artesanales formas de elaboración de aceite de oliva, vinos y quesos, donde algunas familias iluminan sus noches con lámparas de aceite.




PREPARA TU VIAJE

Para llegar.
En tren, desde Madrid a Cáceres y de allí hasta Trujillo en bus o taxi. En bus: desde Madrid directo hasta Trujillo en sólo 2 horas.


Para comer.
La gastronomía extremeña incluye carnes pastoriles y de caza, sazonados con laurel y ajo que realzan su sabor. Una particularidad son las ancas de rana, todo acompañado de frescas ensaladas y buen vino. Recomendamos los restaurantes La Sonata y El Mesón, en los alrededores de la Plaza Mayor.


Para dormir.
Son comunes las ofertas de hoteles y casas rurales que siguen el estilo de turismo rural español, muy confortables y lujosas. En esta ocasión recomendamos dos con tarifas para mochileros: Plaza Mayor, con excelente ubicación, tarifa individual 25 euros y 40 euros doble. Hostal Trujillo, queda en un edificio que data del siglo XV, junto a las calles principales de tiendas y museos, tarifa individual 22,50 euros.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 20 septiembre de 2009)

 

 



Fotografías:
Yorman Becerra


 



    

13 septiembre 2009   

MÉRIDA UN PEQUEÑO POZO DE AGUAS TIBIAS Y VISTA
AL SIERRA NEVADA SORPRENDE EN EL PÁRAMO

Una terma con magia en la Musuy

En las afueras de Mucuchíes, este rincón es
frecuentado los fines de semana por lugareños.
 

  por Irma Naranjo   

“Las aguas termales de La Musuy es un lugar realmente exótico y mágico, dada la combinación de temperatura, paisaje y aire puro”, comenta Henry Badra, geólogo y visitante de este pequeño paraje de la Sierra de la Culata, en el estado Mérida. Un particular pozo de aguas tibias en pleno páramo andino.

De la belleza paisajística y unicidad no queda duda, en este viaje tuvimos el privilegio de una vista excepcional. Pues por ser el mes de julio, todos los picos amanecieron nevados, tal como corresponde a la época de invierno en el Sur de América.
  
     Las aguas termales ubicadas en la Sierra de la Culata, tienen vista privilegiada a los
     picos del parque nacional Sierra Nevada. La recomendación para un verdadero relax
     es visitarlas fuera de las temporadas vacacionales.
Fotografía: Irma Naranjo.

Coincidir con Badra como geólogo en la Musuy fue una cátedra para comprender otros valores del lugar, además del imponente paisaje. “Aquí el agua fluye por gravedad, saliendo a la superficie a unos 47 grados centígrados. El calor del agua está directamente relacionado a la temperatura de las rocas que están bajo la superficie. Esto es un testamento de los procesos tectónicos de la región”.

Como geólogo es interesante ver un manantial de aguas calidas, con el resultado directo de la circulación de aguas subterráneas. Parte del agua que es precipitada, es conducida bajo la superficie por un sistema complejo de fallas y fracturas, donde atraviesa rocas de elevadas temperaturas.

La entrada es por la vía trasandina, entre Mucuchíes y Mérida. Al pasar el puente se sube por una carretera de tierra donde tienen acceso vehículos livianos. Marino Bustamante es un vigilante muy particular del lugar, cobra Bsf 1 por entrar y Bsf 2 para acampar. Entre mucho sentido del humor y amabilidad comenta: ”La gente no tiene cultura. Qué les enseñan cuando estudian. ¡La basura hay que recogerla!

Por esta entrada cobran un precio simbólico, un lugareño comento: “Es para hacer mantenimiento, ellos vacían la poza y sacan los desechos, pero esto no debe ser, cada uno se debe llevar su basura.

Luego de unos 50 minutos de caminata a paso suave, se vence una cuesta y comienza un estrecho camino. El pozo luce escondido entre la montaña.

“Vengo todos los domingos con mis compañeros. El agua es clarita y se ve el fondo” comenta José Gregorio Ramírez, un joven de Mucuchíes quien es experto en dar saltos en el pozo, aunque aclara que se debe tener cuidado, pues es poco profundo.



Otras alternativas.
Algunos operadores de Mérida ofrecen una excursión desde el Valle para atravesar el páramo de la Culata por Pan de Azúcar y llegan a las aguas tibias de la Musuy, a más de 3000 metros de altitud.

Comenta Yovanny Gil, como guía de bicicleta de montaña que puede ser una ruta divertida a dos ruedas. “La subida es fuerte, quizás toca empujar la bici. Es un paso técnico para quienes dominan el deporte, pues la vía es estrecha, pero luego viene una travesía, se disfruta de un buen baño y el placer del descenso”.




PLANIFICA TU VIAJE

Para comer.
En el nuevo café restaurante Salado y Dulce, Neiva García y Elis Guerra esperan optimistas a visitantes: “Tenemos un menú sencillo, empanadas, arepas, pizca, truchas, cochino frito. Y por encargo podemos ofrecer un menú mas elaborado”. Abren de 8 am a 8 pm todos los días. Tlfs. (0274) 417.35.35, (0426) 679.30.84. Probamos las empanadas y son exquisitas.

Para pasear.
El mismo Elis Guerra se ofrece para orientar sobre paseos. Comenta orgullosísimo sobre los espacios naturales que le rodean, para hacer caminatas hasta la Laguna y a Los Chorros, contáctelo.

Para dormir.
Los Guerra García comentan que en la zona hay alojamiento en las posadas: La Molendera, de la familia Gómez; Los Balcones de la Musuy, de la familia Lemoine; Las Flores de Juana Izarra y la Señora Eva, finca agroturística.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 13 septiembre de 2009)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo

 

    Esta semana!

6 septiembre 2009   

MÉRIDA EN LA CAPITAL DEL ESTADO SOBRAN OPCIONES AUTÉNTICAS
PARA EL VISITANTE SENSIBLE POR CULTURAS LOCALES

Fruterías tradicionales en el casco central

Para recorrer a pie, con mirada curiosa y sensible puede
ser un encuentro con gente amable y aires de ruralidad.
 

  por Irma Naranjo   

Aún con el teleférico fuera de servicio la capital del estado Mérida tiene muchos lugares para curiosear y hacer algo diferente. Una ruta interesante en la ciudad son las fruterías de estilo antañón, auténticos remansos del pasado. Aparecen cada tantas cuadras, para refrescar a transeúntes con cocos fríos y tizanas.

Lucen como los viejos abastos, algunas lo son en realidad. “Este frente es mi publicidad”, comenta Carlos Carrasquero, en la avenida 4. Su negocio tiene como nombre Fruvileca pero su cartel de presentación son sólo vistosos cocos y cambures, pues no necesita de más avisos, ni vallas luminosas. De modo original logra publicidad directa y efectiva.

Al menos 10 fruterías merideñas decoran los dinteles de las puertas con cocos provenientes de las cálidas tierras de Tucaní, El Vigía y La Azulita. La más vieja de las ventas visitadas tiene unos 20 años. La mayoría vende tizanas, otras, jugos de frutas. Al parecer, las cadenas de venta de tizana en Mérida parecen surgir de estas fruterías tradicionales.

  
     Argenis Castillo: “Me gusta comprarle a la gente que viene de los Pueblos del Sur”.
    
Fotografía: Irma Naranjo.

Los propietarios de estas fruterías tienen historias particulares: han cultivado pequeños lotes de tierra, o hallaron en la venta de frutas el negocio de sus vidas.

Argenis Castillo es uno de estos fruteros que siembran una tradición urbana. Desde hace tres años y medio regenta El Manantial –sin letrero- en la avenida 3, subiendo por la plaza Chaplin de Mérida. Este negocio cambió su vida, sin quitarle sus raíces. Vivió en Timotes, donde disfrutaba del proceso de compra-venta al mayor de frutas y contemplaba los despachos, organizados, de calidad… un retrato que se puede percibir en su tienda.
 

Castillo prefiere los frutos libres de químicos. En eso se basa su oferta: las mejores moras y champiñones del Valle y La Mucuy, coles de Bruselas de Chachopo, cambures de Tucaní, La Azulita y El Vigía… el resto, viene del sur de Mérida. “Me gusta comprarle a la gente que viene de los Pueblos del Sur, campesinos de muy adentro que tienen siembras con poco uso de químicos, me gusta comprar lo más criollito”.

Humberto Toro, originario de Mucuquí, en el sur merideño, también tiene un negocio de frutas, frecuentado por extranjeros que adoran su pequeña bodega con aires de ruralidad andina. “Aquí llegan muchos gringos a hacer fotos”, comenta.

Franklin Lobo está al frente de otra joya frutal merideña, ubicada cerca del Teleférico en Las Heroínas, que tiene más de 20 años.

“Siempre viene gente, pero el teleférico dañado echó a perder el comercio de la zona”, señala.

Detenerse a mirar estas ventas, conversar con sus dueños y fotografiar sus fachadas puede ser una opción para un viajero curioso, que valora la autenticidad, que disfruta de la diversidad cultural y es sensible a la esencia que hay mas allá de lo urbano.



PARA BUSCARLAS

Bodega El Castillo de Belén:
calle 16 ente avenidas 5 y 6.

El Sabor Natural:
frente a la plaza de Belén.

El Manantial:
avenida 3, a una cuadra subiendo
de la plaza de Milla.

Fruvileca:
avenida 4 entre 16 y 17 (sin letrero).
Tiene cocos en la puerta.

Humberto (sin cartel):
avenida 7 entre calles 18 y 19.

Pico Espejo:
avenida 7 con calle 24.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 6 septiembre de 2009)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo

 

    Esta semana!

30 agosto 2009   

ARAGUA LA PRODIGIOSA NATURALEZA DEL PARQUE
NACIONAL HENRI PITTIER COMIENZA EN LAS COSTAS

Cuyagua y su onda particular

Una playa cuyo atractivo es justo su poca infraestructura turística.
 

  por Irma Naranjo   

“Me sorprende la fraternidad de la gente aquí en la playa, hay espíritu de cooperativa, te cuidan las cosas mientras te vas al río, si te falta un poco de sal, agua, una cerveza, una parrilla para asar el pescado, te lo facilitan. Y he sentido más seguridad personal, que en otras playas” comenta Celer Linares, un músico instalado con morral y hamaca en Cuyagua.

  
    La onda hippie y de reggae predomina desde hace décadas en este destino aragüeño.
    Es clamor de muchos que se controle el impacto causado por altos volúmenes de visitas
    en temporadas.
Fotografía: Irma Naranjo.

 

Los viernes llegan fanáticos de esta costa, en rústicos y en transporte público con el común deseo de vivirse el contacto directo con el mar y el río. Una playa de reggae, de apasionados por una tabla de surf y también de heterogeneidad. El acceso es por Maracay, por la vía a Ocumare de la Costa que se adentra en la mágica carretera del Parque Nacional Henri Pittier. En Cuyagua hay pocas opciones de posadas, la onda es acampar.


“Para mi esta es una playa de fiesta. No la veo para parejas solas, en todo caso vienen grupos de parejas, es un ambiente grupal. Es una onda de naturaleza, bien sabrosa, nadie se mete con nadie, cada cual vive su playa. Si quieres silencio y orden Cuyagua no es eso. Hay que traerse todo y vas al pueblo sólo por la curda”, cuenta Bárbara Navarrete, mientras mira collares que le ofrece un rasta.

“Es una playa privilegiada, porque no se ha llenado de posadas con estilos gringos, sino que es como algo más local, es más natural y criollo. En el quiosco de los López se come buenísimo y también en la mañana llegan los pescadores y les puedes comprar pescado fresco,” agrega Linares.
 

Cuyagua cada vez recibe más volumen de visitas y por ende tiene más deterioro. Permiten fogatas sólo en algunas áreas. Aun no existen baños públicos. En general hay un particular orden en medio del relajo. En la entrada un cartel anuncia: ¡Quien robe será coñaciado! Una joven se limita a recordar un grafitti:"La nota es Cuyagua y un Bob Marley bien serio para limpiarla".
 

“Si te vas caminando por el río hacia la montaña, a unos 40 minutos hay un lugar llamado El Remolino. Allí ves mariposas, aves, una vegetación exuberante, es bellísimo”, es dato compartido por un bohemio, amante de la naturaleza.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 30 agosto de 2009)

 

 






Fotografías:
Irma Naranjo

 

    Esta semana!

23 agosto 2009   

MAGADASCAR UN DESTINO DEL PACÍFICO POCO VISITADO Y
POR ELLO UNO DE LOS SITIOS MAS PRÍSTINOS DE LA TIERRA (Y II)

Una isla de ensueño para botánicos y gastrónomos

 

  por María Teresa Urbina   

No sólo animales excepcionales se encuentran en Madagascar. Esta isla del este de África es también el sueño de un botánico, por las especies vegetales únicas que la pueblan.

Hay más especies de bambú que en toda África; 1.200 variedades de orquídeas; la Palmera del Viajero, ese arbusto con hojas parecidas al Riqui-riqui, que se abren en forma de abanico; el Flamboyant, la acacia de flores rojas, casi incandescentes, que fueron traídas para adornar calles y jardines de Caracas; Lyches, de frutas rojas con pulpa blanca, suaves y dulces; plantas carnívoras (Heterixalus boettgeri), que se nutren de insectos, y seis especies únicas de Baobabs, el árbol de El Principito.
  
     En esta isla del pacífico hay 6 especies unicas de Boababs, el árbol inspirador de
     El Principito de Saint Exupery.
Fotografía: María Teresa Urbina.

Los gastrónomos también tienen espacio para una aventura en esta isla. Desde el Renacimiento, las tierras de Madagascar se han ganado un lugar entre los grandes cultivos de especias del mundo. Cuando Italia (Venecia), Portugal, Holanda y España controlaban el comercio y la producción de pimienta, vainilla y clavos, los franceses se las ingeniaron para desarrollar plantaciones de estas tres especias, amén de la nuez moscada y el jengibre, en su colonia de Madagascar, hasta convertirse en grandes exportadores en el siglo XIX.

La vainilla, hija de tierras americanas, y la más costosa especia del mundo, después del azafrán, representa 20% de las exportaciones de la isla.


Aún existen extensas plantaciones de pimienta. La cosecha se realiza en varios estadios de desarrollo: las frutas verdes, con pulpa aromática, se preservan en vinagre; las pintonas se curan hasta ennegrecerlas, y la pimienta blanca se obtiene de la pálida semilla. En Madagascar, algunas comidas son acompañadas con sakay, una mezcla de chiles (introducida en África por los portugueses comerciantes de esclavos desde Brasil), jengibre y ajo.

El jengibre, originario del sur de Asia, se ha adaptado a los suelos de Madagascar, y se ha incorporado a la lista de ingredientes comunes de los platos con curry malayos, y como parte esencial de los pickles y chutneys asiáticos.

Hay grandes cultivos de arroz por la isla, uno de los ingredientes más populares de la cocina malagasy. Estas plantaciones inundadas de agua favorecen el desarrollo y dispersión del parásito de la bilharzia y del zancudo de la malaria. Lo que sugiere que viajar pertrechado de vacunas y medicinas contra males tropicales en general sería buena idea. La carne es vendida por buhoneros en la calle, sobre periódicos, sin refrigeración, pero en contraste, la cocina muestra vestigios de fina gastronomía francesa, con sabores propios de Madagascar.

Como un remanente de su pasado francés, permanece la industria vinícola; Madagascar es uno de los países productores y exportadores de vinos menos conocidos, pero genera 2,3 millones de galones de vino al año (www.wine-searcher.com/regions/madagascar). Los viñedos están en Fianarantsoa y Ambalavo.

A pesar de la mezcla étnica entre africanos, polinesios y franceses las costumbres malagasys permanecen: para desposar a una mujer hay que pagar, como dote, una vaca a los padres. El médico espiritual o brujo se encarga de la atención primaria. Sólo los pacientes graves son llevados a los hospitales. Cuando alguien muere, sacrifican su ganado vacuno y lo comparten, y gente de todas partes de la isla asiste al vistoso funeral.

Madagascar es uno de los secretos bien guardados en el Océano Pacífico, un lugar muy aislado y poco visitado, y por lo mismo uno de los sitios más exóticos y prístinos de la Tierra.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 23 agosto de 2009)

 

 


Fotografías:
María Teresa Urbina

 

    Esta semana!

16 agosto 2009   

MAGADASCAR LOCALIZADA AL SURESTE DE AFRICA, SE SEPARÓ HACE UNOS
165 MILLONES DE AÑOS DEL SUPERCONTINENTE LLAMADO GONDWANA (I)

Madagascar es única

Un destino para maravillarse con exótica naturaleza y adaptarse a la sencillez local.
 

  por María Teresa Urbina   

Madagascar es la cuarta isla más grande del mundo después de Groenlandia, Nueva Guinea y Borneo, pues Australia es considerada un continente.

Ubicada en la costa oriental de África, sus encantos residen en su fauna y flora particulares, sus paisajes y costas. En algunas partes, el bosque llega al mar y se funde en playas de arenas blancas bañadas por aguas cristalinas, verde esmeralda y azul turquesa… como en Libanona. Es una de las pocas playas de Madagascar libre de tiburones blancos, porque tiene una barrera de coral.
  
   Madagascar no es sólo una película, es la cuarta isla más grande del mundo. Hay 32
   especies de lemures (monos primitivos), todas originarias de Madagascar y solamente
   viven allí. Para los malagasys los lemures son “almas reencarnadas que habitan en los
   bosques”.
Fotografía: María Teresa Urbina.


Para llegar a Madagascar desde Caracas se puede tomar la ruta aérea Caracas-París-Antananarivo (Tana), o “bajar” a Buenos Aires y seguir hacia Johannesburgo y la isla. Es conveniente ser muy puntual con las reservas aéreas, porque no abundan los vuelos entre Tana y Johanesburgo –el tramo más corto y cercano-.

Las fallas de electricidad son comunes y pueden durar seis días o más, y afectar los hospitales- Es conveniente tomar precauciones contra la malaria; si no lo hizo en Venezuela, tiene chance de comprar el tratamiento en Johanesburgo y aplicárselo durante el viaje. Otra enfermedad ante la que se debe estar atento es la bilharzia.

La infraestructura hotelera fuera de Antananarivo (alias Tana, la capital), es irregular. Prácticamente, cualquier estructura puede ser denominada “hotel”. Hay un Hilton en la capital y una posada bien estructurada en la Reserva Natural Berenti, al sur de la isla.

Para pasear por la isla en carro es recomendable alquilar un auto con chofer, pues las carreteras son irregulares. En los poblados, hay otros tipos de transporte, como carretas tiradas por vacas o… por personas.


 
CURIOSOS ENDEMISMOS
En Madagascar se da un fenómeno conocido como endemismo, es decir, tiene especies propias del lugar, únicas en el mundo, debido al aislamiento biogeográfico en que han evolucionado.

Por ejemplo, en el mundo hay 32 especies de lémures (monos primitivos), todas originarias de Madagascar y solamente viven allí. Para los malagasys (nativos de Madagascar), los lémures son “almas reencarnadas que habitan en los bosques”.

Las variedades de lémures comprenden los Sifakas, que caminan, para pasar de un árbol a otro, desplazándose de lado, abriendo las patas delanteras y traseras, como si bailaran con una pareja invisible; los Aye Ayes, que tamborilean las cortezas de los árboles con un dedo muy largo, que les sirve para penetrar agujeros en busca de insectos para alimentarse; los Indris, de pelaje “estampado” en rombos blancos sobre fondo negro, con una vocalización que da nombre al sitio donde viven, el bosque que canta, y el lémur pigmeo, que apenas pesa 35 gramos.

Otros ejemplos son las 40 especies de Tenrecs (insectívoros con espinas), y los camaleones de la isla. Pero quizás la mejor evidencia del fabuloso endemismo de Madagascar haya sido el desaparecido Pájaro Elefante, Aepyornis, que parecía un avestruz, medía más de tres metros de altura, pesaba media tonelada y no podía volar. Los paleontólogos han encontrado restos de conchas de huevos de este pájaro en reliquias de fogatas encendidas por humanos, lo que posiblemente contribuyó con su extinción, en el siglo XVI, a pesar de que la cultura malagasy prohibía matar pájaros adultos.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 16 agosto de 2009)

 

 









Fotografías:
María Teresa Urbina

 

    Esta semana!

2 agosto 2009   

LARA UNA INVITACIÓN A LAS TIERRAS QUE HAN DADO LA POSIBILIDAD
DE TENER UNA INDUSTRIA VITIVINÍCOLA ÚNICA EN EL PAÍS

Se abre el festín de la vendimia en Carora

Participar en el corte, entrar en bodegas y hasta degustaciones son las ofertas de Pomar.
 

  por Irma Naranjo   

Dentro de dos días, este martes 4 de agosto, se inicia la segunda vendimia del año, en Viña Altagracia, en Carora. La cosecha se adelantó casi un mes, pues ya están cargados de sus jugosos frutos los viñedos caroreños.

Un festín donde expertos viticultores, nuevos aficionados y visitantes en general se juntan para caminar por el viñedo, participar en el corte, conocer el proceso y entrar a las bodegas. Un momento único para acercarse al singular mundo del vino venezolano.

Altagracia que es la zona que dio nombre de origen a los primeros vinos de Bodegas Pomar, está unos 23 kilómetros de centro de Carora y tiene una altitud de 500 metros sobre el nivel del mar. Tiene como particularidad que en un solo día cambian las temperaturas, desde calientísimos 30°C a pleno sol, hasta los frescos 18°C al amanecer. Unas condiciones favorecedoras de altas concentraciones de azúcares en las uvas, así como de taninos y aromas.
  
    El tempranillo es un varietal, es decir que contiene más del 75% de esta cepa cultivada
    en Carora.
Fotografía: Irma Naranjo.

Las condiciones de las tierras caroreñas han dado la posibilidad de formar una industria vitivinícola, que es única en el país. Que se originó en 1975, con estudios iniciados por el Instituto de la Uva, de la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado (UCLA), quienes elaboraron un paquete tecnológico, que orientó el cultivo de la vid en el trópico.

Según explica Guillermo Vargas, enólogo y gerente técnico de Pomar, “Venezuela está en primera línea en calidad en relación al mundo tropical con producción de vino, comparado con los viñedos el sur de India, el norte de Australia, Tailandia, un poco en Vietnam, Colombia y Brasil. En Latinoamérica tropical somos casi únicos, sin considerar a Chile y Argentina que pertenecena climas de cuatro estaciones”.



Han vivido las vendimias.
Nelson Albornoz ha asistido como visitante desde hace 15 años a las vendimias en Carora y ha participado en otras en Italia, España, Francia, Argentina, Chile y Norteamérica. “Es impresionante cuando estás en Carora y ves en una acera la sequía, los cactus y en la del frente los viñedos, es admirable el empeño y lo que con esfuerzo se puede lograr, son una escuela. Como venezolano me siento orgulloso, tenemos unas de las mejores vendimias del mundo.”

“Fui en 2001 y pisé las uvas como se hacía tradicionalmente, hasta volé en el globo aerostático, una oportunidad inigualable. Lo que uno aprende con estas vivencias no se olvida, la diferencia entre las uvas, entre los vinos, luego no te meten gato por liebre” comenta Evelice López, quien es participe de charlas, encuentros y catas que organiza el Club Pomar.

Hay que reservar cupo con mucha anticipación, con la ventaja de que se dan dos cosechas al año. Son visitas guiadas por expertos, para conocer el proceso desde el corte de racimos, el despalillado, la extracción de mosto, la fermentación en tanques, el añejamiento en barricas hasta el producto final que pueden ser: vinos, sangría o champaña.

Mantienen la producción de vinos reserva, los Viña Altagracia y la línea varietal –que quiere decir que contienen más del 75 % de una sola cepa- entre ellos: Tempranillo, Syrah, Petit Verdot, Chenin Blanc. También cultivan Sauvignon, Malvoisie, Macabeu.



PREPARA TU VIAJE

Planes según presupuestos. Van desde un solo día de martes a jueves, hasta lo que llaman la Fiesta de la Vendimia por partida doble, con los cocineros invitados: Mercedes Oropeza y José Luis Álvarez, que será los fines de semana del 14 y 28 de agosto y tiene como atractivos adicionales: pisado uvas y degustaciones especiales. Por ley participar en la vendimia está dirigido sólo a adultos.

Reservaciones.
clubpomar@empresas-polar.com, Tlfs. (0212) 202.89.07/ 89.09, (0252) 421.21.91. También ofrecen contactos y recomendaciones para transporte y alojamiento. Sugieren como impelables para visitar en Carora: la zona colonial, granizados El Mamón, el Club Torres, quesera Las Cumbres (especialistas en queso de cabra), quesera Lácteos Carora (especialistas en quesos frescos), restaurante Doña Celina (comida típica Caroreña), restaurante La Vaquera, entre otros.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 2 agosto de 2009)

 

 










Fotografías:
Irma Naranjo

 

    Esta semana!

26 julio 2009   

CARACAS ALTERNATIVAS LÚDICO-EDUCATIVAS
PARA ESTA TEMPORADA EN LA CAPITAL DEL PAÍS

Aventura vacacional para chamos

Diversión entre dibujos de comics, cursos de cocina, béisbol y contacto con la naturaleza.
 

  por Libertad Graterol e Irma Naranjo   

El pasado 13 de julio zarparon los planes vacacionales del Banco del Libro. “Naveguemos en un barco de papel” es la invitación para los chamos que deciden pasar vacaciones en Caracas este año. Viajes imaginarios donde la lectura y el teatro los transportan en curiaras, trasatlánticos, submarinos y otras embarcaciones.

Travesías desde las páginas de libros para indagar la flora y fauna, real y fantástica, y la vida de criaturas y monstruos marinos y su hábitat. La temática de este año, centrada en el elemento agua, que conforma más de las tres cuartas partes de nuestro planeta, fue el resultado de la evaluación de los mejores títulos de clásicos juveniles e infantiles que cada año realizan especialistas de la institución.

Cuentacuentos, títeres, marionetas, cocina, música, danza, pintura, origami, cine literario, acrobacia, teatro, diseño escenográfico, computación, creación literaria y máscaras son algunas de las actividades que ofrecen en el Banco del Libro para los menores de 10 años. Y además para los grandes hasta 17 años habrá en las tardes actividades como dibujo de comics, escritura creativa, talleres de fotografía y actuación.

  
    En el Museo de Ciencias hacen recreación con disfraces de animales y títeres. Diversión
    entre laboratorios y mapas del tesoro.
Fotografía cortesía de: Museo de Ciencias.

“Este año lo dedicamos a mares y ríos, e integramos las leyendas de nuestros pueblos. La idea es promover la valoración de nuestro mundo natural, donde destaca el agua. Por supuesto, siempre de la mano de los mejores libros para niños”, comenta Cristina Molinati, coordinadora de narradores.

La dinámica apunta a ayudar a comprender problemas ambientales ¿Cómo hacemos los humanos para que la Tierra se cure de la contaminación? “Yo, yo sé”, grita uno de los chamos. “No debemos botar basura, porque eso daña nuestro planeta y nosotros debemos cuidarlo para poder vivir en él”, se le escuchó en la recreación de un programa de televisión.

“Nuestros planes empiezan cada semana con un tema distinto. Nos quedamos en la sede durante las 7 semanas del plan. Esto funciona para padres que buscan más seguridad”, explica Sara Maneiro, de Relaciones Institucionales. Concluyen el 28 de agosto.



Con la ciencia. El Museo de Ciencias será también una alternativa durante agosto para el juego científico, el descubrimiento, el experimento y la aventura.

Pequeños curiosos, laboratorio secreto, emplumados de seis patas, pequeños científicos y leyes de la naturaleza son algunos de los temas, ajustados a los chamos según su edad: 5 a 6, 7 a 9, 10 a 12 años.

En uno de los talleres para niños de 5 a 6 años, mapa en mano, emprenden una expedición de dos días por las propias instalaciones del Museo, recreadas como una granja, donde interactuarán con los “animales”. Harán la marioneta del sapito Lito, que mostrará la magia de la metamorfosis en un teatro de sombras. De allí irán a la selva africana, donde Rayitas, un potrillo de cebra, enseñará la técnica del camuflaje de la selva.

Otro taller es Mitoastro 09, para chamos de 10 a 12 años, donde la biodiversidad y la astronomía tienen una simbiosis particular con las mitologías indígenas venezolana y latinoamericana sobre los astros.



Divertirse y aprender

Museo de Ciencias
.
Talleres gratuitos, dos veces por semana para niños de 5 a 12 años. Martes y miércoles o jueves y viernes de 9 am a 1 pm. Actividades para la familia los fines de semana. Telf: (0212) 577.50.94, 577.51.03, 577.57.86: Web: www.fmn.gob.ve, mcienci3@reacciun.ve.

Banco del Libro.

Planes de 8:30 am a 12:30 m, para niños de 4 a 9 años y en las tardes de 10 a 17 años de edad. Precio semanal: BsF. 340. Telf: (0212) 265.50.17, 265.39.90, 265.31.36.
Web: www.bancodellibro.org.ve , blibro@bancodellibro.org.ve.


Otras opciones.
La recomendación, como siempre, es indagar presupuestos, gustos de los chamos y la seguridad que brindan.

En www.kuyenlinea.com hay información educativa para padres y maestros, y una cartelera de actividades para los chamos sin salir de Caracas. Entre otros destacan: Bateando con los Leones, 6 a 14 años. Telf.: 0500-CAMPEON (0500-2267366) www.leones.com. Natación Academia Hermanos Capriles, 4 a 14 años. Telf: (0212) 576.36.36 (Parque Central) Telf: (0212) 257.02.70 / 39.62 (Macaracuay). Campamentos de Fútbol, Todos Estrellas de Fútbol, 3 a 16 años. Telf: (0212) 987.51.25 – (0416) 621.02.37 www.todosestrellas.com.

Y los campamentos en las afueras pero cercanos a Caracas, como Campamento Las Aves, en El Hatillo - Tlfs. (0212) 714.30.70 – (0414) 327.04.76 – (0416)609.96.90 www.campamentolasaves.com, en Caruao el espectacular Campamento La Playada, www.lallanada.com y Campamento Rincón Grande www.rincongrande.com.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 26 julio de 2009)

 

 






Fotografías:
Libertad Graterol y
Museo de Ciencias

 

    

19 julio 2009   

NUEVA ESPARTA EL FERRY SALE DE PUNTA DE PIEDRAS A SAN PEDRO A LAS 8 AM

Coche: 36 Km de aventura en bicicleta

Con precauciones, se le puede dar la vuelta a la isla en 3 ó 4 horas sin “matarse mucho”.
 

  por Irunú Brandt Lazo   

El estado Nueva Esparta es un destino turístico pleno de posibilidades. Salir de la rutina de playa y compras permite darse privilegios como disfrutar de parajes insospechados. Conformado por tres islas: Margarita la más grande y poblada; Coche, segunda en tamaño y moradores, y Cubagua, la más pequeña y deshabitada actualmente, pero con un pasado lleno de historia e importantes acontecimientos.

  
      Los acantilados y la aridez de Coche lucen espectaculares cuando se rueda una bici
      de montaña entre panas.
Fotografía: Irunú Brandt Lazo.

Esta invitación es para conocer Coche de una manera singular: en bicicleta. La mayoría de los viajeros se hospedan en hoteles “todo incluido”. Pero una experiencia muy rica en esta isla es explorarla en bicicleta, porque permite admirar la naturaleza y sus paisajes poco a poco. Darle la vuelta completa en bici puede hacerse en apenas entre 3 ó 4 horas, aunque sea bajo un sol inclemente.

En algunos tramos la arena obliga a bajarse de la bici y caminar. El recorrido está lleno de retos, que son poca cosa frente a los imponentes paisajes. Al borde de azules turquesa aparecen paredes de arena, esculpidas por el viento. La brisa es un acompañante más del equipo. En el recorrido hay “piscinas” para la cría de camarones y acantilados de cara al Golfo de Paria. Colinas vestidas de cactus y arbustos bajos. Caballos, perros y chivos reinan en el lugar; las lagartijas y ñangaragatos -una especie de grillo gigante- pasan inadvertidos.





PREPARA TU  VIAJE

Vigor. El grado de dificultad es bajo, pero se debe tener resistencia. Cada ciclista debe llevar bastante agua potable, ropa fresca que cubra brazos y, de ser posible, piernas, protector solar de 60 SPF, zapatos deportivos, casco con visera o gorra, lentes, guantes, algunas barras de cereal, y por supuesto cámara fotográfica.


Pendientes. Es importante ir en grupo y, de ser posible, que el primero y el último del pelotón se mantengan en contacto por radio. Lleven un GPS, kit para reparar cauchos, cadenas, bomba de aire, aceite lubricante en spray, llaves L, navaja multiuso y botiquín de primeros auxilios. Los imprevistos no tienen horario. Lleven dinero extra para tomarse alguna bebida hidratante bien fría y el merecido almuerzo al final de la vuelta, frente al mar, en cualquier restaurante a la orilla de la playa.


Para llegar
. Desde Margarita se llega a Coche en ferry, desde Punta de Piedras; se compra el boleto un día antes y se sale a las 8 am, con retorno a las 4 pm. La navegación dura hora y media y ese recorrido también es parte del disfrute. En el puesto de la Guardia Nacional de Punta de Piedras quizá les permiten estacionar el carro; partan montados en la bicicleta. Igualmente no dejen nada de valor en el carro, para nadie es un secreto la inseguridad del país.


A rodar
. Una vez en Coche, cuando desembarcas del ferry, a la izquierda están los hoteles y a la derecha, por el sur que es donde está el pueblo, es la dirección de partida. Manténganse unidos y, por supuesto, disfruten cada kilómetro al máximo.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 19 julio de 2009)

 

 



Fotografías:
Irunú Brandt Lazo

 

    

12 julio 2009   

SUCRE EL VIAJE EN PEÑERO DURA ALREDEDOR DE 90 MINUTOS,
SI LAS AGUAS DEL GOLFO DE PARIA ESTÁN TRANQUILAS

Macuro: La gracia de esta tierra

Los lugareños le apuestan al turismo, pero conservando el ambiente.
 

  por Juan Posada   

Cuando Cristóbal Colón llegó a Macuro el 12 de agosto de 1498 llamó a este lugar “Tierra de Gracia”. Una estatua del navegante recuerda este episodio. Guardando las distancias, cuando por primera vez pisé suelo macureño -en el extremo más oriental de la Península de Paria, estado Sucre-, di las gracias a la naturaleza por este regalo.

Desde Caracas, el trayecto por tierra hasta Güiria pasa de 13 horas. De allí sale una carretera de 65 km para llegar a Macuro, pero es mejor hacer el viaje en los peñeros que zarpan desde el muelle pesquero de Guiria, frente a la Aduana. El recorrido dura entre 90 y 120 minutos, dependiendo de cómo se encuentren las aguas, usualmente tranquilas, del Golfo de Paria.

En el camino, disfrute los escenarios naturales de las ensenadas de Yagua, Cariaquito, Río Grande, Cumaquita, Patao, Uquirito, Guinimita, Yacua y Patao; a medio camino está Puerto de Hierro.
  
    La ensenada de Macuro es punto de partida para playas poco exploradas del Parque
    Nacional Península de Paria.
Fotografía: Juan Posada.

Macuro fue fundado en 1738 como San Carlos Borromeo de Macuro; en la época de la colonia cultivaron cacao y algodón. Desde 1903 fue puerto de cabotaje y centro de acopio del cacao y café de Paria. De esta actividad aún se conservan majestuosas edificaciones, lamentablemente hoy en día en ruinas. La actividad se mantuvo hasta 1935, cuando Juan Vicente Gómez trasladó a Guiria la sede principal del servicio de Aduanas y la base militar.

Su segundo auge fue de 1950 a 1995, cuando dos empresas explotaron la mina de yeso a cielo abierto. Generaron empleo para muchos pobladores y desarrollaron la infraestructura industrial, cultural y deportiva, hoy abandonada y en ruinas, no dejando de ser alarmantemente llamativas para el ojo del visitante.


Frente a Macuro se aprecia la Isla de Patos, donde quedan restos de la estructura de defensa instalada durante la Segunda Guerra Mundial. Desde allí se puede divisar la isla de Trinidad, a 11 km de Boca de Dragón, extremo más al este del territorio Venezolano y que bien vale la pena visitar cuando las aguas están calmadas.

Hoy, los 2.500 habitantes de Macuro viven de la pesca, el cacao y una incipiente industria turística. Desde Macuro se puede acceder a playas hermosas y poco exploradas como Tush-Tush, Río Salado y El Bosque. También puede ser punto de partida para cruzar la península de Sur-Norte, y llegar al pueblo pesquero de Uquire. En el recorrido se atraviesa un tupido bosque húmedo premontano, donde puede avistar aves de extraordinaria belleza, como el colibrí cola de tijera, el guitio y el perico pintado.

Aunque Macuro está fuera del área protegida, muchos de sus atractivos vecinos están dentro del Parque Nacional Península de Paria (37.500 hectáreas; decreto del 12 de diciembre de 1978), por ello es necesario notificar las actividades a realizar al personal del Instituto Nacional de Parques en la zona.

Poner pie en tierra macureña también es una invitación a reflexionar sobre nuestro compromiso con la conservación y aprovechamiento sustentable de tan maravillosos y únicos paisajes. Es “difícil” llegar a Macuro, pero sin duda, bien vale la pena salir de casa para ello.



GENTE EN MACURO

Nicolás Mata:
"Los traigo a Macuro desde Guiria, y desde aquí los llevo a conocer todas las bellezas naturales, que no son pocas."

Modesto García:
"Queremos desarrollar el turismo en Macuro, pero conservando el ambiente tranquilo que tenemos."



PLANIFIQUE  SU VIAJE

Para llegar. Desde Güiria salen peñeros acondicionados para pasajeros y cobran unos Bs. 20 por persona, zarpan desde el muelle pesquero, frente a la Aduana, de lunes a sábado a las 11:00 am.

Dónde dormir.
Hay tres posadas que ofrecen los servicios básicos: Los Amigos 14 (0294 5114168; Yarida Mosco), Los Reyes Católicos (0294 5116995/0426 5181349; Beatriz Moreno), Monicris (0294 5114194; Jesús López).

Degustar.
Vaya a casa de Mercedes Orfila y déjese sorprender por sus especialidades.

Paseos.
Contacte a Nicolás Mata (0416 4813507), nativo del pueblo de Uquire y quien hará todos los arreglos para que conozca las costas norte y sur de la península.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 12 julio de 2009)

 

 



Fotografías:
Juan Posada

 

    

5 julio 2009   

GUÁRICO UNA FORMACIÓN NATURAL QUE TIENE PROTECCIÓN BAJO
DECRETO DE MONUMENTO NATURAL ARÍSTIDES ROJAS DESDE 1949

El placer del ultraliviano por los Morros de San Juan

En esta área protegida sólo se permite el excursionismo,
la escalada y la investigación científica.
 

  por Irma Naranjo    

Un mediodía radiante. La altura es cercana a 3mil pies (mil metros); nos movemos a una velocidad de crucero de 90 kms/h. Un desplazamiento perfecto para hacer fotos, maravillarse con la cordillera, que parece dispuesta en capas y más capas. La adrenalina a millón, pero en serenidad. Unas canchas de baloncesto recuerdan la perpendicularidad; los vehículos se mueven minúsculos.

El centro de San Juan de los Morros va quedando atrás. Volamos con ojos exploradores rumbo a las formaciones rocosas, ícono de la capital de Guárico. Un domingo supercaluroso abajo en la ciudad, mientras arriba quizá está en menos de 18ºC. ¡El viento en la cara es lo máximo! Tras los lentes es inevitable el lagrimeo que provocan la brisa y la carga de emoción.

“En aquella colina hay dos parejas de paracaidistas, ¿los viste?”, dice el piloto a punta de mímica.
  
     En pocos minutos se divisa el mapa fiel y vivo de San Juan, desde el Cóndor el
     ultraliviano pilotado por Omar Contreras, que con sólo 2 asientos y 248 kg. de peso
     recorrió 21 países, 36.000 km. en 10 meses.
Fotografía: Irma Naranjo.

Volar ultralivianos es percibir la naturaleza a plenitud, en un cielo sin límites. Este en particular -conocido como ala delta- no tiene cabina, ni ventanillas; se va al descubierto. Es otra la dimensión territorial; arriba parece que los límites existen sólo en los mapas. Vamos en el Cóndor, un avión con un ala de apenas 10 metros de envergadura, es decir de ancho,-que se dirige con una vara, como un Ícaro- movido por un motor de 80 Hp. Pilotado por Omar Contreras, es el mismísimo ultraliviano que recorrió América (www.volandoamerica.org) y ahora sobrevuela Venezuela, tras la pista de destinos turísticos.


Monumento natural
. “Los Morros de San Juan y los cercanos de San Sebastián, Pardillal y Macaira tienen la misma composición y se trata de unas muy raras formaciones que lucen como ‘postizas’, sobre la formación Guárico, que es mucho más antigua”, explica el especialista en biología y geología Christian Cazabonne.

“Se formaron hace aproximadamente 75 millones de años, durante el Paleoceno, a partir de arrecifes coralinos de barrera; por tanto, son de origen biológico”, explicó. Es decir, aunque cueste imaginarlo, estos morros se originaron cuando lo que vemos hoy estaba bajo un antiguo mar.

“A través del tiempo sufrieron cierto grado de metamorfismo, transformándose en calizas marmóreas arrecifales grises. Los Morros de San Juan, por su origen, composición y estructura física son únicos en el mundo”, agregó.

La vista en picada desde el ultraliviano es alucinante. Impacta ver cómo la vegetación ha ganado espacios sobre la formación caliza. Desde 1949, estos Morros están resguardados como el Monumento Natural Arístides Rojas. Según el sitio web de Inparques (www.inparques.gob.ve) allí predomina un complejo de matorrales, sabanas arbustivas y herbazales y, en las faldas de los morros, vegetación de sabana (con abundancia de especies Trachypogon).

En relación con la fauna, la reportan como escasa, pero destacan especies de murciélagos en sus cavernas. Estos curiosos mamíferos pueden parecer insignificantes, pero en otros países atraen a turistas especializados, que los admiran como polinizadores y por su importancia en la cadena biológica. Como uno de los 36 monumentos naturales protegidos que hay en Venezuela, en los Morros sólo están permitidos el excursionismo, la escalada y la investigación científica, y están prohibidas la cacería, extracción de especies vegetales, animales o muestras geológicas.

De regreso, a punto de tocar tierra, la adrenalina y euforia siguen a millón. Una manera única de percibir y admirar a San Juan y sus imponentes Morros.



TOME DATOS

En escalada
. Recomendamos Climbing Venezuela, con guías especializados, que ofrecen al “morro de los monos” como un lugar excepcional para la escalada en roca tradicional. La ruta es de nivel 5.7-5.9 (escala americana) de 120m de desnivel. Piden conocimientos básicos de escalada. Incluyen alquiler de equipos y refrigerios.
Más información: www.climbingvenezuela.com.
Teléfono: (0212) 9143633.


Senderismo
. Un contacto que nos recomiendan es José Daniel, un joven guía de la localidad. Teléfono: (0412) – 465.13.78.


Ultralivianos. Para vuelos recreativos hay que coincidir con Omar Contreras, mire en su sitio web por dónde anda (www.volandoamerica.org) o teléfono: (0416) 895.76.04 y prepare su alma de aventura. Sigue de gira por el país y está organizando un nuevo desafío, la Conquista de los Andes, para registrar en imágenes el estado de los glaciares en el continente y los efectos del cambio climático.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 5 julio de 2009)

 

 








Fotografías:
Irma Naranjo

 

    

28 junio 2009   

GUÁRICO CON CURSO DE 4 HORAS SE ENTRENA LA
"MEMORIA MUSCULAR" PARA SALTAR EN PARACAÍDAS

Adrenalina en el cielo de San Juan de los Morros

Desde hace 20 años los alumnos de la escuela de
paracaidismo Cliff se lanzan desde 5 mil pies de altura.
 

  por Irma Naranjo    

“Esperé seis meses para esto, estaba súper asustada, pero ya tomé la teoría, practiqué en la avioneta, las posiciones, cómo sacar el cinturón de seguridad, aterrizar”, cuenta Estrella Landaeta, una artesana merideña, que minutos antes de su primer salto disfruta su propia ansiedad. Al rato viene cargando el paracaídas: “¡Fue muy bueno! Salí agarrada del avión y tenía que contar y se me olvidó, pero me solté… cuando vi, ya tenía el paracaídas abierto. Demasiado bueno. ¡Lo tengo que a volver a hacer! De inmediato retumba en el hangar: “¡Un aplauso para los primeros saltos!

Se trata de Cliff, la escuela de paracaidismo, famosa por su trayectoria continua durante 20 años en el país. Ubicada a hora y media de Caracas, en el aeropuerto de San Juan de Los Morros, cada fin de semana recibe a expertos, principiantes y público espectador.
  
   En la foto Ygor Almeida director fundador de Cliff . "A 9000 pies de altura, cuando se
   está en "posición estable" los cuerpos van a unos 200 km/h".
Fotografía: cortesía Cliff.

El entrenamiento. “Arco… agarras… derecha… miras…. adelante… halas… sueltas…” son instrucciones que se repiten sin cesar en el salón de entrenamiento, a la par de cambios de posición, que buscan anclar respuestas en el inconsciente. Según explica el guía, trabajan con la “memoria muscular”. Es parte de las 4 horas del curso que, apoyado en videos, fotos y muchas técnicas de atención, buscan desarrollar capacidad de respuesta, necesaria al momento del salto, cuando a 4000 pies de altura se es principiante en caída libre. Instantes en que la descarga de adrenalina es incontenible.

“Arriba todo es distinto, los alumnos perciben el viento como un torbellino, magnifican las sensaciones y es normal que se impresionen porque los humanos no estamos diseñados para esto”, comenta uno de los instructores.

Ygor Almeida, con más 6500 saltos en su bitácora, explica que Cliff es sobretodo una escuela y tiene como motivación la formación de gente nueva. “Prácticamente hemos formado a los pilotos e instructores que hay en Venezuela”, cuenta.

Almeida es fundador de Cliff y uno de los 4 examinadores certificados para tándem (prácticas en compañía de un instructor) en Latinoamérica.

“El paracaidismo es para todos, sin distinción; niños, personas mayores, aquí hay un ambiente familiar y para ellos son los saltos tándem. Si se trata de personas en buenas condiciones físicas les recomendamos hacer el curso”, agrega Ygor. Los saltos son asistidos, y luego de 9 niveles se logra ser un paracaidista independiente.


Cumpleaños en las nubes.
Carlos Trujillo decidió, para celebrar su cumpleaños, dar un salto en paracaídas. Un fin de semana en que esposa, hija y amigos se unieron y cada cual se lanzó.
“¡Es indescriptible! Fue un reto más a vencer y ahora quiero hacer el curso. Cuando vienes cayendo es lo máximo. Si, se puede comparar con el buceo cuando estás tú solo en un descenso profundo. Pero la caída libre es bárbara, una sensación de libertad, espectacular”, son las expresiones de este grupo familiar.

En el hangar de Cliff la adrenalina es colectiva y la onda es de “puros panas”. Unos empacan los paracaídas meticulosamente. Van y vienen instructores. Los acompañantes, instalados en sillas para mirar, el heladero y el vendedor de chucherías dan su paso. También una pequeña venta de comida rápida es parte de los servicios.

Así, cada tanto, retumba en el hangar: “¡Un aplauso para los primeros saltos!



PLANIFIQUE  SU VIAJE

Servicios.
Ofrecen alojamiento en hoteles cerca de la zona o en el mismo hangar.

Registro.
Edición y toma de videos y fotos de los saltos.

Asesoría.
Compra, venta y reparación de equipos.

Precaución.
Entre las limitaciones está el peso máximo de 85 kilos, no tener problemas médicos severos y no tener congestión nasal por las variaciones de presión.

Atención.
Prohibido el consumo de licor o cualquier tipo de drogas durante o después de las operaciones.


Más información: Telf. 0414-465-0340.
E-mail: ygorcliff@gmail.com, www.skydivecliff.com.ve



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 28 junio de 2009)

 

 




Fotografías:
Irma Naranjo
 

    

21 junio 2009   

GUATEMALA EN LA PLAZA DE LOS SIETE TEMPLOS HAY UN
JUEGO DE PELOTA TRIPLE, ÚNICO EN EL TERRITORIO MAYA

Tikal: joya de piedra en el Petén


Al amanecer recomendamos subir al Templo IV, de 65 metros de alto.
 

  por Irma Naranjo y Marie Christine Martin    

Una vez que se llega de mañanita al Parque Nacional Tikal –resguardo de selva y de la antigua metrópoli maya- lo mejor es ir al Centro de Visitantes, donde hay un museo, mapas, maquetas y guías turísticos. Es preferible contratar la visita guiada, pues el bosque es intrincado. Petén es el departamento más extenso de Guatemala, casi todo cubierto de selva y envuelto por el misterio de ruinas mayas aun inexploradas.

Para quien hace una visita de pocas horas, la recomendación de los guardaparques es caminar hasta la Plaza Mayor, donde se concentran las principales edificaciones, la mayoría de ellas restauradas.

Si se dispone de todo el día, sugieren comenzar por los complejos “Q”, “R” y “O” y luego a la Zona Norte; seguir la caminata al Templo IV, conocido como la Serpiente Bicéfala, la estructura más alta de Tikal, de 65 metros de alto. Estiman que emplearon más de 230.000 metros cúbicos en materiales de construcción.
  
    La recomendación es permanecer unos 3 días en la propia ciudad maya de Tikal, sin
    regresar a Isla de Flores que es la ciudad de acceso.
Fotografía: Marie Christine Martin.


Panorámica. Subir a la cúspide del Templo IV es tener una panorámica inigualable, donde el verde de la selva se funde con el cielo infinito. Allí se concentran visitantes en el amanecer y puesta de sol que, según la época del año pueden ocurrir entre las 5 am y 6 am y entre 5 pm y 6:30 pm, cuando el bosque es un concierto de aves.

De allí sugieren seguir al Mundo Perdido, un complejo de 38 estructuras, donde está el edificio considerado más antiguo: La Gran Pirámide, de unos 35 metros de alto. Este conjunto es un complejo de observación astronómica de los ciclos del Sol, la Luna, solsticios y equinoccios.
 

El Templo V, restaurado recientemente, es el siguiente núcleo de maravillas precolombinas. Se cierra el paseo con la visita a la Plaza Central, donde impacta la majestuosidad del Templo I -llamado Gran Jaguar-, de unos 45 metros de alto. Está orientado al oeste, por donde se oculta el sol, que era considerado “Portal del inframundo” por los mayas. También destaca el Templo II, llamado de las máscaras, la Acrópolis Central y la Acrópolis Norte, que funcionó como mausoleo.

Hay algunas calzadas que se dice sirvieron como avenidas procesionales. En la Plaza de los Siete Templos llama la atención un juego de pelota triple, un hallazgo único en todo el mundo maya.

Muchas áreas están aún en excavación. Los arqueólogos continúan armando e interpretando este colosal rompecabezas. Hay altares mayas contemporáneos al pie de algunos monumentos y se sigue practicando rituales sagrados en ceremonias de acceso restringido.

Reservorio. Una amenaza para el Petén es el impacto de productores agrícolas y ganaderos que luchan por subsistir, quizá poco conscientes del daño irreversible que causan a este importante reservorio de vida silvestre y tesoros culturales.

La exuberancia de la selva invita a ir en silencio y atento al paisaje, para disfrutar de la presencia de fauna y flora. Aves de brillantes colores y monos aulladores rompen la calma del bosque. Extraños mamíferos, como el sanjol (Tayra barbara), cruzan los caminos sigilosos y esquivos.

Un destino que invita a la contemplación y reflexión sobre los legados mayas, Tikal es también conocido como “El lugar de las voces de los espíritus”.



PLANIFIQUE  SU VIAJE

En Tikal
. El parque nacional tiene servicios de comida, baños, alojamiento y venta de artesanía. Es importante fijar de antemano su hora de regreso a Isla de Flores con el conductor del bus.

Indispensable
. Agua, barras energéticas, repelente, protector solar, zapatos cómodos, impermeable.

Oficial. Guatemala –el alma de la Tierra- brinda información para explorar el Petén en excursiones a ruinas remotas como El Mirador o Piedras Negras, que requieren mucha planificación y días de caminata. Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) en Isla de Flores, Parque Central, tlf. (502) 5116 81 32.

Otros servicios
. En las calles empedradas de Isla de Flores hay restaurantes, alojamientos y operadores para todo presupuesto.
www.turismoguatemala.net/index.php/Tikal-Hoteles.
Museo nacional de arqueología y etnología.
Maqueta de Tikal. www.munae.gob.gt
Ciudad de Guatemala Tlf. 24720489.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 21 junio de 2009)

 

 



Fotografías: cortesía
Marie Christine Martin
 

    

14 junio 2009   

PETÉN LA RESERVA ECOLÓGICA Y CULTURAL OCUPA MÁS
DE 30.000 KILÓMETROS CUADRADOS EN TRES PAÍSES

Tikal: ciudad maya en plena selva guatemalteca


Para la visita lleve hidratación, buen calzado, repelente de insectos y protector solar.
 

  por Irma Naranjo y Marie Christine Martin    

Al norte de Guatemala, en el poco poblado departamento del Petén, en medio de la selva, se asoma Tikal. El majestuoso yacimiento arqueológico maya que destaca como único en la región, justamente por estar incrustado en una densa selva.

Tikal quedó abandonado en el siglo X y permaneció envuelto en el manto verde hasta 1848, cuando fue “hallado” por el gobernador de Petén, tal como relata la información que brindan a turistas en el lugar, convertido en Parque Nacional en 1955.

  
     La vista aérea desde un avión ultraliviano asoma los vestigios de la ciudadela entre
     la selva.
Fotografía: cortesía Omar Contreras / www.volandoamerica.org


Este laberinto de imponentes pirámides en medio de exuberante selva tropical ha sido decretado Monumento Nacional (por patrimonio cultural y biodiversidad), Patrimonio Cultural de la Humanidad y Zona núcleo de la Reserva de Biosfera Maya. Y conforma una enorme reserva ecológica y cultural multinacional de más de 30.000 kilómetros cuadrados que compromete a México con la Reserva de Biósfera Calakmul y a Belice con el Área de Conservación de Río Bravo.
 

La visita. A Tikal se accede por vía aérea o terrestre, según el presupuesto. La Isla de Flores, en el corazón del Lago Petén Itzá, es la primera etapa para hospedarse y contratar servicios. Está a 65 kilómetros de Tikal; es aconsejable madrugar para tomar el transporte a las 5 am.

Luego, hay que estar dispuestos a caminar a paso tranquilo durante varias horas. Esto exige tomar previsiones: llevar hidratación, buen calzado, repelente de insectos y protector solar. Es importante respetar el horario de 6 am a 6 pm, pues al oscurecer salen animales silvestres que podrían ser peligrosos. Es recomendable disponer de al menos dos días para el paseo; hay zona para acampar y hoteles.

El Parque Nacional cuenta con buenos servicios; la recomendación es ir con un guía por los senderos. Se baja y sube con frecuencia por escaleras líticas en ruinas o por andamiaje de madera.

Una inmensa ceiba, árbol de la vida, sagrado para los mayas, da la bienvenida entre senderos y monumentos. A partir de allí prepárese para ver y comprender la magnitud de la metrópoli, que floreció entre los períodos mayas antiguos conocidos como Preclásico (1500 A.C. hasta el 200 D.C.) y Clásico (200 D.C. hasta el 925 D.C.). Se calcula que en su época de esplendor llegó a abarcar 65 kilómetros cuadrados, con unas 4.000 estructuras, cerca de 200 monumentos, y entre 90.000 y 120.000 habitantes.

La semana próxima continuaremos explorando esta poderosa ciudad maya que funcionaba como centro religioso, político y económico. Recorreremos la Plaza Mayor y las principales edificaciones restauradas, así como la Zona Norte, los complejos y templos debidamente señalizados, muchos de los cuales aun reciben el trabajo colosal de restauración arqueológica.




PREPARE SU VIAJE

Mejor época de noviembre a febrero.

Mapas www.mapasdeguatemala.com

Autobuses Fuente del Norte
sale varias veces al día de la capital guatemalteca para Flores/Santa Elena. Línea Dorada es otra opción. 9 horas de viaje.

Instituto Guatemalteco de Turismo
(Inguat) Flores Parque Central.Teléfono (502) 5116 81 32.

Opción serena recomendada quedarse en la aldea
El Remate, a 27 kilómetros de Flores.

Agencia de turismo Martsam Travel Flores
www.martsam.com

Promueve turismo de bajo impacto
a favor de comunidades locales.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 14 junio de 2009)


 

 



Fotografías: cortesía
Marie C. Martin
 

    

7 junio 2009   

CARACAS AIRE LIBRE EXCURSIONISMO TIENE 23 AÑOS CON
ACTIVIDADES EN LOS PREDIOS DE LA CAPITAL DEL PAÍS

Planes vacacionales de aventura


A partir de este julio sus chamos, de hasta 17 años de edad,
pueden atreverse en deportes de naturaleza.
 

  por Irma Naranjo    

“La vida es recreación al aire libre” es el lema de estos planes vacacionales donde embarrarse, hacer kayak, escalar rocas, lanzarse en tirolinas -que desplazan a los chamos de un árbol a otro cual vagón de funicular- y hasta hacer cañoning es posible para niños y niñas a partir de tan sólo 4 años de edad.

Diversión con control de riesgos es la propuesta de Aire Libre Excursionismo. Una alternativa para que las familias que se quedan en Caracas en las próximas vacaciones puedan poner a sus chamos a interactuar con la naturaleza con guías especializados. Así, monte adentro, pero sin mandarlos a campamentos fuera de la ciudad, los tienen de vuelta cada día en casa.
  
   Seguridad, responsabilidad, mucha familiaridad y buena onda es lo que ofrece la familia
   Alcocer en sus actividades de recreación al aire libre.
Fotografía: José Naranjo y cortesía
   de Aire Libre Excursionismo
.

La familia Alcocer creó Aire Libre cuando Petia padre dejó el laboratorio de biología hace 23 años y se dedicó a promover vida con los chamos en el propio monte. Por supuesto no se trata de clases rígidas y aburridas con conceptos complejos sobre los daños ambientales, sino de diversión, incursión en deportes y respeto por la vida animal y vegetal.

Planes vacacionales que han sido escuela de muchos, semilleros de escaladores, de biólogos y, según expresan los “ex-airelibres” ahora adultos, hasta de lecciones de sensibilidad por el otro y de no violencia.

“Por poner un ejemplo, ahora mismo está mi hijo Pavel en Isla de Aves, de salida de campo con Marco García, quien fue uno de nuestros chipilines; se hizo biólogo y ahora es investigador de tortugas marinas en el IVIC”, comenta Petia.

Pedir que usen “coolers” propios y que no compren más botellitas de agua desechables para las actividades es algo que ha adoptado Aire Libre como principio.
“Estamos preocupados por la contaminación y buscamos orientar a los chamos para que seamos activos, pero que hagamos algo por el planeta y no sólo quejarnos de que los otros son malos y lo están destruyendo”, detalla.

“Decirles que al supermercado es mejor llevar bolsos de tela, sacos y no usar tantas bolsas plásticas. Además, que rieguen las semillitas para que nazcan más árboles. También de manera sutil enseñarles, por ejemplo, que no corten una flor para llevársela a mamá, sino que lleven a mamá para que vea la flor y dejar la florecita para los colibríes, la abejas y otros polinizadores”.


PLANIFIQUE

Incluyen:
excursiones, escalada en roca, rappel, paso tirol (tirolinas), kayak, orientación deportiva (con brújulas), montañismo, cuevas (seguras), senderismo, cañonismo, supervivencia, primeros auxilios, observación y reconocimiento de flora, fauna y mineralogía.

Dirigidos a:
chamos de 4 a 17 años (separados de las actividades por edad). No es necesaria experiencia previa. Trabajan con el logro no competitivo y hacen énfasis en la seguridad para incentivar confianza personal. Por cada grupo de 20 a 30 niños van 5 guías.

Cuándo y dónde:
Las inscripciones están abiertas y comienzan en julio. Excursiones diarias a lugares entre Caracas y San Antonio de los Altos, sin pernocta (con seguridad verificada). De 8:30 a 5:00 p.m. Puntos de encuentro San Antonio de Los Altos y La Carlota en Caracas.

Otros servicios:
Son pioneros en cumpleaños de aventura para niños y adultos. Dan cursos a particulares y corporativos de escalada en roca, rappel, kayak, vuelos en parapente, eventos con actividades extremas, muros de escalada, péndulos con torres de hasta 15 metros.

Contactos:

Tlfs.(212) 372.77.92, (412) 726.69.24, (0414) 303.14.13.
E-mail: airelibre@cantv.net
Web: www.airelibreexcursionismo.com.ve




TESTIMONIOS

Carolina Bastidas (Profesora USB)
“Anualmente traemos a nuestros estudiantes de pregrado, para que observen y valoren la diversidad y fragilidad del sistema arrecifal.”

Yepsi Barreto-Betancur (Estudiante USB)
“Mi tesis de pregrado fue hecha en el Sesostris, comparando la estructura comunitaria de un arrecife artificial y otro natural.”

Hower Jiménez (Submarinista)
“Soy buzo de rescate en Protección Civil de Carabobo, pero disfruto explorar estos y otros barcos en la zona, con mi hijo José Manuel y mis amigos”.



DIVERSIÓN INTENSA

Petia Alcocer.
“La trayectoria es garantía para que los niños quieran seguir viniendo y para que las abuelas traigan a sus nietos”.

Pavel Alcocer.
“Brindamos seguridad, utilizamos cascos y cuerdas especiales, arneses, también botes especiales, chalecos salvavidas”.

Petia Alcocer.
“Los animo a que le echen pichón. Se aprenden cosas súper útiles, de rescate, etc. mientras más pequeños se inicien mejor”.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 7 junio de 2009)


 

 







Fotografías: José Naranjo
y cortesía de Aire Libre Excursionismo
.
 

    

31 mayo 2009   

CARABOBO A 2,5 KILÓMETROS DE QUIZANDAL
LE ESPERA EL PARQUE NACIONAL SAN ESTEBAN

Isla Larga: sumergir la mirada en la historia


Explorar un buque hundido y su transformación en
arrecife son alternativas que están “allí mismito”.
 

  por Juan Posada e Irma Naranjo    

Para quienes practican submarinismo con equipos de buceo autónomo o nadan en la superficie con máscara y snorkel, la presencia de embarcaciones antiguas bajo el agua causa curiosidad y aviva la imaginación.

Una oportunidad de vivir esta experiencia y disfrutar la belleza de los arrecifes y su fauna está en Isla Larga. En un corto viaje –de 2,5 kilómetros- en lancha pública desde el balneario de Quizandal, en Puerto Cabello, hasta esta isla del Parque Nacional San Esteban, en Carabobo.
  
       Buceo en el Jacko, bajo las aguas del Parque Nacional San Esteban.
       Fotografía: cortesía Humberto Ramírez y María Padrón.


Vida arrecifal. Sumergidos a escasos 18 metros sobre un fondo arenoso, en medio de suaves corrientes, están los buques Sesostris y Jacko. Estructuras ferrosas que suelen ser circundadas por buzos, que exploran bodegas, pasillos y cuartos de máquinas. Es un encuentro con el pasado, pero también con la vida marina, pues con el tiempo se han convertido en arrecifes artificiales. Así es este lugar: pleno de peces multicolores que entran y salen de las superficies agujereadas de los buques, en medio de llamativos corales blandos y duros, y esponjas de variados tamaños y colores.

La inmersión puede ser segura, pues la temperatura es agradable –en promedio 28° C- y la visibilidad supera los 7 metros la mayor parte del año. Por eso, hay mayores posibilidades de explorar y es un reto superar el temor de recorrer los oscuros espacios y hallar un gran pez defendiendo su territorio. Pero esta parte de la actividad involucra más riesgo y exige entrenamiento.

La mirada histórica nos remonta a 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando seis buques mercantes italianos y uno alemán, refugiados en Puerto Cabello, fueron sorprendidos por las órdenes de Estados Unidos de confiscar las embarcaciones de los países del Eje, que se encontraran en sus aguas territoriales. La medida fue seguida por otras naciones del continente. Las tripulaciones de estas naves siguieron instrucciones de sus altos mandos y las incendiaron la noche del 31 de marzo de ese año, para evitar que cayeran en manos aliadas o neutrales.


Casi todos los barcos fueron recuperados y vendidos. Sólo el alemán Sesostris fue remolcado hasta Isla Larga en 1944, donde aún reposa junto al italiano Jacko, que era parte de las siete naves incendiadas, pero fue confiscado por el gobierno venezolano. Luego, ambos fueron destinados a servir de sustrato para la vida arrecifal.

Ciencia y recreación.
El uso de estructuras sumergidas como base para establecer comunidades de arrecifes es una práctica alternativa destinada al estudio y la recreación. También ayuda a reducir la presión sobre los espacios arrecifales naturales. A este respecto, el Instituto Socialista de Pesca y Acuicultura (Insopesca) impulsa el Plan Nacional de Arrecifes, que implica el hundimiento racional y planificado de embarcaciones en desuso.

Los barcos hundidos en Isla Larga, además de atractivo turístico han servido a proyectos de investigación, tesis de grado y postgrado, y otras actividades educativas autorizadas por Inparques. La invitación es para disfrutar y cuidar los arrecifes artificiales, tanto como se debe hacer con los arrecifes naturales.


TESTIMONIOS

Carolina Bastidas (Profesora USB)
“Anualmente traemos a nuestros estudiantes de pregrado, para que observen y valoren la diversidad y fragilidad del sistema arrecifal.”

Yepsi Barreto-Betancur (Estudiante USB)
“Mi tesis de pregrado fue hecha en el Sesostris, comparando la estructura comunitaria de un arrecife artificial y otro natural.”

Hower Jiménez (Submarinista)
“Soy buzo de rescate en Protección Civil de Carabobo, pero disfruto explorar estos y otros barcos en la zona, con mi hijo José Manuel y mis amigos”.


PREPARE SU VIAJE

Traslado. La Cooperativa “Juan del Mar”
ofrece el servicio hasta Isla Larga por BsF 8 (para niños de dos a 10 años) y BsF 13 para los adultos. Los miércoles populares la tarifa es de BsF 8 para todos.

Capacidad.
Inparques ha establecido en 2.300 el número máximo de visitantes que la isla puede albergar en un día.

Visitas.
Este servicio esta orientado fundamentalmente
a submarinistas y “snorkelistas”, y lo ofrecen las operadoras:

. Cota Cero Tour
(Juan Hernández)
  E-mail: cotacerotour@hotmail.com
  Teléfonos: (0414) 411.1881, (0416) 440.6363.

. La Tienda de Buceo
(Iris Santana),
  E-mail: latiendadebuceo@hotmail.com
  Teléfonos: (0414) 440.1295, (0241) 825.5624.

. Scuba Delivery
(Henry Arismendi)
  E-mail:
info@scubadelivery.com
  Teléfonos: (0414) 316.8844, (0212) 284.1253.



Historia.
Si desea saber más, visite el site:
www.scubadelivery.com/lecturas/cdf_historia_del_sesostris.htm





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 31 mayo de 2009)


 

 










Fotografías:
Cortesía de
Humberto Ramírez
y Yepsi Barreto
 

    

24 mayo 2009   

NUEVA ZELANDA DE LAS 17 ESPECIES DE PINGÜINOS QUE HAY EN EL MUNDO,
SEIS VIVEN EN ESTE PAÍS DE PAISAJES ÚNICOS

100 % pura Nueva Zelanda


Un destino único para impresionarse con la formación
de su territorio y las especies silvestres que subsisten.
 

  por María Teresa Urbina e Irma Naranjo    

Una vez conocida la vida cosmopolita de Nueva Zelanda la recomendación es irse a isla Sur. Al llegar en ferry a Picton, se puede continuar en carro hasta Christchurch, la ciudad más grande de la “parte baja” del país. Cristhchurch –con 350 mil habitantes- es llamada la ciudad jardín, una especie de capital “verde”, donde las reservas naturales aguardan con paisajes y especies animales y vegetales que sólo existen en este lado del mundo. En Cristchurch destacan su catedral, el Jardín Botánico y el Centro Antártico Internacional.

Orana Park, en sus adyacencias, es la reserva de fauna más grande de Nueva Zelanda, y Willowbank Wildlife Reserve tiene el área más grande para observar kiwis. Esta ave corredora, habitante de los bosques húmedos, tiene plumas marrones que parecen pelos y alas muy cortas porque, al igual que el pájaro Dodo, perdió la capacidad de volar; pueden encontrar la comida sin verla porque tienen un desarrolladísimo sentido del olfato y sus narinas están en la punta del pico.
  
  El Tongariro es parque nacional desde 1894 y también tiene declaratoria de Patrimonio
  Natural de la Humanidad.
Fotografía: www.newzeland.com

Desde Cristchurch se puede seguir hacia el poblado de Dunedin, para observar a los pingüinos y a los albatros en la reserva de Taiaroa Head, si va entre noviembre y agosto. Allí, los pingüinos forman colonias para reproducirse. De las 17 especies de pingüinos que hay en el mundo, seis viven en Nueva Zelanda, y se les puede observar salir y entrar al mar para pescar, y caminar mansamente entre los humanos rumbo a sus nidos, donde macho y hembra se turnan para incubar los huevos entre sus patas. Los albatros reales –aves oceánicas conalas de hasta 3 metros de envergadura- también anidan en la zona.

Se puede continuar el viaje hacia el lago Te Anau, que tiene más de 60 km de largo, donde las cuevas de Waitomo guardan un fenómeno natural: un gusano fosforescente. Al mirar el techo, en la oscuridad del habitáculo, éste se percibe como un cielo lleno de estrellitas de un verde intenso.


REMANENTES DE UN PASADO ÚNICO

En el parque nacional Fiordland se encuentra un remanente del bosque original de Nueva Zelanda, con podocarpos y helechos arborescentes. Llamados así, porque a diferencia de los que crecen cerca del suelo, tienen tallos de hasta 5 metros, con forma de árboles. Se consideran fósiles vivientes, porque han conservado las mismas características de los helechos arborescentes que existían millones de años atrás. Son evidencia de que Nueva Zelanda estuvo una vez poblada por bosques muy húmedos.

Existen algunas iniciativas para intentar salvar a las especies que están en peligro: por ejemplo los últimos 27 individuos de kakapo (Strigops habroptilus) -el loro más grande del mundo que pesa hasta 4 Kg y el único que no vuela- fueron trasladados a la isla Stewart para que esten libres de depredadores y aumentar su población. En el Fiorland es posible navegar en Milford Sound y ver miles de cascadas que caen al mar.

Proteger el equilibrio ecológico y la biodiversidad es una necesidad para preservar la vida de los humanos en el planeta. De la historia de extinciones en Nueva Zelanda quedan muchas lecciones aprendidas. Un país cuyo eslogan invita a vivir una experiencia 100% pura Nueva Zelanda.




PATRIMONIO NATURAL

El Parque Nacional Fiordland junto al Parque Nacional Tongariro son Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco. Tongariro es el parque nacional más antiguo de Nueva Zelanda: establecido en 1887 por Te Heuheu Tukino IV (Horonuku), el jefe más importante del Māori Ngati Tuwharetoa Iwi, donó 800.000 hectáreas en la isla Norte al gobierno inglés para conformar un área para la protección de la población aborígen Maorí y prevenir la explotación de las montañas por parte de inmigrantes europeos. Desde 1894 es parque nacional.



PREPARE SU VIAJE

Entre las islas. Hay un ferry muy moderno que sale de Wellington, la verdadera capital de Nueva Zelanda y la segunda ciudad más grande en la isla norte y llega a Picton en la isla del Sur, a un costo de NZ $ 63-100: La navegación tarda tres horas. www.interislander.co.nz

Más información:
www.newzealand.com

Aerolíneas que hacen conexiones hasta Nueva Zelanda:
www.qantas.com.au, www.lan.com y www.aa.com.ve.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 24 mayo de 2009)


 

 




Fotografías: www.newzeland.com
 

    

17 mayo 2009   

NUEVA ZELANDA DESDE LAS COSMOPOLITAS AUCKLAND Y WELLINGTON
HASTA NATURALEZA ASOMBROSA DE SUS AREAS PROTEGIDAS

Una experiencia de cuatro puntos cardinales


Un viaje tan largo, que nos llevará, literalmente, al otro lado del mundo.
 

  por María Teresa Urbina e Irma Naranjo    

Visitar Nueva Zelanda es una experiencia escénica. Aunque la naturaleza ya no es prístina, el ambiente mantiene la belleza de la pureza, el silencio y la tranquilidad. La pureza del aire seduce al viajero, y las aguas de sus enormes lagos, glaciares, ríos y playas inundan de asombro.

Hay ciudades cosmopolitas, como Auckland y Wellington, ciudades acogedoras o de paso, como Picton o Cristchurch, que llevan al encuentro con montañas nevadas, glaciares, lluvias heladas, vientos muy fuertes y volcanes activos. Nueva Zelanda con sus 17 parques nacionales y monumentos naturales, brinda caminos para excusiones y para maravillarse con sus paisajes.
  
    En ferry se sale de Wellington -la capital oficial de Nueva Zelanda-, al extremo sur de
    la isla Norte y se llega a Picton, al norte de la isla Sur.
Fotografía: www.newzeland.com

Desde Caracas, es posible llegar a Auckland, la capital cosmopolita de Nueva Zelanda, vía Los Ángeles, Buenos Aires o Santiago de Chile. Entre lo que se puede probar al llegar a Auckland destaca el salto de Bungy. De hecho, Auckland es el lugar donde se realizó el primer salto de este tipo, desde un puente. Se puede saltar sobre el Waitemata Harbour.

La noche en Auckland no tiene nada que envidiarle a Londres o Nueva York, pero lo mejor de este país está más allá de su perfil urbano. Desde Auckland se puede volar a otros sitios de interés en la misma isla Norte, o se puede alquilar un carro para recorrer las dos islas principales. En ambos puntos se pueden practicar deportes extremos. Si bien en la isla Sur se encuentra la mayoría de los atractivos naturales, en la isla Norte se encuentra el Parque Nacional Tongariro, una de las dos primeras reservas naturales de este país.


Para transitar hacia el sur, se puede tomar el ferry, muy moderno, que sale de Wellington, la capital oficial de Nueva Zelanda –al extremo sur de la isla Norte- y llega a Picton, al norte de la isla Sur. Son tres horas de navegación. En nuestra próxima entrega descubriremos los particulares espacios naturales de isla Sur.



UNA HISTORIA DE EXTINCIONES


Había una vez un bosque en el mar, con montañas nevadas y volcanes activos. Al separarse del supercontinente Gondwana, millones de años atrás, quedaron dos grandes islas al sureste de Australia, cubiertas por las plantas más antiguas de la Tierra. Los únicos mamíferos que habían eran visitantes marinos: ballenas y focas. Era un paraíso para las aves, no había depredadores. Al no tener la necesidad de escapar, muchas de ellas, como el kiwi y el kakapo, perdieron la capacidad de volar.

Cuando llegó el hombre, todo cambió. El polinesio, que se maravilló con las Moa, no vaciló en comérselas hasta extinguirlas. También dejó ratas y perros que arrasaron con 32 especies. Cuentan las crónicas que un incendio forestal intencionalmente provocado por los ingleses fue de tal magnitud que el humo llegó a Australia (que queda a tres horas de vuelo en Boeing 747). El incendio causó la extinción de muchas especies de fauna y flora únicas en el mundo. Balleneros y cazadores de focas trabajaron intensivamente, hasta que en 1830 no fue posible encontrar ni una sola foca.

Ya no hay bosques templados húmedos de coníferas ni helechos arborescentes, sino praderas con pastos. Ya no hay tantas especies de aves neozelandesas, sino muchas europeas. Como consecuencia de todo esto, ahora, Nueva Zelanda es de una belleza diferente que no deja de ser atractiva e interesante y que dejó lecciones para la conservación.



DATOS ENTRE NORTE Y SUR

Deportes
Destino reconocido entre deportistas de invierno, montañistas y amantes del salto en Bungy.

Skí
42 pistas para esquiar. Las más grandes: Whakapapa y Turoa -isla Norte-, Mount Ruapehu, The Remarkables, Cardrona, Mount Hutt, Treble Cone, Nordic (22 pistas de cross-country) y Coronet Peak en Queenstown y Wanaka.

Heliskiing
En los Southern Alps es posible saltar desde un helicóptero y aterrizar con tus skíes en las pistas.

Snowboarding
28 destinos en Nueva Zelanda para este deporte, con escuelas. Los más famosos son Turoa (isla Norte), Treble Cone y Cardrona (isla Sur).

Bungy
Los adeptos llaman a Nueva Zelanda Bungeeland. Allí se inventó el Bungy.

Más información en:
www.tourstonewzealand.com/adventure-sports



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 17 mayo de 2009)

 

 







Fotografías: www.newzeland.com

    

10 mayo 2009   

LARA EN DUACA, A 30 MINUTOS DE BARQUISIMETO QUEDA
ESTA POSADA CON AGENDA GASTRONÓMICA Y DE ARTE

La Salamandra y el gusto de sus talleres


Invitan a compartir el placer de cocinar, degustar y de vivir encuentros entre cuentos.
 

  por José Antonio Naranjo    

“Todos nacemos con una caja de fósforos dentro, pero solos no podemos prenderlos”. Así empieza Soledad Alberdi uno de los cuentos de su repertorio, que dirige a los participantes del Taller del Gusto, mientras esperan que la carne y el pollo estén bien asados en la parrilla. Junto a ella, se mueven diligentemente Marisela Riera y el Chef Leonardo Garcés, uno de los dueños de la Posada La Salamandra, ubicada en Duaca, a unos 30 minutos de Barquisimeto.

Los tres conforman el equipo de facilitadores que mensualmente comparten sus conocimientos de gastronomía con quienes se inscriben y se acercan hasta esta bella casa levantada hace siete años por Leonardo y su esposa Judith. Allí, desde hace dos años, reciben y acomodan huéspedes.

  
  Una posada que exalta el disfrute del arte y los encuentros. Fotografía: José A. Naranjo.    

“Comenzamos hace seis meses con talleres casi exclusivamente sobre cocina venezolana -recuerda Judith-; la idea es que los participantes no sólo se lleven conocimientos básicos y alguno que otro tip, sino que disfruten de platos más elaborados; así fue como añadimos la degustación de bebidas y los cuentos de Soledad”. Leonardo y Judith han abierto el espectro temático de los talleres yendo de “Comida sana” hasta “Cocina mediterránea”.

“A veces me cuesta explicar qué es lo que exactamente va a vivir en esta actividad -confiesa Leonardo-; sin embargo, al llegar aquí y compartir con los otros esta experiencia, salen encantados”.

Comentan los anfitriones que mucha gente acude con la expectativa de que va a aprender a cocinar; aún cuando se explican muchas cosas útiles, que la gente puede aplicar en casa, destacan que también es una actividad recreativa que va más allá de la concreción exitosa del mero acto formativo.


“Para hacer una buena parrilla se debe comenzar por encontrar una buena carnicería, y que el carnicero sea nuestro amigo”, manifiesta Leonardo como introducción al tema “parrillas y + parrillas”, programado para los sábados y domingos. Casi nunca pasan de 20 participantes por sesión, para mantener el carácter personal, directo e íntimo que, con tanto gusto, imprimen a sus clases.

Luego de la presentación inicial, el Chef da instrucciones generales sobre el tema del día, mientras manipula los ingredientes y ofrece datos interesantes sobre, por ejemplo, cuánto tiempo debe cocinarse el pollo, o cómo debe cortarse la carne para que la textura y el sabor sean insuperables. A medida que avanza la preparación, aparecen las bebidas, que casi siempre ayudan a romper el hielo y a relajar a los presentes.


Las preguntas no tardan en aparecer
y las respuestas fluyen sin egoísmo


“Mientras más gente sepa, mejor -reflexiona Leonardo-. A la gente le encanta que les demos tips interesantes”.

A las pocas horas los participantes son llamados a acercarse y llenar sus platos con la provocativa comida preparada ante sus ojos.

“Aquí ofrecemos chispa y oxígeno para encender sus fósforos -continúa Soledad-; ofrecemos un día diferente, buena comida, buena bebida y muy buena compañía”, narra, mientras tanto, la cuentacuentos.



CONVIVENCIA CULINARIA

Leonardo Garcés
“Queremos que la gente sepa que se puede ser creativo al momento de preparar cualquier plato”.

Andrés García
“Me llevo una bonita experiencia de aquí, ya que los secretos y los tips que da el Chef son maravillosos”.

Zaida Castro
“Es la segunda vez que participo; me gusta mucho la manera como lo dictan; es muy bueno poder interactuar”.



ENCUENTROS GASTRONÓMICOS

Contactos:
La Salamandra es pionera en el país con su concepto de Posada-Galería y ahora han innovado con encuentros gastronómicos. La cocina de Yudith y Leonardo es un espacio construido con creatividad y es parte del disfrute permanente de este alojamiento. Contactos: (0416) 650.02.27 y (0251) 718.73.67, posadalasalamandra@yahoo.com.

Próximos encuentros:
23 y 24 de mayo Venezuela Mediterránea, 20 y 21 de junio Cocina Sana, 01 y 02 de agosto Recorrido por Venezuela, 12 y 13 de septiembre Venezuela Mediterránea II.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 10 mayo de 2009)


 

 









Fotografías:
José A. Naranjo

    

3 mayo 2009   

MÉRIDA UN ASCENSO AL ESPLENDOR DE LOS 4.942 METROS
DEL PARQUE NACIONAL, EN LOS ANDES VENEZOLANOS

Pico Humboldt: reto en la Sierra Nevada


Buena condición física es imprescindible para lanzarse a la aventura
de subir a pie al segundo pico más alto del país.
 

  por Irunú Brandt Lazo    

Este pico de la Sierra Nevada de Los Andes venezolanos es un reto para muchos montañistas, no tanto por su altura ( 4.942 metros) como por las sorpresas que esconden sus caminos. Debe su nombre a Alexander Von Humboldt, naturalista nacido en Alemania en 1769, considerado padre de la geografía moderna universal.

Para este ascenso es imprescindible llevar el equipo adecuado, que incluya botas de caña alta, contratar a un guía experto, seguir sus recomendaciones y estar en buena condición física. Las jornadas son exigentes, pues se trata de senderos empinados que deben recorrerse con pesados morrales.
  
      No dejen de ir con un experto, la Sierra Nevada no es un parque de diversiones,
      el ascenso tiene muchos riesgos y merece respeto.
Fotografía: Matías Machum.
      


1er día. La travesía comienza con un requisito fundamental de seguridad: registrar el plan de la excursión en el puesto de Inparques, en la entrada del Parque Nacional Sierra Nevada en La Mucuy, y cúmplanlo. Se debe partir muy temprano cada día para tomar pequeños descansos durante el ascenso –de cinco horas hasta la laguna Coromoto- por la selva nublada. Allí, conviene armar la carpa al llegar, porque apenas el sol se oculta el frío hace de las suyas.


2do día.
Ingieran un desayuno sustancioso; si deben cocinarlo, conviene levantarse temprano, para recoger el campamento sin prisas. Notarán que el camino no es tan noble como el primer día; pasarán por algunas morrenas de pequeñas piedras sueltas. Tengan mucho cuidado con los tobillos. Al llegar a Puente Quema’o la prudencia se impone para los que sufren de vértigo. Luego vienen las morrenas de rocas enormes: hay que concentrarse para evitar los precipicios. El campamento base para los que van a escalar sobre hielo está junto a la laguna Verde. De allí se cruza la curvatura del glaciar por la ladera Noroeste. Recuerden llevar abundante agua potable para evitar la deshidratación. También se puede escalar por la muralla roja: una gran pared cóncava donde se ve la cuna de un antiguo glaciar. Deben llegar hasta la laguna del Suero, que está un poco más arriba de la laguna Verde. Por esa ruta no se necesita el equipo de escalada en hielo, salvo cuerda y crampones.

3er día.
Dejen el campamento armado en la base, con sus equipos adentro; sólo lleven lo necesario en su morral de ataque, que debe estar listo desde la noche la anterior. Dependiendo de la cantidad de personas, se calculan los metros de cuerda: se recomienda que la cordada no sea de más de 5 personas y la separación entre cada uno debe ser de 10 metros aproximadamente.

¡Atención! ¡Son indispensables la concentración y la cautela! Una vez en la base del glaciar, saquen los equipos y de manera estrictamente organizada coordinen todos los pasos requeridos antes de comenzar a escalar. De allí en adelante, concéntrense en cada movimiento. Recuerden gritar ¡Cumbre¡ con ganas ¡Se lo merecen! No se quiten el casco hasta que lleguen al campamento.

4to día. De acuerdo con el plan registrado en Inparques, inicien el regreso al punto de partida: una noche en la laguna Verde, para luego arribar a La Mucuy.



PREPARE SU VIAJE

En la Sierra:
Morral de más de 45 litros, ropa ligera y ropa térmica, carpa, aislante, equipo de cocina, fósforos y velas en bolsas con cierre hermético, comida ligera y nutritiva, bolsas de basura, linternas.

Para escalar:
Cuerda, crampones, piolet, arnés, mosquetones, casco.

Morral de ataque:
Linternas, baterías adicionales, agua, alimentos ligeros y dulces, kit de primeros auxilios, GPS, navaja, impermeable, suéter, guantes, gorro, lentes oscuros (muy importante, el reflejo del glaciar quema la retina y el dolor en los ojos es insoportable), protector solar y cámara (no pueden dejar de tomar fotos).

Baquianos:
Existen muchos operadores, agencias de viajes y guías que conducen esta ruta, la recomendación de siempre es comparar, evaluar experiencia, grado de seguridad y confiabilidad que ofrecen, algunos conocidos son: Andreas Brandt (0416) 047.23.00; Fernand Rodríguez Nápoles (0274) 244.58.98; Chui de Tillandsia tour, (0274) 252.21.93; Guamanchi Expedition (0274) 252.20.80.

Ojo:
No dejen de ir con un experto: la Sierra no es un parque de diversiones y merece respeto.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 3 mayo de 2009)

 

 








Fotografías:
Matías Machum

    

26 abril 2009   

NUEVA ESPARTA UN PASEO DONDE ABUNDA LOS PAISAJES
Y EL COLOR LOCAL ENTRE MARGARITA Y MACANAO

La Isla de punta a punta, en un día


Siete paradas para divertirse entre la diversidad natural y cultural de la Isla.
 

  por Irunú Brandt e Irma Naranjo    

Para quienes van a la Isla de Margarita por corto tiempo, sin vehículo o simplemente prefieren descansar mientras los llevan directo a los lugares emblemáticos, es buena opción el llamado jeep safari. Una modalidad en la que abundan ofertas y operadores turísticos. Un recorrido que va por las dos penínsulas y en un sólo día muestra cuán extensa y diversa es la Isla.

La ruta va entre sitios históricos y naturales. Un día donde la cámara es infaltable y el paisaje el protagonista. El inicio es a las 9 am, cuando el guía pasa por el hospedaje y arranca la aventura.

  
       Esta isla del Caribe resguarda encanto de poblaciones pesqueras tradicionales,
       algunas fortalezas históricas, mucho sol y color radiante durante todo el año.

       Fotografía: Irunú Brandt Lazo.


1. Castillo de Santa Rosa, en La Asunción. La pequeña fortaleza que guarda la trágica historia de la heroína Luisa Cáceres de Arismendi. Desde allí una vista panorámica de la capital de la isla. El guía del castillo relata los detalles históricos. Luego de paso por el Parque Nacional Cerro Copey, con paradas para hacer fotos de la espectacular vista hacia Porlamar. No se llega a la cúspide del Copey, pues sólo se puede subir caminando o con autorización previa de Inparques.
 

2. Iglesia de la Virgen del Valle del Espíritu Santo, la segunda parada es en el santuario que congrega con devoción a lugareños y visitantes, creyentes de la virgen del mar. Media hora después se sale hacia el Parque Nacional La Restinga, donde está el istmo de 23 kms que es la unión natural entre Macanao y la región oriental de la Isla.

3. Paseo en lancha por La Restinga, para internarse por los canales emblemáticos de este reservorio lacustre. Donde según la tradición las mujeres cosechan las ostras que viven entre las raíces del mangle y luego son vendidas por los hombres en las playas en Margarita.

4. Restaurant “Morro Blanco” ubicado en Chuchicual. Aquí el paisaje, la brisa fresca y la calidad de la comida son 100% recomendables.

5. Playa Punta Arenas. Es la quinta para, esta vez para dedicarse sólo a disfrutar la tranquilidad del mar. Con las bebidas que el guía ha ofrecido durante el recorrido. Una hora después es momento de pasar a una carretera ondulante, la llamada diversión del rustiqueo ó 4x4. Aquí muchos expresan la emoción a todo pulmón.

6. Un pequeño rancherío frente al mar vende caracoles como recuerdos, sólo llegan vehículos de doble tracción. Allí la brisa del mar es fuerte y el paisaje caribeño es muy gratificante.

7. “Coco Loco”, la última parada es en un local para disfrutar de una cocada hecha 100% de copra de coco y su respectiva agua, un toque de azúcar y para los más atrevidos un toque de ron blanco, que no queda nada mal.

Un día activo, lleno de hermosos y diversos paisajes, una vuelta a la Isla para conocerla de punta a punta.



PREPARE SU VIAJE

Operadora.
Consulte ofertas, en este caso el recorrido se hizo con Universal Adventure, que desde hace 2 años tiene oficina en el Centro Comercial Bayside. Sin embargo Antonio de Abreu, su director tiene larga y reconocida trayectoria con los jeeps safaris en la Isla. Ofrecen también el plan novedoso “7 playas por un día”, en todo incluido que va por: El Yaque de aguas tranquilas y tibias (centro del windsurf y kitesurf), la bahía de Juan Griego, Playa Caribe, Guayacán, Manzanillo, El Agua y la Playa Parguito. Para contactarlos: (0295) 267.30.94, (0414)778.58.87.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 26 abril de 2009)

 

 







Fotografías:
Irunú Brandt Lazo

    

19 abril 2009   

MÉRIDA UNA CAMINATA SOBRE LOS 4000 M.S.N.M.
EN EL PARQUE NACIONAL SIERRA DE LA CULATA

El Domo de Mifafí es inspiración de paz

Está al inicio de una travesía larga que va al Páramo de Piedras Blancas.
 

  por Irma Naranjo    

“El Parque Nacional Sierra de La Culata es muy especial, sobretodo más arriba porque puedes ver lo que hizo la glaciación, es interesantísimo. Claro también hay más riesgos de perderse, son valles muy grandes, si lo comparas con el Sierra Nevada, es distinto” comenta Celeste González, guía de Kumbaitours, cooperativa de turismo de Mérida que conduce la excursión.

Son las 9 am. y dejamos el puesto de guardaparques. En una corta caminata estimamos llegar hasta el Domo de Mifafí. Antes pasamos por una quebrada cristalina, que resulta ser parte de las nacientes del río Chama.

  
     Es parte del parque nacional Sierra de La Culata donde abundan paisajes desérticos,
     como salidos de otro planeta/ Fotografía Irma Naranjo.
Fotografía: Irma Naranjo.

Gorro, guantes, bufanda, suéter, chaqueta y poncho no parecen suficientes para la mañana nublada y gris. La llovizna y la brisa helada acompañan la caminata. Parece fácil, pero andar a 4.000 metros sobre el nivel del mar, demora el paso, acelera el corazón y la respiración se dificulta. Nada de temer, sin llegar al llamado mal de páramo, pero esta sierra andina impone su pausa.

“Quizá es mejor regresar” advierte Deiby también de kumbaitours, “en un rato empezará a nevar” y así, en pocos minutos comenzaron a cubrirse de blanco los picos cercanos. Aun en medio de frío parejo y agua fue un regalo para quienes no convivimos con un pico nevado al frente, como le sucede en la cotidianidad a los merideños.

Interpretar el paisaje.
Explica Celeste que en La Culata hay zonas desérticas particulares, que corresponden a los ecosistemas: páramo desértico y desierto periglaciar andino. Como guía se maravilla por mostrar los territorios particulares que se asoman en la caminata y por interpretar el paisaje.

Parte de la espectacularidad de este parque son justamente sus rasgos geomorfológicos naturales y los paisajes producto del modelado glaciar del Cuaternario, que están entre las razones que merecieron el decreto de La Culata como parque nacional, en noviembre de 1989. Junto a sus ecosistemas desérticos y los bosques nublados de latitudes menores.


“El modelado de la glaciación se ve en las montañas, los valles, en las morrenas, los circos y los canchales, ¿Los miraste al comienzo?” pregunta. Pero quien no sabe es como quien no ve. “Son las rocas sueltas que habían en las laderas”. Llamadas por los geólogos derrubios rocosos, son montones de rocas que se ve han bajado de las crestas, producto de fracturas.

“Aquí se da constantemente el fenómeno de gelifracción, que sucede porque el agua penetra en las grietas de las rocas y cada noche con las heladas se solidifica y se expande lo que produce quiebres, se va meteorizando, así por muchos años se han formado estos desiertos.” Esto unido a la erosión eólica, pues pasa mucho viento por los amplios valles, es la vertiente seca.

A las 11:30 llegamos a la explanada del Domo de Mifafí, un lugar que inspira paz. A lo lejos luce como un paisaje planetario, casi lunar. “Yo digo que esto parece un gran buda sentado” comenta Celeste. La imaginación y la pureza que se respira en el lugar es difícil de explicar, hasta semeja un gran jardín zen, entre rocas. Sólo flanqueado de frailejones.



HABLAN LOS GUÍAS

Celeste González.
“Queremos hacer un turismo diferente, no explotar a los turistas, condiciones justas para los guías y participar con las comunidades”.

Olgeipmar Peñaloza.
“La Culata es una de las sierras que más me gusta, es más fría, atrae energéticamente, hay muchos valles, para mi es como más mística.”

Deiby Quintero.
“Luego de reflexionar sobre las malas condiciones que tienen las agencias con los guías decidimos unirnos y crear esta cooperativa”.



PLANIFIQUE SU VIAJE

Acceso:
Entre Mucuchíes y Apartaderos está la entrada al Páramo de Mifafí, por el puesto de guardaparques, donde se tramita el permiso de acceso. Es parte de la zona con categoría de Ambiente Natural Manejado del Parque Nacional Sierra de La Culata, y como en toda área natural protegida hay que acatar las normas.

Cooperativa de turismo:
El recorrido se puede hacer con la gente de Kumbaitours. Además ofrecen una excursión de 3 días de acampada, que sube por el domo de Mifafí, hasta Piedras Blancas, el pico más alto de este parque nacional (4.737 m.s.n.m).

Kumabitours es una novel cooperativa de turismo de Mérida, integrada por jóvenes profesionales con pasión andinista, de grupos montañistas como el Kis-nacuy, el colectivo Tatuy y de agencias. Ofrecen “tours a su gusto” y excursiones a los picos: Bolívar, Humboldt, Pan de Azúcar, Campanario; caminata a Los Nevados y rutas de bicicleta de montaña, entre otras. Más información: www.kumbaitours.com, telfs. (0416) 775.16.58, (0414) 746.16.83, kumbaitours@yahoo.es.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 19 abril de 2009)

 

 








Fotografías:
Irma Naranjo

    

12 abril 2009   

CHENGDÚ, CHINA UN CENTRO DE REPRODUCCIÓN
PERMITE EL CONTACTO CON UNA ESPECIE EN EXTINCIÓN

El abrazo del panda

Experiencia conmovedora y única, una oportunidad de salvación de la especie.
 

  por María Teresa Urbina    

Tener la oportunidad de contemplar a un oso panda “en persona” y en su hábitat natural, es ya, de por sí, una experiencia inigualable. Pero si esa vivencia va acompañada por la posibilidad de cargarlo, y con ello contribuir a su supervivencia, entonces se convierte en magia.

El Centro de Inseminación Artificial Daxiongmao Fanzhi Yanjiu Zhongxin (Base de Investigación para la Cría del Panda Gigante), ubicado en la ciudad de Chengdú, al suroeste de China, brinda esa oportunidad. Aquí los biólogos permiten tomarse fotos con un oso, y hasta cargarlo, si colabora con fondos para el proyecto de reproducción. Los únicos requisitos previos son lavarse las manos con solución bactericida y vestir una bata estéril para proteger al bebé de enfermedades.
  
    La tarifa por llevar en brazos al panda se reinvierte en el programa de inseminación.
    Una rareza en Chengdú es el mercado de curiosidades de una comunidad china
    musulmana.
Fotografía: María Teresa Urbina.

Futuro en peligro. El oso panda (Ailuropoda melanoleuca) es una de las apenas 10 especies de osos que existen en el mundo, y quizás la más espectacular, por su antifaz negro alrededor de los ojos, su grueso pelaje blanco y negro, y su tierna apariencia. No hay osos en los continentes del sur, únicamente en el hemisferio norte y en la parte norte de Suramérica (el Frontino, en Los Andes).

Se estima que sólo 1600 pandas viven actualmente en China, en 30 grupos de hábitats aislados. En total 16 reservas naturales los acogen, 11 de ellas en la provincia de Sichuan.

Para esta especie en peligro de extinción las técnicas de reproducción asistida han venido al rescate, con la ayuda del World Wildlife Fund (WWF). Han logrado que nazcan más de 30 bebés, que al crecer serán llevados a la reserva natural del Dragón Durmiente en Wolong, la más grande de todas, con 200 mil hectáreas. Declarada por la ONU como Reserva de Biosfera, por ser clave en la conservación de esta especie, es un lugar donde pueden pasar el resto de su vida en libertad, a ocho horas por carretera desde Chengdú.

Este es, junto al zoológico de Beijing, uno de los dos centros de inseminación artificial de pandas, y es el único que permite ver al animal en su hábitat natural. Aquí los biólogos seleccionan los mejores espermatozoides de cada macho e inseminan a varias hembras, con lo que aumentan la eficiencia reproductiva de la especie.

Simpáticos y dóciles.
No hay que temer: los pandas son animales muy dulces y simpáticos, que disfrutarán su compañía.


Están clasificados como carnívoros pero son principalmente vegetarianos. Pasan 12 horas al día comiendo hasta 20 kgs de brotes y raíces de bambú, y rara vez pescan o cazan pequeños roedores.

Los adultos pesan hasta 160 kgs y miden hasta 1,5 mts. Son pacíficos, solitarios y dóciles. No hibernan, pero sí usan cuevas, grietas y huecos como refugios para dormir. Andan por el suelo y se les puede ver trepar árboles cuando son perseguidos.

Extinción y ahora severas penalidades.
El primer reporte en la literatura china apareció hace mas de 3000 anos, mientras que en la occidental sólo se mencionaron en 1869, cuando un francés trajo un piel de panda a Paris. Por desgracia, otros cazadores se interesaron, logrando que ahora el panda se encuentre en peligro de extinción. Ahora están protegidos, con un sistema “extremo”. En 1983, un hombre fue condenado a dos años de prisión por estrangular a un panda. En 1990, dos cazadores capturados con 4 pieles de pandas fueron ejecutados públicamente; y en 1999, otro fue condenado a 20 años de prisión por haber asesinado a 3 pandas.

La extinción del panda también es causada por la degradación de su hábitat: En los años 70, mas de 130 pandas murieron de hambre, porque los pocos árboles de bambú que les quedaban, florecieron y murieron en la región de Min Shan de Sichuan.

Viajar para tener la oportunidad de tocar a un osito panda y participar en los esfuerzos para salvarlo reconforta el alma.




PLANIFIQUE SI VIAJE

Visado.
Antes que nada deberá tramitar la visa ante el Consulado de China en Venezuela. Telf.: 0212-993.2241.

Cómo llegar.
Existe la posibilidad de tomar conexiones vía Los Ángeles, Frankfurt y París hasta China. Desde Beijing se puede tomar un vuelo en primera clase hasta Chengdú, que sólo cuesta 10 dólares más.

Alojamiento.
El Chengdú Grand Hotel tiene un costo aproximado de 288 yuanes (42 dólares) por habitación doble (Telf. 317.3888). La tarifa del Holiday Inn Crown Plaza es de 108 dólares (Telf. 678.6666). También existe la opción del Sam’s Backpacker Guesthouse, para mochileros (Telf. 777.2593).

Datos.
Pida en el hotel que le escriban en chino el nombre del sitio que quiere visitar, porque los taxistas no hablan inglés. También es recomendable sacar dinero en Beijing, porque a pesar de que Chengdú es una ciudad de más de 10 millones de habitantes, será muy difícil encontrar un cajero automático.

Salud.
Siga este vínculo y presenciará el estornudo de un bebé panda: http://www.youtube.com/watch?v=FzRH3iTQPrk




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 12 abril de 2009)


 

 



Fotografías:
María Teresa Urbina
 

    

5 abril 2009   

ANZOÁTEGUI UN DESTINO QUE SIN PRETENSIONES DELEITA CON BRISA MARINA
Y EXTENSIONES DESPEJADAS DE PLAYA, AUN EN TEMPORADAS ALTAS

Istmo Caribe invita al descanso y al relax

La oferta de posadas es grande consulte en guías,
esta vez visitamos y recomendamos tres de ellas.
 

  por José Antonio Naranjo    

En el estado Anzoátegui, entre Boca de Uchire y el Hatillo se extienden 20 kms de opciones de descanso y esparcimiento, donde se respira el delicioso aire marino y una inusitada tranquilidad.

En las áreas aledañas a las casi 20 posadas que existen en la zona, pequeños grupos de visitantes comparten en sencillas pero acogedoras facilidades que cada uno de los posaderos ha construido en las inmediaciones. Sin aglomeraciones, sin rebullicio. Sólo algo de música se diluye entre el sonido de las olas, sin entrar en estruendosas competencias de decibeles.
  
      Las aves complementan el paisaje de playa en los casi 20 kilómetros de opciones
      para descansar frente al horizonte marino.
Fotografía: José Antonio Naranjo.

“Tengo 10 años viniendo a este lugar; desde que llegué me fascinó”, dice Marianela Briceño, gerente de la posada Sonho Meu, y continúa: “en marzo de 2007 compré el terreno para construir una casa que en principio era para mi uso particular”.

“Un día, sentada frente a los trabajos de construcción de la casa, una amiga me dijo que por qué no la convertía en posada, y eso mismo me dijeron otras personas”, recuerda Marianela, “esa semana comencé a hacer lo necesario para acondicionarla y abrirla como posada. Está destinada al relax y al descanso” agrega.


Opción siempre despejada.
Un poco más de tres horas de carretera desde Caracas hacen de Istmo Caribe una opción no sólo para Semana Santa, sino para otras temporadas altas. Cuando destinos como los cercanos Higuerote y Puerto La Cruz están saturados de gente, Boca de Uchire ofrece un espacio despejado para los que huyen de la ciudad.

“Aquí la atención es personalizada y muy buena, muy buen servicio y la comida. Siempre estoy saliendo con mi familia a conocer”, comenta Jorge Montero, huésped de la posada Sol, Luna y Estrellas, atendida por Enrique Cevallos.

“Tenemos ocupación toda la semana aunque el fuerte sea los fines de semana y en temporada alta”, comenta Ceballos. “También organizamos bodas, cumpleaños, bautizos y otros festejos, nos encargamos de todos los trámites, hasta buscamos al cura”, añade.

Aun cuando el aire que se respira a orillas del istmo invite a tumbarse en la arena, bien a broncearse o a disfrutar de una hamaca al fresco de algún oportuno kiosco, también es posible que, con la asesoría de los posaderos, se tenga acceso a actividades algo más movidas, como recorridos en bicicleta, paseos en lancha y otros que complementan el disfrute integral de esta zona.

Ahora, si lo que se desea es descansar plácidamente, comer algunas empanadas en Uchire, comprar camarones ofrecidos por los “cazadores” locales, o bien si se desea estar activo con algún deporte al aire libre o algún recorrido para observar la espectacular avifauna, Istmo Caribe ofrece, entre las aguas del mar Caribe y las de la laguna de Unare, interesantísimas y muy agradables opciones para quienes lo visitan. Por supuesto siempre y cuando lo hagan con una sincera conciencia de conservar el sano equilibrio entre la belleza natural y la acción del hombre.



EL SOSIEGO
Marianela Briceño
“La gente viene y pasa todo el día en la playa, allá mismo les servimos refrigerios y hasta el almuerzo.”

Jorge Montero
“Aún cuando el color del agua es marrón, no es sucia y su temperatura es bien agradable.”

Marisabel Valero
“Por lo general viene gente joven que trata de estar en tranquilidad y sin escándalos.”


PREPARE SU VIAJE

La comida en Sonho Meu
es hecha con productos del mar. Telfs: (0426) 819.80.18 - (0414) 210.22.55. Más información: www.posadasonhomeu.com.ve.

La gente de Sol, Luna y Estrellas le hablará de opciones de esparcimiento. Telfs: (0416) 6109257-(0281) 418.23.95. www.posadasollunayestrellas.com.ve.

La Posada de Mary también organiza bodas en la playa, atendida por Héctor Acevedo. Telf: (0416) 914.77.61.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 5 abril de 2009)


 

 






Fotografías:
José Antonio Naranjo
 

    

29 marzo 2009   

MÉRIDA EN UNA ZONA DONDE ABUNDAN LOS HOSPEDAJES
DESTACA POR UN CONCEPTO DE POSADA-GALERÍA

Casa Sol entre alojamiento y arte

Un opción para el deleite en una casona apacible de la ciudad andina.
 

  por Irma Naranjo    

Entre la infinidad y diversidad de alojamientos que ofrece Mérida como polo turístico del país, destaca desde hace tres años una posada en el centro de la ciudad: Casa Sol. Ubicada unas 7 cuadras arriba de la Plaza Bolívar, entre curiosa decoración casi reluce como su nombre. Una casona que refleja su propio concepto como posada-galería.

Desde la fachada llaman la atención piezas de hierro, que son obras creadas por Lutz Podolski, orfebre nacido en Alemania, con más de 30 años de residencia en Mérida. Una iguana metálica bordea el aviso de la entrada, lámparas y ventanas incorporan con creatividad piezas de hierro en desuso.
  
  “Es otro público y un espacio más cálido y cercano que una galería”, comenta el orfebre
   Lutz Podolski. La posada está ubicada en la otrora Calle del Sol, en el centro de Mérida.
  
Fotografía: Irma Naranjo.

Una reja hecha con guayas y partes de motores de automóviles que guarda estética y sobriedad es la bienvenida a los espacios internos de esta acogedora casona que recibe huéspedes. Les llevó tres años diseñar, reconstruir y decorar e inauguraron en 2005.


“Ha sido una bonita experiencia, aunque es un trabajo fuerte, estamos orgullosos porque ha gustado a la gente y servimos de ejemplo”, cuenta Kathrin Kocher, que junto a su esposo Aurelio Araque son anfitriones fijos de la posada. Son dueños de un sueño que mantienen en comunión con Renate Reiners y José Luis Troconis, una pareja dedicada al turismo de naturaleza en Mérida.

“Lutz era un amigo y comenzó con algunas puertas, rejas y así siguió creando por toda la posada,” comenta Kathrin.

“Hago diseño alternativo y escultura, como una propuesta sustentable al diseño industrial para reciclar, utilizar piezas que vienen de otro entorno”, así intenta explicar Lutz parte de su estilo. Mientras se mueve una cascada de metales que guinda en el jardín. “Es un juego de viento, casi un instrumento musical que se podría tocar, son campanas de diferentes sonidos”.

“Uso piezas de tractores, tubos de riego, lámparas, partes de automóviles”, agrega Podolski. Un cachicamo de 4,5 metros en la Av. Yaracuy, de Morón, es una muestra del trabajo que hizo en 2008 con jóvenes de la comunidad Valle Verde y que le estimula hacia lo que concibe como escultura social.

Los insectos aunque lo han definido no son su única línea temática, comenta que surgieron como una invitación para una serie hiperrealista que hizo hace años el Museo de Ciencias de Caracas.


ARTE EN TODOS LOS ESPACIOS

Los fotógrafos Rafael Lacau y John Márquez exhiben fotos en las habitaciones. El jardín antiguo luce un muro de tapia construido por Ovidio Marquines. Los pasillos muestran cuadros y esculturas del grupo Cima, arte y tecnología.

En Casa Sol hasta los pisos y baños tienen piezas particulares, pues sus baldosas fueron hechas en el taller Alberto Muñoz, con técnicas de cemento pintado, poco común en Venezuela, que logran replicar los diseños originales de la antigua casona.
Vitrinas con pulseras, anillos, collares y dijes del mismo Podolski y de Lilibeth Araque, juguetes de madera del Taller Árbol Azul y origami. entre otros. Casa Sol es un espacio abierto a huéspedes tranquilos, con patios y jardín, con ventilación natural y luminosidad de sol merideño.



CONTACTOS
Posada-galería. Explica Khatrin que es una posada de ambiente sumamente tranquilo. Tienen 16 habitaciones, entre matrimoniales, dobles, individuales y dos suites. Ofrecen desayunos y tienen wi-fi. Están en la Av. 4 (antigua Calle del Sol) con calles 15 y 16. Telfs. (0274)252.41.64, www.posadacasasol.com.

Escultura social y orfebrería. La Fundación Hierro Reflejo se dedica a la escultura social y reúne a un grupo de artistas donde participa Lutz Podolski. Más información en: www.hierroyreflejo.com.ve, www.lutzpodolski.com, Telfs. (0274) 416.32.90, (0416) 572.91.43.

Baldosas. El taller de baldosas en cemento de Alberto Muñoz, queda en Ejido, al final de la avenida Centenario. Telfs. (0274) 416.95.81, (0426) 676.02.80.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 29 marzo de 2009)


 

 











Fotografías:
Irma Naranjo
 

    

15 marzo 2009   

ARAGUA PORTACHUELO ES UN ABRA NATURAL DE LA CADENA MONTAÑOSA,
PASO DE AVES MIGRATORIAS Y RESIDENTES (y II)

El Henri Pittier es un aula abierta

El Parque Nacional atrae a turistas y ornitólogos venezolanos y del mundo.
 

  por Libertad Graterol e Irma Naranjo    

“Si te paras en Portachuelo, a 1.136 metros sobre el nivel del mar, hacia un lado ves un pasadizo que va hacia el Mar Caribe y hacia el otro observas Maracay y el lago de Valencia. Es el punto más bajo de la Cordillera de la Costa y lo utilizan las aves migratorias e incluso las residentes para pasar entre las vertientes norte y sur”. María Morales de Audubon de Venezuela explica así la ubicación estratégica de este abra natural del Parque Nacional Henri Pittier, en las cercanías de Rancho Grande.
  
    El paso de Portachuelo, en Rancho Grande, es como imaginar una concurrida autopista
    de aves, donde transitan especies residentes y migratorias, con frecuencia y variedad
    altísimas. De allí que el Pittier es destino directo de turistas a Venezuela.
    Fotografía: Libertad Graterol.

El Pittier y sus alrededores, es una vasta residencia de aves, donde conviven hasta 619 especies, de las que 534 son habitantes fijas, que incluyen 16 criollitas, es decir endémicas de Venezuela, y otras 85 extranjeras, las propias viajeras frecuentes, según datos de Carlos Verea, ornitólogo del Instituto de Zoología Agrícola de la UCV y director de la Unión Venezolana de Ornitólogos.


El parque atrae a turistas curiosos por mirar una de las más altas diversidades de alados en el mundo. Hay en promedio 6,5 aves por kilómetro cuadrado por la variedad de ambientes, desde los que albergan a pájaros propios de suelos áridos a nivel del mar, hasta las altas y frías selvas nubladas, avifauna que representa 44% del total de especies registradas en Venezuela.

Es una delicia estar en la terraza de la Estación Biológica Rancho Grande cerca del comedero de aves y aguardar en silencio por la emoción de ver llegar un colibrí coludo azul (Aglaiocercus kingi), un pico de frasco esmeralda (Aulacorhynchus sulcatus), o un mielero verde (Chlorophanes spiza), por mencionar algunos.

Especialistas y turistas extranjeros viajan directo a Venezuela motivados por el Pittier, atraídos por la posibilidad de nutrir en poco tiempo su propio listado de aves. “El aviturismo es el gran juego de identificar el pajarito que tienes al frente, con algunos es fácil, pero otros son todo un reto”, se escucha decir a una guía de turismo en Rancho Grande mientras se dirige a un grupo de niños.

“Quien se conecta con la observación de aves tiene sensibilidad y una manera diferente de ver la vida. Seguro son colaboradores con la conservación y mejoramiento del medio ambiente”, agrega María Morales.

Un informe de Bioparques (www.bioparques.org) considera al Henri Pittier un parque “amenazado”, categoría que es una alerta para tomar medidas inmediatas protectoras de su biodiversidad. Muchas de esas amenazas son inducidas por el hombre, entre ellas la generación de desechos, incendios forestales, invasiones humanas, contaminación ambiental, cacería ilegal; además del desconocimiento de los reglamentos vigentes, la construcción de caminos y la falta de vigilancia. El parque es frágil como todo resguardo de vida silvestre.

Observar aves en nuestro país no es difícil, es un privilegio encontrarlas por todas partes. Si nos guiamos por cantos o llamados hasta llegaremos a Rancho Grande para quedar admirados por este paraíso de alados.



TOME NOTA

El mejor horario para observar aves y fauna en general es desde el amanecer hasta las 10 am. Se recomienda vestir tonos verdes u ocres para pasar lo más inadvertido posible, mantenerse sigiloso y moverse poco para no asustarles, protegerse del sol si la permanencia es larga, y para los más rigurosos llevar guías y el propio récord de avistamiento.

La Sociedad Conservacionista Audubon de Venezuela tiene 18 años haciendo anillado y monitoreo ambiental en Portachuelo, y cada octubre celebra el Festival Mundial de las Aves. Dicta talleres de iniciación en observación en Caracas dos veces al año. El primero será en abril. Más información: (0212)272.87.08 y www.audubonvenezuela.org.

También recomendamos contactar a Ecoturave, otra Ong especializada en orientar observación de aves y viajes de ecoturismo. Telf. (0212) 265.03.97, www.ecoturave.org.ve.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 15 marzo de 2009)


 

 








Fotografías:
Libertad Graterol /
Cortesía Luis Navarrete
 

    

8 marzo 2009   

ARAGUA EL PIONERO DE NUESTROS PARQUES NACIONALES
ESTÁ CUMPLIENDO 72 AÑOS DE SU CREACIÓN (I)

El Henri Pittier es un aula abierta

La espesa neblina de su selva y su prodigiosa biodiversidad
se combinan para un ambiente mágico.
 

  por Libertad Graterol e Irma Naranjo    

Sendero Andrew Field, Parque Nacional Henri Pittier, 9 pm. “Apaguemos nuestras linternas, cerremos los ojos y atentos escuchemos todos los sonidos diferentes que podamos distinguir y enumerar”, dice Evelin Villarreal, educadora ambiental. Al abrir los ojos, la vista se ha acostumbrado a la oscuridad del bosque y somos capaces de ver perfectamente con sólo la luna llena como un foco encendido sobre el grupo.
  
     La rana marsupial (Gastrotheca marsupiata) es parte de la hermosa vida silvestre
     a veces insospechada, que alberga la selva nublada del Henri Pittier.
    
Fotografía: Libertad Graterol.

Comienza entonces la enumeración de nuestra experiencia auditiva: lluvia que cae sobre hojas de árboles como el “niño”, una especia endémica de la Cordillera de la Costa que promedia 40 mts de altura, con enormes raíces tabulares. También el agua sobre el entramado de distintos helechos y hojas en el suelo, o el croar de ranas marsupial, un pequeñísimo batracio.
 

“La idea es que la gente desde la experiencia construya su conocimiento y luego participe en la conservación de la naturaleza”, explica Villarreal sobre el ejercicio.

El Henri Pittier está ubicado en la zona central de la Cordillera de la Costa, tiene una extensión de 107.800 hectáreas y su punto más alto es el Pico El Cenizo a 2.436 mts. Hay dos vías que recorren el parque y lo dividen de Norte a Sur, ambas carreteras con una extensión de 44 km. Parten desde Maracay: una va desde las Delicias hasta Choroní y la otra desde El Limón hasta Ocumare de la Costa.

La temperatura varía desde lo cálido en las costas hasta el frío de los bosques nublados de entre 6º y 12º C. En él descubrimos uno de los biomas más diversos del planeta. Referencia mundial para turistas especializados e investigadores de todas las áreas como ornitólogos (estudiosos de aves) y herpetólogos (expertos en anfibios y reptiles). Paraíso para entomólogos (especialistas en insectos) y para botánicos.

El herpetólogo Luis Fernando Navarrete asegura que “este parque es uno de los que genera mayor cantidad de publicaciones de investigaciones científicas en nuestro país”.

En él coexisten 619 especies de aves, 1.400 de plantas, 136 de mamíferos, 42 de anfibios y 74 de reptiles. No menos importantes, más de 22 mil especies de insectos han sido descritas.

La Estación Biológica Rancho Grande es un importante centro de investigación en el corazón del parque, compartido por la facultad de Agronomía de la UCV e Inparques, y sumido en un aparente descuido, con vidrios rotos y paredes sucias. Lenín Oviedo, biólogo marino, explica que “la edificación se encuentra en el medio de una selva tropical y la tasa de descomposición aquí es altísima. Hay zonas que son ahora cuevas de diferentes especies, lo que no permite que el edificio sea alterado arreglando su estructura de ninguna forma… La selva reclamó lo que es suyo”. Navarrete relata que en ocasiones ha encontrado más especies dentro de la edificación que fuera.

Mientras tanto, los centenares de aves residentes y migratorias cantan y sirven como llamados para la próxima entrega de Salir de Casa.



PREPARE SU VISITA

Si usted reúne un grupo que quiera profundizar en el Henri Pittier, debe comunicarse con Inparques con antelación para gestionar su permiso y la asignación de un guía para su recorrido.

También la ONG Biotrópica, con su programa “Todos Somos Ambiente”, hace ejercicios educativos para la interpretación de la naturaleza y lleva grupos. Teléfonos: (0426) 536.66.66 / (0426) 536.77.77.

Se puede visitar ida por vuelta, sin embargo si quisiera profundizar en la biodiversidad del parque puede pernoctar en Maracay, que se encuentra a pocos kilómetros y tiene transporte público desde su terminal. Otra opción es alojarse en las posadas que ofrece Ocumare de la Costa.

Lleve repelente contra los insectos, así como ropa cómoda, pantalones de corte largo para proteger sus piernas, y zapatos deportivos y anti-resbalantes. No está de más incluir impermeable para la lluvia.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 8 marzo de 2009)


 

 









Fotografías:
Libertad Graterol /
Cortesía Bioparques



 

    

1 marzo 2009   

LOS ROQUES POCOS LUGARES SE LE COMPARAN: ISLAS SEYCHELLES, CHRISTMAS
Y DE MENOR RELEVANCIA LA FLORIDA, LAS BAHAMAS Y EL CARIBE MEXICANO

Curiosa captura del “pez ratón” o bonesfish

Conocer las normas del parque nacional, sentido común y
sensibilidad por la naturaleza son indispensables.
 

  por Juan Posada    

Quien haya ido al Parque Nacional Archipiélago Los Roques quizá ha visto caminar, en playas o calles del pueblo, a personas equipadas con largas varas, camisas y pantalones amplios de mangas y perneras largas, sombreros de ala ancha y lentes oscuros. ¡Pero atención! Por la descripción no piensen que están viendo a Pedro Navaja, se trata de un pescador deportivo.
  
  Muchos de los peces capturados se liberan con una marca, para adelantar estudios
  sobre crecimiento y migración.
Fotografía: Juan Posada.

Estos curiosos personajes llegan al archipiélago, desde diferentes lugares de Venezuela y del mundo, a disfrutar uno de los principales destinos para la pesca deportiva del pez ratón o “bonefish”, como se le conoce en inglés, debido a la enorme cantidad de espinas que atraviesan su musculatura y que lo hacen poco atractivo para el consumo humano.

La abundancia y el tamaño de estos peces ubican al archipiélago entre los lugares preferidos por los expertos del deporte, así como las buenas condiciones ambientales durante todo el año. Lugares comparables para esta practica deportiva sólo se encuentran en la islas Seychelles y Christmas, ambas en el Océano Pacífico, y de menor relevancia en La Florida, Las Bahamas y el Caribe Mexicano.

La captura del pez ratón se practica en el archipiélago en fondos de poca profundidad, donde esta especie anda en la busqueda de alimento. Son excelentes peleadores al momento de ser capturados, especialmente dentro de las modalidades de pesca que allí se practican, el “Spinning” y el “Fly fishing”, ambas dentro de una iniciativa conservacionista: se captura y se libera. Por ello, la máxima aspiración de estos pescadores es tomarse una foto con la mayor cantidad de peces que con suerte y habilidad logren capturar.


Si aún no ha practicado este deporte, anímese a tomar un vuelo con destino al Gran Roque y contactar a un operador turístico especializado. Seguramente será excelente la atención que reciba por alguno de los más de 25 guías de pesca que existen en este parque nacional, quienes con paciencia y la sabiduría de pescadores locales artesanales, sabrán orientarle y hacerle disfrutar del reto y la emoción de capturar y liberar peces ratón. También la familia puede acompañarle durante las horas de pesca o disfrutar las atractivas playas y cálidas aguas del archipiélago.

Todas las actividades que se realizan en el archipiélago están enmarcadas, desde 1972, en la figura y regulaciones establecidas por el decreto de Parque Nacional, que es necesario conocer y respetar.

El sentido común y amor por la naturaleza ayudarán a disfrutar de sus privilegiados entornos, para minimizar el impacto sobre el medio ambiente y los seres que allí viven.



TESTIMONIOS

Cap. Joe González
(Guía internacional, Biscaine Bay): “Fue maravilloso visitar Los Roques y constatar que es cierto todo lo que me contaron. Se quedaron cortos.”

José Mata Estredo
(Guía local, Gran Roque): “Soy guía desde hace 18 años y sigo siendo pescador artesanal. Gracias a esto tengo mi embarcación, casa y familia.”

Cap. Alex González
(Operador turístico, Gran Roque): “Formalicé esta pesquería a final de los 80, he capacitado a la mayoría de guías locales. La atención que brindan es de primera.”



PREPARE SU VIAJE

En el Parque Nacional Archipiélago Los Roques operan cerca de cuatro compañías especializadas en la práctica de este deporte, que atienden a más de 800 visitantes al año. Contáctelos:

Pez Ratón Fishing Lodge
(Alejandro González).
www.pezraton.com, Telf. (0414) 257.01.67.

Ecoturismo Mundo Azul
(Claudio Velasquez).
Telf (0414) 338.68.93.

Caribbean Fly (Felipe Reyes): cfly@etheron.net.
Telf (0414) 229.66.10.

Sight Cast (Juan Cristóbal Irazábal), www.sightcast.org.
Telf (0414) 239.13.28.



SUSTENTABILIDAD PESQUERA DEL BONEFISH

La Universidad Simón Bolívar y la Fundación Científica Los Roques desarrollan investigación relacionada con la pesca del ratón, gracias a la colaboración de operadoras turísticas, líneas aéreas y guías de pesca deportiva, así como de organizaciones como United Nations Environmental Program (UNEP) y Bonefish and Tarpon Trust (BTT). Todo ello orientado al desarrollo de una pesca sustentable.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 1 marzo de 2009)

 

 










Fotografías:
Juan Posada.


 

    

22 febrero 2009   

MÉRIDA-BARINAS UNA TRAVESÍA DE 4 A 5 DÍAS, PARA AVENTUREROS
SOLITARIOS QUE SE GUÍAN POR COORDENADAS GPS

De páramo a llano, hasta El Quinó

Para admirar cambios de pisos ecológicos,
diversidad de ecosistemas y gente encantadora.
 

  por Irunú Brandt    

La salida es desde Los Nevados, en medio del Parque Nacional Sierra Nevada, a una altitud de 2.711m. Un poblado que está separado de Mérida por las montañas más altas de Venezuela: Pico El Toro (4755mts), Pico León (4740mts) y Pico Bolívar (5007mts). Comienza la caminata, en bajada a unos 300mts hasta el río Nuestra Señora, punto de encuentro entre dos montañas, lugar donde acampamos. Fue realmente espectacular, una noche obscura y estrellada. Si prefieren comodidad, lo recomendable es cruzar el río y subir hasta la Mucuposada Hacienda El Carrizal, donde ofrecen alojamiento y comida.
  
   El piedemonte es una de las zonas más biodiversas del Parque Nacional Sierra Nevada
   y es clave para conservar bosques, cuencas de ríos y páramos.

   Fotografía cortesía de: Matias Machum.


Segundo día. Se cruza un puente y empieza el ascenso en zig-zag. Luego casi en la cima, hay un desvío a la derecha bien marcado, estilo travesía, pero con subidas y bajadas. Desde allí la última vista de los picos León y Toro. Un camino de unas nueve horas, si van lento y sin paradas. Lo ideal es llevar un GPS si van sin guía o baquiano, pues la neblina da la sensación de estar perdidos. El GPS marcará en el tope de la montaña, una altura máx de 3.400mts, es Loma e´Paja. De allí se descienden unos 2 kms hasta Boca e´Monte, el punto para acampar. Encontrarán un pequeño refugio campesino. No paró de llover en la noche y recogimos agua con las canaletas del techo, porque es dificil conseguirla.

Tercer día. Temprano, algunos parches azules se divisaban en el cielo y los rayos del sol intentaban penetrar, pero el frío, la lluvia y la neblina se impusieron. Un baño de 8 horas seguidas, a través de una selva nublada fue un difícil acompañante. En el camino se encuentran -y a veces sin querer se pisan- unas enormes lombrices de más de 50cm de largo; podrán ver hormigas verdes metalizadas con puntos anaranjados; miles de bromelias y árboles de baja estatura repletos de musgos, que forman cavernas entre sus raíces. Un camino estrecho, muchos helechos y paredes de musgos, de diferentes tonalidades, serán el escenario durante varias horas.


Seguimos la travesía en descenso, la vegetación empieza a cambiar y los árboles a crecer, la emoción surge cuando finalmente, queda atrás la vegetación tupida y sin previo aviso, está a pocos metros: El Quinó. Una simpática niña fue la guía hasta la Mucuposada La Paragüita, una humilde casa rodeada de gallinas, perros y flores. Después de tantas horas de camino y con los equipos mojados es la mejor y cómoda opción.

Durante la noche, es probable que llegue el poeta de El Quinó, un anciano llamado Antonio Davila Peña, quien alegremente recita a cambio de alguna propina.

Cuarto día.
Un espectacular desayuno andino, arepas de trigo, pizca y café cultivado por los propios habitantes de El Quinó, así no sean cafeceros no pueden dejar de probarlo. Otra caminata con descenso fuerte hasta el río Socopó, (estado Barinas) cruzarán un puente, tendrán que subir otra montaña, casi de la misma altura que la que bajaron, luego se llega hasta Palo Quema´o. Desde allí se puede apreciar el contraste entre el piedemonte y la sabana, pueden pasar otra noche o como en nuestro caso llegar directo a la ciudad de Barinas en una cola.



PLANIFIQUE SU AVENTURA

La salida hacia Los Nevados es desde la plaza Las Heroínas, en el casco central de la ciudad de Mérida. Una opción es caminar o en mula a través de 14 kms. desde la estación Loma Redonda del teleférico, pero no está operativo desde agosto pasado. La otra alternativa es un rústico que demora hasta Los Nevados unas cuatro horas por carretera de tierra con abismos. Recuerde llevar: tienda de campaña, aislante térmico y ropa en capas para muchos cambios climáticos de páramo a llano, buen impermeable, botas, alimentos y agua potable. Este viaje fue hecho sin guía, pero tomando indicaciones que la Fundación Programa Andes Tropicales ofrece en su sitio web: www.andestropicales.org.




Coordenadas geográficas para el GPS:

Los Nevados
, altitud: 2.711 mts,
coordenadas:8,461973, -71,074715.

Mucuposada Hacienda El Carrizal
, altitud: 2.506 mts,
coordenadas: 8,450669, -71,080528.

Campamento Boca e´Monte
, altitud: 2.938 mts,
coordenadas: 8,387696, -71,011444.

El Quinó
, altitud: 1.244 mts,
coordenadas: 8,325104, -70,947929.

Palo Quema’o
, altitud: 1.118 mts,
coordenadas: 8,275272, -70,899307.

Socopó, altitud: 245 mts,
coordenadas: 8,219413, -70,834511.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 22 febrero de 2009)

 

 







Fotografías cortesía de:
Matias Machum.


 

    

15 febrero 2009   

ARAGUA RECREARON LA TRADICIÓN CON LA MEMORIA HABLADA,
CONSERVAN RIMAS EN DIALECTO ALEMANISCH

Los Jokilis animan el carnaval coloniero

A partir de este jueves 19 de febrero acuden a despertar el espíritu del arlequín.
 

  por Irma Naranjo    

Máscaras talladas en madera, con nariz pronunciada y espléndida sonrisa, trajes rojos y cascabales que resuenan alegremente por las calles, es la mejor invitación de los pobladores de la Colonia Tovar, para celebrar este Carnaval. Una tradición que mantienen desde hace 33 años en las frías montañas aragüeñas y que tiene su origen en el sur de Alemania, hace más de 200 años.

La invitación es para todo aquel que quiera conocer la costumbre, seguirles y divertirse. Este mismo jueves 19 de febrero comienzan las celebraciones. Esa noche es requisito vestirse de blanco y llevar objetos ruidosos de metal, para acompañar a los colonieros, que vestidos con batas blancas desfilarán en el acto de despetar al jokili, que descansa en su fuente (Hemdklunkerumzug, en alemán).
  
   Comparten varias generaciones del ocurrente arlequín. La comparsa es dirigida por un
   oberjokili o jokili superior, quien representa al espíritu jokili.
Fotografía: Irma Naranjo.

“Jokili kumm, jokili kumm”, es el llamado, que significa: jokili ven. El encuentro es a las 6:30pm en el sector Los Pinos, estacionamiento del Centro Comercial Vista al Valle, de allí salen hasta la Villa Jahn, en el sector Plaza donde inauguran este año una fuente jokili (jokilibrünne). El viernes 20 es la misa de Acción de Gracias, en la Iglesia San Martín de Tours.


Ya con el espíritu de Carnaval bien despierto, el sábado 21 se llenan de rojo y alegría las calles del poblado. A partir del mediodía es el desfile tradicional (jokiliumzug), en el que irán por la calle Codazzi hasta la Plaza Bolívar. Con un globo –que es una vejiga de cerdo seca- amarrado de una vara, van golpeando y bromeando con los visitantes. Y así continúan domingo 22 y lunes 23, siempre al mediodía por las calles, luego salen a recorrer los restaurantes y hoteles famosos de este centro turístico.


Alegría con matiz criollo.
Una curiosa festividad que nació impulsada por la llegada de una máscara bufona a la Colonia Tovar en 1974. Un rostro de arlequín que despertó el espíritu ancestral de los jokilis en los colonieros y los movió a organizar un capítulo propio. Desde entonces es una tradición que se celebra sólo en dos lugares en el mundo, en Endingen -Alemania del suroeste- y en nuestra Colonia Tovar. Forman una especie de cofradía, que este año tendrá a 100 jokilis desfilando y 20 de ellos son niños.

Cantos, música y humor expresan alegría coloniera con matiz criollo. Familias completas y hasta bebés van trajeados de jokilis. La vestimenta ahora es hecha en la Colonia Tovar, usan el tricolor venezolano en sus flecos, las máscaras también son talladas por ellos, los zapatos de gran punta los mandan a hacer en la Victoria.

Y como todo finaliza el martes de carnaval, a eso de las 5pm, es el retorno del colorido y travieso espíritu jokili (jokiligeist) a su fuente, hasta el próximo año.

Esta vez el requisito carnestolendo es ir vestidos de negro y dispuestos a llorar, pero eso sí, solamente después de mucho disfrute y diversión.


LA AGENDA DE 2009


Durante sábado, domingo y lunes salen al mediodía en tradicional desfile (Jokiliumzug) hasta la Plaza Bolívar, luego visitan los establecimientos comerciales.

Sábado 21 de febrero (Fasnet-Samschdig)
a partir de las 2 de la tarde visitan los restaurantes: El Molino, La Cava, La Ballesta, Rancho Alpino y hotel Frankfurt. El cierre en el hotel Bergland.

Domingo 22 de Febrero (Fasnet-Sunndig)
a partir de las 2 de la tarde visitan los restaurantes: Mushtall, Bierstube, Moritz, Der Bäker Café, Rumbach, Korly´s Pizza y los hoteles: Freiburg, Kaisershtull y Cabañas Hessen. El cierre en el hotelSelva Negra.

Lunes 23 de Febrero (Fasnet-Mändig)
a partir de las 2 de la tarde visitan los hoteles: Edelweiss, Alta Baviera, Bergland. Luego recorrido por las tiendas de la Calle Codazzi y entrando al restaurante Mutter Haus, Zoowa Kaffe, Café Breidenbach, Rebstock y Bar Codazzi.

Más información en: www.tovarerjokili.com.
Grupo en Facebook:
JOKILI VEREIN COLONIA TOVAR.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 15 febrero de 2009)

 

 




Fotografías:
Irma Naranjo.


 

    

8 febrero 2009   

GUATEMALA EN ESTE PARAJE DEL SUROESTE DEL PAÍS
ENCANTAN PINTORESCOS PUEBLOS DE ORIGEN MAYA

El Lago Atitlán tiñe hasta los textiles

Desde el alba las artesanas entran en movimiento
para vender su colorida producción al visitante.
 

  por Marie Christine Martin e Irma Naranjo    

Llegar al Lago de Atitlán, al suroeste de Guatemala, es sumergirse en un universo de matices azules. Tonos que están en el cielo, el agua, la bruma al amanecer, hasta en las vestimentas mayas. Pareciera que los hilos de tejer y bordar fueran remojados en mismo entorno para mimetizarse. El lago ocupa un cráter de 300 metros de profundidad y está rodeado por tres volcanes de alturas escalonadas: San Pedro, 3020 mts., Tolimán 3158mts., y Atitlán, 3537mts., que forman un paisaje majestuoso. A su alrededor invitan a ser explorados los pueblitos que cobijan a mayas cakchiquel y zutuhil, que junto a la mam, son las tres principales etnias del país.
  
 Con una superficie de 128 km2 el espejo de agua recibe una fuerte presión en razón de
 su popularidad. A sus alrededores están asentadas comunidades de las principales etnias
 del país.
Fotografía: Marie Christine Martin.

Por tierra se accede a Santa Catalina Palopó y a San Antonio Palopó, en medio de terrazas cultivadas. Las mujeres usan todavía telares de cintura como herencia prehispánica, o mueven los pedales del telar tradicional europeo, cosen y bordan. Los colores del arcoíris conquistan los espacios, pero domina el azul en los atuendos y el ambiente. En el camino de tierra que baja al lago, desde el pueblo de San Antonio, destacan las piezas índigo de un taller de cerámica.

Al viajar por Guatemala es interesante caer en cuenta que cada región se caracteriza por enseñar elementos distintivos en la vestimenta y transmite su identidad étnica. La mujer lleva una blusa (huipil), una falda (corte: hasta 6 m de tela) y un cinturón enrollado (faja), a veces un sobrehuipil y un tocado o cinta (tocoyal). Sorprende que no usen botones y cómo componen un elegante atuendo sólo con dobleces.


Accesible por agua, Santiago Atitlán espera con infinidad de cuadros que despliegan una oferta cromática, rostros, atuendos tradicionales, flores, frutas, aves, mariposas, volcanes. Aquí los huipiles de las mujeres se cubren de flores multicolores y aves.

San Pedro La Laguna, con callejuelas empedradas y empinadas que parten del embarcadero, se dedica al cultivo del café. Los hombres transeúntes llevan coloridos trajes, que todavía le hacen honor a la tradicional indumentaria maya.

Viajar en transporte público al ruidoso punto de Los Encuentros, donde se cambian los pasajeros de buses, reserva sorpresas. Los hombres pasean camisas ricamente adornadas de bordados multicolores y cintas resplandecientes de reflejos metálicos. Un sombrero negro gallardamente inclinado y un bolso tejido terciado complementan el atuendo.

La blusa (huipil) sirve de original cartera, pues los objetos personales van dentro de ella. Así conservan las manos libres, y pueden sujetar sus cargas en la cabeza, envuelta en una colorida pieza de tela bien amarrada. Una estampa que se convierte en sello de la silenciosa mujer maya.

Se vuelve un juego tratar de adivinar de dónde proviene una persona que cruza la calle, simplemente al observar sus ropas. La lectura de la vestimenta cautiva y refleja una nutrida cultura, un atractivo auténtico de Guatemala.



PREPARE SU VIAJE


Panajachel es centro de distribución de servicios. Caminatas, ascenso a volcanes, paseos a caballo o bicicleta alrededor del lago es la oferta de numerosas agencias de viaje en la calle Santander. Destaca la amplia oferta de artesanía en sus calles.
 
Bus:
salen todos los días entre las calles Santander y Principal de Atitlán (3 hrs. para Ciudad de Guatemala y 1 ½ hrs para Chichicastenango).

Barco:
mejor navegar por la mañana, antes de la llegada del Xocomil (viento fuerte del sudeste). Salen regularmente desde el embarcadero y es fácil desplazarse por cuenta propia.

Comida:
Pana Pan, minúsculo local, calle Santander, buen café, té o infusión con “molletes” de cambur o chocolate. Deli Jasmín: final calle Santander con embarcadero, tiene un frondoso jardín, con comida saludable al aire libre, música suave y buen servicio.

Alojamiento:
Hotel Ecológico Larry’s Place, calle 14 de febrero, tiene un jardín visitado por aves, con habitaciones cómodas y pulcras.

Más información sobre arte, cultura y actualidad:
www.artemaya.com  y  www.deguate.com.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 8 febrero de 2009)


 

 




Fotografías:
Marie Christine Martin.


 

    

1 febrero 2009   

GUATEMALA EL PAÍS ESTÁ CONFORMADO POR 22 DEPARTAMENTOS,
DONDE CONVIVEN ETNIAS Y CULTURAS AUTÉNTICAS

Entre telares y símbolos se expresa la mujer maya

Un recorrido para admirar a través de textiles,
vestimentas y museos la herencia indígena.
 

  por Marie Christine Martin e Irma Naranjo    

Llamada antiguamente Coatemalan o Tierra de Bosques, hoy Guatemala es referida como “el Alma de la Tierra”, según reza el eslogan del Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT). Ciudad de Guatemala es fascinante para dejarse seducir por la cultura maya que aún tiene vida en sus calles y su gente, y que buena parte de ella es exhibida en sus museos. Este recorrido lo dedicamos al antiquísimo arte textil que entreteje expresiones culturales.
  
    Mujeres campesinas se congregan los domingos en Parque Central.
    En bordados, tejidos y símbolos se expresan las artesanas por tradición ancestral.

    Fotografía: Marie Christine Martin.


Se puede viajar desde el lapso maya prehispánico (año 1000 AC – 1529 DC) hasta la época contemporánea (1960 al presente). El museo Ixchel del Traje Indígena, ubicado en el campus de la moderna Universidad Francisco Marroquín, es un mundo mágico. Invita a colmar ojos y alma de belleza, además del conocimiento que resguardan sus colecciones. Ixchel, en la mitología maya, es la diosa del amor, la gestación, la luna y los trabajos textiles.

La cosmovisión maya está revelada en un despliegue de símbolos cromáticos. La mujer maya es una hechicera que juega con formas y colores, ejecutando maravillosas sinfonías con sus hábiles manos al servicio de una extraordinaria mente creadora. Los tesoros de la naturaleza se despliegan en vibrantes telas bordadas.

Vínculos con la naturaleza. Una sorprendente explosión de colores; flores, aves, mariposas, soles y estrellas, se combinan con formas y motivos geométricos en hermosas prendas de vestir y adornos para la cabeza. Trama, urdimbre y bordados expresan una profunda relación con la madre tierra y el legado ancestral.

Cada tejedora plasma su universo, la expresión de sus sentimientos y vivencias. Cada creación es una delicada arquitectura de suave textura. En el Ixchel se pueden adquirir publicaciones, observar videos, comprar textiles, admirar óleos de Andrés Curruchich y acuarelas de Carmen Pettersen.


El museo cuenta con el comité textil Pro-Teje, que contribuye al rescate de las técnicas y procedimientos ancestrales (trabaja directamente con tejedoras de comunidades). Una escuela de tejido, talleres, cursos y conferencias permiten contribuir con la preservación y revitalización del arte textil maya.

La calle es museo vivo, con gente que lleva atuendos de tradición maya. Es muy atractivo el despliegue dominguero de bordados y textiles en el Parque Central de Guate (Plaza de la Constitución, Zona 1). Concurrido por los locales, con oferta de prendas tradicionales y de toque contemporáneo. En las calles adyacentes al Mercado Central se puede adquirir diversidad de textiles, así como bellos bordados artesanales son ofrecidos por mujeres mayas.

Como detalle curioso la mujer lleva con sumo orgullo su delantal encima de la falda. Cada pieza es una expresión creativa que distingue a quien la lleva.

El próximo domingo continuaremos conociendo el riquísimo legado maya que sobrevive dignamente en las vestimentas…




PREPARE SU VIAJE


Al arribar al Aeropuerto Internacional La Aurora, se consigue amabilidad y práctico material impreso en el Centro de Información del INGUAT (www.visitguatemala.com).

Museos:
Ixchel, www.museoixchel.org, el Museo Miraflores ubicado en la zona 11, también es recomendable por su muestra de textiles indígenas que representa a cada región. www.museomiraflores.org.

Otros datos:
Banrural, en el aeropuerto, hace cambio seguro de divisas a la moneda local, el Quetzal. (1 US$ = 8 quetzales). Los taxis de la línea amarilla son seguros y responsables.
Telf. 233.215.15 ó 247.015.15. www.amarilloexpress.com. Los teléfonos celulares son económicos, la compañía Tigo es confiable.

Alojamiento:
Patricia, Bed&Breakfast, Zona 13, 19 calle N 10-63, Aurora II. Casa de familia con anexo y patio. Baños compartidos, desayuno y transporte al aeropuerto, Internet. Habitaciones pulcras y familia atenta.
Telf. (502) 226 145 51, www.patriciashotel.com. Hay otras ofertas similares en esta zona residencial, cercana al aeropuerto.



TESTIMONIO

Jorge Lucas García, anfitrión del Museo Ixchel “En los años 70 se inició el museo con una colección textil formada de donaciones. Vienen muchos turistas de EEUU y de Europa, los españoles. De Suramérica vemos gente de Colombia“




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 1 febrero de 2009)

 

 




Fotografías:
Marie Christine Martin.


 

    

25 enero 2009   

ARAGUA PASEOS QUE TIENEN RESPALDO CIENTÍFICO DE LA ONG SEA VIDA,
ESPECIALIZADA EN MANEJO DE FAUNA SILVESTRE Y ACUÁTICA

Alegres delfines en Ocumare de la Costa

A los pocos minutos de zarpar de la Bahía de Cata,
es posible el encuentro con estos nobles cetáceos.
 

  por José Antonio Naranjo e Irma Naranjo    

Desde hace muchos años es bastante común para los pescadores del Municipio Ocumare de la Costa de Oro, en Aragua, toparse en su faena diaria con delfines. “Siempre los veíamos, los respetábamos, pero no les teníamos tanto interés”, relata uno de ellos, conocido como José Cata.

“Ahora desde hace 2 años, con la llegada del biólogo Jaime Bolaños, se conformó una Red de Innovación Productiva Ecoturística en la que nos involucramos los pescadores, con recorridos a los visitantes para mostrar nuestra biodiversidad marino-costera”, explica Cata y agrega: “Además de identificar bien a los delfines, tenemos mayor conciencia de la conservación, esto gracias a la capacitación que recibimos y ayudamos a inculcarla en los compañeros del mar".
  
    En 2007 el avistamiento de delfines y toninas atrajo 9000 turistas a Aragua, Anzoátegui,
    Bolívar, Mérida, Nueva Esparta, Sucre y Zulia. 
Fotografía: Gerson Macía.

CRIATURAS SENSIBLES. Emoción pura se despierta con la llegada de los delfines. Con nado a ras del agua y saltos comienzan a rodear la lancha. El mar suele estar picado, luego se calma como en armonía con la energía de estos cetáceos. La lancha se llena de alegría, sonrisas, euforia y ojos llorosos, cada cual vive su experiencia.

“Los delfines son tan sociables que ellos mismos se acercan al peñero y es muy probable hacer buenas fotos”, dice Gerson Macía, promotor de la red, mientras da la charla a los turistas. Explica que no permiten bañarse cerca de los mamíferos y como en toda embarcación es obligatorio usar chalecos salvavidas.

“Aún no existen ordenanzas para el cuidado de los cetáceos, lo que se han establecido son códigos de conducta”, informa Cristina Castillo, directora de turismo del municipio. Son lineamientos para que quienes viven la gran experiencia de encontrarse con los delfines, lo hagan sin ponerlos en riesgo. Son delicados y por su sensibilidad pudieran hasta enfermarse por contacto con la piel humana.

Según Jaime Bolaños, biólogo marino, director de la Sociedad Ecológica Vida Marina (Sea Vida), durante todo el año los visitantes pueden avistar el delfín “nariz de botella” o “flipper” , el delfín “manchado” o del Atlántico; y entre octubre y marzo la ballena sardinera. Esta ONG promueve el ecoturismo orientado a mamíferos marinos.
 

“La posibilidad de encontrar un grupo de delfines silvestres en cada viaje es de 70%”, acota Bolaños y enfatiza que para admirar naturaleza no hay total garantía.

Macía a su vez destaca que los paseos turísticos, son de gran ayuda para el trabajo científico, pues como guías toman nota de la ubicación de cada manada y reportan datos a los especialistas en tierra, que ayudan en el conocimiento de hábitos y en la identificación de la población.

Ocumare de la Costa de Oro nos sorprende esta vez como un destino que comienza a posicionarse como punto para avistar delfines. Un ejemplo naciente y sencillo de cómo juntos, científicos, comunidades locales y visitantes, pueden dar verdadero valor al llamado ecoturismo, para beneficio colectivo.




TESTIMONIOS


Manuel Urrieta:
“A este tipo de actividades les hace falta mayor promoción y una mejora en cuanto a infraestructura turística.”

Rafael Sánchez:
“Se necesita sensibilizar al visitante y que lleve el desperdicio de vuelta, también aprender nosotros como comunidad.”



PLANIFIQUE SU VIAJE

Para paseos. Gerson Macía de la Red de Innovación Productiva Ecoturística da información sobre los viajes para avistamiento de delfines, (aceptan máximo 10 personas por lancha) ofrecen también senderismo, Telfs. (0243) 993.15.25 / 711.81.87, (0412) 678.28.03.

Para dormir
. Marino García y su esposa reciben calurosamente a huéspedes en la Quinta AndrésMar (0414) 304.12.39; Ariel García ofrece su casa para alojamiento de grupos de hasta 20 personas (0412) 538.14.31, además existen variedad de posadas, entre ellas en la calle Fuerzas Armadas de El Playón recomendamos Posada Boconó, telf. (0243) 993.14.34.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 25 enero de 2009)

 

 



Fotografías:
José Antonio Naranjo
y Gerson Macía.


 

    

18 enero 2009   

MONAGAS AL OESTE DEL ESTADO DESTACAN LAS MANIFESTACIONES
GEOLÓGICAS QUE PERTENECEN A LA FORMACIÓN MESA DE GUANIPA

De exploración por los bajos de Tonoro

Interesantes cañones captan la atención y cautivan a auténticos aventureros.
 

  por José Antonio Naranjo    

Las fértiles tierras de Monagas muestran una interesantísima faceta a quienes las tienen por primera vez como destino turístico y se adentran hacia el oeste de esta entidad con ánimos de exploración y aventura. A unos 45 minutos de su capital, Maturín, se abre una espectacular sabana interrumpida abruptamente a todo lo ancho por cortes naturales, creando “farallones” a través de los cuales se abre paso el Río Tonoro.
  
  Los majestuosos moriches abundan en estos húmedos. Fotografía: José Antonio Naranjo.

También enmarcados en las riberas del río Cari, estos parajes tienen la peculiaridad de presentar una marcada diferencia entre el ecosistema que se encuentra a un nivel relativamente alto, sobre el que yace la carretera principal, y el que hace vida en los “bajos”, es decir, en la zona que está a unos 15 metros en promedio por debajo. Llama la atención la diversidad entre la tipología de ambos suelos; en el nivel superior es arenoso y en el inferior arcilloso.


Según explica Carlos Lares, presidente de la Corporación Monaguense de Turismo (Cormotur), estos accidentes geográficos son denominados “mesas disectadas”. Comenta que la vegetación ubicada en los altos es de sabana, donde predominan las gramíneas; mientras que “la parte inferior es mucho más húmeda y presenta bosque de galería, en el cual se aprecian el moriche, el roble, el yagrumo y el copey”.

Para Lares, la visita a esta zona debe hacerse con gran conciencia de conservación, ya que es parte de un Área Bajo Régimen de Administración Especial. Se trata de 250 mil hectáreas decretadas en 1978 como área crítica de prioridad de tratamiento. Destaca que quienes se animen a conocerla deben tener presente que este recorrido requiere de importantes dosis de gusto por la aventura y recomienda consultar siempre a alguien de la localidad antes de iniciarlo.

“El mejor momento del año para visitar esta zona es en la temporada seca, desde finales de noviembre hasta principios de junio” acota Lares quien hasta hace poco fue gerente de turismo de naturaleza de la Cormotur. Comenta que pueden encontrarse chigüires, venados y reptiles como la mapanare. También loros catanas, pues es un área interesante para hacerle levantamiento ornitológico.



TESTIMONIO

Carlos Lares (presidente de Cormotur) “El oeste de Monagas tiene mucho más que ofrecer que solamente la curagua de Aguasay”.



TOME NOTA
Es recomendable el uso de botas y ropa fresca, así como suficiente agua y víveres (recuerde regresar consigo los desechos). Carlos Lares directamente podría orientar datos de algún lugareño que pueda fungir como guía o al menos facilitador de información útil para una placentera y segura contemplación. Telfs. (0291)643-07-98 (0414) 9980667.

Es importante también señalar que alrededor de los bajos existen grandes extensiones parceladas ya que la actividad principal de esta zona es la agricultura. Para alojamiento hay que tomar en cuenta la ciudad de Maturín y la población de Santa Bárbara, donde hay variedad de opciones.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 18 enero de 2009)

 

 



Fotografías:
José Antonio Naranjo.

 

    

11 enero 2009   

CARACAS EN LA ÉPOCA EN QUE EL NATURALISTA SUIZO
HENRI PITTIER VINO, AUN HABÍA DANTAS EN EL ÁVILA (Y II)

La vida silvestre que nos circunda

Es posible entretenerse y reconocer naturaleza en paseos alrededor de la urbe.

Una ciudad que a pesar del desarrollo conserva espacios amigables para fauna y flora.
 

  por María Teresa Urbina    

Algunos autores afirman que El Ávila, en vez de Guaraira Ripano (sierra grande) se llamaba Wariararepano que significa "lugar de danta". Lo que prueba que El Ávila era un ambiente selvático. Seguramente, las dantas vivieron allí mientras tenían, para alimentarse, plantas nativas que se acabaron por la intervención humana. Aunque han habido intentos de reforestación, muchas veces éstos se han hecho con árboles exóticos como el eucalipto de Australia, que no sirven de sustento a la fauna suramericana.

  
   Se llamó Wariararepano que significa "lugar de danta", se estima que era un ambiente
   selvático.
Fotografía: María Teresa Urbina.

Entre los mamíferos habitantes de Caracas, uno de los más conocidos es el rabipelado, que es un marsupial familia de los canguros de Australia. La presencia de marsupiales en América es una de las evidencias científicas de que todos los continentes estaban unidos en una sola masa continental, llamada Gondwana. Los rabipelados se alimentan de polen, flores, frutas, huevos y pichones.

Otros mamíferos simpáticos, que son nuestros vecinos en Caracas, son las perezas. Es frecuente verlas tomar sol, moviéndose muy lentamente, durmiendo o comiendo hojas y flores de yagrumo, majagua y pomarrosa en Baruta, El Hatillo y por el Embalse La Mariposa. De mirada triste y largas uñas, son inofensivas, solitarias, familia de los osos hormigueros. Las hembras tienen una cría al año y la cargan y amamantan durante 4 a 6 meses.


Si usted encuentra alguna pereza cruzando una calle, no trate de llevarla a casa, pues son muy difíciles de mantener en cautiverio por su alimentación tan especializada y terminará muriéndose de hambre. Puede ayudarla a seguir su camino, cargándola por las axilas y llevándola al árbol más cercano. La pereza puede voltearse y mirarlo, porque puede girar la cabeza 360 grados, pero no puede morderlo porque casi no tiene dientes (sólo unas muelas en la parte de atrás de los maxilares), ni puede tocarlo con las uñas, si usted tiene sus brazos estirados.

Otros habitantes interesantes en los jardines de Baruta, Prados del Este y El Placer, son los puercoespines. Se ven descansar en lo alto de los árboles durante el día o alimentándose de frutas en la noche. A las 6pm, si se presta atención, es posible ver los cachicamos en el Parque Nacional El Ávila, son mamíferos con el cuerpo cubierto de placas como una armadura. Viven exclusivamente en el continente americano. Al caer la noche, es más fácil verlos, salen para alimentarse de insectos y otros invertebrados.

Otros mamíferos visitantes reportados en Caracas, pero menos percibidos, son: los cunaguaros en los jardines de la urbanización La Boyera, los chigüires y las babas en la represa y la Laguna de los Patos, en la USB, y los zorros en el Municipio de Baruta.

La visita de estos animales a nuestras casas debemos recibirla con alegría, como indicador de que el ambiente en Caracas no está tan contaminado todavía. Debemos tolerar a estos vecinos que necesitan compartir su hábitat con nosotros.



ALGUNOS DATOS

Senderos Aéreos Mucha de la vida silvestre del Parque Nacional El Ávila puede ahora ocasionalmente ser observada desde los senderos aéreos instalados por el Grupo Senderos Aéreos del Jardín Botánico de Mérida, en la canopia del sector Los Nevados en El Ávila. Telfs. (0414) 7005312, (0414) 7419435, www.senderosaereos.com.

Jardín Botánico. Visitarlo es siempre impresionante por la tranquilidad que ofrece a través de sus espacios y el oasis que crea la vida silvestre del lugar, en el medio de la convulsionada Caracas, cuenta con un inventario completísimo de flora. Tiene horario de 8:30 a.m. a 4:30 p.m, de lunes a domingo, www.fibv.org.ve.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 11 enero de 2009)

 

 



Fotografías:
María Teresa Urbina
e Irma Naranjo.

 

    

4 enero 2009   

CARACAS CASI SIN SALIR DE CASA ES POSIBLE APRECIAR
LA VIDA SILVESTRE QUE NOS CIRCUNDA (I)

Los otros vecinos que conviven en la ciudad

Sorpréndase en estos días de calma caraqueña con la vida silvestre en espacios públicos.
 

  por María Teresa Urbina    

Aunque poco nos percatemos a causa de las angustias citadinas, el ruido y el tráfico, resulta que nuestra urbe es un lugar ideal para avistamiento de fauna y flora silvestre.  En estos primeros días del año permanecer en la ciudad puede ser una oportunidad para detenerse a admirar a otros habitantes de Caracas. Todos los días desde el Parque Nacional El Ávila llegan a Caracas centenas de aves. Prestando atención cuando se está en el tráfico sobre el segundo piso de la autopista del Este, aproximadamente a las 6 pm, se
pueden observar las parejas de loros y guacamayas verdes, que vienen a dormir en los árboles en las orillas del río Guaire, en la Avenida Río de Janeiro a la altura de Chuao y Las Mercedes, o en los alrededores del Ccct.

  
   Guacamayas azul y amarilla (Ara ararauna), guacamayas bandera (Ara macao), vuelan
   en parejas, o con un hijo, porque son monógamos, forman parejas de por vida.
  
Fotografía: Carlos Bosque.

Igualmente al final de la tarde, parejas de guacamayas bandera o azules y amarillas vienen a dormir en el Paseo Los Próceres. Los loros y guacamayas vuelan en parejas, o con un hijo, porque son monógamos, forman parejas de por vida y anidan en huecos perforados por pájaros carpinteros en los troncos de los chaguaramos.

Caracas es visitada inadvertidamente por otras especies de aves como los corocoros rojos y blancos, que son garzas de 60 cm. de largo con pico curvo que habitan en ríos, lagunas y esteros de los llanos, pero vienen a Caracas en bandadas, volando en forma de “v” sobre el curso del río Guaire. Los flamencos-tan comunes en Los Olivitos del Estado Falcón- eventualmente pueden ser avistados en las costas de La Guaira. Otra garza llanera de hábitos nocturnos, el chicuaco enmascarado, visita frecuentemente la Laguna de los Patos en la Universidad Simón Bolívar (USB) y va algunas noches a tomar agua en la piscina del Hotel Tamanaco.

Las guacharacas, los periquitos, los torditos negros, los tordos maiceros, los arrendajos y los turpiales, las tángaras, los lechoceros ajiceros, los azulejos, los tucusitos de varias especies son otras especies comunes en los jardines de la ciudad de Caracas. Las lechuzas: currucucú común, pavita ferrugínea, lechuza listada son poco avistadas por nosotros porque son nocturnas, pero se pueden escuchar en las noches en casi todas las urbanizaciones de Caracas.

Los tucusos barranqueros se pueden ver alimentándose de insectos y los tucanes pico de frasco comiendo frutas en Baruta y en el cerro El Volcán en Oripoto. Zorros merodeando casas, puerco espines trepándose por la puertas han sido vistos por los transeúntes en Prados del Este. Iguanas azuladas apareándose en el techo de un carro y ratones silvestres verdosos durmiendo sobre la hoja de una palmera, cunaguaros y tucanes en La Boyera, son parte de los vecinos que aun comparten vida en la urbe.

Para sorpresa de muchos estos seres forman parte de la cotidianidad citadina, pero sólo se pueden ir observando en la medida que los conocemos y nos detenemos a apreciar el entorno. Debemos velar por estos vecinos… que tienen que compartir su hábitat con nosotros.

Unos oasis importantes para las aves de Caracas son el Parque del Este y el Jardín Botánico, ya que sus árboles y arbustos nativos les sirven como alimento. Hasta las especies exóticas, como el baobab africano, pueden servir como perchas y sitios de anidación.

El próximo domingo continuaremos admirando mamíferos y fauna silvestre, que tratan de mantener sus espacios en la agitada vida caraqueña.

 




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 4 enero de 2009)

 

 



Fotografías cortesía de:
Carlos Bosque y
Carlos Verea.


 

    

21 diciembre 2008   

MÉRIDA HACEN PASEOS DE SUMA BELLEZA PAISAJÍSTICA,
QUEDA 1 KM. DEL OBSERVATORIO DE LLANO DEL HATO

Un páramo para descansar y conocer el mundo de la papa

Anímese en este viaje auténtico e inolvidable,
en navidad el páramo merideño luce colores radiantes.
 

  por Irma Naranjo    

Entre aire frío y sol se asoman los parajes del tejido agrícola: una alfombra amarilla entre los cultivos, luego parches y más parches con tonalidades de verde, así en poca distancia con la guiatura se va comprendiendo qué es que: “A tu izquierda ves ajo, al lado zanahoria y a la derecha está la papa, más allá a lo lejos es brócoli y colifror. Eso que usted pregunta, las florecitas amarillas se llama saní.” explica César Meza, agricultor de la Toma Alta y Llano del Hato, quien es miembro fundador de la asociación Productores Integrales del Páramo (Proinpa).

  
     La Mucuposada Santa Bárbara, resguarda tradición, es atendida con familiaridad y
     calor de gente de páramo: Dionilda y César son sus amables dueños.
   
 Fotografía: Irma Naranjo.

César y Dionilda tienen desde hace dos años una Mucuposada entre Mitibibó y Llano del Hato. A unos 10 kilómetros por la carretera trasandina desde Mucuchíes. Lugar ideal para refugiarse en esta navidad y fin de año, para acercarse a tradiciones como por ejemplo la fiesta de San Benito el 28 de diciembre en Mucuchíes. Además de ofrecer una casona antigua bellísima y una familia cálida andina es un lugar para conocer sobre el campo y la especialidad de César: la agroecología y la ciencia aplicada a la papa, todo un tema.

Aunque suene extraño el 2008 fue el año internacional de la papa, cultivo propio de los Andes, que llevaron los españoles a Europa y se propagó por todo el mundo, hoy se cultiva hasta en China, en tierras subtropicales de India y en montañas ecuatoriales. La papa sigue siendo símbolo de los países andinos, se cree que las primeras comunidades que cultivaron papas hace unos 8000 años, lo hicieron cerca del Lago de Titicaca, en los altos Andes, entre los actuales Perú y Bolivia. Países que conservan arraigadas tradiciones gastronómicas y culturales en torno a este tubérculo.


“En Venezuela siempre se había utilizado semillas que vienen del exterior (Colombia, Holanda, Canadá, Alemania) con muchos tipos de enfermedades. Aquí comenzamos a producir semillas más sanas, a través de vitro plantas, de la planta madre, salen de laboratorio y las llevamos al invernadero para multiplicarlas. Esto fue a partir de talleres que nos dictó el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) sobre producción de semilla artesanal de papa. Actualmente tenemos 3 invernaderos.”

“En Proinpa tenemos un banco de germoplasmas de 105 de variedades. Apoyamos un proyecto de la Universidad de los Andes (ULA) y multiplicamos semillas nativas de papas que han rescatado, que ya casi habían desaparecido como la papa negra.”

“Trabajamos con semillas resistentes a enfermedades y de mayor rendimiento. Usamos químicos, pero los menos tóxicos y en pocas cantidades. Comenzamos en 1995 con financiamiento de la Fundación Programa Andes Tropicales para manejar fincas integrales, trabajar con lombricultura, empleo de químicos de bajo impacto para las cosechas. Éramos 25 miembros del Municipio Rangel, ya en 1998 decidimos formar Proinpa.”

César explica que tienen varias alianzas institucionales. “El Liceo Nocturno de Mucuchíes tambien es aliado de Proinpa donde estudian técnicos medios en agroecología y los ubicamos con productores. Varios integrantes han viajado para especializarse en la producción de semillas, en Cuba, Perú, Colombia. Aquí mismo en Mucuchíes se han dado cursos de preparación de inspectores semilleristas de papas.”



TOME NOTA
La Mucuposada Santa Bárbara es una hermosa casona de construcción tradicional, con paredes de tapia, dos patios centrales, cocina con estufa y 3 habitaciones para grupos o para compartir con otros huéspedes, que van desde 4 camas hasta 10. Era de la familia de Dionilda y fue acondicionada por su esposo César con ayuda financiera de la Fundación Programa Andes Tropicales (www.andestropicales.org). Más información sobre Proinpa: www.proinpavenezuela.org.

Hay que llevar ropa abrigada para temperaturas promedio de 10ºC, que en las noches de diciembre pueden bajar hasta unos 5ºC. Está ubicada a una altitud de 3350 m.s.n.m., se llega por la carretera trasandina vía Llano del Hato, Mitibibó. Desde el terminal de Mérida salen busetas de la Línea Cultura hasta Mucuchíes y frente al CDI se toma otro transporte, en trayecto de unos 20 minutos.

Hacen paseos a parajes espectaculares de páramo desde esta Mucuposada, para reservaciones contacte directo a sus dueños: César y Dionilda (0274) 872.06.03, (0416) 1153593. Si prefiere contratar los servicios de una agencia puede hacerlo con el PAT y su agencia Ekkaia. Telf. (0274) 263.86.33.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 21 diciembre de 2008)

 

 




Fotografías:
Irma Naranjo.

    

14 diciembre 2008   

MÉRIDA COLOR Y MOVIMIENTO MARAVILLAN EN LAS PIEZAS
QUE SALEN DE LOS TALLERES DE ESTA CIUDAD ANDINA (II)

Ser juguetero es un oficio de amor

Un mundo para descubrir durante su visita a los Andes.
 

  por Irma Naranjo    

Juguetes del Pilar se llama el taller de Mario Calderón, nombre que debe a su primera compañera “ella vió en mi el hacedor que yo era, en uno de los viajes que me acompañó a comprar juguetes, me dijo Mario y por qué no hacemos juguetes de madera”.

Dejó sus estudios universitarios de medicina para ser juguetero. “Esta era mi misión. Los hermanos Rivas del taller de marionetas de la ULA fueron mi motor. Cuando comencé no tenía referencias cercanas, me interné 4 ó 5 años sólo ha pensar en juguetes y a hacerlos. La gente decía que estaba loco”.

  
    Las zarandas de disco de Chucho son pura magia y color. Las zarandas tienen origen
    en taparas hechas por indígenas. Chucho quiere hacer más accesibles sus juguetes.
   
Fotografía: Irma Naranjo.

El movimiento en los juguetes es parte de la impronta de Mario, así caballitos, balancines, arlequines, tiovivos, circos, ruedas de la luna, una completísima serie de tradiciones venezolanas, submarinos amarillos, cobran vida en su taller.

“He tenido un gran compromiso por los juguetes, por amor a mi infancia, a mis padres, a mis hermanos, siempre he querido hacer juguetes bellos. Los hago por una historia de amor, es un compromiso por dar a los niños la infancia hermosa que tuve. Nací en Artigas, en Caracas, mi lugar predilecto de juegos era entre el asfalto y la acera. Compraba barquitos de madera en la Gran Piñata, y en Rubio, ya de adulto, en la tienda de la viejita Eliza Ostos”.


“Pienso mucho que a un niño puede salvarlo un caballito de esos que uno hace. El juguete es la primera referencia que tenemos en el mundo. Dependiendo de lo que jugamos seremos personas diferentes. Estoy convencidísimo, mientras más acerquemos a los niños a cosas que tengan sentimientos, amor, difícilmente resultan adultos que hacen daño”.

La colección de Mario es curiosísima, juguetes de cuerda, de pilas y eléctricos, una carrera de caballos de 1900, soldaditos de plomo de 1955. “Doy la vida por conseguir un viejo yo-yo de madera de coca-cola”, confiesa. “Sueño con abrir más espacios a los juguetes. A quienes tienen esta inquietud les digo: se vivir dignamente como hacedor de juguetes”.



Taller Divage. José “Chucho” Rodríguez es reconocido como pionero en el país. Comenzó en Caracas hace 35 años, en su carpintería dedicaba parte del tiempo a la juguetería, recuerda que lo inspiró Jean Le Covre y tuvo enseñanzas de Fredy Reina.

Produce yoyos, trompos, gurrufíos, que según explica tuvieron origen en Egipto y China hace miles de años. “El único juguete venezolano es la zaranda. Poco se sabe que viene de los indígenas, la hacían con una tapara y un eje en el medio. En el llano y oriente es tradición que las mujeres las echen a bailar en Semana Santa, y un hombre suelta el trompo para descontrolarla, de allí la expresión: zarandear”.

Hace zarandas de disco y ovoidales, torres de Hanoi, rompecabezas planos y tridimensionales, una lotería didáctica y uno de sus favoritos el tangran, rompecabezas de origen chino, con su guía para armar más de cien figuras. Recién está innovando en sus medios de producción, con un crédito del estado emplea tecnología láser, que según explica le permitirá democratizar el juguete.

“Este oficio es una manera de retribuir eso que nos maravilló, esa posibilidad que tuvimos de hacer papagayos, carritos de latas, la maravilla que es hacer tu propio juguete”, dice Chucho y de allí que vende un kit para pintar y armar cada quien su propio gurrufío.



DIRECTO DE SUS HACEDORES

Juguetes del Pilar. La colección permanente y taller-escuela de Mario Calderón queda a cuadra y media de la Plaza de Milla. Calle 13 entre Av. 3 y 4 No. 3-81, Mérida, telf. (0274) 252.90.27. www.mariocalderon.com.

Taller Divage. La abreviación de Diseños Valle Grande es el nombre del espacio de creación de Chucho Rodríguez. Está en los Llanitos de Tabay, a unos 10 min. de Mérida, telf. (0414)-748.85.08. www.venaventours.com/divage.
 
Nueva Tienda.
La Asociación de Jugueteros de región occidental inauguró ayer su local en el Mercado Principal de la ciudad de Mérida, tercer nivel, calle de Piedra, # 3 y 4.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 14 diciembre de 2008)

 

 




Fotografías:
Álvaro Hernández Angola e Irma Naranjo.

    

7 diciembre 2008   

MÉRIDA ANÍMESE A DAR REGALOS DISTINTOS A LOS CHAMOS EN
ESTA NAVIDAD, HECHOS CON INGENIO, CREATIVIDAD Y MAGIA (I)

Juguetes artesanales que encantan a cualquier edad

Diversión que ayuda a desarrollar destrezas, motricidad y a reencontrar tradiciones.
 

  por Irma Naranjo    

Mérida es centro de una singular profesión: jugueteros de madera. “Hay países donde hay estudios universitarios para hacer juguetes, marionetas”, cuenta Humberto Rivas, uno de los pioneros en el arte lúdico en el país, estudioso, investigador, soñador, constructor de juguetes y docente dedicado a sembrar este oficio en el corazón de pequeñas comunidades. Rivas tiene larga trayectoria como fundador del Teatro de Marionetas de la Universidad de Los Andes.
  
    Freddy y Verónica en Educarte con: entrada libre al reino de los sueños.
   
Fotografía: Álvaro Hernández Angola.

Taller Arte Colibrí. Humberto se internó e instaló su vida en la comunidad de San Jacinto. Estar allí es pasearse por su teatrino, ver una propuesta de construcción de talleres sencilla, aprovechamiento de recursos, luminosidad, un docente que se esmera en la técnica y la lleva de la mano de la ilusión y de mucha pasión por ver como sus vecinos crecen junto a él, montan sus propios talleres, crean piezas. Sus unicornios suspendidos del techo, son un sello que le caracteriza.

Educarte.
El arte de educar, es el lema de Verónica Fricker y Freddy Carrasco, una pareja que se inició en 1983, cuando el viernes negro decidieron unir sus oficios -ella como educadora de preescolar y él como diseñador gráfico- para producir juguetes educativos.

“Nos especializamos en juguetes didácticos, para niños entre 3 y 6 años. Pero tenemos juguetes para niños de 0 a 100 años. Es increíble la sonrisa de los abuelitos cuando llegan aquí y ven los juguetes tradicionales”, comenta Verónica.

Tienen una hermosa serie de bailes típicos -en el rescate de tradiciones- donde representan a San Benito, Diablos de Yare, La Burriquita, el Pájaro Guarandol. Rompecabezas variados como refinados violines, otros que hacen capas: de animales del bosque, aves, del cuerpo humano, mapas de Venezuela y entre otros un ingenioso de pesca magnético.

Entrada libre al reino de los sueños
es una obra que fue duro reto, “O la resolvíamos entre los dos o nos divorciábamos” por suerte los esposos hasta ganaron premio con éste gran formato que está en el Museo de los Niños en Caracas. “Tiene ilusiones ópticas, principios de dibujos animados, un laberinto y con cojines hicimos un tangran, juego chino milenario. Todo allí es fantasía”.

A partir de este viernes 5 de diciembre varios jugueteros del país participan en “Jugar en serio” en la Galería Guarura, La Asunción, Nueva Esparta. Algunos por diciembre venden en la Feria del Ateneo de Caracas. Como la distribución es lo más difícil para estos artesanos, intentan apoyarse entre sí.

Para Humberto Rivas, Mérida es en sí una universidad de jugueteros. La lista es larga entre consagrados y noveles, algunos: Kervak y Mariana Méndez, María y Jhonathan de “El zapato andariego”, Kauris y Javier, Aura, Keimer, Gabriel, Nelber Monsalve, Solebner, William Marquina y Judith Flores, Verónica y Freddy, junto a los maestros: Humberto, Chucho, Mario Calderón y Jean-Pierre LeCovre.

“Me agrada que nuestros niños venezolanos tengan un juguete así, en la mano, un gurrufío en Bs 5, una perinola en 15, pero de mucha calidad, color y no son piezas iguales”, confiesa Humberto para quien su profesión es de servicio y entrega a los niños.

Acompáñenos, la próxima semana continuaremos con este colorido e ingenioso mundo de los juguetes de madera.


TOME NOTA

Taller Arte Colibrí: está en San Jacinto, la recomendación es llamar a Humberto y seguir sus indicaciones de cómo llegar. Telf. (0416) 473-55-88. Además de los juguetes tradicionales, vende marionetas en su espacio en la Avenida Las Américas, calle 2, San Juan Bautista, Mérida.

Educarte: está en la Pedregosa Alta en Mérida. En la casa de familia tienen un acogedor espacio como tienda donde se consiguen piezas de otros jugueteros y además tienen 3 cabañas en alquiler para turistas, una de ellas con sauna. Telefax: (0274) 266-49-48, (0416) 774-02-65. E-mail: educarr@cantv.net, www.venaventours.com.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 7 diciembre de 2008)

 

 










Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

30 noviembre 2008   

ECUADOR UN VERDADERO EDÉN QUE ES PARQUE NACIONAL Y
PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD: ISLAS GALÁPAGOS (I)

Rodeadas de animales por todas partes

De asombrosos contrastes, como encontrar pingüinos junto a corales tropicales.
 

  por María Teresa Urbina    

A primera vista, playas tropicales azul turquesa con arenas blancas y lava negra en islas Floreana, Isabela, San Cristóbal, Española, Genovesa. Y de cerca, son el mejor destino en el mundo para el ecoturista: las islas del Edén.

Justo en este archipiélago de Ecuador todas las especies animales conviven en perfecta armonía: una iguana vegetariana, un ave de patas azules y un cangrejo rojo juntos todos sobre una misma roca.
  
    El nombre científico del ave marina boba patas azules es Sula nebouxi. Esta especie
    habita en Ecuador, México y Perú. Una especie relacionada habita en Venezuela y se
    puede ver en Isla de Los Pájaros en el Parque Nacional Morrocoy. La característica más
    resaltante de esta especie es su cortejo nupcial: levantan las patas como si estuvieran
    marchando, como enseñándole a su pareja lo bonitas que son sus patas azules.
   
Fotografía: María Teresa Urbina.

Es emocionante acercarse hasta casi tocar los animales, sin que se perturben, porque no conocen depredadores. Tan maravilloso como tomar sol en un harén de leonas marinas custodiadas por el macho; caminar entre aves de patas azules en pleno cortejo nupcial y comparar nuestro tamaño con las galápagos, que vivían en todos los continentes y que ahora sólo sobreviven aquí.

Sorprende ver iguanas marinas comiendo algas o apareándose en tierra a la vista de todos, una y otra vez; nadar rodeados de pingüinos en el Ecuador –y no en el Polo Sur- y bucear con tiburones martillos en la Corona del Diablo, que es un volcán sumergido cubierto por corales.

"Las diferencias que hay entre habitantes de diferentes islas", fue la percepción que tuvo en Galápagos el mismísimo Charles Darwin, refiriéndose a especies que se han diferenciado especializándose, para aprovechar cada hábitat. Observación que sirvió de inspiración para que planteara su Teoría de la Evolución.

Más curiosidades. En el siglo VII fue refugio de balleneros, piratas y bucaneros, en Post Office Bay todavía se puede ver el barril que les servía de buzón. Lugar donde dejaban cartas para que otros barcos llevaran a Europa o Estados Unidos y llegaran eventualmente a sus destinatarios. Floreana fue una de las primeras islas habitadas por humanos, lugar donde llegó en 1932 una baronesa con tres amantes y desató una historia de pasiones con extrañas desapariciones.

Visitar Galápagos es una experiencia de contrastes: armonía en la naturaleza, leyendas y misterios…


PLANIFIQUE SU VIAJE

Flota turística. En Galápagos es muy variada, con embarcaciones grandes, con capacidad entre 90 y 100 pasajeros y yates para hasta 16 pasajeros. Por lo general, en los yates más pequeños se está más en contacto con la naturaleza. Se navega de noche y se pasa cada día en una isla diferente.

Costos aproximados.
4 días/3 noches, 650-800 dólares por persona, que incluye todas las comidas y guía naturalista. Boletos aéreos Quito-Galápagos-Quito USD 356 dólares por persona. Impuesto de entrada al P.N. Galápagos 100 dólares por adulto.



Contactos.
Gaby McFarling (guía naturalista)
gaby@galapagosexperience.co.uk

Laura Sànchez
Teléfonos: 593-2-2905331 593-2-2509610.
Celular: 094168337.

Más información sobre este parque nacional en:
www.galapagospark.org



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 30 noviembre de 2008)

 

 




Fotografías:
María Teresa Urbina.

 

    

23 noviembre 2008   

MÉRIDA UNA RICA CONVIVENCIA CON ESPLÉNDIDOS POBLADORES
A TRAVÉS DEL VALLE DEL MOCOTIES (Y II)

Bailadores y sus alrededores

Aires fríos y vistosos cultivos dan bienvenida terruños andinos.
 

  por José Antonio Naranjo   

A medida que se asciende desde Tovar el clima comienza a ser más frío y aparecen inmensas extensiones de tierra, divida en formas geométricas, vivos colores en combinación con el verde natural, provocado por el cultivo de ajo, coles, papas, flores, entre otras.
  
     Parajes cercanos al Parque Nacional “Juan Pablo Peñaloza”, la capital del Municipio
     Rivas Dávila encanta con hermosos paisajes.
Fotografía: José Antonio Naranjo.

A unos 20 minutos de carretera, en el sector San Pablo, en “las 4 esquinas” está el taller de Reina de Molina, presidenta de la Asociación Casa de Artesanos Populares de Bailadores “Eduardo Rojas”, quien trabaja con arcilla desde hace 30 años y mantiene piezas en su taller o en la Casa de la Cultura (vía Parque India Carú). Comenta que quisiera tener más apoyo para que suba el número artesanos asociados, que ahora son sólo 20. “Desde que cambié de la cerámica a la arcilla nunca he trabajado con torno, siempre a mano” dice con orgullo. “Esta arcilla la traemos de Quíbor”.

A pocos metros de allí, vive la Gloria de Ardila, quien ofrece dulces sin mayores intermediarios, directamente de su estante. Una de sus especialidades es la naranja rellena: “les quito el amargo natural que tiene la piel y luego las relleno con una pasta de coco”, revela. También ofrece higos y duraznos en almíbar, cascos de parchita, licores, y deliciosas tortas. Durante nueve años dio clases sobre conservación de alimentos en Bailadores.

Aún cuando ya casi no lo prepara, ella recuerda con cierta nostalgia el “Currunchete”, y explica que se hace con melado de papelón y otros ingredientes; de niña lo comía con frecuencia. Con lo dada que es esta señora, bien podrían probarlo previo encargo. (Tlf 0416-2781603) La dulzura de Gloria no se queda en sus productos, pues recibe a los clientes con una atención almibarada que cuesta trabajo despedirse de ella.

Ya en Bailadores, diagonal a la Iglesia, podrán conseguirse con el restaurant de Martha, donde de martes a domingo ofrece almuerzos con tradicional pizca andina o si se tiene suerte y se encarga con antelación podrá probar el “Cuchute”, una crema hecha con harina de arvejas y entre otros ingredientes lleva trozos de tortilla de huevo. En la tarde igual pueden degustarse los típicos pasteles y algunos dulces caseros.



HABLAN LAS ARTESANAS

Judith de Hernández. “Desde pequeña recibí los conocimientos de mi madre, ahora yo trato de extenderlos con talleres a la comunidad.”

Reina de Molina.
“Necesitamos apoyo para reunir a más artesanos en la asociación, en Bailadores hay al menos unos 100.”

Gloria de Ardila.
“Nací en Tovar, pero he vivido toda mi vida en Bailadores, preparando dulces desde hace 25 años.”



TOME DATOS

Posada Doña Anita. Sector San Pablo. 7 habitaciones. Precios incluyen desayuno. Gloria Carrero. 0414-3752454.

Posada El Primor.
Sector Agua Azul. 5 habitaciones con baño y agua caliente y tv. Rafael Pereira. 0414-7581122.

En la Av. Bolívar de Bailadores hay un gran número de comercios, entre ellos los que ofrecen las típicas y famosas fresas de Bailadores, con crema.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 23 noviembre de 2008)

 

 







Fotografías:
José Antonio Naranjo.

 

    

16 noviembre 2008   

ECUADOR LA QUINTA ESPECIE DE BALLENAS MÁS GRANDE
DEL PLANETA, CADA AÑO, SE APAREA EN LA COSTA

Ballenas Jorobadas: migrantes eternas

Un espectáculo único. Paren y dan a luz cerca del pueblo pesquero de Puerto López.
 

  por Johani Carolina Ponce   

Para el abuelo de Dunmar Muñoz las Ballenas Jorobadas (Megaptera novaeangliae) representaban un gran peligro. Hace algunas décadas estos animales quedaban atrapados en las redes de los pescadores y los artesanos de alta mar, no sólo perdían su instrumento de trabajo, sino también el resultado de la faena. En la actualidad esa realidad ha cambiado y los gigantes marinos han significado desarrollo y prosperidad para la localidad de Puerto López, ubicada en la costa ecuatoriana.
  
     Cada año llegan desde las gélidas aguas de la Antártica en el Polo Sur. Saltan para
     comunicarse, su objetivo principal es el cortejo de apareamiento. En la cola posee
     pigmentaciones y cicatrices únicas, que ayudan a su identificación individual.

     Fotografía: Iván Reyna.


Desde hace 10 años, entre los meses de junio, julio, agosto y septiembre el pueblo pesquero de la Provincia de Manabí recibe anualmente, a más de 20.000 turistas que no quieren perderse el hermoso espectáculo de las imponentes criaturas.

Los mamíferos, muchas veces de más de 62 pies de largo (19 metros), emergen de las aguas del Océano Pacífico para coquetearle a sus parejas en lo que se denomina el acto del cortejo, protagonizado por el macho, que desemboca en el apareamiento y culmina con el nacimiento de un ballenato, 12 meses después, cuando los cetáceos regresan a Ecuador. En un gran recorrido que calculan de unos 7.000 kilómetros al año.
 

Turistas Maravillados. "Me encanta Ecuador, vinimos a hacer una gira por todo el país y estoy maravillada, no sólo por sus bellezas naturales, sino por su gente", declaró Dagmar Basil, quien vino con su esposo desde Suiza. Para Martín Aaron, un turista galés que vino de luna de miel a Ecuador, observar las ballenas tan de cerca ha sido único. "Lo que acabamos de ver es único en el mundo. Me ha encantado y nunca lo olvidaré".

"Trabajo en la operadora turística Cirial Sur. Nos visitan de todas partes del mundo para ver las ballenas. Quienes más vienen son los alemanes", declaró el joven Muñoz. Según el Ministerio del Turismo del Ecuador, el avistamiento de ballenas produjo en 2007 unos 4,8 millones de dólares que favoreció a restaurantes, hoteles, guías y al sector comercial de Puerto López.

Migrar para sobrevivir.
Las Ballenas Jorobadas son animales migratorios que viajan para sobrevivir a factores adversos, tal como lo hacen los seres humanos. "Después del hombre y las ballenas, no existe mamífero alguno con mayor récord de migración", explicó el biólogo marino, Fernando Félix, un experto que publicó una guía para la observación de estos cetáceos, donde sostiene que ellos constituyen a la vez el mayor polo de desarrollo eco turístico de los países por donde se distribuyen en grupos. Estiman que quedan entre 15.000 y 20.000 Ballenas Jorobadas en el planeta.




TOME NOTA
Fotografíe la cola. Si visita Puerto López tome la foto de la cola de una ballena durante el avistamiento (entre junio y septiembre), envíela a yaqupach@ecnet.net, con copia a sismtur@ec-gov.net y si no ha sido registrada por el Ministerio de Turismo del Ecuador, usted le pone nombre. La pigmentación de la cola es la huella digital de la ballena.


Servicios. Salen embarcaciones con capacidad para 30 personas, tres veces al día: 10:00 am, 2:00 pm y 3:30 pm. El recorrido de unas 10 millas, de 3.30 horas, cuesta 25$ p/p, en barcos con segundo piso para avistamiento, las pequeñas lanchas de pescadores cobran menor precio. Los hoteles oscilan entre los 5 y los 80 $ p/noche.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 16 noviembre de 2008)

 

 


Fotografías:
Iván Reyna.

 

    

9 noviembre 2008   

ANZOÁTEGUI LLEGAN A LA LAGUNA DE UNARE DESDE MEDIADOS
DE OCTUBRE, ALGUNAS SE PUEDEN VER HASTA DICIEMBRE

Observar aves migratorias en el Istmo Caribe

Aun los científicos tratan de comprender el curioso mundo de estas especies viajeras.
 

  por José Antonio Naranjo   

A dos horas y media de Caracas, vía Puerto La Cruz, luego del tramo ampliado de la autopista que bordea la Laguna de Unare, queda una entrada que conduce a La Cerca, puerta al Istmo Caribe, una zona de gran atractivo para observadores de aves y para quienes se animan a experimentar un viaje diferente.
  
     A los visitantes se les prestan equipos básicos para la observación. Pelícanos y garzas
     comparten con pescadores.
Fotografía: José Antonio Naranjo.


Justo por esta época del año es una “parada obligada” de especies migratorias provenientes del norte americano. “Aquí pueden verse entre 28 y 30 especies de aves migratorias. La mayoría inicia su recorrido hacia finales de agosto, en la costa este de Estados Unidos; una parte permanece todo el invierno y otra sigue más hacia el sur del continente”, explica Rosa Elena Albornoz, bióloga presidenta de Ecoturave, (www.ecoturave.org.ve), ONG que hace tres años formó guías para observación de aves entre los pobladores de la zona.

En el Centro de Información Turística de La Cerca están dos guías de aves que siguen fieles al oficio luego de la capacitación de hace tres años: Carlos Olivares y Claudio Bucán, quien además es pescador, y relata que antes daba uno que otro paseo a turistas extranjeros ávidos de plumíferos. “Les hablaba sobre las aves, pero no como ahora que también sabemos los nombres científicos. Con los talleres además nos han provisto de principios sobre conservación ambiental”, dice Bucán, y continúa: “Ofrecemos varias rutas, algunas largas y otras más cortas en una lancha a motor y, entre diciembre y julio, damos un recorrido en una lancha pequeña, para dos personas, movida por palanca, para poder observar a las aves más de cerca".




HABLA LA GENTE
Carlos Olivares.
“Para la mayoría de nosotros, casi todas las aves eran garzas; ahora ya diferenciamos a las especies”.

Maximiliam Kopp. “Soy un enamorado de esta ruta; los anzoatiguenses deberían ser los primeros en conocerla”.

Juan Rafael Sánchez.
“Informo a los huéspedes de mi posada sobre la opción de observación de aves”.

Mercedes Cardozo.
“Hice el recorrido y los guías nos iban explicando sobre las distintas especies que hay aquí”.




AL ENCUENTRO
En el Centro de La Cerca ofrecen guiatura: Claudio Bucan, Andreína Goitía y Carlos Olivares. Telf. (0416) 593-48-75. Se puede aprovechar bien temprano para observar las aves, entre 6 y 7 am, durante una hora o en la tarde de 4 a 6 p.m.

Opciones de alojamiento: en Boca de Uchire son muchas, recomendamos a Juan Rafael Sánchez de Posada de Mary, quien organiza paseos para observación (0416) 434-31-79 y la posada recién inaugurada Sonho Meu, de Marianela Gutiérrez (0414) 327-82-49.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 9 noviembre de 2008)

 

 



Fotografías:
José Antonio Naranjo.

 

    

2 noviembre 2008   

TRUJILLO CONOCIDA POR LOS POETAS COMO LA SULTANA DEL MOCOTÍES
Artesanía y sabores de Tovar

Pan tradicional y discretos talleres son puntos de interés en la visita.
De clima caliente, está rodeado por montañas y tierras fértiles.
 

  por José Antonio Naranjo   

En un recorrido que baja por la cordillera andina, pasa por zonas áridas y calientes y se adentra en tierras fértiles, está Tovar, a hora y media de la ciudad de Mérida. A unos 952 m.s.n.m., en un valle bañado por el Río Mocotíes, que nace en Bailadores. Tovar es una ciudad que crece en habitantes aunque conserva aires de pueblo; rodeada de bellas montañas, la hospitalidad y alegría de su gente destacan como rasgo común entre los oriundos de los Andes.
  
      La capital del Municipio Tovar vista desde la población de San Francisco.
      Fotografía: José Antonio Naranjo.



Algo que ha hecho famoso a Tovar es su pan dulce tradicional. Para conseguirlo, una de las panaderías con mayor tradición es "Mi favorita" en la calle 5 con la carrera 6, que maneja Giovanny Briceño, comprada por su padre en 1960; "aquí se pueden probar, además, el bizcocho aliñado, acemas de afrecho, quesadillas, y las deliciosas almojábanas, que provienen de la Grita" comenta Briceño.
 

En la carrera 5ta, entre calles 6 y 7 del sector El Corozo, están las hermanas Rivas Montilla, en el local Rimos, con deliciosos pasteles andinos de carne, queso y guayaba con queso, acompañados de una rica chicha andina y otras tradicionales bebidas, abren de lunes a sábado.

Las manifestaciones artísticas y culturales también están presentes. Según José Luis Guerrero, director de la Fundación para el Desarrollo Cultural del Municipio hay muchos lugares para ver el arte en esta ciudad: la Galería Juan Alí Méndez, Galería el Altillo en el Ateneo, la Galería Mocca, la Galería Germán Ramírez, en las que se exponen obras de artistas de todo el país.

Desde la plaza Bolívar se llega al taller y residencia del escultor Vidal Manzanilla, en la carrera 6, entre calle 8 y 9, una casa construida hace 80 años, es per se una bella obra artística. Restaurada con respeto a la esencia original, con jardines interiores y un sonoro riachuelo que los baña. Vidal desde hace 30 años crea interesantes formas con diversas técnicas, un artesano de trato sencillo.

No deje de conocer el taller de Jean-Pierre LeCovre, quien desde hace 12 años hace hermosos juguetes en madera (emplea el fresno) y acrílico, tallados con maestría y pintados con cuidados detalles, obteniendo no sólo bonitos sino entretenidos e ingeniosos juguetes. Está en la Av. Monseñor Paparoni, frente a El Coliseo.



TESTIMONIOS
José Luis Guerrero "Los espacios de Tovar no están cerrados a nuestros trabajos, están abiertos a obras de todas partes".

Giovanny Briceño
"Mi padre José Claudio Briceño fue el creador del famoso Pan Tovareño".


MÁS DATOS

En agenda. Celebran el Festival Nacional de Teatro Tovar 2008, desde el 29 de octubre hasta mañana 3 de noviembre. El X Festival de Violines de los Andes será entre el 6 y 9 de diciembre. Cada septiembre celebran las festividades de la patrona, Virgen de Regla.

Artesana
. Calixta Hernández, de la cooperativa Artesanos Autóctonos de Tovar, está entre las calles 12 y 13, hace cestería con fique y gancho de plátano.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 2 noviembre de 2008)

 

 





Fotografías:
José Antonio Naranjo.

 

    

26 octubre 2008   

TRUJILLO UN POBLADO QUE HAY QUE VISITAR DE LA MANO DE
SUS LUGAREÑOS PARA ENCONTRARLE COLOR Y SABOR LOCAL (Y II)

Caminata por Niquitao y sus alrededores

Además del casco histórico, ofrecen senderismo con baquianos.

Para continuar el recorrido histórico por el poblado, guiado por su cronista Battone Pujol, no puede faltar la visita al Museo Comunitario de las Tradiciones, una exposición permanente, modesta y conmovedora, con un espacio para las muñecas de trapo de Lucinda Quintero, una pobladora que huella con su oficio y actualmente hasta celebran unas danzas trajeadas con vestidos de encajes y pelucas de estambre.
  
      Por cada esquina, con la guiatura de Battone, se van desentrañando memorias
      recientes y lejanas.
Fotografía cortesía de: Jean Luc Crucifix.

La sala del globero, Bernabé Moreno, quien aun los fabrica en el pueblo en gran tamaño “hasta con 48 pliegos y vuelan sobre todo en Navidad, en acontecimientos grandes como las fiestas patronales de San Bernabé, del 1º al 11 de julio”. Comenta Pujol que están por estrenar sede y se enorgullece de la trascendencia de este tipo de espacios: “En noviembre, desde Estados Unidos hasta la Patagonia celebrarán el 5º Encuentro Internacional de Museos Comunitarios de las Américas. Tenemos que enfrentar la globalización porque si no perderemos nuestro patrimonio”.

Luego saludamos a Santiago Ángel, de la bodega La Popular. “Es de los comerciantes más viejos de Niquitao, tiene como 60 años con su negocio y es la última en cerrar todos los días del mundo”.

Pedro Antonio Uzcátegui fue otro lugareño en la vía, entrado en años y con unos ojos azules como el cielo, comentó con orgullo que aun sube a la Teta de Niquitao.

La ronda niquitaense incluye visita a pintores y artesanos, productores de licores y también a músicos. Leocadio, del conjunto de merengue campesino los Hermanos Montilla, con el hablar pausado de los sabios explica el contexto de sus canciones.

Auxiliadora Cabezas forma parte de la Asociación Mujeres Productivas de Niquitao. En su casa conserva un horno de leña y paredes de tapia Se desvive porque la gente disfrute su dulcería:. higos, natillas, mermeladas, bocadillos de tomate de árbol y hasta currunchete por encargos.

Volviendo a Pujol, a éste se le puede contactar para otros paseos, como el Sendero de Las Pailas -con caídas de agua del Tiguhaní-, el Llano la Laguna, la Vuelta al Santo y con antelación el ascenso a la mismísima Teta de Niquitao. Tlfs.: (0271) 885.2069, (0416) 270.4261.




ALERTAN
La vía desde Pueblo Llano hasta Niquitao es apta sólo para vehículos rústicos. Con paisajes de páramo minado de frailejones del Monumento Natural Teta de Niquitao, ya en los linderos son muy comunes las intervenciones de siembras. “Por Altos de Tuñame están sembrando en las nacientes de agua, acabaron con los frailejones, vamos a terminar en un desierto”, comenta una niquitaense con angustia. Otro problema alarmante es el uso indiscriminado de agroquímicos, cuyos desechos se ven a orilla de carretera y las pilas de abono “gallinazo”, el cual -según expertos- es una bomba tóxica si se emplea en siembras.





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 26 octubre de 2008)

 

 



Fotografías:
Yves Lesenfants
Irma Naranjo.

 

    

19 octubre 2008   

TRUJILLO DE VIDA APASIBLE Y RODEADO DE MONTAÑAS,
TIENE DECLARATORIA DE BIEN DE INTERÉS CULTURAL DESDE 1996

Niquitao como museo viviente

Un recorrido por puntos emblemáticos cargados de tradición y de valores humanos.

El patrimonio cultural vivo de Niquitao es uno de los más preciados valores de este viaje. Integrado a sus construcciones y objetos de valor patrimonial y a sus paisajes circundantes de verdor, que saltan a la vista desde cualquier esquina del poblado. Un conjunto de valores que recuerdan cátedras, aun no asimiladas del todo en la práctica en el país, donde la conservación va más allá de la arquitectura, de piezas antiguas y de áreas naturales y es un concepto que se integra a la propia dinámica de vida de sus pobladores.
  
      Por cada esquina, con la guiatura de Battone, se van desentrañando memorias
      recientes y lejanas.
Fotografía cortesía de: Yves Lesenfants.

La sala del globero, Bernabé Moreno, quien aun los fabrica en el pueblo en gran tamaño “hasta con 48 pliegos y vuelan sobre todo en Navidad, en acontecimientos grandes como las fiestas patronales de San Bernabé, del 1º al 11 de julio”. Comenta Pujol que están por estrenar sede y se enorgullece de la trascendencia de este tipo de espacios: “En noviembre, desde Estados Unidos hasta la Patagonia celebrarán el 5º Encuentro Internacional de Museos Comunitarios de las Américas. Tenemos que enfrentar la globalización porque si no perderemos nuestro patrimonio”.

Luego saludamos a Santiago Ángel, de la bodega La Popular. “Es de los comerciantes más viejos de Niquitao, tiene como 60 años con su negocio y es la última en cerrar todos los días del mundo.”

Pedro Antonio Uzcátegui fue otro lugareño en la vía, entrado en años y con unos ojos azules como el cielo, comentó con orgullo que aun sube a la Teta de Niquitao.

La ronda niquitaense incluye visita a pintores y artesanos, productores de licores y también a músicos. Leocadio, del conjunto de merengue campesino los Hermanos Montilla, con el hablar pausado de los sabios explica el contexto de sus canciones.

Auxiliadora Cabezas forma parte de la Asociación Mujeres Productivas de Niquitao. En su casa conserva un horno de leña y paredes de tapia Se desvive porque la gente disfrute su dulcería:. higos, natillas, mermeladas, bocadillos de tomate de árbol y hasta currunchete por encargos.

Volviendo a Pujol, a éste se le puede contactar para otros paseos, como el Sendero de Las Pailas -con caídas de agua del Tiguhaní-, el Llano la Laguna, la Vuelta al Santo y con antelación el ascenso a la mismísima Teta de Niquitao. Tlfs. (0271) 885.2069, (0416) 270.4261.




ALGUNAS OPCIONES
Posada Niquitao. Está en una esquina de la plaza Bolívar. Muy bien conservada, con 16 habitaciones, atendida por sus cordiales dueños. Ofrecen restaurante, previa reservación y también excursiones. Telfs. 0271-885.2042, 0416-771.7860, 0414-723.3925.

Mucuposada Musí.
Recién inaugurada, es una hermosa casona que amplió con dos cuartos posaderos. Tienen capacidad para 8 personas. Su dueño el cronista Battone Pujol o guías baquianos ofrecen rutas de senderismo y la ronda niquitaense. Telfs. 0271-885.20.69, 0416-270.42.61.



HABLA UN NIQUITAENSE

Battone Pujol Jáuregui. Cronista. “El 24 de octubre en el pueblo nos reunimos unos mil asistentes, entre ellos promeseros con banderillas blancas, y a las 6pm hay misa”.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 19 octubre de 2008)

 

 






Fotografías:
Irma Naranjo,
Yves Lesenfants.

 

    

12 octubre 2008   

MÉRIDA UN HOTEL EMBLEMÁTICO, EN EL PARQUE NACIONAL
SIERRA NEVADA, ENTRE FRAILEJONES Y VIDA DE PÁRAMO

Los Frailes rodeado de naturaleza armónica

Aunque abundan opciones de alojamiento en la zona, destaca por su construcción.


La gente viene a buscar frío, tranquilidad, cuando entras al hotel el único ruido es el aire que escuchas desde una ventana, no hay televisores, aquí lo mejor es venir a descansar, cero stress, es un lugar para olvidarse de todo" comenta Carlos Gil.

La ubicación de este hotel es privilegiada, en pleno parque nacional Sierra Nevada, con muy pocas construcciones vecinas. Está en la subida de Santo Domingo hacia Apartaderos. Carretera que por esta fecha -entre octubre y noviembre- está minada de flores amarillas de los frailejones (espeletia schultzii) y de otras plantas de pequeñas flores y vivo colorido, propias de ecosistemas de páramo andino. Los jardines del hotel son frecuentados constantemente por pica-flores, de varias especies.
  
    Un complejo que fue convento y ahora es muestra de arquitectura tradicional.
    Un ambiente bucólico invita a descansar. Octubre y noviembre son meses de floración
    en el páramo.
Fotografía: Álvaro Hernández Angola.

Una de las opciones interesantes en esta zona es salir en caminata hacia las lagunas adyacentes, como la Laguna de la Victoria, Laguna de Mucubají o Laguna de los Patos.

Si bien no todo el tiempo están lo conservadas que se desearía, pues los visitantes dejan rastros de basura, es indispensable conocerlas. Apreciar la particularidad del Sierra Nevada que tiene las formaciones de origen glaciales y periglaciales más extensas de los Andes venezolanos, y comprender el valor de esta cordillera que contiene nacientes de aguas para el resto del país.
 

La edificación original data de 1643, época en la que fue un convento. Conserva detalles y rasgos arquitectónico que delatan su edad, en la suite por ejemplo una minúscula ventana deja ver el grosor de las paredes de adobe, un estilo propio de casas de campo andinas.

Sus actuales empleados desde mayo de 2005 se organizaron bajo la figura de cooperativa, a la que pertenecen 12 miembros. Comentan que en el último cierre que tuvo el hotel, hasta junio de 2004, estuvo bastante abandonado. Ahora luce recuperado, con jardines bien cuidados y de hermosos coloridos.

Desde Los Frailes lo más interesante es valorar la paz que se percibe al estar rodeado de armonía natural, las áreas de la Sierra Nevada, parque nacional que en total cuenta con una extensión de 276.446 hectáreas, compartidas con el estado Barinas y tiene decreto de creación desde 1952. Más allá de los inconvenientes que pueda estar sufriendo esta área natural protegida por usos humanos es un parque nacional para sensibilizarse por la vida silvestre.



TESTIMONIO
Carlos Gil. Recepcionista. "Aquí lo mejor es venir a descansar, cero stress, no hay televisores, es un lugar para olvidarse de todo".


TOME DATOS

Servicios. El hotel mantiene abierto al público el servicio de restaurante, que conserva refinamiento particular y resguarda calor gracias a una chimenea. Tiene 43 habitaciones y unas cabañas que no guardan armonía con el estilo arquitectónico tradicional, simulan chalets europeos. Se puede contratar guía para ir hasta la Laguna La Victoria, de unas dos horas de caminata ida y vuelta. Para admirar parajes entre frailejones, montaña y temperaturas que pueden bajar en promedio hasta 4º ó 5 º C.

Contáctelos.
El Hotel Los Frailes está ubicado por la carretera trasandina, más arriba de Santo Domingo. La señalización en la vía no es muy buena, pero igual tiene la particularidad de dejarse ver enclavado entre montañas, siempre que la neblina que va y viene, así lo permita. Para reservaciones telfs (0274) 417.34.40, e-mail: reservacioneshlf@gmail.com.
Más información: www.hoturvensa.com.ve/contenidofrai.asp.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 12 octubre de 2008)

 

 





Fotografías:
Álvaro Hernández
Angola.

 

    

05 octubre 2008   

MÉRIDA EL OBSERVATORIO DE LLANO DEL HATO, A 3600 MSNM,
BRINDA FACILIDADES DE ACCESO A TODO PÚBLICO

Astronomía en pleno páramo

Una oportunidad para practicar turismo científico en el país.


Más allá de que las grandes cúpulas de los telescopios luzcan inaccesibles desde la estrecha carretera, basta con acercarse de miércoles a sábado de 3 a 7pm, a las instalaciones del Observatorio de Llano del Hato para sentirse un turista esperado y bien recibido. No amerita hacer reservaciones. Dan visitas guiadas y nociones básicas de astronomía aptas hasta para el más novato en ciencias.
  
    Entre diciembre, enero y febrero en Llano del Hato está el cielo más despejado.
   
Fotografía: Álvaro Hernández Angola.

Un cuarto oscuro recrea en tres dimensiones las escalas cósmicas y utiliza efectos de fluorescencia. Un pequeño espacio donde la imaginación del visitante puede ayudar a dar sentido al conocimiento científico interpretado por el guía. Una exhibición que parte de la Tierra, pasa por el Sistema Solar, la Vía Láctea, luego el cúmulo de galaxias, supercúmulo de Virgo y la mayor escala conocida: la espuma cósmica.
 

Si bien mantienen investigación y monitoreo científico, las áreas están delimitadas, para que el turismo pueda acercarse, recrearse y aprender. Enterarse del curioso trajinar que durante décadas llevó la instalación de este complejo observatorio. De las razones atmosféricas y sísmicas que lo llevaron hasta allí -un proyecto de la época de Pérez Jiménez-, de su fabricación en Alemania. Del traslado desde el Observatorio Cajigal en Caracas, donde tumbaron postes y remodelaron fachadas para abrirle paso, de las grúas más grandes del país que llevaron de Puerto Ordaz hasta el páramo y un largo etcétera.

“Un telescopio no es más que un cilindro, con lente en un extremo y en el fondo, como el de Galileo Galilei. Visitaremos uno de 11m de largo y 15 toneladas y cámara Schmidt que pesa 50 ton. Esperemos que esta noche se despeje para subir a usar un telescopio menor, pero con potencia suficiente para observar los satélites naturales de Júpiter o la nebulosa del anillo presente en la constelación de Lira, para observar galaxias, cúmulos de estrellas en el cielo… Si se despeja” es comentario de la visita guiada.

 

TOME DATOS

Visitas. Duran unas dos horas, entre la charla de astronomía básica, un video sobre eclipses y auroras boreales, luego la visita a dos de los cuatro telescopios: el Cámara Schmidt y el Reflector. No siempre se puede visitar el Refractor, el Estrógrafo es exclusivo para el trabajo científico. Las tarifas: Bs 8 adultos, Bs 5 menores de 18 años, Bs 3 estudiantes, entrada gratuita para mayores de 65 o menores de 8 años.

Ubicación. El Observatorio del Centro de Investigaciones de Astronomía Francisco Duarte (CIDA) queda en el Municipio Rangel, a unos 70 km de la ciudad de Mérida, a pocos minutos del Pico del Cóndor y de la Laguna de Mucubají, por la carretera de Apartaderos-Puerto Nuevo-Llano del Hato. La "Línea Cultura" del Terminal de pasajeros de Mérida va a Mucuchíes, con un mínimo de 10 personas ofrecen servicio hasta Llano del Hato y también hay taxis.

Recomiendan. Para evitar el mal de páramo o de alta montaña hay que andar despacio para aclimatar y llevar ropa abrigada para los fríos parameros, en el día de unos 15ºC y de noche de 10 ó 5º C. Más información: www.cida.ve, telf. (0274) 245.05.66. info@cida.ve.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 05 octubre de 2008)

 

 





Fotografías:
Álvaro Hernández
Angola.

 

    

28 septiembre 2008   

MÉRIDA ESTÁN ENTRE MUCUCHÍES Y SANTO DOMINGO,
MUESTRAN ARQUITECTURA TRADICIONAL Y EXALTAN EL ARTE

Casas de artesanía en plena vía

Tres opciones, cuando se transita por el páramo,
para apreciar construcciones y labor artística.

“80 por ciento de la artesanía que tenemos es de Mérida. La idea inicial fue destacarnos por tener artesanía nacional, por aquí venden mucha de Perú, Ecuador, etc. Vamos a cumplir 20 años con este criterio, también tenemos algo de Lara, Trujillo y algunos viajeros nos traen artesanía indígena”, cuenta Yovanny Gil, quien es nativo de Santo Domingo y socio de la Casa del Páramo, que está en la vía Apartaderos-Santo Domingo.
  
    Casa del Páramo, integra con estética tienda y restaurante-galería. Desde que se inició
    la tienda el ángel de Mariano Rangel ha sido el “pitador”, los ubican por esa imagen.
   
Fotografía: Álvaro Hernández Angola.

Las alcancías de cochinitos de arcilla destacan de todos los tamaños, “Esa es cerámica utilitaria tradicional que hacen sin torno, todo es trabajo manual que viene de Los Guaimaros. Los juguetes son de Mario Calderón, ese trompo es de Humberto Rivas, del Arenal. Los marcos de espejos son del Indio Camacho, tenemos trabajos de los tallistas de la Mucuy, que hay muchos, la familia Rangel, los Maldonado, el taller de Las Muditas”.
 

Continúa Yovanny el recuento de piezas y sus creadores a vuelo de pájaros, pues en realidad son muchísimos más los creadores que están allí: “las pinturas de Gilber Balza, William Cariú y Germán Febres, tejidos de lana de La Chamarra y de la señora Estéfana, son muy bellos, cuando vas hacia el Observatorio por Llano El Hato preguntas y la gente te dice cual es su casa”.

Los gallos en metal son de los Rodríguez, de La Azulita. Una puerta vieja con una pintura de Bolìvar en un avión espacial, es de Gilber Balza, pintor de Mucuchíes. Mayela Vielma pinta multitudes y también botellas. Piezas tipo mosaico, con cerámica esmaltada son de Edith Cacho Souza, de Caja Seca. Otros nombres son Natalia Villafañe, Jimena Carvallo con cerámica utilitaria y decorativa, Omar Serrada con pintura y Félix Mendoza, tallista de Timotes.

Allí mismo funciona un restaurante que abre sólo en temporada alta o por reservaciones de grupos grandes. Combinan comida tradicional andina y gourmet, ofrecen truchas, pisca andina, sopa de arvejas, entre otros. La pintura de Francisco Itriago, quien es socio de Casa del Páramo, decora las mesas. La tienda está abierta todo el año, desde las 8 am. hasta 6 pm., también venden mermeladas, vinos de mora y ponches andinos. Telf. (0274) 888-01-32.

 

OTROS EN LA VÍA

Mucusutuy es una casa que queda en la calle principal de Mucuchíes. Hasta hace unos meses tuvo una conmovedora exposición de los talleres de fotografía digital para niños, de la cooperativa de fotografía Ancla2 (www.ancla2.com). Ahora hasta el 15 de octubre están con el II Salón Municipal de arte, una muestra en homenaje a preservadores de la papa nativa: Ramón Hernández, Idulfo Pérez y Bernabé Torres, a propósito de que este 2008 es el año internacional de la papa. Comparte espacio con Artesanías La Chamarra y un nuevo restaurante.

Otra casa para visitar que queda en la vía de Mucuchíes a Santo Domingo, en el sector el Baho, es el taller de Guido García, quien es escultor y trabaja la madera de modos muy creativos, también tiene venta de otros artesanos. Una casa llamativa de construcción tradicional, con ventanales y rodeada de calas. Telf. (0416) 7740038.


TESTIMONIO
Yovanny Gil. “Nuestra idea es promocionar a los artesanos. En lo posible damos información de cada uno, hay gente que quiere ir directo al taller y nosotros los guiamos hasta el artesano” .


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 28 septiembre de 2008)

 

 





Fotografías:
Álvaro Hernández
Angola.

 

    

21 septiembre 2008   

MÉRIDA TIENE FACHADA DE LÍNEAS PURAS ALTERADA POR REJAS,
COMO TODO EN EL PAÍS, PERO CONSERVA ORIGINALIDAD

El mercado Periférico tiene encanto

Entre personajes y recovecos que son expresión de patrimonio.
Fruterías, pescaderías, carnicerías y cafetines con sabor local.

"Siempre he vendido hierbas, así crié a mis 4 hijos a punta de vender ramas aromáticas" cuenta Eduviguis Angulo. "Este le sirve, es manrrubio, es bueno para la tensión alta, el colesterol, triglicéridos y ácido úrico, no le eche mucho porque es amargo, cuesta 2 bolívares" le responde a la consulta de una inquieta cliente. Tiene 45 años vendiendo en las escalinatas de la entrada del mercado y advierte "Sólo recomiendo si entiendo el mal y he oído para qué sirve, sino digo no sé".
  
      Eduviguis Angulo adorna la entrada, rodeada de romero, albahaca, ruda, geranio,
      manzanilla, hinojo, toronjil y demás hierbas.
Fotografía: Irma Naranjo.

Un pasillo repleto de cestas, cabuyas, trenzas, esterillas y entre ellas, ollas, materos y también imágenes religiosas es otro puesto emblemático de este mercado. "Tengo 50 años trabajando aquí, primero vendía verduras, luego granos, especies, frutas hasta que me cambié a esto que no se bota, no se pudre, ni se encoje. De vivir mil años más, estaría mil años más aquí", cuenta su historia de vida Rafael Rondón.
 

"Parece mentira pero la petaquería (cestas) es lo que más vendo. La traen de Pueblos del Sur, hechas con carruzo, caña brava, bejuco negro, pero la guardia nacional les prohibe hacerlas.” Un caso más de falta de planes de manejo para enseñar el aprovechamiento de fibras naturales, sin agotar los recursos puede estar acabando con una tradición artesanal.

"Este San Benito lo tiene aquí en el mercado mi mamá, lo celebramos con misa, procesión y echamos voladores." cuenta con orgullo Rafaela Márquez y agrega, "tenemos condimentos, víveres, frutas, también las muñecas de trapo, las propias criollitas, las hace una señora de Pueblo Nuevo del Sur y las alpargatas las traen de Lagunillas". Es uno de los mercados que hizo Pérez Jimenez, de los más antiguos de la ciudad, pero no se refleja en los mapas".

Bodegón Don Emilio tiene también tradición lo heredó Miguel Contreras hace 4 años. Hacemos las vitaminas –bebida dulce con leche- con una de las recetas más famosas de Mérida, también tenemos pastelitos, que se venden aquí desde hace 37 años, todas las mañanas a las 6.30 nos traen la cajita, los hacen en El Vallecito.

Cuando vuelva a visitar la capital merideña y visite el concurrido y moderno mercado Principal, recuerde que a escasas 6 cuadras de allí, por la avenida 3, también puede conocer este rincón que resguarda color local.
 


GENERACIÓN DE RELEVO

José E. Osorio. "La frutería era de mi abuelo, yo ayudaba desde chamito, soy de la nueva generación. Este mercado es el más tradicional, pero le falta estacionamiento".

Miguel Contreras.
"Tenemos el picante del páramo, dulces de cidra, morones, templones y levantón. Ahora hay como 12 restaurancitos con comida popular a 12 mil."

Rafaela Márquez.
"Mi mamá tiene en este puesto 38 años. Estamos de lunes a lunes, de 7 a 5pm, y mediodía los domingos. Las alpargatas cuestan 10 y las muñecas 25. "




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 21 septiembre de 2008)

 

 


Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

14 septiembre 2008   

MÉRIDA DESDE HACE 8 AÑOS SON ANFITRIONES DE
LAS COPAS DE LOS ÁRBOLES, EN EL JARDÍN BOTÁNICO

Entre senderos aéreos para trepar y divertirse

Una actividad poco conocida en el país para "monear" entre las ramas.

Una actividad que permite estar en el dosel del bosque, justamente el área más alta donde converge la mayor diversidad de vida animal y vegetal. A alturas aproximadas de 12 metros, en un entramado de guayas, pequeños puentes y plataformas están encaramados los muchachos de Senderos Aéreos, recibiendo visitantes que disfrutan de retar la altura en medio de bosque y de la vista aérea desde la copa de los árboles.
  
      Un circuito de seis plataformas, disfrute y adrenalina desde el dosel del bosque.
      Se ofrecen además para recolección de muestras botánicas, cursos de manejo de
      cuerdas y poda de árboles.
Fotografía: Irma Naranjo.

"Llegan niños desde 2 años y medio hasta los 99 años de edad", cuenta Daniel, guía en tierra que cuida la logística de un árbol a otro. Retomar el espíritu de niños para perder miedos es sabio ejemplo. Son los más pequeños quienes fluyen con más naturalidad al caminar sobre la delgada cuerda que enlaza árboles, treparse por la malla, pasar puentes colgantes y lanzarse al vacío en tirolinas. Claro está, siempre con un arnés y sujetos a cuerdas de seguridad.
 

Siempre tenemos dos opciones en cada paso, una más sencilla, y si los niños no pueden subir la escalera tenemos una polea de tracción, explica Daniel.

¡Bien Valentina! ¡Dale, bravo! grita una madre a su hijita de 6 años y comenta: "Hemos venido varias veces, desde hace 2 años. Yo sé que esto tiene mucha seguridad, mis hijos son pequeños, pero esta gente es confiable, sino no los traería".

"Caminar por la soga fue lo más extremo, todo chévere, magnífico el trato de los muchachos, transmiten seguridad" cuenta Carlos Rodríguez, al bajar del circuito, en la primera vez que se atrevió a hacer un deporte de riesgo, que sólo había visto en revistas. Daniel Delisi: "Es excelente, ojalá y lo pudiera hacer con más frecuencia, vengo de Caracas". Y, a propósito, comentan los chamos de Senderos Aéreos una novedad para los habitantes de la capital del país: "Dentro de 20 días estará listo un sendero parecido en Los Venados, en el Parque Nacional El Ávila y el proyecto es extenderlo por todos los parques nacionales".

El sector de bosque donde están es de bucares y fresnos. Jorge Cuervo, uno de los fundadores de esta actividad en Mérida, explica que "las barbas de palo son bromelias, no son parásitas y que estén presentes es un indicador de pureza en el ambiente".  
 

HABLAN DESDE LO ALTO
Jorge Cuervo. Guía. "Funciona con el menor impacto posible, está armado sin clavar nada al árbol, el árbol está vivo".

Astrid Sosa. Visitante.
"Al pasar la cuerda recordé mis clases de arquitectura, para encontrar el punto cero fuerza".


TOME NOTA
Grupo Senderos Aéreos ofrece sus servicios en el Jardín Botánico de Mérida, ubicado en la Hechicera. Trabajan fines de semana de 10 am. a 5 pm. y en temporadas vacacionales todos los días. Hacen planes vacacionales.

Recomiendan ropa deportiva larga y repelente para zancudos. Telfs: (0414) 7005312, (0414) 7419435.
Página Web:
www.senderosaereos.com.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 14 septiembre de 2008)

 

 


Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

07 septiembre 2008   

MÉRIDA UNA VISITA PARA PERCIBIR LA DIFERENCIA EN
LOS DELICADOS  Y AUTÉNTICOS MANJARES DE ARTESANOS

Una cuadra de dulce sabor andino

Sencillas ventas invitan a apreciar lo familiar y lo criollo. Sobreviven hasta quintas generaciones de esta tradición.

Por la avenida 2, luego de la calle 11, comienzan a asomarse sencillísimas ventas en casas que resguardan tradición en dulcería andina. “Mamá comenzó desde hace 40 años con la vitrinita para vender brillantes, confites, higos, siempre aquí dentro de la casa. Estamos aquí todo el tiempo”, cuenta Miriam Pacheco, quien se mantiene fiel a la venta de la producción de familiares y vecinos.
  
   La cuadra dulcera, frente a la placita Charles Chaplin. Leche, azúcar y un poco de color
   son expresión de la dulzura andina.
Fotografía: Irma Naranjo.

“Los más antiguos son los confites y los abrillantados. El abrillantado es el que más viene la gente a comprar,” cuenta Jesús Uzcátegui de Nieve de los Andes, un negocio que abre sólo en temporadas vacacionales. “Los hacía mi papá que está retirado por enfermedad, ahora viene en temporadas un señor de los Pueblos del Sur, quien tiene el punto para hacer los dulces. Por ahí usan otros ingredientes, nosotros no usamos maicena, ni harinas, nos gusta vender lo que hacemos, para responsabilizarnos por la calidad”.

“Hacemos pero ya no mucho porque mi esposo Antonio Pacheco está enfermo, es una tradición que vino de su padre, José del Carmen Pacheco y de la madre de él, hacían de higos, toronja, cidra. También le compramos a una prima, es un trabajo pesado.” Comenta Carmen de la dulcería La Especial, “Se venden bien, el abrillantado y los higos, también la cidra porque es bien típico.”


La Dulcería -así, a secas, es el nombre que exhibe en la calle- es una de las más emblemáticas y activas actualmente, queda al frente de la placita Charles Chaplin. Tiene casi 50 años y es atendida por tres generaciones: Maura Pacheco, Maura Ramírez y sus hijos Jean Paul y José Luis Méndez.

Maura Ramírez cuenta que comenzó hace 30 años ayudando “a envolver higos, que siempre han sido la especialidad de mi mamá, cubiertos, pelados, la cidra y la toronja, luego aprendió a hacer los brillantes y de leche.”

“El teleférico nos dañó la temporada pero tenemos clientela. Nosotros vendemos directo, por ahí hay muchas ofertas y precios que dañan la imagen de los dulces. Mi abuela tiene 68 años, le encanta ir al páramo y baja los higos directo de las matas”, explican casi a dúo Maura y su hijo Jean Paul, de 19 años de edad. En los dulces de leche de esta familia se aprecia delicadeza y hasta se saborea el cariño que les ponen.
 

LA CALLE DE LOS DULCES

Nieve de los Andes. Únicos en la cuadra que hacen confites, unos curiosos dulces que tiene aspecto similar a una cotufa, hechos de azúcar y una semilla de cilantro en el centro. Telf. (0274) 252-26-46.

Dulcería La Primera.
Venta de la familia Pachecho Moreno, al detal y por encargos para fiestas. Dulcería La Especial es bodega y ofrecen también dulces criollos. También están: El Manjar que no está productivo actualmente y El Abuelo con variedad y de producción industrial.

Néctar de los Andes.
Nombre que rescatará la “Dulcería”, frente a la placita Chaplin, recibe encargos, pone laboriosidad y cariño que da sabor a cada trocito de dulce. Telfs. (0274) 252-79-63 (0416) 5792504.


HABLA EL RELEVO
Jean Paul Méndez, de Néctar de los Andes. “Estos llevan tradición, han pasado de generación en generación. La mayoría ahora son industriales y son puro negocio, nosotros conservamos calidad y sabor casero. Aquí en la cuadra nos ayudamos entre todos”.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 07 septiembre de 2008)

 

 




Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

31 agosto 2008   

SUCRE POR LA VÍA DEL PILAR A GÜIRIA, A UNOS 15 KILÓMETROS
DE TUNAPUY, VECINO AL PARQUE NACIONAL TURUÉPANO

Alternativas cercanas a Sabanas de Venturini

Instalaciones y servicios turísticos creados con visión conservacionista.

Un vivero especializado en palmas, fue punto de parada curioso, vía los campamentos turísticos al sur de Paria. De allí un centro ambiental, una posada con aguas termales y un campamento con vista a planicies cenagosas. Instalaciones que tienen en común el turismo de naturaleza y que fueron creadas por Wilfried Merle, alemán radicado en Paria, que aplicó un estilo de construcción adaptado al trópico.
  
       Alfredo Cabrera nació en los arroyos del Pilar, “tenemos palmas curiosas, árboles
       maderables y trinitarias”.
Fotografía: Irma Naranjo.

Alfredo Cabrera cuenta sus inicios hace15 años en el vivero: “No tuve ningún estudio, al comienzo no sabíamos el valor de esto. Ahora es visitado por muchos estudiantes, de universidades, también de liceos. Llegamos a tener 120 variedades de palmas. El señor Merle nos trajo un libro de palmas y aquí empezamos a competir para aprendernos nombres, el origen de cada palma, altura, utilidad, así llegó un momento en que nos gustó saber y poder enseñar a otros”.

“Tenemos varios tipos de cayena y bebederos para los tucusitos. Por aquí no hay muchas fuentes de trabajo, es un lugar pobre. Ahorita tenemos 2500 plantas de trinitarias, de seis colores diferentes.” Explica Alfredo en el vivero de la Fundación Merle, a pocos metros está el centro ambiental, que creó hace dos años la misma institución. Las instalaciones muestran sistemas alternativos de reducción de energía y de construcción.

En el campamento Aguasana hay pozas de aguas termomi-nerales, revestidas de piedra y cemento, algunas permiten sumergirse, otras sacar un poco de barro caliente y ponerlo sobre la piel. Para tener una idea, está la poza llamada Caribe con 95 cm de profundidad y 43°C, Altamar con 55 cm y 40°C, Pariana con 70 cm y 37°C.

“Me encanta el clima y la vista desde aquí de las Sabanas de Venturini, todo inundado, es diferente a lo que se ve en el pueblo y en la ciudad, aquí es muy puro”, cuenta Alvis Bello, quien trabaja para el Campamento Río de Agua, vecino a la finca de cría de búfalos, que vende carne y lácteos.
 



HABLA UN AMBIENTALISTA
Pedro Molina, director Centro Ambiental Fundación Merle.
“Para hablar de ecoturismo en Paria hay que ver la salud social, para que sea real hay que atender la inseguridad, niños en pobreza, caza de animales y tala de bosques.”


Turismo y naturaleza

La Fundación Thomas Merle tiene la sede en Carúpano,.
Telfs. (0294) 331.38.47-331.11.70.
Web: www.fundacionthomasmerle.org.ve.

El Campamento Aguasana es de sencillas instalaciones, que aprovechan de modo inteligente ventilación natural y ventanales para integrarse al entorno de jardines, son cuatro habitaciones: acacia, ceiba, apamate y bucare. El Campamento Río de Agua utiliza paneles solares para generar electricidad y el menú es a base de búfalo, ahora pertenece al grupo Little Secrets, el alojamiento es en 10 pequeñas churuatas.
Telf (0294) 332.29.15, 331.94.94.
Web:
www.littlesecrets.com.ve.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 31 agosto de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

24 agosto 2008   

SUCRE SE PUEDEN ORGANIZAR SALIDAS HACIA ENSENADAS
EXUBERANTES DEL PARQUE NACIONAL PENÍNSULA DE PARIA

De San Juan de Las Galdonas a Santa Isabel

Destinos que recomendamos visitar siempre en compañía de un guía local.


San Juan de Las Galdonas es el pueblo donde se termina la carretera de la costa noreste de Paria. Una pequeña plaza que destaca por altísimas palmeras, unas cuatro posadas, pocas casas de pobladores y no más que una extensa bahía con cocoteros y playa Barlovento. Para algunos el atractivo mayor es tomar lanchas para visitar otras costas y conocer la exuberancia de vegetación de Paria en: Santa Isabel, Mejillones, Pargo, San Francisco de Uquire, etc.

En temporadas bajas los servicios de alimentación hay que contratarlos en las mismas posadas, pues no hay muchas ofertas de servicios, destaca una fábrica de hielo que construyen contratistas de China y una carpintería de ribera –donde se ven las estructuras y el arte de construir barcos- en plena playa. Al final del día el regalo de la naturaleza generalmente es un colorido atardecer.
  
   La extensa bahía de San Juan de Las Galdonas hay que recorrerla con precaución fuera
   de las temporadas vacacionales.
Fotografía: Irma Naranjo.

Clemente Aliendre, conocido como Botuto, es un docente retirado, pescador marino, que se dedica a recibir turistas y hacer planes de viajes como operador por las costas. Tiene su pequeña licorería en San Juan de Las Galdonas –que es lugar fijo para contratarlo- aunque también en las posadas ofrecen sus servicios y se encargan de ubicarlo.

"El viaje más común que hago es a Santa Isabel, pasamos por Playa La Negra, comemos en el restaurancito de la señora Cucha. El viaje es un espectáculo, para turistas aventureros, combinamos con el mar, caminatas por hacienda de cacao, río, te lanzas a una poza y todo rodeado de vegetación exuberante. Salimos en nuestros peñeros con toldos, cojines, chalecos salvavidas y equipo para hacer snorkell."


Botuto comenta su percepción como lugareño y conocedor del fondo marino como buzo: "todo lo que es progreso parece dañino. He visto los peces descontrolados por ruidos, que parecen de taladros. Creo que tiene que ver con los proyectos petroleros, que por aquí rompen la montaña en el Parque Nacional Península de Paria. Es un trabajo que está en inicios, pero me pregunto para quién será el beneficio dentro de diez años, ¿será para los pescadores?".

Este operador acepta conversar sobre temas que evitan e incomodan los prestadores de servicios turísticos. "A mi me interesa que esto se llene de gente, pero si no digo la verdad nos afectamos todos, lamentablemente en Europa estamos considerados como zona roja. La inseguridad como en todas partes nos trae problemas, sin embargo desde aquí salimos en paseos por playas de vegetación única y nos va bien. Aguas cristalinas, selva densa, son espectaculares de verdad". Una propuesta que este lugareño vende con real entusiasmo.
 

HABLA UN LUGAREÑO
Clemente Aliendre (Botuto). Operador turístico.
"Salimos en botes, preparamos comida exquisita. Aguas cristalinas y selva densa, de verdad son exuberantes y espectaculares".


TOME NOTA

Posada Las Tres Carabelas, la primera posada en abrir en el pueblo, queda en la calle principal, frente al mar, tiene 11 habitaciones. Telf (0294) 511.27.29.

Hotel Playa Galdonas
, de cinco pisos, lo maneja el grupo Little Secrets, que además tiene otros hoteles y campamentos en la zona y opera desde Carúpano, Telf (0294) 332.29.15, 331.94.94, www.littlesecrets.com.ve.

Posada Hábitat Paria
, está a orilla de la Playa Barlovento, frente al mar, tiene 12 habitaciones, Telf (0294) 511.95.71.
Clemente Aliendre Botuto, hace paseos desde hace unos 15 años desde San Juan de las Galdonas. Hasta Santa María llevan unas dos horas en lancha y para Uquire recomienda mínimo dos días y una noche. También hace contactos para la nueva posada Villa Paraiso. Telfs. (0416) 597.72.73, (0294) 511.16.80.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 24 agosto de 2008)

 

 




Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

17 agosto 2008   

SUCRE UNA VISITA QUE INTEGRA: FINCA CACAOTERA, FÁBRICA
SEMIARTESANAL, EXPOSICIÓN, DEGUSTACIÓN Y TIENDA

Paria sabe a chocolate y tiene su museo

Hacen visitas guiadas, dan talleres a artesanos y desean difundir lo pariano.

Desde abril de este año existe el Museo del Cacao en Chacaracual, en la antigua hacienda Bukare, ubicada a unas dos horas por carretera, desde Río Caribe. Se trata de una propuesta innovadora, sencilla y cálida. Una pequeña exhibición, con pendones que muestran investigación histórica, proyección de un video con mucho sabor local y un espacio para la degustación y la venta.
  
  “Cristiane Thonon: la idea es lograr una ruta del cacao donde nosotros seamos sólo
   un punto de ella”.
Fotografía: Irma Naranjo.

La visita guiada comienza en la finca, detrás del museo. Un asombro descubrir las diminutas flores, ver los frutos –llamados maracas- y conocer las tres variantes de cacao. En una corta caminata comienza uno a internarse en el real mundo cacaotero, para descubrir cuanta vida resguardan estas plantaciones y el trabajo previo que hay detrás de una barra de chocolate.


“El llamado cacao criollo es rojizo tiene los surcos unidos, la piel lisa, el forastero es verde de surcos más amplios y rugoso, y el trinitario es amarillo”, cuenta Silvia Urbáez, guía del museo.

“España durante la colonia vio con ojos de pecado el consumo excesivo de chocolate y lo reglamentó a una taza semanal, para no exacerbar la líbido, ni otros humores. De más está decir que reyes y reinas gozaban un nuevo mundo consumiendo el chocolate...” Se lee en uno de los pendones del museo. Y como dato revelador: “cultivado o silvestre, lo cierto es que el cacao es Americano, muy probablemente de la cuenca Amazónica, pues es donde se da mayor variedad genética de la planta y esto es según los especialistas, un fuerte indicador de su cuna.”

“Según cifras, en 2007 se alcanzó el récord de 30 mil toneladas producidas en el país, 9 mil fueron del estado Sucre, como el primer productor”, cuenta Cristiane Thonon, anfitriona y gerente de producción y promoción.

En la fábrica semiartesanal, temperaturas y proporciones juegan para crear tabletas de chocolate de leche y variantes: 50, 60, 70 y 100%. Y una nueva línea que es exquisita: el tres especias (canela, clavos y nuez moscada) y el de semillas de auyama. Son hechos con azúcar lavada y no contienen lecitina, ni vainillina. Y para intensificar el espíritu pariano: los coloridos empaques, ideales para obsequiar a Paria y a Venezuela en una barra de chocolate.

“Una producción que no necesita devastar grandes áreas, al contrario requiere equilibrio de la naturaleza alrededor...” cuenta el video. Un sabor de tradición orgánica y una visita que endulza el paladar con cacao y chocolate parianos.
 


DATOS CACAOTEROS

La posada de Hacienda Bucare
ofrece alojamiento en una sencilla y acogedora casona, también venden crema de cacao, bombones y ricos chocolates. Telf. (0294) 416.36.78.

El Museo del Cacao de Chocolates Paria
abre de lunes a lunes, de 9am a 4:30 pm. La entrada es libre y las visitas guiadas cuestan Bs. 15. Los productos se consiguen en algunas posadas parianas y también en panaderías, pastelerías y tiendas de especialidades en Caracas, en aeropuertos y próximamente estarán en Maturín, Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar. Contactos: (0294) 511.27.40, (0416) 680.52.14. www.chocolatesparia.com.

Posada Cacao Bambusal, queda en la zona, vìa Playa Medina. Tienen 12 habitaciones, restaurante y comida para llevar, también procesan subproductos del cacao. Contactos: (0294) 414.96.04, posadabambusal@gmail.com.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 17 agosto de 2008)

 

 


Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

10 agosto 2008   

SUCRE AUNQUE NO HAY MUCHAS COMODIDADES Y SE CORREN RIESGOS
ES UN DESTINO ÚNICO PARA ADMIRAR ESTAS ESPECIES (Y II)

Conservación de tortugas marinas en Paria

Iniciativas que carecen de recursos pero están abiertas a orientar a visitantes.

La tortuga cardón (Dermochelys coriácea) luego de depositar los huevos y tapar el hoyo, comenzó a mover su cuerpo de casi 300 kilos y a lanzar al aire muchísima arena. Era difícil comprender qué hacía, explican los biólogos voluntarios del programa de conservación, que desaparecía sus huellas para despistar el lugar del nido. A medianoche culminó su sabio trabajo de anidación.

Como fue asistida por el trabajo de conservación, los huevos fueron retirados mientras desovaba y llevados al vivero, un área de playa cercada donde se replica el hoyo y se resguardan los nidos que contienen entre 80 y 100 huevos, de cada desove.
  
  “Pienso que no hay que ser biólogo para enamorarse de la vida animal” Laura Romero,
   tesista de biología marina.
Fotografía: cortesía de Soraya Catalina Ospina.

Luego de 60 días. Comienza la otra fase emocionante: la eclosión. Los tortuguillos se esfuerzan para abrirse paso entre la arena y salir a la superficie. Según las estadísticas, un 40 por ciento de los huevos depositados logran dar crías. Verlos incorporarse al mar es alentador. De allí los que sobrevivan, al cabo de 20 ó 25 años, lograrán continuar el ciclo reproductivo.

Han verificado que las tortugas marinas marcadas en Paria han llegado hasta Trinidad. Se sabe, por ejemplo, que la especie cardón es una viajera capaz de navegar hasta 10 mil kilómetros para anidar. Vive en áreas tropicales y en aguas frías de Canadá y Europa.


Según explica el Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas (Citmar) la península de Paria es el área continental más importante de Venezuela para la anidación de tortugas marinas. Allí desovan cuatro de las cinco especies presentes en el país: tortuga cardón (Dermochelys coriácea), entre marzo y julio; tortuga blanca o verde (Chelonia mydas), entre julio y agosto; tortuga carey o parape (Eretmochelys imbricata), entre julio y agosto; tortuga cabezona (Caretta caretta), entre mayo y agosto.

Este año en playa Barlovento de San Juan de las Galdonas Juan Carlos Figuera ha registrado la llegada de 102 tortugas para desove, todavía hay 30 nidos y han liberado 5.127 tortuguillos. A Cipara este año llegaron 45 nuevas hembras y a Querepare 79, estiman que la temporada de desove cerrará con más de 7000 crías.



HABLA LA GENTE
Teresa Morín. Pobladora de Querepare.
“En mi casita puede comer la gente, me gusta hacerles un pancito, pescadito frito y podría alojar a una pareja.”

Isa Torres. Turista.
“Antes las vi en Costa Rica, aquí fue una experiencia más real, allá es una actividad muy masificada, no puedes estar tan cerca.”



PARA VISITAS

En playa Querepare hay un caserío donde queda la sede en campo de Citmar, es una casa rural con las mínimas condiciones para operar, que recibe al voluntariado, tienen limitaciones de agua potable y con frecuencia de electricidad. Entre sus metas está crear conciencia y operatividad para el turismo ligado a la conservación. Queda a unas 3 horas de Río Caribe, para mayores señas de cómo visitarlos contacte a la bióloga Hedelvy Guada. Teléfono: (0414) 2496326
E-mail: hjguada@gmail.com
Web Site: www.tortuadopcion.com.

En playa Barlovento de San Juan de Las Galdonas
también es posible visitar el vivero, conocer a Juan Carlos Figuera, quien como persona natural es guardián de las tortugas, recibe pequeñas colaboraciones de turistas y, de manera más empírica, puede guiar visitas, en San Juan hay varias posadas.
Para información contacte a Figuera.
Teléfonos: (0294) 511-69-59  y  (0416) 280-04-93.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 10 agosto de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

03 agosto 2008   

SUCRE EN PARIA SE INTERESAN EN INVOLUCRAR AL TURISMO
EN LA CONSERVACIÓN DE ESTAS ESPECIES EN EXTINCIÓN (I)

Ver tortugas marinas madres

Dos playas son cuidadas por una ONG ambiental y otra por un voluntario local.

Mirar tortugas cardón (Dermochelys coriácea) que llegan a medianoche a una playa de la Península de Paria, movidas por su función natural de reproducirse, de ser madres, es una experiencia que genera reverencia por la vida animal.

Sólo en las noches, entre julio y septiembre, llegan para la anidación, a partir de los 20 años de edad aproximadamente. Siempre de noche, guiadas por la sabiduría de hallar lugares sin gente y sin mayores riesgos para ellas y para el desove.

11 de la noche.
De entre las olas se asoma un cuerpo oscuro. Comienza su dificultoso desplazamiento por la arena con las aletas delanteras, para mover los casi 2 metros de longitud y los más de 300 kilos de peso. Busca un lugar cercano a las plantas mueve arena hasta que encuentra acomodo. Siempre cautelosa, en esa fase, por presencia humana podría huir despavorida al mar.
  
     Es realmente excepcional que una tortuga se acerque a desovar de día, como en
     este caso, al lado la bióloga marina Ana María Vásquez, en la playa Querepare.
    
Fotografía: cortesía de Soraya Catalina Ospina.

Los visitantes para observación, permanecemos ocultos, sin linternas, sin hablar, siguiendo las directrices de quienes manejan proyectos de investigación y protección de tortugas marinas en Paria.

Luego se fija con las aletas delanteras y con sincronía y precisión alterna las aletas traseras para cavar un hoyo perfecto, de unos 70 centímetros de profundidad, unos treinta de diámetro.

El silencio nos mantiene concentrados. Comienza a expulsar sus huevos. Allí está en trance, nada la perturba, es el momento más delicado y donde estas grandes madres son más vulnerables. Es el momento en que los depredadores de tortugas aprovechan para voltearlas, matarlas para comerlas y quitarle sus huevos.

Una historia que ha cambiado en tres playas de la Península de Paria: Querepare, Cipara y Barlovento de San Juan de las Galdonas, donde, por ley, por esfuerzo, donaciones y abnegación de biólogos, estudiantes y población local sensibilizada se incentiva la protección de esta especie.

La próxima semana conoceremos más sobre la anidación de tortugas marinas en Paria, la cantidad de tortuguillos liberados y cómo contribuir y hasta organizar una visita.


PARA CONTRIBUIR

Hedelvy Guada
es la bióloga fundadora de Citmar, la ONG que desarrolla trabajos de investigación y conservación de tortugas en Paria desde 1999. En www.tortuadopcion.com se puede conocer más y ver las maneras de contribuir; evaluan el proyecto por falta de recursos. Telf. (0414) 249.63.26, aguada@gmail.com.

Juan Carlos Figuera
es nativo de San Juan de Las Galdonas, cuidador de las tortugas y ha logrado sensibilizar a muchos de sus vecinos que antes las comían o sacaban los huevos. Tomó un taller y lleva su propio conteo del que tiene archivado sus registros desde hace tres años. Sus teléfonos: (0294) 511-69-59 y (0416) 280-04-93.


HABLAN LOS GUARDIANES VOLUNTARIOS

Ana M. Vásquez. Bióloga de Citmar.
“Antes visité en Costa Rica un parque nacional con anidación de tortugas y turismo”.

Laura Romero. Tesista.
“La pasión nos incentiva, en la madrugada estamos agotados pero la prioridad es salvar la especie”.

Juan Carlos Figuera. Guardián.
“Yo las cuido todas las noches con ayuda de tres amigos desde que supe que era un animal en extinción”.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 03 agosto de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

27 julio 2008   

MÉRIDA DESDE EL VALLE, UN CORTO PASEO QUE CONDUCE HASTA LA
ENTRADA DEL PARQUE NACIONAL, EN LA CORDILLERA ANDINA (y II)

Por los predios de La Culata

Seguimos por una carretera que conserva solaz, entre posadas, ventas y restaurantes.

Inmediatamente después del sector los Camellones -dejando a la derecha la entrada discreta del vivero granja San Javier- le siguen del lado izquierdo los galpones de los famosos tallistas Erazo, una interesante visita para conversar con una familia talentosa.

Luego, en la vía, aparecen cabañas y ventas, algunas apiñadas en el sector El Arado. Y por el camino la propuesta es similar: pastelitos con carne, champiñones o trucha, licores de mora que hacen llamar vinos, calentaíto, pizca, truchas, chicha, fresas con crema, mermeladas, gorros, mantas, potes de barro, tomates deshidratados, queso ahumado. Algunos verdaderos productos artesanales y otros industrializados.
  
     Cultivos y potreros de ganado rodean la carretera antes de los límites del
     Parque Nacional Sierra de La Culata.
Fotografía: Irma Naranjo.

Más arriba se asoma el Arca de José, construida con materiales de desecho de aserraderos, una propuesta ecológica a decir de su dueño José Rondón. “Somos una casa que le llamamos posada. Recibimos gente que se vuelve amiga, mi casa es lo que se titula una vivienda productiva. Soy nieto e hijo de constructor campesino. Tengo 30 años en este sector y 92 años de edad”.

Mis encantos es una opción para comer, entre mesitas y tolditos; también le llaman el rincón de los colibríes, pues plantaron flores para atraerlos. Luz Marina Ramírez atiende el lugar junto a su familia y disfruta de recitar sus poemas a los clientes. “Oh Dios que bella es la vida. Que bella es la vida, cuando podemos oír los pájaros cantar, los árboles crecer, los niños reír”.

Donde termina la vía para vehículos livianos están los arrieros, que prestan sus servicios desde hace 11 años. José Luis Plaza es uno de los 18 baquianos, comenzó como arriero a los 8 años de edad y se dedica, además, a sembrar.



HABLAN LOS LUGAREÑOS

Luz Ramírez.
“Tenemos el mejor hervido criollo de Mérida, con pollos picatierra y el jugo es con fresas sin químicos”.

Henry Sánchez.Arriero.
“Hacia Pan de Azúcar se ven frailejones floreados, los picos más altos, hace frío, como 6 °C”.



EN LA VÍA

Café Nature. Sólo para quienes visitan el Valle un domingo por la tarde en el sector Los Pinos. Es en el jardín de una quinta familiar, que abre de 1 a 5pm, para vender sus propias tortas, galletas exquisitas e infusiones variadas y también un recetario de postres hecho por su dueña la señora Carmen Maharaj. El ambiente del café es de completo relax. “El Valle es un lugar mágico, hay que conservarlo. Mi recetario es de postres de montaña. Trabajamos con frutas de la temporada, usamos mantequilla, no margarina, porque es dañina y la harina es de molino de piedra. Pienso que con cariño todo sale bien.” También venden los panes de Eva, una vecina que tiene su producción casera, con harina criolla, masa madre, sin conservadores, ni levadura, deliciosos. Telf. (0274) 416-03-85.


El arca de José.
Tienen alojamiento hasta para 30 personas y ofrecen comida por encargo. Telfs. (0414) 720-27-59 (0274) 417-88-35. www.elarcadejose.org.

Arrieros.
Las rutas de un sólo día son: Valle El Muerto, Los Refugios, Pan de Azúcar, que está a 4620 m.s.n.m. Si el cliente pide ofrecen acampada. Para esta temporada alta trabajan todos los días. Telfs. (0426) 871-71-81, (0416) 047-19-46.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 27 julio de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

20 julio 2008   

MÉRIDA EN LOS PREDIOS DE SIERRA DE LA CULATA,
UN PARQUE NACIONAL QUE SE ELEVA DESDE 400 HASTA 4.737 M.S.N.M. (I)

Apacible paseo por El Valle

Allí la carretera es parte del disfrute, para alejarse de la urbe y apreciar vida natural.

Si está por ciudad de Mérida esta temporada de vacaciones no deje de escaparse un rato a El Valle. En la entrada a la ciudad, por donde llaman la Vuelta de Lola, está la intersección para tomar la vía que tiene sólo unos 30 kilómetros de largo y es acceso carretero al Parque Nacional Sierra de La Culata.
  
     Una pequeña laguna, en San Javier del Valle, es un punto de interés en la ruta.
   
 Fotografía: Irma Naranjo.

Ventas de pastelitos, casas donde cosen y reparan ropa, bodegas, están a orilla de carretera. Más adelante la vegetación húmeda anuncia un área especial, resguardada por decreto desde 1986, la zona protectora del Río Mucujún, principal fuente de agua de Mérida. De allí, la entrada a San Javier del Valle, donde una pequeña laguna es remanso de paz. Los fines de semana suele ser visitada para el trote y la contemplación, la recomendación es no dar alimentos a los gansos, lamentablemente allí es común que los visitantes los atiborren de comida.


En las instalaciones conviven varios usos: un centro para retiros espirituales, la escuela-granja de Fe y Alegría, un campamento privado llamado Camping Mérida y una hospedería que lamentablemente dejó su uso turístico y está tomada como sede de Pdvsa.

Desde la laguna las vistas son de postal, el merodeo de las nubes a veces asoma los picos nevados del Sierra Nevada. La entrada es gratuita, el horario de 6am a 5pm.

A apenas un kilómetro de allí está la granja-vivero San Javier. Un rincón donde desde hace 15 años los esposos Holanda Moreno y Rüdiger Von Kamen han construido su sueño de tener una pequeña granja orgánica. De allí en adelante se consiguen variadas ofertas de alojamiento -que hay que consultar en las guías-, comida de la zona y ventas de souvenirs.

La semana próxima continuaremos por está vía hasta la entrada del Parque Nacional Páramo de La Culata.



EN LA VÍA

Granja-vivero San Javier. Vende plantas ornamentales, pocos frutales y muchísimas flores. Allí mismo toda la semana atienden un pequeño local donde se consiguen desde huevos criollos de sus propias gallinas, leche fresca, yogures caseros, queso fresco con hierbas, queso madurado, dulce de leche, hierbas aromáticas, mermeladas de frutas de la temporada, sin aditivos químicos y exquisiteces artesanales de productores merideños. (0274) 244-02-66.

Camping Mérida.
Tiene 23 años recibiendo grupos de todas las edades. Las instalaciones son sencillas, sin pretensiones, pero limpias, en una habitación pueden dormir hasta 32 personas. Se adaptan a los requerimientos de los grupos con una tendencia hacia lo formativo, educativo y recreacional. Telfs. (0274) 271-11-37, (0414) 374-39-84.



HABLAN LAS LUGAREÑAS

Holanda Moreno.
Granja San Javier.
“Suma tranquilidad y naturaleza para rato fue lo que me ganó desde que llegué a El Valle. Es hermoso, la vista que tienes todo el tiempo de esos picos.”

Asia Brett.
Camping Mérida.
“Por ejemplo la temporada pasada la dedicamos al páramo, que es un ser vivo, a expresar la cultura, por qué la gente de aquí camina lento, cómo se expresa.”



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 20 julio de 2008)

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

13 julio 2008   

MÉRIDA UNA ALDEA DEL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA QUE
RECIBE VISITAS RESPETUOSAS DE LA VIDA APASIBLE Y RURAL

Mujeres tejedoras de Gavidia

Con asesoría técnica desentrañaron un oficio tradicional, que ha enlazado generaciones.

  
     Eusebia Moreno se ganó un telar horizontal por su destacada labor en los cursos
     de capacitación que les dictaron en la aldea.
 Fotografía: Irma Naranjo.


“Aquí antes eran puros rebaños de ovejas, yo recuerdo que eran grandísimos. El nonito mío tenía un telar, si aquí mismo en Gavidia, Tomás Torres, él era quien hacía las ruanas, era el único en Gavidia”, cuenta Julia Torres a sus 83 años, con un tono cantadito muy particular. “Bueno luego se pusieron relancinos para hablar y le dicen cobijas, pero eso son ruanas”.

Julia es la mayor de las 18 mujeres que conforman la cooperativa Mujeres Tejedoras de Gavidia, ella hiló durante 40 años, ya no lo hace porque le produce dolor en las manos. “Está bonito que ellas se han puesto a trabajar, porque hacen cositas que se venden y se hace platica”, comparte con sus hijas, nietas y su bisnieta Ana Yusmery, la tejedora de menor edad, tiene 13 años.

Según creían las jóvenes generaciones de Gavidia allí antes no se tejía, solo se producía lana para vender en Mocao y Mucuchíes. Parte del trabajo desarrollado por la Fundación Ciara fue ayudar a organizar a las mujeres -en un proyecto para lo que llaman equidad de género- y pensaron en hacer licores, jabones o velas. Luego los hilos de la memoria, entre ellos los de Julia, se entretejieron de modo más favorable y dieron con un oficio ancestral de la misma aldea.

Primero se escarmena la lana, se lava con detergente para quitarle la grasa de la oveja. De allí va al burrito de madera y se comienza a hilar, esa parte es difícil hay que tener paciencia y mucho cuidado para que no se rompa. Se hace la madeja y la llevo a la cocina para teñirla, explica Eusebia Moreno, una de las más activas con el telar en su casa, “Lo más bonito es que la gente venga a ver, usamos el telar, también a mano, desde una hasta cinco agujas.”

En la casa comunal queda la pequeña tienda: bufandas, gorros, cobijas, guantes casi todos en colores dados con hierbas. Continúa Eusebia: “Teñimos con barba de piedra da varios tonos de amarillo, verduzco, también usamos uña de gato, uvito y tisis, que se fijan mejor que los químicos. Claro siempre les dejamos raíces para que retoñen, la idea no es acabar las plantas.” Para contactarlas el teléfono es (0274) 417-12-09.



El señor Rómulo Rangel
, quien aún cría pocas ovejas y vende lana, compara las ruanas. “Las seguimos usando para llevar al páramo, es como si se usa fibra polar, es mejor porque dan mucho calor, aguantan lluvia, cuando están muy enchumbadas se sacuden y listo.”


Donde están.
Gavidia, la apacible aldea ubicada en pleno páramo del Sierra Nevada, queda muy cerca de Mucuchíes, a 3500 metros de altitud, de apenas 442 habitantes, tiene fríos promedios de 10º C. Allí funciona una sola posada con alojamiento hasta para 18 personas, pero atienden sólo con reservaciones muy anticipadas y para grupos que deseen hacer senderismo. Mucuposada Michicabá, telf.. (0274) 657-77-60.



HABLA UNA TEJEDORA

Eusebia Moreno. “Decidí censar a las abuelas y las metimos en la cooperativa así ya no tejan, ellas tienen palabras de ánimo y aliento para nosotras, me gusta escuchar sus cuentos.”





(Extracto del diario Ultimas Noticias, 13 julio de 2008)

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

6 julio 2008   

SUCRE SI ESTÁ POR RÍO CARIBE, ES VISITA OBLIGADA,
QUEDA A HORA Y MEDIA POR CARRETERA

En Playa Medina el sosiego es tradición

De oleaje manso y vistas paisajísticas entre palmeras, que son inspiradoras.

La vista desde la carretera ya asoma uno de los rasgos emblemáticos de esta playa: la densa extensión de palmeras que la flanquean. Pese a ser una bahía muy visitada conserva paz y quietud. El silencio es interrumpido sólo por el rumor de las olas.
  
      Las fotos de esta bahía han hecho famosa a la Península de Paria en el exterior.
    
Fotografía: Irma Naranjo.

En la playa hay ventas de pescado frito y sancocho para elegir, son muchos tolditos con sus cocinas improvisadas. La vía desde Chacaracual tiene trayectos de tierra, se puede ir en vehículos livianos, pero no está en buen estado. En todo el frente de la playa está el área de cabañas que mantiene cuidados y bonitos jardines.

“Por la playa de Medina siempre ando a la reserva, cargo mi cachupina y vendo las mejores conservas” es la frase que suelta la simpática Eulogia Granados mientras se pasea con la canasta en la cabeza por entre las palmeras de la playa, adornada con su infaltable cayena o cachupina como le llaman en la zona. Eulogia cuenta que va todos los días “con mi mara full, llevo conserva de coco, piña, guayaba, tamarindo, castaña, batata, platano, cacao y leche”.



HABLAN LAS VENDEDORAS


Octavia Subero.
“Hago empanadas y torrejas. En los primeros tiempos veníamos a pie por un farallón. No llegaban carros, hacíamos fogoncitos con ramitas, pasábamos mucho trabajo.”

Elena Rodríguez.
“Son casi 25 años por aquí. Mis precios van de 15 a 30. Compro el pescado en Río Caribe o Carúpano, por aquí mismo no lo venden. En esta playa siempre hay gente.”

Dominga Montaño.
“Llevo casi 15 años aquí, con la venta en la playa. Depende del tamaño el pescado frito cuesta entre 25 y 30, puede ser catalana, curbina, anchoas, corocoro, mero”.


TOME NOTA

Las cabañas de Corpomedina cuestan entre BsF. 150 y 180 con desayunos y cenas incluidas, son ocho cabañas, con cocina y espectacular vista a la playa, telfs. (0294) 3315241, playamedina@cantv.net. Si llega hasta Carúpano y necesita transporte, un excelente guía y chofer es Pablo Hernández en su propio taxi, telfs (0414) 776-57-80 y (0294) 514-97-55.




(Extracto del diario Ultimas Noticias, 6 julio de 2008)

 


Fotografías:
Irma Naranjo.


 

    

29 junio 2008   

SUCRE EN CARÚPANO Y RÍO CARIBE HAY RESTAURANTES
DONDE SE ASOMA LA GASTRONOMÍA DE LA PENÍNSULA (y II)

Cocinas inspiradas en sabores parianos

Platos que destacan por la abundancia de productos del mar y aromáticas especies.

“Todas las recetas que preparo aquí las aprendí con Tamara en el tiempo que trabajé en la cocina de Pariana Café”, explica Cosmelina quien ahora tiene su propio restaurante Manos Benditas. Esta riocaribeña mantiene una carta que introduce a los viajeros en el mestizaje de la comida pariana.

La influencia extranjera que llegó vía marítima a Paria aparece en la cocina de Cosmelina en el uso de cuatro ingredientes emblemáticos: cacao, curry, jengibre y coco.
  
      Los acras de Manos Benditas son una entrada infaltable. Fotografía: Irma Naranjo.

Destacan los crujientes acrás, que son especies de croquetas hechas con ocumo, a veces con un poco de pescado, harina y ají, comunes tanto en Paria y como en islas del Caribe. Una de sus especialidades son los camarones en chocolate.

“Esto es como otro mundo, es un paraíso para cocinar, se ven unos lenguados grandísimos, unos productos que no consigues en otros lugares del país” comenta maravillado Darwer Ozuna, chef del restaurante Dharma en Carúpano. “Me gusta preparar futré o pez piña en curry verde, en los pueblitos adentro consigues una especie de camarón que llaman guamo, los preparo salteados en salsa agridulce, el bacallao es muy bueno, un pescado típico de la zona deltaica. El echalote que tiene un sabor muy fino entre cebolla y ajo que es muy costoso en otros lugares, se da aquí en estas tierras.

Zoraida Aguilera nació Chaguaramas de Loero y trabaja en la cocina del campamento Playa de Uva desde hace 13 años. Conocida en la zona como “pichinga” adorna para el desayuno cada plato con una gran flor de cayena, es ya un sello de su cocina. Es famosa por ganar consecutivamente premios en su pueblo en concursos de dulces y de jardines de casas. “A veces los turistas entran en la cocina, les gusta ver y hasta ayudar.” Su cocina no es muy elaborada pues el protagonismo lo llevan los productos frescos del mar, catalanas rellenas en hojas de cambur, asopados y cazuelas de mariscos.

“La pariana yo la definiría como una cocina de olores, no se si por la zona selvática que tenemos tan cerca todo tiene perfumes exhuberantes, los clavos, la pimienta de Jamaica, nuez moscada, la canelilla o bairún, ese lo usan las señoras de las costas para colar el café en casa, hay que probarlo”, explica Tamara Rodríguez con su pasión como embajadora y estudiosa de la cocina de Paria. “Por ejemplo yo cocino mucho con pimienta de guinea, la misma que le dan por aquí a los gallos para ponerlos a pelear.”

 




Fotografías:
Irma Naranjo.

 



TOME DATOS

Restaurante Manos Benditas, el sencillo restaurante de Cosmelina Sucre, queda en pleno boulevard costero de Río Caribe y abre en horario de 9am. a 9pm.

Campamento Playa de Uva
queda entre Chaguaramas de Loero y Nivaldito, vía Playa Medina. Tienen cocina sólo para los huéspedes. Telfs. (0294) 416-62-84.

Restaurante Dharma
queda en Carúpano en la Posada La Colina. Telf. (0294) 332-28-83.

Cocina Portátil
es el proyecto itinerante de gastronomía pariana, de Tamara Rodríguez. Telf. (0416) 494-27-56.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 29 junio de 2008)

    

22 junio 2008   

SUCRE LA COCINA PARIANA TIENE SABORES DE
ORIGEN INDÍGENA, FRANCÉS, INGLES, AFRICANO E INDIO (I)

Chocolate y ron se juntan en Carúpano

Productores, posaderos y dos chefs organizan festival.

Una cita para degustar platos que tienen como ingredientes bandera el chocolate y el ron. Dos productos que en la historia colonial pariana hicieron surgir haciendas de caña de azúcar –con alambiques- y de cacao para la exportación.

Inspirados en las próximas fiestas de San Juan y lo que llaman la cosecha sanjuanera del cacao invitan a explorar sabores tradicionales de Paria con propuestas creativas, la cita es en Carúpano entre el viernes 27 y domingo 29 de junio.
  
   Paria busca promover sus cosechas de cacao y también incursiona en producción
   chocolatera. Terraza del restaurante Dharma, lugar de encuentro para el festival
   del chocolate y el ron, entre viernes 27 y domingo 29 de junio.

   Fotografía: Irma Naranjo.

Carlos Viso, historiador dedicado a Paria, explica lo interesante que ha sido hacer seguimiento a la integración que existió del espacio interno de la península a través de vías de recuas, de cabotaje fluvial para transportar las producciones de cacao, caña y café. Dice que para 1841 ya se estaban exportando “ron viejo” de unos 18 años de añejamiento.

“Una vez en un festival de comida puse de entrada frutos de cacao y resultó novedoso, pues la gente no los conocía, nunca antes habían probado la semilla del cacao” cuenta Tamara Rodríguez, cocinera estudiosa de la cocina pariana, radicada en Río Caribe.

“Comemos el chocolate, pero no es común que conozcamos la semilla, tiene poco sabor, quizá parecido a la guanábana, a veces la pongo al ceviche, pero más que por el sabor es un elemento lúdico en mis platos” así introduce el elemento cacao, que protagoniza junto al ya procesado chocolate. Tamara cocinará junto a Darwer Osuna, chef del restaurante Dharma, en Carúpano, donde esperan recibir a los comensales.

Entre las curiosidades gastronómicas de la península de Paria destacan el paté cocó y paté banán, son empanadas horneadas de harina de trigo rellenas con coco y banana, respectivamente típicas de la costa pariana. Las domplinas –de origen inglés, dumplings- que llegaron a Venezuela por la península de Paria, son hechas con masa de harina de trigo, levadura, leche de coco, sal, huevos y aliños, horneadas o fritas. Calalú, de influencia trinitaria, que lleva quimbombó, hojas de ocumo, carne de chivo salado, ají dulce, leche de coco, jaibas, entre otros. El talkarí de origen hindú que llegó por la vecina isla de Trinidad, lleva carne de chivo o gallina, sazonadas con orégano, clavos de especias, pimienta negra, leche de coco y curry.

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 


CARTA PROVOCADORA

Algunos de los platos presentes en el festival serán: tentación de ají relleno de chorizo; chip de chaco (batata) con chorizo riocaribero y mermelada de ají dulce; bollitos pelones crujientes rellenos de morcilla carupanera; sopa ligera de coco con camarones de Soro y dumplinitas de ocumo; mejillones de Cipara con lluvia de chorizo y crema de coco; pastelitos de chucho al beso de coco; terrine de pato al aroma de chocolate y ron; los patitos de Emilce -del Charcal- bañados de ron y trocitos de chocolate; frescos filetes de pescado con salsa de curry y coco sobre bola de plátano, lomo de cerdo con salsa de jobito y ron; filetes de pescado en papillote de hojas de plátano abrazados con ají dulce, plátano y cilantro; arroz aromatizado con sarrapia; strudel de pomalaca; pericaguará a tres tiempos con caramelo de chocolate y pimienta de guinea, helado de ron y jengibre, paté cocó y paté banan.

Para más información:
Telf. (0416) 0416-494.27.56, (0294) 332.28.83.  E-mail: radiotajali@yahoo.com.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 22 junio de 2008)

 

    

15 junio 2008   

SUCRE ANÍMESE A TOMAR UN TALLER DE INICIACIÓN EN
OBSERVACIÓN DE AVES, EN EL CAMPAMENTO VUELTA LARGA

Pájaros para aprender en Península de Paria

La pasión por observar alados implica detallar sus
formas, colores, cantos y hábitos de vida.

“Paria se luce con su endemismo de Cerro de Humo. Aquí en la Hacienda Vuelta Larga puedes ver hasta 14 arucos reunidos. Apoyamos la restauración de espacios degradados, comenta Klaus Müller, dueño de una hacienda muy particular: “Cualquiera diría que esto está enmontado, que la finca está perdida, pero lo que hay que entender es que la hemos dejado como zona de recuperación de vida silvestre”. Muestra de ello es el aumento progresivo de especies de aves identificadas en las últimas décadas.
 
    Colibríes, tucusitos o picaflor, como se les quiera llamar, son aves exclusivas
    del continente americano Mango Pechinegro (Anthracothorax Nigricollis).
   
Fotografía: Cortesía de Daniel Müller.

Vuelta Larga es un campamento turístico, una escuela vivencial, donde desde los años 70 comenzaron a llegar estudiantes de ornitología y biología de la Universidad de Oriente. Es un lugar de encuentro también para turistas capaces de disfrutar la naturaleza virgen adyacente a los parques nacionales Turuépano y Península de Paria, en visitas que organizan los Müller. Hasta de soluciones inteligentes para arquitectura tropical, se puede aprender en sus cabañas.

Esta vez tuvimos la suerte de coincidir con el ornitólogo Carlos Bosque, profesor de biología de aves, en la Universidad Simón Bolívar, “La paraulata de agua de agua fue mi favorita en la visita, ella tiene una cara particular y hacen un canto a dueto muy bello. El ave emblemática de Vuelta Larga sería el saltarín”. También María Teresa Urbina, aficionada pajaróloga animó con curiosas explicaciones: “El saltarín amarillo tiene un comportamiento muy particular, baila y baila, todo el día para levantar hembras, baila como Michael Jackson”.

El Parque Nacional Península de Paria tiene cinco endemismos y más de 25 subespecies. También es muy especial por la diversidad de colibríes y particularmente algunos endémicos como el ala de sable verde y el colibrí tijereta. Para quienes aun no han experimentado este modo de admirar vida natural como observadores de aves, está abierta la oportunidad para hacer un taller de iniciación en el Campamento Vuelta Larga, del 20 al 22 de junio, será dictado por Rosauro Navarro investigador especializado y Daniel Müller con 20 años como guía en observación de aves. Para contactos: vueltalarga cantv.net, Telfs. (0414) 780-64-81 y (0294) 666-90-52.
.



HABLAN EXPERTOS

María Rincón. “Estamos iniciando un centro de rehabilitación de citásidos (pericos) que provengan de tráfico de fauna para reinsertarlos, es lamentable lo frecuente de la caza en la zona.”

Daniel Müller. “Tenemos el primer listado hecho en Vuelta Larga, con Mary Lou Goodwin, en 1976 que llegó a 87 especies; luego en 1988 identificamos 183 y actualmente 243 especies”.


Fotografías: Cortesía de Daniel Müller.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 15 junio de 2008)

 

 

Saltarín
Cabecianaranjado

(Pipra Aureola)


Paraulata de Agua (Donacobius Atricapillus)

 

    

08 junio 2008   

SUCRE LA COMPLETARÍA SU MAGIA SI LA VÍA DE ACCESO DESDE
CARÚPANO ESTUVIERA LIBRE DE DESECHOS QUE OPACAN EL PAISAJE

Río Caribe entre sonrisa y tradición

Un destino con gente peculiar, casas y alojamientos
que enseñan patrimonio arquitectónico.

En la entrada del pueblo destaca una plaza con chaguaramas altísimas, una playa tomada por peñeros. Su sencillo mercado a orilla del mar; todos los días desde las 4:30 am, despierta con mucho agite, pues es una entrada importante de pescado para el resto del país. 
 
    Tiene declaratoria de zona de interés cultural de la nación. Es un poblado cargado
   de historia que merece conservación.
Fotografía: Irma Naranjo.

El malecón ahora tiene una nueva cara con modernos postes que rompen el aspecto tradicional del frente costero.

Allí está el restaurante Manos Benditas de Cosmelina, quien alimenta comensales con recetas exóticas como mariscos y pescados en salsas de chocolate, curry, coco o jengibre, recetas que heredó como asistente de Tamara Rodríguez, estudiosa y especialista en sabores parianos. Raiza Moccó hace chorizos y morcillas en su casa, dice que otras seis señoras en el pueblo también se dedican a sazonar rellenos para las tripas de res o de cochino. Vende la morcilla en 20 bolívares el kilo y el chorizo en 30, teléfono (0294) 511-55-79.

“Llevo pescao fresco” es el grito de oferta que rueda en bicicleta por las calles de Río Caribe todas las mañanas. Desde hace 40 años va José González de mañanita a vender su carga de cazón y pargo desde el mercado en la playa y ya antes del mediodía ha atendido a sus clientes a puerta de casa. Hay otros cuatro señores que también venden pescado a domicilio. Así, es común ver por las calles a ríocaribeños en bicicletas que transportan mercancías. Entre ellos en la tarde-noche es una fija encontrar a Jairo con unas deliciosas danesas con canela, quien conserva el secreto para trabajar el hojaldre, heredado de su abuelo.


PARA ALOJARSE

Conservan patrimonio. Destacan Villa Antillana y Caribana como posadas que son viva muestra de arquitectura tradicional de la costa oriental venezolana. Tal como lo explica el “Atlas de tradiciones venezolanas”, al igual que en Carúpano, San Juan de las Galdonas y Carupano, en Río Caribe se mezclaron patrones culturales españoles, venezolanos y de las antillas caribeñas, especialmente de Trinidad. Bahareque, tapia, teja, madera que hicieron aleros pronunciados, celosías en las ventanas –enrejado de listoncillos de madera- y la buhardilla, especie de ventana que sobresale en el tejado para dar luz al desván.

Contáctelos.
En Villa Antillana, Héctor Acevedo se esmera en hacer sentir a sus huéspedes como en casa, desde julio ofrecerá almuerzos en el hermoso patio de la casa, telfs. (0416) 914-77-61, (0294) 646-14-13, villaantillana@cantv.net. Posada Caribana aunque no es habitada por sus anfitriones conserva con exigente estética sus espacios, telf. (0294) 646-12-42. Otra opción es Shalimar, sin elementos arquitectónicos venezolanos, sino arabescos. Telf. (0294) 646-11-35, (0414) 232-26-93.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 08 junio de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

01 junio 2008   

SUCRE UNO DE LOS MÁS FAMOSOS DE ORIENTE, SE HACE PEQUEÑO
PARA CAMINARLO, ROZARSE CON LA GENTE ES PARTE DE SU ATRACTIVO

El alboroto del mercado de Carúpano

Anímese a conocer color y sabor local, encuéntrese con
mercaderes que seducen y encantan al visitante.

En medio del bululú se puede reconocer al carupanero. En visita rápida al mercado popular la gente luce cercana, alegre, conversadora. Casi todas sus mujeres muestran vivos colores, en sus labios rojos, sus ropas llamativas. Lucen siempre arregladitas, sin importar la edad, se saben parte del atractivo, del pícaro encanto que seduce al comprador.

En una de las entradas del mercado está el pasillo de las arepas; simples puestos con vasijas plásticas y parrillas con brasa. Arepera la Viejita es una de las más antiguas en el lugar, ya murió su dueña, ahora lo atiende su hija Evis Montano. “Siempre tengo la arepa raspada y también la pelada, rellenas con carne mechada, pollo, muchacho, cazón, bonita, guacuco, mejillón, chorizo, asadura, cada una en 5 bolívares y hacemos jugos naturales.”

Una de las señoras del pasillo de los mariscos es Iris Caravallo: “Tengo 30 años vendiendo aquí, los mejillones están en 25 bolívares, el pulpo en 12, camarones en 25 y las pepitonas en 10.”
 
    Teófila Hidalgo ya tiene 49 años en el mercado. Fotografía: Irma Naranjo.

Pasillos más adentro, siguiendo los vericuetos, entre ropa, música a full volumen, verduras y quincallería están dos pasillos de comida caliente. Nelly López quien se dice carupanera de pura cepa, tiene 35 años con su puesto de comida, atiende en 5 mesas. “Vendo bastante, esto es comida criolla, sopa de pescado, de gallina, asopao de mariscos, cochino, pescado, pollo, morcillas y chorizo. Ajusto los precios, si la gente no tiene, le ofrezco precios populares para que no se queden sin comer. La sopa está en 10 bolívares, y un plato de tres chorizos carupaneros con ensalada, arroz y tajada en 12”.

El área de pescado fresco es toda una feria, gritos que no son pelea, sino bromas, espíritus alegres. Cada puesto tiene un personaje y una historia curiosa. En medio de aguas con sangre y trajinar de kilos y más kilos de pescados. Teófila Hidalgo se sorprende así misma cuando saca la cuenta de sus años en el mercado, “son 49 entre el mercado viejo y éste, he vendido siempre pescado fresco y salado. La bonita y la raya secas están en 14 bolívares”.

Detrás del jolgorio y el festín diario, hay una realidad cruda de la que también quieren hablar, aunque bajan el tono: “En venta el mercado está mal”; “La seguridad es un problema, a diario atracan”; “La vaina está mala, ahorita todo está muy caro”; “Carupano se está convirtiendo en el Medellín venezolano, es importante decirlo, el problema de la criminalidad en toda la zona es directo por el narcotráfico”.


TOME DATOS

Trasporte. La ubicación del mercado no tiene pérdida: entre las calles Acosta, El Mercadito y Chimborazo. Si viaja por cuenta propia y prefiere que lo lleven y lo guien, el señor Omar u otro chofer de la línea de taxis del aeropuerto pueden conducirlo por los puestos de más tradición. Telfs. (0294) 332-11-73, (0414) 824-85-58. Además, si van sin vehículo y quiere emprender recorridos por los campamentos de Paria, un excelente guía y chofer es Pablo Hernández Telf. (0414) 7765780, (0294) 514-97-55.

Horario. El mercado está abierto al público desde las 6am hasta las 2pm.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 01 junio de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.

 

    

25 mayo 2008   

ARAGUA ESTE DESTINO SE PREPARA PARA OFRECER
UN ATRACTIVO ADICIONAL AL SOL Y PLAYA

Ocumare de la Costa tiene su ruta de cacao

Productores en sus fincas como anfitriones y ponches, pasta,
polvo y chocorumbita para degustar.

Desde Maracay la ruta es hacia El Limón y en poco tiempo se entra al bosque nublado del Parque Nacional Henri Pittier. Se escucha una manada de araguatos, cerca del famoso Portachuelo, paso obligado de aves migratorias. Este es parte del escenario del “Proyecto Pittier: parque, hombre y cacao” que agrupa a productores del Municipio Ocumare Costa de Oro, que han sido capacitados en la valoración de siembras de cacao orgánico y ahora se preparan para recibir visitas turísticas.

Desde 2002 este proyecto de la Fundación Tierra Viva se orientó a prácticas agroecológicas y ha asesorado a 33 unidades productoras, para que adopten técnicas de cultivos orgánicos de cacao, es decir con uso de controladores biológicos, abonos propios y sin empleo de químicos.
 
    Concheros de cacao para hacer abono. Cultivos orgánicos promueven producción
    y conciencia conservacionista.
Fotografía: Irma Naranjo.

Graciela recibió por primera vez visitantes en su finca en Aponte. La bienvenida fue con un divino chocolate caliente aliñado con guayabita, canela y clavitos. Recuerda que desde niña anda trajinando con el cacao. Con humor particular explica que Tierra Viva le trajo más trabajo con el cultivo orgánico, pero agradece que tiene su finca más organizada y productiva: “Antes me quejaba que esto no daba casi, es que no la tenía sembrada y no lo sabía, nunca habíamos contado las matas”.

“Estamos en la zona de amortiguamiento del Pittier y pensamos que en última instancia el parque se ve beneficiado, si se mantienen estos bosques de cacao estamos garantizando más conservación”, comenta Alejandro Luy gerente general de la fundación. En 2005 recibieron por primera vez la certificación de cacao orgánico, unos 5 mil kilos que produjeron 20 agricultores de Ocumare. Esta certificación la realiza Biolatina, la producción es apta para los mercados de Estados Unidos y la Unión Europea.

Al final del paseo da gusto probar las delicias de las señoras de Cacao Cata, un buen ponche, vino artesanal, barras de cacao en cuidada presentación y la curiosidad de esta ruta: la chocorumbita.


TOME DATOS

Soliria Menegatti, gerente de proyectos especiales de Tierra Viva ha guiado visitas turísticas que incluyen fincas de Aponte, Cumboto o Cata, las maravillas naturales del Parque Nacional Henri Pittier, visita a la Central de la Asociación de Productores de Cacao de Aragua (Asoprocar) y acceso a los productos artesanales de las señoras de “Cacao Cata” (Telf. 0243-993-13-42, 217-61-57). Ahora están en fase de transferir a la gente local el manejo de esta experiencia, que incluirá a posaderos de Ocumare. Más información (0212) 576-62-42/ 19-27 y www.tierraviva.org.


TESTIMONIOS
Graciela Reyes.
“Nos estorbaban los vástagos, las conchas y ellos nos trajeron ese invento de usarlos como abono.”

Efigenia Laya.
“Somos 58 productores de Cacao Aragua vendemos a EEUU, Bélgica, Italia, Francia, Japón, España.”

Soliria Menegatti.
“En poco tiempo el cacao orgánico será una oportunidad para diversificar y hacer agroturismo.”


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 25 mayo de 2008)

 

 



Fotografías:
Irma Naranjo.
 

    

18 mayo 2008   

FALCÓN UN PRODUCTO DE LA GASTRONOMÍA REGIONAL QUE
SE MANTIENE CON MANO DE OBRA FAMILIAR Y ARTESANAL

Un chivo asado a pie de carretera

Si bien la exhibición de carne impacta a la vista del visitante es parte de la cultura local.

El chivo es un animal emblemático de algunas regiones del país y también común en nuestro hablar y refranes: chivo tira pa’l monte, chivo que se devuelve se esnuca, eso es puro peladero e’chivo y los infaltables chivos expiatorios. Aunque ha estado relegado en los rubros agroalimentarios donde figuran pollos, reses y porcinos, los chivos son fuente proteica indispensable en las zonas áridas y semi-aridas de Venezuela y tradicionalmente han aportado sabor local a las cocinas regionales.
 
   En particular exhibición, cada cual elige su presa. Lo sirven asado con arepas peladas
   y ensalada. El chivo es emblemático en la economía falconiana.
Fotografía: José Naranjo.

Quien viaja a Falcón y no ve en la carretera un chivo guindando al sol -exhibido para la venta fresca o salado- probablemente iba muy distraído. Y quien no encontró en el menú del restaurante un plato con chivo pues no estuvo en auténticos lugares falconianos. Asado, guisado, en coco, frito, la asadura de sus vísceras, en mondongo, su cebo, la piel para artesanías, el estiércol como abono, la leche en dulces, son productos y subproductos que aprovechan este recurso local. Tiene una explotación de al menos 400 años.

“La producción caprina nacional se ubica en zonas de vida de maleza desértica, monte espinoso tropical, bosque muy seco tropical y monte espinoso premontano, los cuales ocupan un área superior a los cuatro millones de hectáreas. Éstas están ubicadas principalmente en las regiones Zuliana, Centro Occidental y Nororiental de Venezuela”, expone la investigación: El circuito caprino en los estados Lara y Falcón, una visión estratégica.

El mismo informe explica que el proceso más usado tanto en Lara como en Falcón es la matanza artesanal y de allí se vende directo a orilla de carretera. Quizá una imagen fuerte para los citadinos que no están acostumbrados a ver desangrar animales al sol, pero que de a poco se hace costumbre, pues no hay carretera donde no se vea al menos un chivito guindando y detrás un pequeño tarantín con su vendedor.

Entre los beneficios de la carne caprina está que es una proteína baja en grasas, pues es un animal hiperactivo y suele criarse fuera de corrales. Como crea confusión es conveniente aclarar que chivo es el nombre que recibe la cría de la cabra desde que no mama hasta que alcanza la edad de procrear.

Entre los estados del país se han fundido las variantes gastronómicas ligadas al chivo, el talkarí –guiso pariano- de oriente, el chivo en coco comúnmente zuliano, el mute –sopa con maíz, la cabeza y el espinazo- que es más larense y el salón coriano que es guisado y más falconiano. El común y simple: el asado. Esta vez visitamos un curioso restaurante que exhibe las piezas a vista de todos, a elección del comensal.

Restaurante. “Chivo asado Santa Cruz” queda en la vía Coro-Churuguara, antes de llegar a Pecaya. Es atendido por su dueña Alba Suárez, desde hace 15 años. Abren todos los días de 10am a 8pm. Cada cliente selecciona su presa del exhibidor, donde guindan para terminar de desangrarse. El kilo asado cuesta BsF18 bolívares, acompañado de arepas peladas y ensalada. Y el kilo seco cuesta BsF 12. Suárez comenta que tienen su propia cría y también compran, en total sirven entre 200 y 300 kgs a la semana. Un lugar súper sencillo –rodeado de un peladero de chivo- donde el minimalismo invita a centrarse en el chivo. Sus teléfonos (0268) 460-07-38 y (0416) 563-28-28.


(Extracto del diario Ultimas Noticias, 18 mayo de 2008)
 

 





Fotografías:
José Naranjo.
 

    

11 mayo 2008   

FALCÓN LOS VISITANTES SON APASIONADOS POR EL DEPORTE QUE
LES PERMITE DANZAR EN EL AIRE, A VIENTOS DE UNOS 25 NUDOS

Kitesurfistas: fieles a Adicora

A la Península de Paraguaná concurren con sus equipos adictos al mar y viento.

El kitesurf, deporte extremo que se popularizó en la última década en el país, tiene un destino en Falcón que atrapa a sus adictos. Aunque cada disciplina de aventura genera dosis propias de adrenalina, en este quizá se duplica: la que implica ir de pie en una tabla sobre el mar y a la que viene por ir alado desde el aire –con el ala o cometa similar a un parapente- que permite el juego de saltar y hacer piruetas.
 
     Están al lado sur del pueblo, dan colorido y atractivo a una playa más bien gris.
     Implica ética para evitar daños a los bañistas. Consulte las tarifas y la seguridad
     que brindan en el lugar.
Fotografía: Irma Naranjo.

Son buscados para la práctica la isla de Margarita –pionera que destaca por infraestructura y servicios- Coche, Anare, Los Roques y Araya. Adicora por su parte mantiene a jóvenes asiduos apasionados por la práctica, a pesar de los precarios servicios.

“El kite es lo que más me gusta. Aquí hay mucha más extensión de playa, no como en Coche que es muy reducida. Y El Yaque es muy rafagoso, muy picado. Aquí las olas se forman mucho mejor, hay “choppiado” las olas que no son muy constantes. También se puede navegar en el Cabo de San Román y en El Pico, cuenta Martín Vari, quien tiene cuatro años practicándolo y viaja desde Barquisimeto. “Aquí vivieron europeos, hicieron posadas, escuelas de estos deportes, pero no le dan apoyo a esto para nada. No está organizado, zonificado. Esta playa vive sobre todo del windsurf y kitesurf, deberían darle prioridad, pero la playa siempre está sucia. Quienes venimos para acá es por el kite, no porque tengamos buenos servicios.”

“Estas playas siempre están así descuidadas, los alcaldes las limpian sólo antes de las temporadas altas y para mantenerlas limpias tienen que limpiarlas todos los días, dice Daniel Colina nativo de Adicora, quien da clases de kitesurf.

“Así será tan inexplicable la sensación del kite que no me importan las seis horas de carretera desde Caracas hasta aquí. Para mi, el pueblo de Adicora es como llegar a mi casa. Es súper relajante, me olvido de Caracas, en un día bueno navego hasta seis horas. Se cansan las piernas y los brazos. Aquí llegan europeos por el amor al deporte, saben que las condiciones del viento son mejores que en Margarita, venimos por el deporte”, comenta Alejandro Colarusso, quien fue campeón amateur en el Primer Festival de Viento.

Daniel Colina.
“Aprendimos entre nosotros mismos viendo a los extranjeros. El dueño de esta escuela hizo un curso en Margarita. Viene gente de Valencia y Caracas; entre diciembre y marzo algunos europeos.”



MÁS DATOS

La práctica responsable de este deporte implica mucha previsión, pues se pone en riesgo no sólo al deportista sino a los bañistas ubicados en la circunferencia de acción. Según explican los practicantes, con el tiempo los fabricantes han logrado avances tecnológicos para hacerlos menos violentos y más controlables.

En la Escuela Windsurf Adicora explican que el básico cuesta BsF. 700 y lleva 8 horas, luego dicen se requiere una semana más con un instructor pendiente de ellos. Ofrecen clases, alquiler de equipos y una sencilla posada. Telfs. (0269)988-82-24, (0416)769-61-96. www.windsurfadicora.com.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 11 mayo de 2008)

 

 







Fotografías:
Irma Naranjo.
 

    

04 mayo 2008   

LOS ROQUES LUEGO DE ESTUDIOS INTERDISCIPLINARIOS DURANTE 25 AÑOS,
INFIEREN SOBRE VIDA Y HÁBITOS DE SUS PRIMEROS VISITANTES

Dos Mosquises fue centro de rituales

En la isla existe un sencillo parador turístico desde 2002; la colección está en Caracas.

La visita al archipiélago -destino turístico emblemático venezolano- puede quedarse en lo superficial si se tiene como objetivo sólo sol y playa. Son diversos sus atractivos, entre las profundidades del mar, su avifauna y también su cultura local. Aunque aun no se le promociona como tal, Los Roques puede ser un interesantísimo destino para turismo arqueológico. Resulta que una investigación minuciosa y rigurosa mantenida desde 1982 -por los esposos Antczak- revela que en 23 islas del archipiélago existen al menos 26 sitios de arqueología.
 
    Figurinas como manifestaciones de relaciones socio-culturales. Grupo estilístico
    de figurinas Estandarizadas Dos Mosquises, Muy Grande, altura 18,5 cm.
  
 Fotografías: José Naranjo.

"Yo podría decir que Los Roques y sobre todo Dos Mosquises es un fenómeno en arqueología prehispánica del Caribe, por el hecho de la cantidad de figurinas encontradas, en asociación de objetos ceremoniales. Eso, en un sitio que no era establecimiento permanente de amerindios, es un fenómeno", explican los arqueólogos María Magdalena y Andrzej Antczak, actuales profesores de la Universidad Simón Bolívar.

"Hay otras cosas excepcionales en Dos Mosquises además de las figurinas -complementa Andrzej- hay flautas de huesos, pipas cerámicas, resinas olorosas quemadas en incensarios cerámicos, pitos, silbatos, ocarinas y otra cantidad de restos que indican que las figurinas formaban parte de un ajuar ceremonial".

La arqueología contextual e interpretativa que practican permite inferir que Dos Mosquises fue una isla sagrada de la Venezuela prehispánica. De las 400 figurinas que han hallado en el Archipiélago, unas 300 pertenecen a Dos Mosquises.

Lo hallazgos confirman que los Roques tuvo visitantes frecuentes desde la época precolombina. Indígenas valenciodes, que viajaban en canoas desde el continente para la extracción de botutos, llevaban consigo artefactos ceremoniales que confeccionaban en la cuenca del lago de Valencia. Las evidencias hablan de que Los Roques era una suerte de megamercado proteico, de donde los botutos eran sacados salados y secos al continente.

Estiman que entre 1270 y 1470 d.C. se extrajeron hasta 7,3 millones de botutos sólo en la isla La Pelona, unas 5 toneladas de carne de este molusco al año. La huella que dejaba la extracción de los valencioides en la concha es de forma circular, que los diferencia de los más contemporáneos. Extensos cúmulos de conchas visibles en varios cayos dan fe de un verdadero patrimonio precolombino.


MÁS DATOS

En la Unidad de Estudios Arqueológicos del Instituto de Estudios Regionales y Urbanos (IERU) de la Universidad Simón Bolívar está el laboratorio de los Antczak donde se resguardan más de 100 mil objetos arqueológicos de las islas de Venezuela de las épocas prehispánica, colonial y republicana.

El libro “Los ídolos de las islas prometidas” es una edición exhaustiva y muy hermosa sobre el tema. Obtuvo el Premio Nacional de CENAL 2007 para el mejor libro científico.

Para visitas planificadas y limitadas,
contáctelos: maantczak@usb.ve.



(Extracto del diario Ultimas Noticias, 04 mayo de 2008)

 

 





Fotografías:
Irma Naranjo y
Juan Posada.
 


 
A continuación, conozca los títulos de todos nuestros
reportajes publicados con anterioridad.





 

 



Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck









Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck




 







 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

 







 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

 







 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

 







 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

 







 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

 





 

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck








Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck











Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck










Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck

Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet









BioTreck







Doctor Yaso







Cictmar








Mandalas Gourmet


<